sábado, 6 de diciembre de 2008

POR EL CAMINO PRIMITIVO DE LAS BALLOTAS y LAS PALANCAS


Track de la RUTA

Punto de partida y Llegada: Playa de San Pedro Ribera (Luiña)

Kilómetros del recorrido total:   34 km

Desnivel Ascenso acumulado:  1.212 mts

Desnivel de Descenso acumulado: 1.136 mts

Horario:  5  horas

Puntos de paso: Riego de Arriba-Oviñana-Valdredo-Albuerne-Novellana-Santa Marina- Ballota- San Roque- Soto Luiña

 

El Camino Primitivo de Santiago,  el de  los “San Salvadores”, es una reliquia muy desconocida e ideal para la bicicleta de montaña

En el trayecto de Luiña hacia Luarca, del Camino de Santiago vemos siempre infinidad de nuevos peregrinos o viajeros, bien en bici bien andando, pero casi siempre lo hacen  por la carretera general que ahora se encuentra muy desahogada  por la nueva Autovía del Cantábrico, y sin embargo el recorrido original bastante mal señalizado tiene toda una originalidad que reúne en si toda una gama de esencias propias para la bicicleta de montaña.

A primera vista parece un recorrido tranquilo, pero la rasa marítima esconde esas singulares bajadas y subidas, cortas y en ocasiones técnicas que hacen que nuestras fuerzas a pesar del escaso kilometraje pues queden más o menos menguadas.

Nuestra propuesta la situamos en un lugar de fácil acceso y aparcamiento, la playa de San Pedro la Ribera, al pie del pueblo de Soto de Luiña, buen aparcamiento y zona para tomarse un café  en las instalaciones del camping de la zona.

Desde este aparcamiento salimos camino de la playa, y un poco antes de llegar al borde del arenal, giramos a mano izquierda para pasar por delante de un bloque de apartamentos, y cuyo camino nos lleva sin desmayo hasta Oviñana. La subida así de buenas a primeras presenta su miga, pues tiene un par de rampas que nos ponen rápidamente a tono, cuando no hacen que tengamos que descabalgar de nuestras trotonas.

El bosque se va haciendo más ralo, y pasa de la masa autóctona a la plantación de ocalitos que volvemos a dejar tras culminar la subida que nos deja en las primeras casas del pueblo de Riego Arriba (Oviñana). Cruzamos la parroquia buscando el Cementerio  en la zona de Busatque, para lo cual nos acercamos a la Iglesia parroquial de Oviñana y allí cogemos el camino que está indicado para ir a  hacia “Pescados Oviñana”; seguimos tales indicaciones, hasta una desviación con un parquecito con bancos y una fuente giramos ante ella por el ramal derecho y al poco ya estamos ante el recinto funerario de Oviñana.

La ruta continua por la pista adelante a la vez que se convierte en firme de hormigón y nos mete en la valleja, en cuyo fondo se encuentra un molino de la Barrera que dejamos a la derecha paras seguir rectos antes de llegar a él por un camino de tierra que pronto nos lleva al par mismo de la vía férrea del FEVE, seguimos el camino que bordea las pradería siguiendo ya las escasas marcas de Santiago y la flecha en forma de muelle que es el retorno de Santiago, y nos vemos al punto en las primeras casa de  Valdredo, se pasa por encima de la vía del tren por un alto puente y ya el itinerario nos lleva a uno de los hitos del Camino la capilla bajo la advocación de El Salvador

Desde ella vamos culebrando por los caminos y carretiles hasta Albuerne, hasta desembocar en la capilla de Santa Eulalia, tras ello  enfilamos hacia la valleja que riegan diversos  arroyos, entre ellos el  de Lindebarcas, sendero estrecho que nos permite ir subiendo hacia la parroquia de Novellana, habiendo visto los primeros bosquecillos de bambús. En este tramo empezamos a darnos cuenta de porque los “peregrinos” pasan de embarcarse en estos tramos exigentes y muy cerrados y peor señalizados.

