Mostrando entradas con la etiqueta Anayo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Anayo. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de diciembre de 2017

Por las atalayas de Piloña. Entre el mar y la montaña

IMG_3250
Foto de Juan Piñera
  • · Punto de Salida y Llegada: Villamayor (Piloña)
  • · Puntos de Paso:Melarde-Valle- Biedes-La Roza- El Arbeyal- Anayo-Alto la Llama- Sieres-Miyares
  • · Longitud de la Ruta: 40 km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1787 mts
  • · Participantes: Toño Cuervo, Sandra Alvarez, José Ramón Natal, Ferchi, Juan Piñera, Javier Riestra, Luis Roza, Albano Capezzali y Victor Guerra..


TRACK EN WIKILOC https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21283882


Los valles prelitorales asturianos ofrecen tanto recorridos interesantes, y Piloña como concejo contiene en sus predios una serie de bonitas rutas muy interesantes  para la BTT.

En este caso, el núcleo piloñés de Villamayor, es un buen punto de partida para rodar por la ladera Sur del concejo, y poder  subir a uno de sus enclaves más característicos, lo cual nos permite a la vez otear nuestras altas cumbres tanto la Cordillera Cantábrica como los Picos de Europa, y como no, lo extenso del Mar Cantábrico, y  eso lo permite un promontorio del Cueto, al pie de la aldea de Anayo.

P1170345

Dicho y hecho, por lo cual nos dimos cita en el restaurante Benidorm de Villamayor, para en desapacible día de esperada lluvia realizar un bucle por las tierras piloñesas y ganar  la cumbre del Cueto, y poder contemplar los inputs ya mencionados.



image


Nos reunimos lo ya mencionados,y tras el café y lo saludos de rigor, e interesarnos por el estado de nuestro compañero Poldo que está convaleciente de una grave caída en bici, nos pusimos en marcha, tomando como referencia el GR-109 Asturias Interior, rumbo Oeste, hacia Infiesto.

El trazado nos invita a dejar la carretera Nacional 634 para entrar al otro costado del pueblo y rodar de forma hacia el polígono industrial de Lledó, aunque enseguida el trazado abandona los trazados planos para encaramarse en el pueblo de Melarde, todo ello rodando  por carreteras locales, hasta ganar la aldea de Valle, donde Toño Cuervo, pasa a liderar el grupeto y meternos por caminos hacia Infiesto.



IMG_3204
Por tanto, bajamos por la Corredoria hacia Castiello por caminos antiguos que están en muy buen estado, y  que ponto nos dejan en el Orrín, eso sí con la cantinela de mis frenos, que parecen los frenos de los antiguos carros gallegos del ruido que meten.

Entramos en Infiesto, pero nos vamos por la calle trasera para subir por carriles hormigonados a Biedes desde cuyo núcleo, se toma  al Noreste, y por la carretera PI-7 continuar hasta la Granja, donde abandonamos las cómodas carreteras para subir a la cumbral del Monte Cayón, desde cuy altozano apenas si pudimos ver algo, pues las nieblas vienen jugando durante toda la mañana, subiendo  y bajando por estos valles y laderas.





Una vez alcanzada la cumbre del Cayón, nos echamos ladera abajo por los lugares de El Pindal y La Parea, para llegar hasta las instalaciones del Campo de Tiro, al pie de la carretera AS-258, por la cual Toño nos lleva para volver un tramo para conectar con el track original, que gira al Norte en Pintueles, para ganar el emplazamiento de su impresionante iglesia, donde se impone un trago de la bota de Pietro Picudo que lleva Roza, y probar las marañuelas que hice a noche pensando en el grupo.



P1170348

De la iglesia de San Cristóbal de Pintueles, que siempre me recuerda a la iglesias fortificadas templarias, salimos rumbo Norte para encarar la ascensión hacia el bonito el hidalgo caserío de La Roza, desde donde seguimos en continuado ascenso a través de enrevesados caminos hacia La Formiga, bordeando por el Oeste el Pico Viyao,  pudiendo ver a nuestra izquierda  la picorota del Cueto Incós, que fue destino de nuestras rutas este verano.

