Mostrando entradas con la etiqueta Colunga. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Colunga. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de noviembre de 2017

VUELTA A LA SIERRA DEL SUEVE

P1160925
  • · Punto de Salida y Llegada: Arriondas
  • · Puntos de Paso: Arpaes-Collía-Miyeres-Bodes-Prado-Coceña-Prado-Carrandi-Riotroncos-Collau-Alto la Llama-Sieres-Miyares-Llames de Parres-Viabaño-Romillo.
  • · Longitud de la Ruta: 70 km
  • · Horario de la Ruta. 8 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 2025 mts
  • · Participantes: Toño Cuervo; Sandra Vigil; Luis Roza; Fritz; Jose Ramón Natal y Victor Guerra
TRACK DE LA RUTA EN WIKILOC https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20810302

Desde hace ya tiempo le teníamos ganas al promontorio del Sueve, pero teníamos claro que el gran macizo calizo de la Sierra del Sueve, no permite rutas de BTT ciclables, al menos por su interior; y tampoco es que sus laderas permitan enlazar caminos de forma facilona con la intención de rodearlo.

Por lo cual articulamos una ruta que en una sucesión combinada de caminos y carreteas locales, pudiésemos cerrar un bucle factible de realizar, aunque a veces tuviésemos que alejarnos de sus laderas, pero con la premisa de no perder de vista su figura, como característica de nuestra rasa costera.

image

El punto de salida, lo fijamos en Arriondas, de donde partimos tomando la famosa Plaza del Cañón para la primera foto, no es que fuéramos muchas unidades bikers, pero las suficientes como para que podamos rodar sin problemas en esta larga ruta que nos depara recorridos de gran belleza y de cierta dureza pues la ruta rebasa los 2000 mts., de desnivel acumulado y sobrepasa los 60 km.

De Arriondas, se parte en dirección a la carretera de Santiago de Pendás, que pronto coge altura sobre la villa parraguesa, a la vez que nos deja ante trazados de hormigón los cuales concluyen en el pequeño núcleo Arpaes, prosiguiendo nuestro ascenso bordeando ya por camino la loma de Boquerón, hasta desembocar en Collía y en la carretera AS-342, la cual seguimos hasta Andeyes. Ante la primera casa a la izquierda, se gira pasando sobre ella, abandonando la carretera para tomar un camino que nos lleva en descenso hacia la carretera PR-2 Bodes.

P1160930P1160934

Estamos siguiendo parte del recorrido de la maratón de Montes del Sella, aunque en esta ocasión obviaremos la subida al Bustaqu, y seguiremos por debajo del Fito, siguiendo los recorridos empleado por dicho maratón.

Subimos por tanto, por la carretera de Bodes, cuyo acceso pasa a ser de hormigón hasta un caserío aislado el cual aún permanece habitado, un poco más allá en la riega de Bodes, punto donde tuvimos una avería, la patilla del cambio trasero de Natal salta por los aires, aunque el cambio trasero no resultó afectado. 

Tras recambio continuamos hasta la casa del Pinal, a cuyo par comienza una subida, aunque factible para de este modo entroncar con un ramal asfaltado que une la Salgar con la carretera del Fito (AS-260). Una vez llegados a este pequeño acceso rodado, se gira a la izquierda pasando por encima de la riega de Bode hasta desembocar en la carretera del Fito.

P1160939P1160942

En este punto una pequeña parada para observar la amplia vega parraguesa, y los Picos de Europa a modo de telón de fondo, de nuevo nos echamos carretera adelante, hasta tomar el desvío de La Muñeca, jalonado con una gran portilla metálica, la cual da acceso a una pista-camino que surca por debajo del crestón del Fito, toda la ladera de la sierra, y dado el buen tiempo reinante es toda una gozada rodar este gran eje caminero que comunica la rasa costera con Parres y las calzadas que sube a los puertos astur-leoneses.

P1160959P1160956P1160964

Estamos ante un largo paseo, de casi 10 kilómetros, durante los cuales llevaremos a nuestra izquierda de forma permanente, el valle de Salgar y Alea, en toda su dimensión.

