Mostrando entradas con la etiqueta Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de febrero de 2017

DESDE CADAVEDO POR EL ENTORNO DEL PALANCAS

  2017-01-28 13.04.01
Foto de Javier Riestra
  • · Punto de Salida y Llegada: Cadavedo
  • · Puntos de Paso: Collada-Cutelón- Campu San Juan-Candanosa de Muñas- Picos Palancas y Paradiella- Ermita de San Roque-Ballota-Tablizo
  • · Longitud de la Ruta: 27 km
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.244 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Javier Riestra- Iván Menéndez- José Ramón Natal- Víctor Guerra
Los recorridos invernales es bueno hacerlos por zonas en las cuales podamos resolver pronto los problemas de bajada de cota, o tener varias escapatorias por aquello de las inclemencias.

Por ese motivo a los integrantes de BTT ASTURIAS, es fácil encontrarnos en estas épocas en los recorridos costeros, o los que suben a las cordales prelitorales para poder disfrutar de bellas vistas, junto con otras delicatesen como pueden ser las largas trepadas o tramos más o menos técnicos, motivos más que suficientes, para determinar para esta nueva propuesta subir al enclave de Las Palancas.

image

Aunque mediaba un motivo más, y era que el amigo Natal, pudiese ver por dónde iban y hasta donde subían, los romeros jacobitas, mediante la controvertida variante de Las Palancas.

Con estos objetivos en la cabeza, diseñé un trazado para disfrutar de todas estas cuestiones, y para ello nos concitamos en la ya conocida localidad de Cadavedo, y tras la consabida reunión previa alrededor del café de turno, y la notable ausencia del boludo del orujo (Albano Capezzali), nos pusimos en marcha el pequeño grupo congregado.

La ruta partió de Cadavedo, rumbo Sur, por el barrio de Rapa, para cruzar la Nª -632 y la A-8, y rodar de forma tranquila por el acceso rodado VA-3 hasta la altura de La Collada (2km), donde nos desviamos a la izquierda para entrar dirección Este hacia el Cutellón, a cuyo punto olvidamos los firmes asfálticos, para tomar una larga subida hacia el Campu de San Juan.

Foto 28-1-17 10 16 47Foto 28-1-17 10 16 50Foto 28-1-17 10 19 00

Un trazado en pendiente continuada por el valle que forma la riega de Yeguas, con la intención de alcanzar los enclaves de Rodiella y el Zarrón, y cerrando por arriba la riega citada, a la vez que por arriba teníamos la crestería del Pico La Bobia, donde vira al Sur para ganar el llamado Campu de San Juan.

Subida que nos da dos visiones, la primera la de correspondiente a la rasa costera con las vista clásica a un lado y a otro, tan impresionante como siempre; y la otra hacia el interior que nos un panorama de dispersas brañas vaqueiras recostadas sobre las Sierra de Gamoneo, y sobre la multiplicidad de riegas en los entornos de Silvamayor, zona que reúne la mayor concentración de brañas del entono por el cual rodamos, y es que se ve el gran trabajo de proteger los prados de las brañas, de la voracidad del monte, ya muy agotado por los pastoreos intensivos, una climatología dura y salina.

Desde El Campu, con 6 km rodados y a 424 mts., de cota, se gira de nuevo al Este, hacia la cumbre del Pico la Braña, llegando en un pis-pas a los 554 mts., de cota; hasta aquí el camino ha sido franco y amplio, pero ahora nos toca rodar por zonas donde los trazados han sido carcomidos por la maleza y apenas si quedan 40 centímetros para rodar.

Foto 28-1-17 11 14 17Foto 28-1-17 10 33 04

Senderos que son divertidos por su retorcida trayectoria y por las dificultades técnicas que nos presentan, no son muchas, pero hay algún salto que otro, no muy difíciles, pero hacen el recorrido entretenido.

Damos vuelta al Pico Palancas por la vertiente sureña, sembrada de argoma y cotollal, hasta llegar a la parte bajea de la Braña de La Candanosa de Muñas y sus verdes restos de praderias, y donde conectamos con una naciente pista que viene de Mones, pero a la cual renunciamos tras subir por ella unos metros y virar hacia el Norte, para subir a lo alto de la braña, a la única casa habitada en ese momento por un austero vaqueiro, que se iba en unos momentos de cabu d´añu, mientras los mastines que guardaban el rebaño de ovejas, ansiaban dar caza a nuestros perniles.