Tras dejar atrás La Formiga seguimos dando pedales en medio de la lluvia, hacia la aldea de El Arbeyal, cuyo acceso rodado nos permite arribar al enclave de Anayo, donde se impuso una parada técnica, con bocata y frasca de vino al calor de la tertulia, y por aquello de erradicar los fríos y las humedades varias, pues no en vano llevamos rodando unos 23 kilómetros con un intenso desnivel acumulado y en medio de una cambiante climatología.

IMG_3218IMG_3233



Salir de nuevo a rodar costó lo suyo, y el tramo entre Anayo y Robledo sirvieron de calentamiento para afrontar la subida por Entrecuetos (Monte Grande) en ese permanente rodar hacia  la pica de El Cueto, perlada de antenas de telefonía, y desde cuyo emplazamiento solo pudimos ver las laderas del Sueve, con las niebla trepando por los peñascos, y avistar al fondo perdido en la brumosa neblina de la lluvia el Mar Cantábrico y algunos enclaves como Colunga o Lastres, al Sur nasti de plasti, la nubosidad lo tapaba todo.


P1170360P1170362


Desde este singular promontorio,  ahora toca descender hacia el Alto de la Llama, y lo hacemos por la derecha, mirando al Norte, para entrar por donde mejor se vea por un sendero entre brezales y cotoyales, por el que vamos adivinado el sendero, que al principio se pega a la línea concejil de Piloña y Colunga, dirección Este, aunque pronto hay que empezar a realizar zigzaguear para ir bajando hacia el enclave del Alto de la Llama. Son caminos un tanto perdidos, en los cuales hay que pegarse con la vegetación que amenaza con tragarse los viejos caminos, pero ni no perdemos la calma en un pis-pas estamos en La LLama..





Ya en el enclave de La Llama, carretera AS-258, el compañero Albano que lleva sin pedalear más de tres meses nos deja, aunque nosotros persistimos en el rumbo Este tomando la pista que sube hacia la majada de Espineres, con unos 2 kilómetros de subida, muy diversa, pues se alternan cortos repechos con zonas más planas, hasta poder virar el Sur, dejando de lado la pista de Espineres,  y entrando a la derecha por Vallina Los Pozos al Valle de Campurriu, y a pesar de que lo debió atravesar en su día un camino real proveniente de La Venta y la Degollada  para ganar la aldea de  Sardea, nosotros viramos  antes de entrar en lo fondero de la valleja al Oeste para una vez traspasada una portillera  subir a la  bonita cabaña  de  la Cruz de Maria Mingo, y desde elle  bajar por una trepidante pista de hormigón en descenso  hasta las aldeas de San feliz y Sieres.


IMG_3245


En  medio del pueblo de Sieres, cambiamos de trazada y de firmes, pues nos vamos a la izquierda, ahora  al Este, para rodar por La Rebeca, dejando el ramal de Vasivil a la izquierda, y seguir  por un camino en plano, perlado de piedras  muy pulidas y sembrado a modo de alfombra de hojas otoñales,. La ruta se va pegando a la ladera del Fondigón y Valleangostu, con tramos de camino más cerrados, pues ya las casas se ha venido abajo y los itinerarios  están quedando  medio perdidos, pero son trazados de una gran belleza pese a que la tarde se nos va yendo….



Damos vuelta al Cantu La Tabla, por su vertiente Este,para  empatar con el acceso a La Vallina del Osu, por cuyo trazado bajamos ya enfilados hacia el Palacio del Omedal,  (Miyares).

IMG_3248

Dejamos atrás Miyares para irnos por un camino lateral huyendo del asfalto, de este modo hasta se empata  con el Camino romero que por La Barquera y Aguín, se cruza el río Piloña, para entrar de nuevo en Villamayor, y degustar unas bebidas calientes en el Restaurante Benidorm, donde nos ofrecieron unas duchas para mejorar nuestros cansados aspectos, tras una ruta de barro y agua.