Tras estos bonitos kilómetros, donde observamos que el camino inexorablemente en algunos puntos se va cerrando de vegetación, concluimos ante el Campo de Golf de Berbes. La idea inicial era bajar a coger el Camino de Santiago ya en plena rasa costera, pero además de más kilómetros eso no entretendrá, por la cual a la conclusión del campo golfista, abandonamos el rumbo Norte, para virar al Oeste, girando por un camino a la izquierda en dirección al collado La Forquita

P1160965P1160969

El recorrido va en plano a la vez que va cerrando el bucle sobre las cumbres de la Sierra del Fito, las cuales corona el pico Gobia. Se abandona la pista que sigue al Oeste, y retomamos la dirección Norte para bajar por La Poza hacia Prado, donde descansamos un rato, mientras nos tomamos un refrigerio en el bar Casa Carlos.

Ahora nos queda el tramo que menos posibilidades de rodadura tiene, pues subir al cueto de Sol de Miguel o subir por el valle de Ortigoso, nos parecen opciones poco factibles, por tanto, desde Prado bajamos a la Playa de Espasa, ya en pleno valle para rodar todo ello por asfalto hacia Santiago de Gobiendes, dejando la opción de Sol de Miguel de lado y tomando la carretera CL-2 hacia la aldea de Carrandi, a cuyo núcleo llegamos tras una bonita ascensión.

 La aldea de Carrandi nos recibe en plena soledad, y donde hacemos un pequeño descanso para hacer unas fotos a la aldea

.P1160976P1160981

La ruta sigue por la carretera en ascenso, ahora rumbo Sur, pasando por La Venta, para dejar el eje asfaltado en La Era, donde tomamos un camino paralelo a la carretera, y cuyo trazado va a buscar el cueto de Caxigal. Un camino que se va convirtiendo en sendero, ya que henos dejado la pista que nos llevaría hacia el valle de la Degollada, que hubiera sido otra posibilidad.

Pero seguimos nuestro track inicial para entrar en una sucesión de caminos muy abandonados y tomados por los cotoyales, para de esta manera bajar a Campones y desembocar de nuevo en la carretera local CL -2 en Riotroncos, seguimos rodando por tal eje hasta el km 41,5 de nuestra ruta, pudiendo ver a la altura de la Erta. de Sta. Agueda, una esfoyaza que no era una recreación sino la preocupación porque algunas costumbres no se pierdan.

Documentada la esfoyaza nos fuimos por el carretil de Collau y Rameu, para alcanzar de este modo el famoso Alto de la Llama, aquí por temas horarios nos abandonaría Natal. Los demás seguimos dando pedales por el track que tenemos consignado.

P1160986P1160988

Pero en está ocasión no nos fuimos por carretera desde el Alto la Llama, sino que nos dirigimos hacia la collada de Campurriu, dejando de lado la pista que sube a Espineres a la altura de una gran portillera, para de este modo emboscarnos en unas sendas que nos dejaron ante la bonita cabaña de La Cruz. Puede pensarse que el valle de Campurriu es la mejor opción para bajar hacia Miyares, cruzando la Campa La Linar.

Seguramente en su tiempo pudiera haber sido así, pero hoy los caminos están muy perdidos, y preferimos dado lo que llevamos rodado y el desnivel ya alcanzado y teniendo en cuenta la hora del día, optamos por bajar por la cómoda pista que va en franco descenso por la Cruz de Maria Mingo hacia los pueblos de San Feliz, y Sieres, y por sus acceso rodado desembocar en la carretera AS-358 proveniente del Alto la Llama.

IMG_5611IMG_6965

En este punto conectamos a su vez con el llamado Camín de Covadonga, que nos presenta su cara más urbana al desfilar durante un buen trecho por las diversas carreteras locales, cruzando núcleos tan singulares como Miyares, La Goleta, Sorribes y converger en La Fererra, ante el circuito de Kars.

Podíamos seguir hacia Nevares más cerca de las laderas del Sueve, pero nos parecía que el tanto el Camino de Covadonga, como el Camino de la Reina, podían ser buenos ejes para volver a la capital del Concejo de Parres, por tanto, cruzamos la carretera general N-634 y el río Piloña y como la vía de FEVE, para subir por medio de una senda hacia Villa de Huergo, siguiendo trazados mixtos: de tierra y asfalto, y un compuesto de trazados: sendas caminos y carreteras locales, ahora siempre rumbo Este, con dirección a Arriondas.