Una breve charla con el vaqueiro, y nos fuimos ladera arriba, empujando la bici unos metros y guarecidos de los vientos reinantes a la vista del Pico Paradiella, nos sentamos a dar un bocado, mientras intercambiábamos opiniones sobre la Alzada, y sus gentes, sobre lo duro del paisaje que estábamos viendo, que parecía que estábamos en la estepa más profunda del planeta, y con solo andar unos metros y levantar la cabeza se podía ver la rasa costera, y la humanidad entera. ¡Lo que cambia el paisaje de una vertiente a otra ¡
Foto 28-1-17 11 44 04Foto 28-1-17 11 44 53Foto 28-1-17 12 34 07 (1)

Tras la parada ganamos lo alto de la cordal de Las Palancas-Paradiella, y nos encontramos la señalización del Camino de Santiago (Variante Palancas), pero en cambio perdimos el sendero que nos llevaría más hacia la Peña del Gallo en travesera, ya muy tomado por los cotoyales, por lo cual le echamos ganas, y nos fuimos cortafuego arriba, tirando como pudimos de la trotona, pues en mi caso de la Cayon doble que me ha prestado Javier Paredes, y se hace difícil tirar de ella, por el peso y la geometría, y como no, por la pendiente con gradientes de un 30% a un 40% hasta gana la cima.

Una vez en la cumbre del Paradiella con 11,6 km., y 716 mts., de cota, nos hacemos las fotos de rigor, tras contemplar el medio mundo que se ve, y nos fuimos por los pendientes cortafuegos adelante, lo cual es divisoria de aguas, y limites concejiles. Las bajadas por los cortafuegos desde el Paradiellas, geniales, aunque el grupo nos es que fuera muy descender, pero hizo lo que pudo y se divirtió en las pendientes que nos iba presentando el trazado.

El recorrido pasa por los Altos de las Peñas del Bolado y de las Cogruzas, hasta desembocar ante una amplia portilla que da acceso a una serie de pistas.

Foto 28-1-17 13 02 47Foto 28-1-17 13 10 39Foto 28-1-17 13 09 52

Ante la portilla, aunque nuestro track, se iba a la izquierda valle abajo por la Braña de Resellinas, que tiene una curiosa situación de accesos, pues parece que toda la zona es propiedad privada, aunque nada se indica en carteles, de estar en una finca privada, amén de que es poco explicable que se haya comprado la braña de Resellinas para usos particulares, y que los accesos comunales entre el valle y la cordal y la villa de Arcallana, o sea camino real quede interrumpido también, cuando las portillas tienen en su extremos los pasos habilitados para el paso peonil. 

Y nos preguntamos ¿Puede desaparecer el derecho de paso por este camino real que comunicaba Arcallana, por Resellinas y Ballota, por el hecho de que se haya comprado el monte y los pastos de la Braña?

Foto 28-1-17 13 12 17P1140025

Hemos hecho consultas en el Principado, donde los propietarios de Resellinas tienen vara alta, y nadie da respuestas convincentes, sobre los accesos, pese a que han sido subvencionados varios caminos para su saneamiento. Me imagino qué porque son públicos, y no como accesos a una finca privada.

Al Ayuntamiento de Cudillero, le enviamos una consulta, sobre el asunto de Resellinas y el posible paso por la pista de comunicación entre el valle y Arcallana, y no ha dado respuesta después de dos semanas, pues hemos decidido cambiar el itinerario para no meter a la gente en conflictos, pues algo de eso nos habían hablado en la zona.

Evitamos pues el enclave de la braña de Resellinas (km13,5), para seguir más al Este, hacia Obtar de Mujeres, y un poco más allá ya está el acceso rodado que por la izquierda, al pie del Pico Cabornín (Km.15) nos permite echarnos vertiente abajo por el Pico de San Roque.

