Mostrando entradas con la etiqueta Alles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alles. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de diciembre de 2017

Vuelta a la Pica Peñamellera

P1170423
  • · Punto de Salida y Llegada: Panes
  • · Puntos de Paso: Puente Lles-Bores-Robriguero-Mier-Trescares- Alles-Besnes- Llonín-La Molinuca-Abándames
  • · Longitud de la Ruta: 35 km
  • · Horario de la Ruta. 4, 30 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.196 mts de ascenso
  • · Participantes: Albano Capezzali, Luis Roza, Victor Guerra

  • Track de la Ruta en Wikiloc:https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21421908
No es que la climatología fuese la más adecuada para rodar dadas las previsiones: lluvia y nieve en cotas muy bajas, y aún con todo, la gente de BTT ASTURIAS, eso sí muy poca, apenas tres unidades bikers nos desplazamos hasta el extremo oriental asturiano para un día de ruta con el objetivo de unir las dos Peñamelleras: Baja y Alta, y sus respectivas capitales: Panes y Alles en un recorrido circular.

image

Así fue como en medio de la tormenta y las malas previsiones nos dispusimos a cumplir con nuestro objetivo, ya instalados y puesto en posición en los aledaños de la senda fluvial de la Brañona de Panes, tomamos esta, rodando por los predios de la desembocadura de los ríos Cares-Deva, el primero proveniente de Cabrales, y él otro baja raudo y veloz de los valles lebaniegos.

P1170402P1170406P1170403

Una tranquila rodadura por la senda fluvial llena de soledad a estas horas y con un día de perros, cuya traza nos dejó en las afueras de Panes, encarados con la carretera N-621 a la altura de Colosía, rodamos pues por el citado eje de comunicación que une las poblaciones de Unquera y Potes, y tras unos cientos de metros por dicho eje nos desviamos a la altura de Puente Lles a la derecha tomado el acceso rodado hacia Robriguero

.P_20171202_095530P_20171202_112451

Un tramo en ascenso que se va calmando en cuanto a la pendiente y que nos sirve para ir calentando pues hasta el mismo pueblo de Bores, se rueda por asfalto, y cuyo itinerario nos ofrece interesantes vistas sobre el camino de vuelta, lo cual queda a nuestra derecha, y que tiene como telón de fondo la Sierra del Cuera, y el Pico el Paisano cerrando la cumbral antes de morir en las riberas fluviales del Cares-Deva.

Se sigue rodando con la vista puesta en el Matterhorn asturiano, o sea la Pica de Peñamellera que durante todo este tramo llevamos delante y que presenta una estampa impresionante, y será una referencia durante casi toda la ruta, tanto en la ida como en la vuelta.

P1170414P1170419

En Bores bajo la sombra de la Pica de Peñamellera y del monumental palacio de Orejuz, el popularmente llamado como el Palación, aprovechamos el descanso que la tormenta nos dió por unos momentos, para poder quitar algo de ropa y echarnos a rodar por las pistas de concentración parcelaria que arrancan desde el mismo pueblo de Bores, y que trepan a través de las praderías de Texiorias, ganando altura sobre el pueblo, por tramos de tierra y hormigón para poder remontar algunas fuertes pendientes.

De esta manera se gana el Vallejo de los Prados, que es el punto que nos permite un último asalto encarar dirección Norte, la subida hacia el Collado de Serna que nos permite a su vez pasar de Peñamellera Baja a la Alta, y poder contemplar la bella estampa, como es ver el serpenteante río Cares y el pueblo de Mier casi que a vuelo de pájaro. Eso sí tras cobijarnos unos minutos en una cuadra de ganado a esperar que la tormenta amainara y mientras tanto probamos el orujo de petaca de Albano y el brownie de chocolate con semillas de chia y quinoa que hice para la ruta.

P1170437P1170439

Tras ello, unas fotos y video, y subir las cremalleras, pues ante nosotros un vertiginoso descenso hacia el pueblo de Mier, al que llegamos tras una rodadura de unos 13,6 km. La bajada siempre por amplios trazados de tierra y hormigón que nos dejan ante la AS-114, donde tomamos el ramal ascendente, acompañando durante unos tres kilómetros al rio Cares, aguas arriba, hasta llegar al pueblo de Trescares. Dejando de lado la señalización del GR 109 Asturias Interior que hemos ido siguiendo en Mier, ya que se dirige a Niserias.