Fotos de Víctor Guerra, José Ramón Natal y Juan Piñera

Victor Guerra

viernes, 13 de marzo de 2015

Vuelta Maratón por los valles de Pivierda y Sebrayo

IMG_6404

Punto de Partida y Llegada: Colunga
  • · Puntos de paso: Pivierda-Fano-Anayo-Sietes- Buslad- Miravalles-Priesca-Pernús
  • · Kilómetros de la ruta: 49
  • · Horario de la ruta: 6 h 45 minutos
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.528 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.501 Mts
  • · Participantes: Fernando López, Oscar, Polchi, Paredes, Riopedre, Rubén Álvarez, Malgor, Natal y Albano
  • · IBP Index: 135 FIT: 100
La enrevesada geomorfología de concejos como Colunga y Villaviciosa (Comarca de la Sidra) , dejan a veces pocas opciones a estas alturas de la película, ya con diez años de publicación de rutas, pero bueno siempre esta esa posibilidad de encadenar ese desafío que va quedando rezagado años tras año.

Uno de estos era trazar una especie de maratón que partiendo de Colunga volviera a esta villa, tras recorrer la parte sur del Concejo, la ciclable, porque está claro que la Sierra del Sueve que englobaría tal espacio sureño tiene escasa ciclabilidad.
Para lograr tal cosa nos conjuntamos de nuevo en Colunga, con la intención de materializar una ruta que presenta un perfil duro de subida y luego una larga bajada larga. La idea es ganar la cotera de El Cueto, situado encima de Anayo y tras rodar por los confines de Villaviciosa bajar por Sebrayo hasta La Pida y bien por Selorio y por el Camino Sacramental subir a Luces y por los caminos del MUJA regresar a Colunga.

image

Ya lo dice el refrán: «del dicho al hecho hay un buen trecho» y el que debíamos de rodar digamos que no es moco de pavo, aunque nos ayudara el buen tiempo y el solecito.

Llegados a nuestro ya habitual cuartel de concentración, o sea el café La Esquina de Colunga, y tras las pertinentes maniobras de rehidratación y nutricionales..., no pusimos en orden de marcha, tomando en el mismo Colunga, el camino de La Riera, rodando en plan verano azul, pues al final nos juntamos un buen número de bikers, y así un poco de cuchi panda ganar el pueblo de La Riera, para lo cual nos fuimos por el camino fluvial que va al cabo de la Eria la Sienra, y marcado como PR, lo dejamos para virar al Oeste hacia el citado pueblo que cruzamos para salir a la carretera AS-258, (3, 2 Km ciclados), prosiguiendo dicha carretera rumbo suroeste.

P1040176

A los 5,7 km del inicio, dejamos el eje regional para tomar el acceso local que va en llano hacia el pueblo de Pivierda, al que llegamos fácilmente con 8,2 km rodados, ya que el tramo es todo asfalto.
Del grupo pocos eran sabedores, salvo Albano, del gran desafío que teníamos por delante como era ganar el pueblo de Anayo y luego recorrer parte de lo que fue la ruta del Maraton de Villaviciosa.

En Pivierda un pequeño descanso para quitar ropas y demás, eso sí y quedar un poco de piedra cuando un poco más allá a las puertas de Arnin, se toma a la izquierda el camino hormigonado que presenta una primera rampa de quitar el hipo, el personal se tomó a pecho la rampa como sino no hubiera muchas más pues eran ignorantes de que dicho desnivel se iba a mantener por bastante tiempo, pues no en vano el camino coge el frontal de la sierra que baja de El Cabañon, y pese a mis advertencias de dosificar, el personal luchaba a muerte con las rampas.

Lo cierto es que está casi todo el tramo hormigonado, pero aun así con todo exige buenas piernas, buen desarrollo y no desanimarse, como le pasó al amigo Polchi que terminó dando la vuelta, pues sus pulsaciones se pusieron a mil por hora. Eso sí el paisaje que nos depara la subida es interesante y da la idea de la complejidad orográfica de la zona, o sea pocos caminos, y los que hay suben directos ladera arriba, tal y como nos estaba pasando en este caso pues hasta llegar a la localidad de Fano (410 mts altt y 11,5 km de ruta) son casi 4km de ascenso en los que se sube a pelo unos 300 mts de desnivel, con rampas que superan el 25% ampliamente.