P1140032

Trazado que baja hasta la Capilla del mismo nombre del promontorio, continuando valle abajo, dejando el acceso inferior de Resellinas a la izquierda ante un viejo mirador abandonado sobre los viaductos del FEVE, y continuando por la ruta adelante terminar desembocando en la población de Ballota. (18,9km)

Ya en el valle, aunque parezca que no, aún resta lo peor, o sea cruzar todas las Ballotas, camino de Cadavedo, que bien se puede hacer por carretera, muy solitaria, o en cambio tirar por el viejo trazado jacobita a Santiago.

Dicho y hecho, nos fuimos hacia la playa de Ballota bajando a la orilla del río Cabo, y tras llegar al arenal, de nuevo empezar a subir por la otra vertiente, al par de la riega de Gallinero, hacia La Cartería (Tablizo), y así rumbo Oeste pegados, más o menos, a la costa hasta ganar el arroyo de Ribón el pasamos por la carretera Nª- 632, para entrar de nuevo en los trazados de tierra y  por Frieras a través del barrio de Lumbriello entrar de nuevo en Cadavedo.

Todo este tramo, del Camino de Santiago, es un sube y baja continuo con importantes repechos que obligan en más de una ocasión a descabalgar de la trotona.

P1140035

Un recorrido corto, pero que tiene su trabajo, ya que sus trazados obligan a superar los 1200 mts., de desnivel acumulado.
Víctor Guerra

viernes, 11 de noviembre de 2016

RUTA BTT PUERTO DEL PALO-FONSAGRADA (Camino Primitivo de Santiago)

·IMG_1542
  • · Punto de Salida: Puerto del Palo (Allande)
  • · Punto de Llegada: Fonsagrada (Lugo)
  • · Puntos de Paso: Montefurado
  • · Longitud de la Ruta: 57 Km.
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 1.765 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.840 mts
  • · Participantes. José Ramón Natal, Francisco Javier Paredes, Javier Riestra y Víctor Guerra, Equipo de apoyo. Lorena y Carolina
La aventura de recorrer los diferentes Caminos de Santiago que se dan en Asturias (Camino del Norte Costa, Las Reliquias, El Primitivo) nos han llevado, en esta ocasión, hasta las fronteras galaicas, para acometer la última ruta la del Puerto del Palo, que terminaría en el Puerto del Acebo, frontera ultima entre los territorios astur y galaico, pero que nosotros la hemos alargado para poder darnos el clásico homenaje del pulpo en Fonsagrada.

Convocado el evento, decir que la respuesta fue más bien escasa, pues el viaje es complejo y son horas de vehículos, por tanto, a la convocatoria de dicha ruta nos presentamos más bien pocos raiders: Natal, Paredes, Riestra y yo mismo, acompañados de dos conductoras para aquello de los retornos de los vehículos a  Fonsagrada.

image

El día no podía ser mejor, cuando arribamos a la venteada cumbre del Puerto del Palo, tiraba una suave brisa proveniente del Sur, lo que nos ponía en sobre aviso del buen día que tendríamos durante la jornada.

Una vez puesta la equipación adecuada, para el buen clima, nos preparamos para empezar a rodar, qué en el caso del Puerto del Palo, de buena a primeras ya nos presenta una bajada hasta Montefurado, que tiene su aquel, tanto por el grado de inclinación del sendero, como por la piedra suelta que tiene, aunque ya conocí este sendero en peores condiciones. Se ve que ahora se cuida el camino, por el tema jacobita, y además se ve que se utiliza por la compactación de los firmes.

Uno de los tramos que siempre me ha gustado mucho con relación a todos los tramos que he realizado del Camino de Santiago en Asturias, tal vez sea este de Montefurado, pues tiene un encanto especial tanto por el pequeño pueblo encastrado en la cumbral de La Sierra del Palo, que lo hace singular por el paraje y la magia del lugar, y en cuyo punto nos paramos para las clásicas fotos y para quitarnos ropas y contemplar el extenso paisaje del Valledor.

IMG_1492IMG_1508IMG_1504

Desde las mismas puertas de Montefurado se cruza la desierta aldea, este creo que sería un buen lugar para un pequeño «albergue de esencia» caminera, y se continua la ruta al abrigo sureño del cumbral viendo los profundos valles laterales que se abren a los pies de nuestro camino, que tiene como primer destino próximo el pueblo de Lago, al cual se llega en un santiamén, rodando directamente o de forma paralela la carretera AS-14.