P_20171202_131557P_20171202_143725P1170435

De nuevo un descanso impuesto por la lluvia y la granizada, eso sí ahora los pasamos en el seno del confortable restaurante Monte Río, tomando caldo de gallina y vino, hasta que escampó y pudimos tomar el camino viejo de Trescares que va a Alles por la Corona del Cueto, o sea unos escasos 15 minutos de porteo de las trotonas (1,5 km) cuyo andar nos coloca en lo alto del paso hacia la capital del concejo, tras ello un camino de piedra pulida tapizado de la clásica alfombra de hojas otoñales, por cuya traza rodamos con cierta prudencia dado lo patinoso de los firmes y poder llegar en un pis-pas ante la monumental iglesia de Alles, pueblo que nos recibe en plena soledad

P1170452.
Sin pararnos un minuto más, no vamos por el camino que baja hacia el núcleo de Turismo Rural de la Tahona de Besnes, que es por donde además sube el ya citado GR 109, procedente de Niserias, nosotros lo habíamos dejado en Mier.

Ya en Besnes, en las últimas casas, subimos entre ellas para coger la carretera AS-345, y un poco más abajo, justo enfrente una casa se abre una amplia pista que sigue el arroyo Padrino hacia el Collau Peleas. Una subida tranquila por amplios trazados de firmes de tierra que pasan a ser hormigonados una vez que la pista coge pendiente para subir al collado y cambiar de vertiente, pese a la impresionante vista que ofrece el trazado, luego resulta que se sube bastante bien hasta el mismo collado.

P1170456P_20171202_143742

Poco pudimos disfrutar de las vistas, pues ya la lluvia era permanente alternando con granizo, por tanto, ganada la collada se deja el rumbo Norte para ir al Este, valle abajo hacia el caserío de Santo Tomás de Arriba, en cuya bifurcación se coge el ramal de la izquierda que nos lleva hacia el pueblo de Llonín, cuyo poblamiento se cruza a todo lo largo, para ir virando al Sur, pudiendo ver los pueblos de Robriguero y Bores entre los peñascos, casi que alcance de la mano.

Se deja el camino incierto hacia Cavandi, para bajar por la pista hormigonada que va en descenso permanente hasta llegar al establecimiento hostelero de La Molinuca, aquí la idea primera era subir por carretera a Cavandi, pero viendo que el aguacero no escampaba, nos fuimos por carretera, para salvar los seis kilómetros que distan de Panes.

P1170442P1170445

Estos los hacemos a través de la AS-114. El agua circula por todos los lados, y brota de cualquier agujero de las paredes calizas. Seguimos rodando por la AS-14 hasta desviarnos en la zona del Molino de Monejo, hacia la izquierda por el carretil asfaltado que sigue la riega y que dobla para subir al bonito pueblo de Abándames, con sus casonas y dinteles de cierta nobleza e hidalguía, y ya rumbo Este, se cruza el pueblo para buscar su Quintana de los Muertos, por cuyo seno bajamos al camino lateral de la AS-114 y entrar de nuevo en Panes con una chupa de agua de aquí te espero.

P1170468
Fotos: Albano Capezzali, Victor Guerra

Victor Guerra

viernes, 1 de mayo de 2015

LA VUELTA A LAS PEÑAMELLERAS

IMG_20150426_112612738_HDR
Foto de Fernando López
· 
Punto de Partida y Llegada: PANES (Peñamellera Baja)
  • · Puntos de paso: Robriguero-Bores- Mier-Trescares- Alles- Besnes- La Candaliega- Llonín- La Molinuca
  • · Kilómetros de la ruta: 39 km
  • · Horario de la ruta: 4 horas y 42 minutos
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.486 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.475 mts
  • · Participantes: Pablo Riopedre, Fernando López, Albano Capezzali, Víctor Guerra
  • · IBP Index: 148
El extremo Oriental de las Peñamelleras, no ofrece muchas opciones, pues la estrecha franja territorial surcada por profundos valles y cresteríos deja poco lugar a las excusiones ciclomontañeras, lo cual no impide que busquemos una y otra vez la forma de exprimir al territorio para poder alguna nueva ruta.

Hace dos semanas, planteábamos como primicia la Vuelta a la Sierra de Nedrina, ruta extrema y de gran belleza, pero en esta ocasión tomando como punto de salida Panes, capital de la Peñamellera Baja, queríamos plantear una ruta más factible que diera la vuelta a las Peñamelleras, teniendo en cuenta de que por en medio están el cauce del rio Cares, las sierras de Nedrina-Vigueras y la Sierra del Cuera, y entre estos parámetros habíamos de movernos en el intento de unir las dos capitales de las Peñamelleras.

clip_image002
clip_image004

Con tan poco personal asistente a las rutas, digamos que por esta vez nos tomamos de tranqui el salir a rodar, pues eso tras llegar a Panes nos fuimos la tradicional Hotel Trespalacios a desayunar, tras lo cual preparamos las trotonas para la ruta que se presagiaba tranquila, aunque engañosa pues el calor reinante sabíamos que no duraría todo el día, y es una pena porque la ruta planteada merecía mejores perspectivas climatológicas, pero todo no se puede querer.