P1160989P1160985P1160966

Este tramo que ahora emprendemos nos lleva a localidad de Llames de Parres, podíamos para tomarnos algo, pero ya es tarde o sea que seguimos hacia Viabaño, donde ya tomamos el Camino de la Reina que por trazados de tierra y por encima del río Piloña, surca hacia la aldea de Romillo, por un trazado que como digo. comparten tanto el Camín de Covadonga, como la Ruta de la Peregrinaciones, o el GR 109 o el Camino de la Reina. La verdad que pese al desnivel acumulado el grupo resiste bien el trazado, incluido yo mismo a Sandra, el resto Toño, Roza o Fritz van sobrados, o eso parece
. IMG_8007

Ya en Romillo la cosa de hace tarde y abandonamos los trazados para irnos el acceso rodado hacia Ozanes, para de este modo entrar en Arriondas ya casi anochecido, aunque aún se podía ver la poderosa cumbre del Sueve, al cual en ningún momento perdimos de vista su presencia.

Fotos de Víctor Guerra; José Ramón Natal

Victor Guerra

domingo, 8 de enero de 2017

DE LA RASA COSTERA A LA SIERRA DEL FITO

DSCN0010
  • · Punto de Salida y Llegada: Colunga
  • · Puntos de Paso: La Isla-Prado-Carretera del Fito-Campo Golf Berbes-Berbes- La Isla-Huerres
  • · Longitud de la Ruta: 35 km
  • · Horario de la Ruta. 3 h, 30 minutos
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 808 mts
  • · Participantes: Javier Riestra, Luis Roza y Victor Guerra
Aprovechando los momentos de relax que nos han ido dejando estas fiestas y la ventana climatológica primaveral que tenemos, aunque con mucho frío, no cejamos en nuestras rutas, y poco a poco hemos ido metiendo rutas por entre semana.

image

Pequeños trazados que se mueven por el área centro costero de Asturias por cuyo motivo programamos una salida por la zona de Colunga, que no es que sea un área pródiga en rutas, pero las que tiene permiten muchas variantes, y una de ellas es esta.

Nos quedamos los tres componentes que nos atrevimos a pedalear por semana en Colunga, en tomar un té tempranero en el Café de la Esquina, y tras ello nos pusimos en ruta, sin mucha orientación de cuál podría ser la ruta a realizar.

Lo cierto es que viendo el tiempo de que disponíamos y las preferencias de mis compañeros de ruta, digamos que son más escaladores que amantes de los descensos, fui vertebrando una ruta que tuvo como primer objetivo alcanzar la capital del Concejo de Caravia: Prado.

Para no repetir sendas y trayectos, la ida hacia Prado partió, como digo de Colunga, afrontando la fría mañana por tramos asfaltados hacia Huerres, al que pronto llegamos, y a cuyo punto tomamos el camino PR-AS 196 Ruta de los Misterios del Mar, que desfila en la ida por entre los parajes de Chavida y Manzanilla, para entrar de forma cómoda en el poblamiento de La Isla, pasando antes de entrar por delante del viejo edificio de la Colonia Escolar y sus sangriento hecho
.DSCN0004

Un paseo por amplios y cómodos caminos que al punto nos dejaron en La Isla, a esta hora de la mañana, todavía muy solitaria, a pesar de la bondad climatológica. Salimos desde aquí hacia la playa La Espasa, cuyo recorrido es todavía más cómodo, pues se vertebró prácticamente a base de recorridos de asfalto, teniendo que rodar un tramo de la Nº-632, prácticamente desde La Isla hasta la Playa Espasa, que por otro lado es un tramo común en la ida y vuelta, aunque se podría desdoblar entrando hacia Gobiendes.

Una vez en la playa de La Espasa, aquí se me ocurrió ofrecerles una interesante variante a mis compañeros, y era hacer una subida interesante que una vez aceptada nos abrimos a la derecha para ir hacia el pueblo de Duesos, dejando la franja costera, y ya el mismo pueblo sin complicarnos mucho subimos a Prado. Zona bien conocida, pues no en vano desde aquí ya hemos hecho partir alguna de nuestras rutas.