Como el día está magnifico las cámaras digitales salen a relucir y todo sirve como para el detalle, y para una parada y fotografiar, lo que hace que nos permite disfrutar del paisaje, pero que el tiempo es el que es, y los minutos caen de forma inexorable sobre nosotros. Por lo cual en Lago salimos enhebrando la AS-14 hacia la parroquia de referencia en esta parte del territorio que no otra que el pueblo de Berducedo, donde visitamos su viejo cementerio, que nos lleva a las viejas épocas con sus cruces de hierro forjado
.P1130163P1130159P1130160IMG_1516

Desde que empezamos la ruta en El Palo, el rumbo siempre es Suroeste, y de esta guisa salimos de Berducedo, cruzando la Sierra que lo rodea para encarar la vertiente que nos permite llegar sin mucho problema por un carretil de acceso a otra característica aldea en el peregrinaje jacobeo como es La Mesa, uno de los últimos enclaves antes de llegar a Grandas de Salime, y lo hacemos virando al Norte saliendo por el acceso rodado Buspol, territorio donde encontramos una pareja de peregrinos gijoneses, que van haciendo el Camino durante los fines de semana. Lo cierto es que vemos poca gente peregrina por estos lares en nuestro transitar, aunque  nosotros tampoco somo peregrinos al uso.

En la zona de Buspol, el camino toma otro sen, pues no en vano recobra el rumbo Oeste y se mete en un denso bosque de castaños que es toda una delicia, aunque se nota el cambio de temperatura, cuando uno entra en la ladera Este y la frialdad y humedad del embalse de Grandas se deja notar.

IMG_1547IMG_1530IMG_1548P1130189

Es una amplia ladera que se echa abajo abruptamente, aunque la pista busca no ser tan trepidante teniendo incluso momentos muy bucólicos, presentando en la parte final tramos de senda bonitos, y en ante cuyo descenso a Paredes le perdemos pronto en lontananza pues este abre freno y hasta abajo; el resto vamos más despacio y gozando de los entornos, como el que nos ofrece la escarpada ladera del encima del embalse con los restos de las viejas instalaciones de la construcción del salto a allá por los años 50.

En este tramo perdemos casi que 1000 mts de desnivel, y en apenas unos 8 km.
Una vez entroncamos con la carretera AS-14, que es donde nos deja el descenso se vira a la izquierda para cruzar el Embalse de Grandas, obra del arquitecto Vaquero Turcios, en cuyo punto nos paramos contemplar la obra desde el Mirador articulado en la zona y que nos da vista a unas viejas instalaciones del tipo de la película: El Nido del Águila.

2016-10-29 13.07.17

Acaba la contemplación nos echamos de nuevo a la trotona para subir a ritmo la cuesta que nos separa de Grandas de Salime, que son unos 8 Km., que según en qué circunstancias se hacen largos y penosos, supongo que así debe parecerle a la peregrina que nos cruzamos en lo alto del Embalse, que se iba apoyando en dos retorcidos palos que encontró por el camino.

En este sentido me llama mucho la atención esa afición a ir sin bastón o bordón alguno, y luego cuando el cansancio muerde los cuerpos, el personal coge las primeras garrotas que hay por el camino, pesen lo que pesen o estén más torcidas que un olivo, sin preocuparse de buscar una caña adecuada. En fin, son las cosas del Camino y los urbanitas que se echan al camino.

P1130198P1130199P1130200

Ante esa larga ascensión cada uno va subiendo a su ritmo por la AS-14, aunque la cabeza la marcan Riestra y Natal, los cuales suben fenomenalmente, Paredes y yo, pues al remolque de su estela camino de Grandas, o mejor dicho hasta el desvío de La Casía, donde nos desviamos a la izquierda para tomar un camino que arranca mediante un tramo pindio que deja paso a un sendero más plano que circula por entre castaños y que va directo Grandas de Salime, y por el cual rodamos apenas 2 km hasta concluir en el centro de la villa, que a esas horas encontramos muy desértica a pesar de cruzarla de cabo a rabo camino de Cererijeira, teniendo como referente la carretera AS-28 hasta la misma frontera con Galicia, cuyo eje asfaltado se va a convertir en la LU-701.