P1040193IMG_6350IMG_6363

De Fano se sale por la carretera que vira al Este, pero la cual dejamos al dar vista a la Sierra del Sueve, para tomar por detrás de la última casa del pueblo un pindio camino, eso sí  todo él está conformado a base de firmes de tierra que suben de nuevo por la cumbral hacia El Cueto, en cuya cumbre a 650 mts de altt, se sitúa una antena, la cual durante algunos tramos de la ruta la tendremos de referencia.

Desde Fano hasta la antena es una tirada de 2,4 km que se hacen duros, tanto por la continua subida como por el firme de la traza que es una extensa pradería donde las cubiertas quedan como pegadas al suelo, más de uno tuvimos que subir algún trozo andando, tanto por ahorrar fuerzas como por la dificultad del ciclado.


De esta guisa llegamos a la antena de El Cueto que es una formidable atalaya y auténtico balcón sobre la Sierra del Sueve, los Picos de Europa, ahora todo nevado, y sobre la Cordillera, en fin como no sobre la rasa costera, una maravilla de enclave donde nos dimos un merecido descanso.

Lo cierto es que El Cueto es lo más alto de la ruta y aunque luego el perfil de la ruta a partir de aqui siempre te dice que estas bajando, lo cual no deja de ser cierto, porque una vez en la antena se baja por la cumbre hacia el Monte Grande para ganar dirección suroeste y alcanzar el pueblo de Robledo, en base a un buen tramo de buena bajada y camino llegando en un santiamén al núcleo para proseguir la por su acceso rodado hasta desembocar en el enclave de Anayo, donde se impuso el repostaje del caldo de cebada con 16,5 km de ruta.

IMG_6386IMG_6400IMG_6397
P1040206

De Anayo se sale por el llamado Camino de Covadonga pero en dirección Oeste y por la carretera AS-332 hasta el desvío alcanzar el pueblo de Llares, donde nos metemos hacia el interior del caserío y a la altura de El Cordel, virar a la izquierda para entrar en la honda valleja en cuyo descenso se pierden unos 200mts de desnivel, que de tendremos que ganar para subir a Perviyao y de ahí al significado pueblo de Sietes. Para los que no quieran hacer tanto esfuerzo puede seguir por la carretera hasta Sietes.

La bajada a la valleja bonita, pero la subida Perviyao, digamos que pestosa y con tramos de tener que bajarse por lo mojado y pegajoso del firme, no es hubiera grandes barrizales, pero el firme era correoso y pegajoso, digamos que aun bajando había que dar pedales..
Ganada la aldea de Perviyao y luego la de Sietes, situándonos en 23,6 km de ruta, llegamos al par de la bonita y significativa iglesia de Sietes, para tomar el camino que va a Buslad cumpliendo así 25,3 km de ruta.

P1040210P1040211P1040220

Desde Buslad, ya cosa es una sucesión de pequeñas carreteras camino de Breceña y Ceyanes, donde se acaba lo bueno, para entrar en territorio de caminos de tierra y barro, que nos pusieron a vivir, aunque ya veníamos guapos de la subida de Perviyao.

Antes de Ceyanes no solo el bucle se va cerrando dando la vuelta al valle, sino que se abandona el Camino de Covadonga y se sique en dirección contraria la ruta que marca el Maratón de Villaviciosa y llegados al pueblín Solares en clara dirección Norte se ganan los núcleos de Paniceres y El Lugarón por un camino bastante estropeado; desde aquí y de nuevo por un trozo de asfalto se baja hacia la iglesia faro de Miravalles, puesto que se ve desde todos los lados; completando así 34, 4 km de ruta.

La verdad es que la ruta se hace dura, y sí a la altura de Sietes ya perdíamos a dos compañeros en Miravalles , otros dos se nos iban por carretera hacia Puente Agüera y Colunga, quedando el grupo ya muy reducido, pues la constante pelea con el territorio y sus desniveles se iba cobrando sus víctimas.
P1040225P1040240P1040227

Ahora solo nos quedaban las tachuelas de Sebrayo y Selorio, para ello nos echamos en Miravalles hacia el Palacio y por el carretil que va por las casa San Blas abajo hasta desembocar en el camino que busca la riega de Sebrayo, trazado que yo esperaba hecho un cristo, y la verdad es que salvo un tramo en la parte de abajo del valle , se puede decir que la traza permite ciclar sin mucho problema, pues al no bajar vehículos la potente vegetación astur ha hecho que el camino recobre viejas pintas, aunque es una pena que las laderas presenten ese desmadejado aspecto, e incluso he de reseñar que hay un trozo de camino con cantidad de restos arbóreos asomando por entre el firme, lo cual no es bueno a la vista y menos en caso de caída. No vendría mal un poco de tierra.