P1040766P1040767

Salimos pues de Panes, por el paseo fluvial de la Brañona que nos sacó  un poco más allá del pueblo y nos dejó en la carretera N-621 dirección a Liébana, rodamos por ella hasta Puentellés, donde dejamos ésta para cruzar el río Deva y entrando carretera arriba hacia las aldeas de Robriguero y Bores. Subida tranquila, probando materiales : Albano su nuevo piñonaje con 42 dientes,  y el resto cuidando de nuestros respectivos catarros y males, no fueran que nos pasaran más factura de lo permisivo en estos casos.

La ruta pronto coge altura sobre la gran vega que baña el Cares-Deva, y la carretera va franca  dándonos en nuestro ciclar hacia el Oeste las vistas  tanto sobre la pequeña sierra de Perrumoru quedando detrás la gran cordal de la Sierra del Cuera,  por delante, al Oeste, la impresionante vista del Matterhorn local: la Pica de Peñamellera,y así fuimos siguiendo la ruta  jalonada también con  el GR 109 Asturias Interior.

P1040776P1040777P1040778

Todo el tramo hasta llegar a Bores, se hace por el carretíl asfaltado que sirve de acceso a los pueblos antes citados, y que concluye ante el maltrecho Palación de Bores, (palacio de Orejuz) de construcción barroca que arranca en el siglo XVII y que se va cayendo año a año a pedacitos, pues hoy prácticamente ya no tiene techumbre. (6,7 km y 248 mts, alt) y que cada día está peor, por ejemplo ya no tiene tejado.

A partir de esta pequeña plaza ante el palacio se toma por un lateral de este para entrar en el pueblo de Bores, y desembocar al poco en una bifurcación,  en nuestro caso optamos por subir hacia El Collau que está bajo la sombra de la Pica de Peñamellera, se puede también subir por lo que marca el GR 109 por las praderías de Texiorias  hacia la Collada de la Serna, pero en esta ocasión cambiamos de subida para que Albano y Riopedre vayan haciendo de las suyas.

P1040782IMG_20150426_110918976_HDRP1040784

Subida interesante que desfila por las pistas de concentración parcelaria, con tramos hormigonados, que permiten una subida lenta pero agradables mientras nos vamos deleitando con la interesantes vistas que nos aporta la ruta, sobre las que quedan a  nuestra espalda, sobre el valle de Cares-Deva y las tierras cántabras que es lo que nos muestra la foto de portada

Poco a poco vamos ganando altura hasta cruzar el limite municipal que divide las dos Peñamelleras, y ya muy cerquita de la base desde la cual se ataca la ascensión a la Pica Peñamellera, cuyo promontorio  será todo un faro radiante en nuestro ciclar por la zona.

Una vez rebasado  El Collau,(9,7 km y 501 mts alt) nos ponemos dirección Sur para ganar el Collado de la Serna, el cual reparte flujos viales por la zona, dando en este nuevo tramo cara a las aguas vertientes de Mier, estando ya situados  en Peñamellera Alta, y perdiendo el valle de Bores.

IMG_20150426_114523770_HDRP1040794P1040789

Desde La Serna, vemos lo que fue nuestro camino viniendo de Cuñaba, cuando realizamos la Sierra Nedrina, y por tanto vemos los caminos que bajan hacia nosotros desde la Collada de Argallón. Fotos de rigor y bromas aparte nos echamos ladera abajo y  en un santiamén nos colocamos en Mier, que se ve allá bajo enfondigonado en el cauce del río Cares. Nos deleitamos con la vista sobre el valle y también vemos nuestra bajada desde la Serna y como de rápido de pierden altitudes, poniendo los discos de las frenadas al rojo vivo. La bajada es vertiginosa, no técnica, tiene buenos anchos y firmes y tramos de hormigón  aunque a veces hay tramos muy pedregosos que ofrecen puntos de peligro importantes.

IMG_20150426_112548542_HDR
 

En Mier, y punto final de la bajada, esto nos sitúa en el PK 14,5 y a 79 mts alt, Ahora solo resta tomar la carretera AS 114 dirección Oeste hacia Cabrales, pero muchos antes concluiremos el ciclar por la leve pendiente que ofrece la carretera hasta ganar el pueblo de Trescares. (18,2 km y 103 mts alt) . Tramo bonito al lado del río Cares y sin muchas otras opciones de variantes.

En Trescares se deja la carretera y por la derecha  nos enfrentamos a un porteo no muy largo pero intenso, es un camino que sube de forma suave para ir cogiendo altura y mostrándonos la canal de río Rubó justo enfrente. El camino permite algun tramito en btt pero en general sale más rentables tirar del la bici ladera arriba y en unos 10 a 15 minutos se traspasa las sierra por entre la Corona el Cuerno y Pico Jana.