Desde Grandas, aunque parezca que Fonsagrada está a tiro de piedra y que la etapa parece fácil, no lo es tanto, pues de nuevo hay que recobrar la cota de los 1000metros de altitud, ya en la Farrapa al poco de salir de Grandas, ya nos coloca en los 682 mts., de cota, y quedan aún unos 25 km., de rodadura y son las 2 de la tarde, y hemos salido a las 10 de la mañana.

P1130205IMG_1603IMG_1534

El territorio y el trazado va cambiando, seguimos teniendo la AS-28 como referencia, y por ella o al par de ella, por caminos adyacente vamos encadenando aldeas, llevando el PR.AS-109 Ruta Arqueológica de Grandas de Salime, tanto a la derecha como a la izquierda, hasta cruzarla en As Rozadas, ya muy cerca de la aldea de Peñafuente, de donde se sale ladeando el Monte Zarro, rayando la cota de los 1000 mts., y desechando el medio atajo que el Camino Jacobeo nos presenta y que circula por el Monte la Curiscada, a la altura ya del Puerto del Acebo. Curiosamente hay dos Puertos del Acebo, uno asturiano, y otro lucense, unos kilómetros más allá.

Dado que todavía quedan kilómetros, preferimos la comodidad de la carretera para ganar la Porta del Acebo, frontera lucense, continuando por la AS.28, que se ha transformado a partir de este momento en la LU-701, que también presenta otro atajo por el Chao de Fotais, y que desechamos, pues no hay atajo sin trabajo, y alguno ya notamos el esfuerzo en nuestras piernas de ganar casi 1500 mts de desnivel acumulado, y a pesar de que el trazado no es técnico ni muy exigente, nuestros perniles empiezan a tener síntomas de calambres, y hay tramos que nos obligan a ir andando.

IMG_1612IMG_1623IMG_1624

La carretera lucense la dejamos en el núcleo de Fonfria, donde el Camino Jacobeo se echa a la izquierda para travesar el Monte de Penoucos y desembocar en la citada carretera lucense, en el PK-6 para seguir por La Serra de Follabal hacia la aldea de Silvela, eso sí jugando al gato y al ratón con la LU-701.

Ganamos el núcleo de Paradanova desde cuyo enclave ya vemos Fonsagrada enclavada en lo alto del cumbral, lo cual nos exige un esfuerzo más por los trazados nuevos que ha ido abriendo por parte de la Junta de Galicia, para evitar que los peregrinos fueran por la carretera.

Utilizando esos «caminos de servicio» estos nos colocan en la recta ultima de Fonsagrada, y meta de la etapa del Camino Jacobeo, y ante los pies de la ansiada ración de pulpo, que en Fonsagrada se constituye en A Caldeira, en todo un referente, lo cual nos saciará de las hambres y sedes que hemos pasado por la ruta, pues dado el calor, parece que algunos no nos hemos alimentado o hidratado muy bien
P1130211P11302132016-10-29 18.06.44
De esta manera, concluimos la última etapa que nos quedaba del proyecto los Caminos Jacobeos por Asturias, lo cual ha sido toda una experiencia.
  • · Fotos de la Ruta: victor Guerra, Javier Riestra, José Ramón Natal
Victor Guerra

viernes, 7 de octubre de 2016

Recorriendo La Ruta de los Hospitales

P1090617
  • · Punto de Salida: Tineo
  • · Punto de Llegada: Puerto del Palo
  • · Puntos de Paso:
  • · Longitud de la Ruta: 33
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 1.179 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 736 mts
  • · Participantes: Ramón Orviz, Polchi, Dolado, y el que suscribe
El Camino jacobeo asturiano ofrece bellezas paisajísticas tan interesante como etapa de Tineo, y más si uno toma la famosa ruta de los Hospitales.

En la anterior temporada de las Rutas de BTT del Suplemento Campeones, habíamos dejado nuestro periplo por tierras tinetenses, y en esta nueva época retomamos la aventura que comenzamos allá por el mes de febrero del 2016 de rodar todos los Caminos Jacobeos astures.

image

Por tanto, siendo cumplidores nos quedan un par de etapas para cumplir nuestra promesa, y como somos gente de palabra, retomamos el testigo del retorno donde los habíamos dejado, en la tierra de Campomanes, en Tineo, con el objetivo de llegar al Puerto del Palo, pero con una salvedad, como era hacerlo por la llamada variante de Los Hospitales, ruta bella y entretenida, pero también muy dura pues se deben salvar muchos metros de desnivel.