Se sigue bajando ya pegados a la riega de Sebrayo, y pronto el sendero se junta en el cruce de caminos que vienen de Cueli, ya muy cerca del Molino de Mestres, con 37, 2 km; ahora solo queda la tachuela de subir a La Prida (37,9 km) lo que vamos haciendo poco a poco hasta coronar el alto y llegar de ese modo al asfalto.

P1040244P1040245

Decía al principio aquello de que una cosa es pensar y otra rodar, por lo cual nuestra ruta maratón al llegar aquí y con el grupo mermado hay que olvidar por el momento el trazado Selorio y subir a Luces, pues la cosa no está para muchos más trotes. O sea que en La Prida, ponemos rumbo Este, cerrando ya definitivamente l bucle al alcanzar la aldea de Priesca, y ya por tierras del Camino de Santiago subir por asfalto a La Llera donde se deja el Concejo de Villaviciosa, y ganar así las de aldeas de La Vega y Pernús, dando vista aguas vertientes al valle de Colunga.

La bajada a Colunga ya no tiene otra opción que hacerla por el asfaltado Camino de Santiago que nos mete directamente en la villa de Colunga, con una buena soba.
  • · Track de la Ruta
  • · Fotos de la Ruta
Victor Guerra

viernes, 28 de septiembre de 2012

Por la Cordal de Coroñinas

DSCN4008
  • Punto de Partida y Llegada: Villaviciosa
  • Punto de Paso: Amandi-Valbucar- Coro-Breceña- Sietes-Buslaz-Anayo- Robledo-Fano- Pivierda- Pernús- Priesca- Sebrayu-
  • Kilómetros de la Ruta: 50
  • Horario de la Ruta: 4 horas
  • Desnivela cumulado de Ascenso: 1.104 Mts
  • Desnivel de Descenso: 1.075 Mts
  • INDICE IBPIndex: 133 AA
Hace ya un tiempo que no arribaba a este espacio, pero uno también tiene que dedicarse a la familia, y a las cosas de la sociabilidad, no por ello he dejado de ciclar por los montes astures, que cada día ofrecen más y más rutas. Hace años cuando empecé a colaborar con el Diario La Nueva España, publicando las rutas creí, que no pasaría la colaboración más allá de 1 año, ya vamos casi que por 10 años.

image
image

Hace unas semana viniendo de una sesión fotográfica de cementerios por el Oriente de Asturias me metí por Sevares hacia Villaviciosa, por la zona de Alto La Llama y me fije en una pequeña cordal con su antena telefónica, por encima del enclave de Anayo que hace frontera con los Concejos de Colunga, Villaviciosa y Piloña.

En cuanto hubo ocasión nos enfilamos desde Villaviciosa Albano (Intensos BTT) luego hay mucho desertor…, y dos principiantes: Eduardo y Sergio, y la idea era unir dos caminos importantes como es el Camino de Covadonga el primero va por el interior rumbo Este, y el Camino de Santiago va por la rasa costera rumbo Oeste, y unirlos por medio de la Cordal de Coroñinas.

DSCN4024

Este Sábado pasado arrancamos desde Villaviciosa camino de Amandi, yendo por las nuevas sendas fluviales que nos apartaron por unos minutos del trafico rodado, ya en Amandi, rodamos por la carretera de Cabranes hasta la altura de Valvucar, lugar presidido por una vieja casona de color Naranja, un portalón que parece dar lugar al Castillo de Dragón de Oriente, y un panel del PR de los Molinos, y las marcas que vamos a seguir hasta Anayo, el trisquel y las flechas amarillas del "camin de Covadonga" que ya es una ruta mítica entre Gijón y Covadonga, tanto en bici como andando.