P1130740

En Prado dejamos el rumbo Este para virar al Norte entrando por el pueblo buscando la pista que sube a la par de la riega de Caravia para ganar la carretera del Fito a la altura de La Trincherona, PK12,5.

Una subida no muy fuerte, con algún que otro repecho el mayor de ellos tras el gran depósito de aguas se encuentra ahora hormigonado, y cuyas trazas hace las delicias de Luis Roza y Javier Riestra, que les gusta emplearse a fondo en las subidas; mientras yo me debato con la nueva trotona, una Cayon de Enduro 140mm, que pesa como un demonio, y cuyos neumáticos impresionan: 2,40, al menos para mí que estoy tan acostumbrado a mi semirrígida Yeti ARC con poco peso y estrechos neumáticos, y encima con unos desarrollos que no son los mío, pero bueno a montura prestada no le vamos a sacar techas. 

Me retuerzo sobre la trotona y pese a los múltiples «ruidillos» que me acompañan a ritmo cada vez más sincopado, consigo llegar arriba sin apearme, a cuyo punto están esperando tan pichis mis dos compañeros de ruta, tras rodar de forma tranquila unos 14 km.

P1130744

Una vez en la carretera del Fito (AS-260,) solo tenemos que recorrer en ascenso unos 500 mts., para desviarnos a la izquierda entrando en una pista cuya cabecera está marcada por un macha roja en un árbol. El recorrido va por encima de nuestra anterior subida por el Pico Castro. Esto es todo lo que vamos a subir hoy, porque a partir de ahí bordearemos la Sierra del Fito por la vertiente Norte de Oeste a Este hacia el Campo de Golf de Berbes, o sea unos 6 km por una pista cómoda y a media ladera.

Este es un recorrido donde se aprecia como poco la versatilidad de la Cayon, y eso que aquí no hay grandes obstáculos ni saltos, pero se deja conducir muy bien con sus 140 mm., de recorrido en la suspensión. ¡¡ Impresionante¡¡¡ Con esas características desaparecen obstáculos piedras!

P1130735P1130734P1130743

Recorremos a buen ritmo todo el tramo que bordea la sierra, cruzando una buena parte de las cabeceras de las riegas que bajan hacia la rasa costera, y cuyo trazado nos aporta bonitas vistas sobre toda la franja costera, aunque el tiempo va empeorando, pues los matutinos rayos del sol se van viendo alterados por la presencia de tenues nubes que amenazan lluvia.

Cruzamos en esta travesía, la collada de La Forquita que da acceso a Prado, y seguimos ruta adelante por El Fabar, para salir a zona más descubierta como es la campa donde se asienta el campo golfista de Berbes, del cual salimos por el acceso rodado que ha en dirección Norte en franco descenso y que dejamos al poco para doblar hacia la izquierda y quedar al pie de las casas de La Ordiera. Eso sí nos quedamos con la copla de la pista que, desde La Forquita, baja valle abajo, no hacia Prado, sino hacia Riosbosque, y que algún día tendremos que rodar.

En Ordiera viramos a la izquierda para rodar un tramo por la Nª 632, hasta el PK, 13,8 de la carretera y con 23 km., rodados nos adentramos en el sendero que se marca como Camino de Santiago y que va por el Cantu la Figar, hasta desembocar en el Arenal de Morís. Un tramo que pasa de lo amplio a lo estrecho, y por cuyas trazas la Cayon de Javier Paredes, que ha sido el prestatario de la trotona, rueda que se las pela.

En el Arenal de Morís, dejamos el Camino Real, y nos vamos por el sendero costero, que es más divertido y emocionante, aunque algunos tramos a mis compañeros se les amontone el trabajo tanto por lo estrecho del sendero como por algunos tramos técnicos por la zona de Punta Escalar y los Romedos, aunque hay puntos que es obligado bajarse por la presencia de cierres, de esta manera nos ponemos de nuevo en la playa de La España que cruzamos por su riega para repetir camino de nuevo hasta La Isla, con unos 29 km recorridos

.P1130745P1130746

El tramo de la senda costera por Punta Escalar, fue un leve entremés, pues lo más divertido vendrá desde La Isla hasta el desvío de Huerres- La Griega. Este es un tramo que va pegado literalmente a los acantilados costeros y se abre paso por medio de un estrecho y retorcido trazado al que hay que prestar atención, pues al mínimo descuido nos podemos ir por el terraplén abajo. El tramo tiene algunos puntos técnicos que en nuestra dirección rumbo Oeste, que desde La Ordiera hemos cogido, son difíciles de sobrepasar dada su altura.