P1090636

La convocatoria no tuvo mucho éxito, pues las logísticas para hacer estas rutas en travesía son costosas en todos los sentidos, y realizarlas desde la zona Central de Asturias, conlleva mucho lio y tiempo, por tanto, tan solo nos venimos cuatro, y tuvimos que llevar un coche hasta Pola de Allande para luego tener en que regresar hasta Tineo, y luego ya hasta la zona Centro de Asturias. Una liada, pero está mereciendo la pena.

La salida de Tineo, bonita de narices y como siempre en rampa al menos para salir del pueblo, pero pronto el trazado jacobita nos pone en ese inagotable balcón que se abre por encima de las AS-217 y por las Ventas de Arcadio, Aquilino y el Pagano, rodamos de forma cómoda disfrutando de todo un paisaje que se derrama valle abajo en largas praderías y oblongas lomas, a la vez que nos vamos probando en los diferentes tramos con “saltos” o zonas más escabrosas.
DSC01823P1090574

En el transcurso de la rodadura se van dejando de lado pueblos como Piedralonga, a los cuales apenas si se entra, pues la llamada del destino es fuerte, y no hay tiempo que perder, y ya perdimos uno muy interesante con el tema logístico.

La travesía divertida nos deja en el llamado Alto de la Guardia, junto a Pozo de Llamavieya, que, aunque nos dice el mapa que existe, nosotros no lo vimos. Se rueda un trocito por el ramal derecho de una vieja carretera local bordeando el Pico Puliares, para finalmente desembocar en las AS-218 por la que se rueda rumbo Oeste, hasta tomar un nuevo desvío a la izquierda que nos mete en el valle de que conforma el arroyo Deina, que se cruza para llegar a Villaluz.

Aquí entró la duda, de si nos acercábamos hasta el viejo monasterio benedictino de Obona, pero conociendo como conocíamos todo su destartalado estado, optamos por seguir camino adelante, pues aún nos quedaba ruta de madre y no era cuestión de entretennos mucho más .

Desde este enclave hasta El Espín es una sucesión de viales asfaltados que nos hace llevadera la ruta, aunque para los senderistas no sea tan cómodo, y rodamos por los fértiles valles que muestran su esplendoroso verde, producto de los intermitentes tiempos de lluvia.

DSC01845

Atravesando estos valles se llega a la localidad Borres, con unos 17 km rodados; anotar que en nuestro trasiego hemos visto pocos peregrinos, una media docena, a buen seguro que el personal toma la variante de Pola de Allande, y deja esta para otros tiempos mejores
Borres, conforma la que podríamos llamar la frontera ultima, pues a partir de este punto apenas si hay más pueblos, al menos de una cierta entidad, por tanto, es un buen punto para avituallarse, y mirar si la niebla no está anclada en las altas laderas de Los Hospitales, pues si es así, no merece la pena el esfuerzo, aunque no deja de ser desdeñable ya que la zona tiene una belleza insólita, tanto el paraje como la trepada. Aunque el territorio tiene esa aridez de las cumbres azotadas por los vientos reinantes y las duras climatologías subalpinas.

P1090615P1090608

Desde Borres, teniendo como referencia la carretera AS-219 arranca un tramo largo de camino de tierra que va bordeando primeramente el Pico el Cuerno, para pasar por encima de la localidad de la Mortera, donde se podría decir que arranca el verdadero ascenso hacia la llamada ruta de los Hospitales, a la cual ya teníamos ganas de llegar, pues no en vano con 21 km rodados se nos hacía, por alguna extraña razón, muy larga, como así fue.

Una vez encaramos las rompientes laderas hacia la sucesión de picos que vamos jalonando como el Picón, o los sombrajos del Caborno y el Tableiros, cada uno sigue a su aire, pues salirse del ritmo de cada uno aquí es complicado pues el firme pide concentración, además a mí en estos lugares me gusta ir un poco solo, deleitándome  no, con el pedaleo, sino con el paisaje y las leyendas que voy recordando, 

No deja de haber por medio toda una rememoración de tiempos pasados, no solo de historia, sino de tiempos laborales: repintando las rutas o realizando auditorías sobre  su estado y conservación o mejora, hoy ya no hay dinero y eso pasó a mejor vida.