En Novellana llegamos a la altura de la carretera general y seguimos por ella hasta la capilla, aunque aquí dejamos el Camino, para ir hacia la playa del Silencio, por lo cual frente al bar, tomamos la carretera que se adentra en el pueblo hacia  las Campas o Las Matas, continuando por la pista que poco a poco nos va bajando hasta la pequeña cala de Riego, en este punto cruzamos el prado que queda a nuestra izquierda para desde él subir a la cumbral que da acceso a la Playa del Silencio. Eso sí con la bici del hombro y con cierto cuidado.

Contemplada la playa del Silencio, la naciente pista, primero de tierra y luego de hormigón nos permite y ganando altura hasta llegar a Castañeras, siempre en dirección Oeste. En el primer núcleo el de Calledeabaxo, entroncamos de nuevo con las marcas del Camino que entra por delante de una casa y unos laureles a buscar la oscura valleja de  Cándano, muy cerrada de vegetación,  y muy  traicionero el sendero de bajada, la subida hacia Santa Marina es más factible la cual nos deja de nuevo en la carretera general N-632 y cruzamos Santa Maria en toda su extensión por la carretera.

Cuando ya salimos del pueblo, donde antes hubo una instalación de gasolina, giramos a  la derecha hacia Las Rondas y en dirección a la riega La Peral, aquí no hacer caso de las flechas pues el listo de turno nos quiere levar antes su peculiar museo, seguimos pista abajo hasta desembocar en plena riega, que cruzamos por un viejo puente y darnos de bruces con la fuente de La Peral, bonita y solitaria como ella sola.

El tramo ha sido divertido y la subida nos coloca en la aldea de Ballota, donde seguimos las marcas del Camino,  que dejamos atrás ante la rotonda que nos permite coger el ramal asfaltado que sube sin piedad hasta la ermita de San Roque, que nos ofrece bellas vistas sobre la rasa costera, tras unos 20 km de ruta.

Tras el descanso seguimos carretera adelante para tomar la primera pista a la izquierda que nos lleva dirección Este, y con un buena bajada, ojo, pues en el primer ramal a la derecha hay que desviarse, sino acabaremos en las casas de Ventana, tomada la pista bordeamos el pico La Arquera, subiendo por su ladera hacia los Picos Las Cruces y Los Huesos, situados al pie de la carretera que va hacia las ventas de Silva Oscura.Hay un momento que lo mejor es tomar el carretil asfaltado, y seguir por él hasta Silva Oscura, retomando de este modo,  pero en sentido contrario el Camino de Santiago de las Ballotas.

En Silva Oscura cruzamos a la carretera que baja hacia la rasa costera, para tomar la primera pista a la derecha y que bordea el Pico El Gordo, con firme de balastro que hacen  el ciclado bastante irregular, los hitos nos ayudan a seguir hasta el cerro de La Perina, punto más alto de la ruta y cuya bajada por el otro lado presenta alguna que otras dificultad técnica. Las vistas hacia la costa y el interior indescriptibles.

Desde la Perina enlazamos ya todo el cordal de la Sierra de Troncedo o de Las Ballotas hacia el Monte de la Ventana, el Camino se echa hacia la vertiente costera, pero nosotros nos vamos hacia la vertiente de Luiña, cayendo hacia la parte de Pramaro, para tomar la carretera que baja de Troncedo a Soto de Luiña, donde se llega en un santiamén, desde aquí la ruta hasta la playa de San Pedro es nada una pedalada, pero como nos gustan los firme de tierra, en Soto giramos en dirección a San Martín de Luiña,  cruzando el río Esqueiro y doblando en la zona donde se haya una ferretería al bode de la carretera

Giramos, ante ella a la izquierda tomando un carretil que pronto se convierte en un amplio camino llano que va acompañando al citado río dirección Norte, pasando por debajo del viaducto de  la utopista, para  desembocar en la carretera de Lamuño a Soto, de nuevo otro giro a la izquierda sobre el río Esqueiro y ya por la derecha enfilamos hacia la playa de San pedro Ribera cumpliendo con los  km del recorrido

Victor Guerra
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...