Una parada antes de llegar al cruce antes mencionado, y nos entretenemos en ir identificando parte del recorrido realizado.

P1130738

Nos ponemos en marcha para una vez ganado el cruce que reparte flujos donde se  gira a la izquierda en dirección a Huerres, repitiendo camino hasta llegar de nuevo en Colunga.
Víctor Guerra

viernes, 12 de febrero de 2016

POR LA RUTA JACOBEA: RIBADESELLA-VILLAVICIOSA

"alt P1080332 Participantes ruta"
  • · Punto de Salida: Ribadesella
  • · Punto de Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de Paso: Berbes- Caravia-La Isla-Colunga-Pernús-Sebrayu
  • · Longitud de la Ruta: 39
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 762 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 640 mts
  • · Participantes: Javier Dolado; Tania, Noelia Rojo; Fernando; Juan Moreno, Aurora Alvarez, Frit, Poldo Figueiras, Victor Guerra
  • · INDICE IBP: 80
P1080422

Tras poner en marcha la idea del ciclado de los Caminos de Santiago, pese a la complicada logística que ello conlleva, de nuevo afrontamos una nueva jornada, en este caso la que corresponde con las 2 etapas que plantea el recorrido que media entre Ribadesella a Villaviciosa, en general un trazado sin mucha complicación.

Partimos, después de dejar alguno sin desayunar en el punto final de la ruta, en Villaviciosa, pues llegan como el «gaitero a la fiesta» ¡Venimos a rodar ¡

Generalmente no hay problema si las rutas son circulares, pero sí sucede como en este caso que los destinos de salida y llegada no son los mismos y existe entre ellos una serie de kilómetros, pues ya hay qué pensar en los desplazamientos de coches y demás, para optimizar los esfuerzos, ya que hay que dejar infraestructura en ambos costados.

image

Tras los clásico avatares de última hora de acoples y demás salimos de Ribadesella, en nuestro caso de una zona como es la Cueva de Tito Bustillo, y cruzando la carretera Nª 632 nos adentramos por su barrio noble en dirección al pueblo de Abeu, sencillo y plácido paseo por asfalto, que resulta muy agradable en este veraniego invierno que nos ha tocado en suerte. 

En el citado núcleo conectamos con los firmes de tierra, siguiendo siempre dirección Oeste como mandan los cánones santiagueros y las peculiares conchas astures, que nos van conduciendo hacia el pueblo de Vega, donde quedo admirado de la capacidad de algunas personas al poder contemplar cuadros pintados en los diferentes huecos de una vivienda; el personal biker apenas ni se detiene pues baja desenfrenado hacia la playa de Vega, ajenos a estas curiosidades que jalonan la ruta jacobita, y que son lo que le dan vida.

P1080351P1080353P1080355P1080354

Ya en las dunas de Vega, buscamos el viejo camino que sube hacia El Cueto, pero en vez de seguir el camino ancho, cuando este empieza empinarse, nos echamos a la derecha para coger la senda más estrecha que va subiendo hacia el Alto de Berbes, a cuyo punto llegamos quedando ante la Nª-632, que apenas tocamos, pues al punto nos vamos por la derecha para entrar de este modo en el pueblo de Berbes, que cruzamos para rodar por la citada Nª -632, un tramo hasta la altura del Cantu la Figar, donde las marcas del sendero peonil jacobita indican que debemos meternos, dejando la carretera para entrar de este nodo en los predios del Arenal de Morís.

P1080360P1080397

Desembocados tras unos tramos bonitos por encima de acantilados hasta concluir ante la riega de Caravia, ahora toca rodar por lo próximo a la rasa costera de La Tuerba, aunque el Camino Jacobeo va más recto y sale un poco más arriba, pero por nuestra cuenta y riesgo, preferimos salir de la zona yendo más pegados a la costa, por una sucesión de prados, que en algunos puntos nos obliga a descabalgar de la trotona, para poder realizar los estrechos pasos peoniles, hasta el otro lado de la linde.