DSCN4035DSCN4006

En Valvular, aparecen los caminos y también las pendientes que poco a poco nos van subiendo camino del pueblo Sietes y que tanto magnificó Microsoft con Win 7, aunque ya existía antes, y cuya iglesia siempre me deja algo perplejo por su simbología., pero antes debemos superar repechos camino de Coro y Breceña, aunque ahora los camino están limpios y permiten una ciclada muy bonita, la bajada es estupenda y divertida.

Las subida no es que sea fuerte, pero tiene tramos en modo peldaños, que son un tanto técnicos y trialeros, y que obligan a veces a bajarse de la "trotona", y los cuales e pasaron factura a nuestros compañeros eventuales de correrías: Edu y Sergio, que siguieron por carretera para bajar luego por ese mismo eje hacia Villaviciosa. Nosotros, Albano y el que suscribe seguimos por Buslaz hacia Sietes, para después de un tramo seguir por carretera hasta Anayo.
   DSCN4028  DSCN4037DSCN4036

En esta encrucijada nuestra ruta que siempre ha ido dirección Este , se va ahora dirección Norte subiendo hacia el pueblo de Robledo al que se sube por carretera, ya en el en la zona de la primera casa se dobla por encima de esta y ya se remonta poco a poco a la cumbre de Coroñinas, también se puede ir hasta el fondo del pueblo y ante una casa con un viejo escudo jacobita se dobla por el ramal de la izquierda que nos lleva hasta el mismo camino de Coroñinas.

Nadie sabía decirnos si se bajaba pro la otra ladea, solo sabían decirnos que pasaban motos y quads, por lo cual proseguimos con mi track trazado que hasta este momento nos colocó sin problema en la cotera de Coroñinas ofreciéndonos una impresionante vista sobre la rasa costera, sobre la Sierra del Sueve, y sobre la zona de San Martín del Vallés.

DSCN4045DSCN4046DSCN4047
Distintas vistas desde Coroñinas. A la derecha la Sierra del Sueve.

Tras un breve descanso, nos fuimos por el camino que marcaba la bajada hacia el pueblo de Fano, najada bonita y algo quebradiza; ya en Fano, se sale a la carretea y se gira a la izquierda bajando otro poco y girando en redondo a la derecha nos metemos por un viejo camino en ocasiones destrozado pro los maderistas que poco a poco nos va bajando por los lugares de Los Llodos, EL Cabañón y El Pedrón hasta el bajero pueblo de Pivierda, donde nos dimos un baño de humanidad con el paisanaje autóctono acompañados de una cerveza. 

Desde Pivierda por más que preguntamos por ahorramos la vuelta hasta La Riera, nadie nos aseguraba que pudiésemos llegar desde Agüera hasta la Llera, seguro que se puede pasar, aunque ello debe de llevar alguna que otra investigación previa, pero en esta ocasión por la AS-330 y luego por la AS- 258 bajamos hasta La Riera., donde se dobla hacia Pernús, sin bajar a Colunga, Es una pena porque de haber una solución alternativa se quitarían también los kilómetros que hay de carretera hasta la Llera, antes tendremos que pasar por Pernús y su Casa del Fraile, y vencer algunos repechadas cuestas asfaltadas que a estas alturas de la ruta se hacen un poco fatigosas.

DSCN4049    DSCN4052

A partir de la Llera, el camino jacobita del Norte, bastante bien marcado, le camino busca la vega de Sebrayu, por tramos que se van alternando entre caminos anchos, y sendas muy trilladas por los jacobitas, aunque por en medio hay tramos asfaltados como los de Priesca. Poco a poco vamos saliendo a zona más abiertas, teniendo preciosas vistas sobre la ría villaviciosina,como  el Molino de Marea de la Ensena, y la abertura marítima de Rodiles, a la vez que nos vamos acercando a Villaviciosa, punto final de esta bella ruta.

DSCN4051DSCN4053

Esta ruta también se puede hacer a la inversa y resulta una llegada muy divertida y explosiva a Villaviciosa, puesto que desde Coroñinas es toda una bajada, eso el ciclado desde Pivierda a Coroñinas tiene tramos complicados de subir.


Texto y Fotos Victor GUERRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...