P1090618P1090617

Vamos ganando los altos picachos, que nos mantienen en la frontera de los 1.000 mts, por el camino del llamado Hospital del Fonfaraón, dejando de lado un claro camino que nos llega por la izquierda que viene de Porciles, la verdad es que una vez ganado el altozano collado el paisaje y las vistas son maravillosas. Eso sí, estos bellos parajes también se pueden convertir en un infierno con mal tiempo y niebla, pues no en vano se rueda muy alto y por zonas muy abiertas y expuestas a todos los vientos. 

Se gana la Campa Braña y desembocar en la Fana Recúebanos, para llegar al modesto lugar del Hospital de Fanfaraón, que no sé muy bien cuál será la impresión de los distintos jacobitas al llegar a este punto, acostumbrados a oír hablar de grandes hospitales por los páramos castellanos, en general en Asturias siempre fueron más bien pequeños. En este, Fonfaraón o el Hospital de Abajo, o el de Paradiecha que dicen tuvo ermita, hoy son una especioe de pequeñas cabañas a modo de chozos, con algún que otro prado que se manteniendo al margen de la voraz maleza que carcome cada día el impresionante monte astur, y esta zona no iba a ser menos. 

Nos dice Xurde Moran en su buen blog sobre el Camino Perimitivo, que enlazo, Ruta de los Hospitales, nos dice en que todavía en 1918 una señora albergaba en esta zona  a“romeros” por el valor de una peseta.  Ah y nos aclara también el tema del topónimo del Fonfaraón  nada tiene que vez con Egipto

P1090622P1090623
Pero ya se sabe lo que dice el refrán, qué si uno da lo que tiene, pues bienvenido y bien hallado y encontrarse en aquellas viejas calendas con un pequeño refugio , y el fuego a estas alturas debía ser toda una bendición, pues el tránsito por estas zonas no debía ser fácil, aunque subir desde Pola de Allande por la vera de la riega, no debía ser una cuestión cómoda, por muy tendida y protegido que fuera el tazado, pues ya se sabe que el gran enemigo de los caminantes santiagueros, son los ríos, los arroyos, sus humedades, y cruces.
P1090639P1090641P1090632P1090634

Me da pena estar escribiendo esto, en parte porque este final de verano tenía en mente hacer todo este viejo camino desde Santiago a Villaviciosa, en modo retorno, y no pudo ser y los azares de la vida me llevarán a las tierras de Aínsa, para rodar una vez más por  el Centro de BTT Zona Zero.

Seguimos nuestra ruta, y algunos como Poldo o yo mismo, empezamos acusar el cansancio, o la mala hidratación, pues los calambres parecen querer hacer en nuestras piernas mella, vamos librándonos apretando aquí y allá camino del Alto del Hospital, que se nos antoja ya muy dura, para no agravar más las cosas, caminamos un poco, para de este modo relajar los fatigados músculos, y ya ganando altura vemos los picos más conocidos de la zona como el Pico Tableiros y el Paradiecha, y esa contemplación vamos lidiando con la abundante piedra suelta de los senderos que estamos ascendiendo.

DSC01843

Las marcas en las zonas pedregosas dejan paso a las viejas balizas que se pusieron en su día para el tema de la niebla y que aguantan la presión del ganado y las duras condiciones climatológicas, y a esta altura el paisaje ya con bastante altura se hace algo más amable, o eso nos parece con la existencia de pequeños bosquetes de pinos, crecidos al modo de viejos bonsáis naturales. 

Se cruza el Alto de la Marta y la carretera concejil ALL-4 y se se3 sigue por la línea cumbral del Pico La Casilla y el Freitas, ya atisbando el final de nuestra ruta que se nos antoja largo, pero al alcance de la mano, y máxime cuando aprovechamos las pequeñas bajadas, hasta finalmente desembocar en el Alto de Palo en descenso desde la semi-picorota del pico del Palo, con sus 1.221 mts.

DSC01832

Y así rematamos nuestra ansiada etapa, aunque aún nos queda otra como es la de Grandas de Salime, pero esa la dejaremos para más adelante.
Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...