De este modo pasamos por detrás del promontorio dela Garita, hasta ya dar vista en lontananza la bajada por praderías hacia la Playa Espasa, en cuyo punto hay que recorrer en toda su extensión el paseo playero que nos deja ante la Nª-632, que se rueda pasando por el puente la riega Espasa, entrando de nuevo a la traza santiaguera a la vera de una vieja casona-venta que nos da acceso por su parte trasera al camino que nos lleva directamente a la bonita población de La Isla.

IMG_8110IMG_8107

Donde se llega de forma cómoda y punto ideal para dar un descanso al cuerpo, y tomar el solecito a la par de uno de los ocalitones del paseo playero, tras lo cual nuestra ruta continúa enhebrando el poblamiento de La Isla, para de nuevo dejar de lado de nuevo la traza de peregrina, para rodar por unos instantes lo más pegado posible, a los acantilados. Aquellos que les miedo las alturas o rodar por senderos estrechos con el mar a un lado, pueden optar por el camino tradicional que va a Huerres de forma directa desde el mismo Colunga.

El sendero hasta llegar al camino de Huerres por la franja costera, es divertido con sus subes y bajas y sus cerradas curvas…, pero eso teniendo en cuenta que a nuestra derecha se encuentra el mar, y a veces a una cierta altura y permite pocos despistes.

IMG_8111

La senda marítima desemboca al final en un amplio camino, La Corvera, que por la derecha nos llevaría en fuerte subida hacia la Playa de la Griega, pero nuestra ruta vira a la izquierda hacia el pueblo de Huerres, el cual se atraviesa para coger ya directamente por San Juan de Duz, cuyo emplazamiento reconoceremos por su impresionante iglesiona, camino de Colunga por cuya trasera se entra hasta el centro mismo de la villa, y punto interesante para un tentempié que algunos extendieron a su modo y consideración.

Si hasta aquí la ruta fue una suerte de carreteritas, caminos y sendas, ahora hasta será un continuo rodar por asfalto cuya traza se toma a la salida del mismo Colunga cogiendo la dirección a Pernús. Tras unos kilómetros planos, luego la carretera se empina Pernús arriba, hasta llegar a San Antolín de la Llera, son unos siete kilómetros de buen rodar, aunque unos 3 km de ascensión continuada

DSC02221

En la Llera, aún queda un tramo del itinerario que siendo de asfalto, hasta llegar a la iglesia de San Salvador de Priesca, construcción con elementos prerrománicos y con un entorno y estructura urbana muy cuidada, y a cuyo pie el camino jacobita abandona el duro asfalto que tanto fatiga a los jacobitas y se adentra por una senda muy bonita en descenso hasta el lavadero sobre la riega de Sebrayu, donde se empata con la carretera local VV-15, por la cual se rueda unos cuantos cientos de metros hasta la aldea de La Vega con su enorme Palacio, y donde se deja el citado eje, para rodar de nuevo por un trasunto de caminos a la vera de la riega citada, pasando por delante de una capillita y de la autovía hasta desembocar de nuevo en los firmes de asfalto que nos permiten ganar la aldea de Sebrayu, donde se haya el albergue de peregrinos, instalado en las vieja escuela del lugar.

IMG_8120IMG_8117

Desde que se entra en los contornos del albergue de Sebrayu, uno ya no tiene más opción que recorrer por asfalto el tramo que va hasta la altura de Tornón, o sea unos 3 km largos, hasta ese momento tenemos un camino ascensión leve pero matadora, que nos permite primer un repecho hasta coronar en El Fresno y su garito de descanso del «Peregrinu cansau» y luego otro pequeño alto, que antes de coronar, la traza santiaguera entra en otra suerte de sendas y caminos en general bastante embarrados que por debajo de La Cuesta , nos devuelven de nuevo a las trazas asfaltadas de la parroquia de Carda, por cuyos predios entramos ya directamente a Villaviciosa, donde concluye nuestra particular ruta jacobea.

IMG_8863
  • Fotos de Juan Moreno, Javier Dolado, Victor Guerra, Jose Ramón Natal
Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...