P1040796

A este tramo se metieron unos moteros y allí los dejamos con su enrabietado empuje de sus pesadas monturas.
P1040801P1040802

En todo caso el camino está muy bien para una bajada  técnica, aunque  es un tramo un tanto corto. Ganada la cota más alto  el camino se pone plano y por tramos de caliza mojada, pues durante el porteo  se nos vino encima todo la nubosidad anunciada, por lo cual los caminos calizos presentaban una faz muy resbaladiza, lo que nos nos acobardó para ir rodando cada uno como podía por el citado sendero que desembocó en otro camino más amplio dando entrada en la capital de la Peñamellera Alta: en Alles con 20,7 km y a 277 mts altt, en donde se impuso un descanso y sobre todo  esperar a que escampase el aguacero.

P1040807P1040811

El valle de de Alles, es muy bonito pero también con pocas posibilidades. Nuestra ruta ya en su meridiano se pone rumbo Este, pues aquí se cierra el bucle, y para seguir la ruta  aprovechamos  para bajar por el GR 109 hasta el remozado Centro Rural de la Tahona (Besnes) donde se entronca con la carretera AS- 345 que da acceso a Alles, sobre la que se dobla a la izquierda, para dejarla de nuevo un poco más arriba y tomar a la derecha el camino (23,2 km, 126 mts alt) que se abre a la vera de la riega del L´Esplón que a su vez enlaza con la riega El Padrino, que se abandona para dar vista al valle que riega el arroyo de Cezuria

P1040820P1040824P1040829

Esta zona  son una serie de vallejas que bajan de la empinada ladera de la Sierra del Cuera, las cuales forman cortos valles, que  vamos atravesando en nuestro ciclar, ganando cota tras cota. No son grandes subidas sino cortos repechos unos más duros que otros, pero en general nos son excesivamente duros. La ruta esta vez está , no jalonada con el GR que hemos dejado en Besnes sino por las grandes columnas de Alta Tensión de Soto –Penagos.

En dicho transitar por estos valles escondidos y que se abren de forma paralela a la Sierra del Cuera y el río Cares, en ellos hay un soledad absoluta, los pocos pueblos que hay son muy pequeños y apenas si hay ganadería, en la ruta de vez en cuando entre las aberturas que dejan una sierra y la otra, se ven partes de la ruta  por las tierras de Robriguero y Bores.

P1040833P1040835P1040838

Rodando entre bromas y berridos de Albano y Riopedre entroncamos con el carretil de La Candaliega (26,6 km y 144 mts alt) y ya por ese camino, que tiene a su vez tramos muy bellos se llega al escondido pueblo de Llonín, fue llegar a él y de nuevo el temporal arreció por unos cuantos minutos.
Desde Llonín la idea que yo traía era llegar a Cavandi, y pasar por la valleja montuna,  por debajo de Peña Prisano pasando así  las riegas de Sangual e intentando ganar El Reguero y poder llegar a la Braña Abajo de Cavandi, donde se ven caminos.

Con esta intención salimos de Llonín  por la pista que va hacia las fincas y que se encamina hacia la vaguada que forma el arroyo  Sangual, pero una vez dejados los prados nuestro gozo en un pozo, no había manera de pasar al otro lado, por más que veíamos algún viejo camino a los lejos, pero el bosque y la maleza se lo comió todo, por lo cual tras un pateo por la zona desistimos y dimos vuelta sobre nuestros pasos.

IMG_20150426_144632105_HDRIMG_20150426_144624163IMG_20150426_165607105

Por más que he mirado las distintas cartografías, y el google eharth la cosa no ya parecía muy clara, por lo cual antes de llegar a pueblo de Llonín tomamos el carretil que baja directamente hacía La Molinuca, abriéndose paso por el estrecho valle entroncando para desembocar ante la  AS-114 (32,9 km) a la altura misma de la Molinuca.

La idea que tenía como plan B, era subir hacia  Pará y desde dicha aldea enlazar con  Cavandi y Abandames y  Panes, pero la lluvia ya era un clamor de diluvio, o sea que sin más arrancamos  por la encharcada AS-114, poniendo el piñonaje a tope, para salvar los 7 km que nos restaban y poder entrar de nuevo en Panes, como así lo hicimos eso sí  con cuna mojadura del quince, pero con la satisfacción de haber exprimido el territorio hasta las últimas posibilidades de ciclabilidad.

Comida

Ya en Panes, cambiados y secos volvimos nuestros pasos  hasta Trespalacios, que nos deleitó con una fuentada de abundante fuente de callos, lo cual ya viene siendo una peculiaridad del grupo, probar los callos de cada lugar,.
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...