Mostrando entradas con la etiqueta Embalse del Atazar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Embalse del Atazar. Mostrar todas las entradas

lunes, 3 de diciembre de 2012

jueves, 26 de agosto de 2010

RODANDO POR EL ATAZAR: SENDA DEL GENARO (variante BTT)

En estos días puedo decir que he concluido mis trabajos como Director del Proyecto Senda del Genaro, donde llevo ya casi tres años lidiando con el proyecto,  cuyo titulo final  es la SENDA DEL GENARO, que para Septiembre esperamos se pueda inaugurar,  y se pueda tener ya en las  manos un mapa de la Ruta, y para un poco más adelante la topoguía completa,  y alguna otra novedad tecnológica para uso de senderistas y ciclistas

Fotos 152

La senda que suma unos 70 kilómetros largos de recorrido y que da la vuelta completa al famoso Embalse del Atazar, ubicado en la Sierra Pobre de Madrid,  o sea en un lateral  de la Nacional 1 de Burgos, pues está diseñada para Senderistas, actividad ecuestre y BTT, en algunos momentos por temas de anchos en los trazados y épocas de usos, este GR 300, pues presenta un deslindamiento en algunos tramos separando o disgregando los usos ciclistas de los senderistas. Es de esta forma como se ha obtenido una variante para BTT que forma casi por si sola una variante para BTT, que si bien está señalizada sus cabeceras de segregación, luego la variante de BTT está sin señalizar en su recorrido.

Habrá manera de obtener tracks y demás para hacerla, pero aún así doy este entremés de la variante que conforma en si una sola etapa.
  • Km de la Ruta Variante BTT: 38
  • Tiempo de la ruta 4 horas
  • Ascenso acumulado:  1.161 mts
  • Descenso acumulado: 1.191 mts
Sale esta variante, por ejemplo de las cercanías de la Atalaya Arabe de Torrepedrera, al pie del pueblo del Berrueco, y a cuyo punto podemos llegar  siguiendo la señalización de la Senda del Genaro, al pie de la carretera M- 133- junto a una portilla de espinos y al pie de un buen  montón de arboles cortados, arranca en ascenso esta variante que busca el cortafuegos que baja de Cabeza Cerugea.

Fotos 109 Punto de arranque de la variante de BTT.

Subimos pues por el camino tradicional hacia el cortafuegos de Cerugea, para cuando hayamos ganado este corte en la maleza en los alto del cordal, con vistas a un lado y otro, veremos que la Senda del Genaro, se va por la derecha por un sendero derecha a los barrancos que nos llevan hacia Patones, los Betetistas, tienen esta opción, la de seguir ascendiendo hacia la cumbre de Cerugea, y tras ganar la cumbre bajar de nuevo a la carretera M –133, en este punto tenemos varias opciones, o irnos por la izquierda bajando por carretera hasta un desvío de tierra firma a la derecha, 2,5 más abajo; o cruzar la MI-133 y una vez hecho o seguir de frente  loma arriba o seguir por la pista de la derecha para desviarnos en cuanto podamos por un sendero  hacia el cortafuegos que va por la Peña Escrita hacia la Braña  Grande. Cojamos la variante que cojamos tendremos que subir a pie un trechito para bajar un poco y tomar una pista que en una pequeña vaguada se va a la derecha hacia Patones.

Es verdad que este punto se nos abren nuevas posibilidades, como seguir hacia el Cancho de la Cabeza y luego por donde nos viniera bien seguir hacia el Ponton de la Oliva. Nosotros seguiremos por la pista indicada y cerrada por una cadena que siguiendo su desarrollo en pleno descenso por el Piojar nos baja hasta el entronque con la Senda del Genaro , en pleno sendero del barranco que nos lleva directamente a la parte trasera de Patones de Arriba.

Desde Patones la variante prosigue por la calle real arriba hacia la zona del deposito de agua, la Senda Genaro se va por la izquierda hacia el Cancho la Cabeza. En este caso nuestra ruta sigue las marcas del GR 10 ya muy viejas, y tras ganar el deposito nos vamos en descenso por un sendero trialero que nos deja ante una explotación de abejas, a partir de ese momento se entronca con una pista de servicio del Canal Isabel II Canal del Jarama prosiguiendo por el carril asfaltado, pasando por encima del Pontón de la Oliva hacia la minicentral del Atazar.

Fotos 154

Cruzamos la carretera M-134 a la altura del Cerro de la Oliva y tomamos la pista que hay a la izquierda y bajo hacia el rio Lozoya, una larga bajada y un largo recorrido en plano que nos lleva sin perdida alguna hacia la Presa de la Parra, un poco antes entroncaremos con la señalización de la Senda del Genaro que viene del Poblado del Genaro.

Fotos 199

Una vez sobrepasada la Presa de la Parra o el vado del Lozoya, se puede hacer por los lugares, la Senda del Genaro se va hacia la derecha por senderos complicados para ciclar, por lo cual la Variante de BTT que hemos diseñado se va por la pista que sube hacia la Almohadilla para entroncar un poco antes con la  pista que va desde el Atazar hasta Alpedrete, en ese punto se gira a la   derecha y con un bucle que podemos hacer por donde queramos bien por la derecha o por la izquierda , seguimos la pista principal que va hacia el pueblo del Atazar, un largo recorrido de ascenso y de llaneos con alguna que otra subida.

Fotos 221
Panel de la ruta  en el Atazar, y la pista por donde venimos de los vados del Lozoya.


Textos y fotos y tracks  @ Víctor GUERRA.
SI necesitas tomar estos datos no hay problema siempre y cuando cites la fuente.

domingo, 28 de septiembre de 2008

RODEANDO EL EMBALSE DEL ATAZAR



RUTAS BTT:   “ RODANDO POR EL GENARO ”

 

Tipo de Ruta: Circular a

Punto de Salida: El Atazar  (Madrid)

Punto de  Llegada: El Atazar  (Madrid

Puntos del recorrido: Robledillo de la Jara- Cervera de Buitrago- EL Berrueco-Patones- El Poblado del Atazar

Longitud:  54  km

Horario:   6  h

Desnivel en subida  Acumulada:  1.913  mts.

Desnivel d bajada Acumulada:   1. 906 mts.

 

 El Embalse del Atazar es un escenario de serranía  ideal para  la BTT

 

Ahora que está tan de moda buscar asturianos fuera de nuestras estrechas fronteras regionales, es bueno darse un garbeo por esos entornos donde también rodamos los asturianos, y ya que tengo encomendad la dirección técnica de poner en valor una ruta para BTT en la Sierra de Madrid, que mejor que llevar a varios amigos ciclomontañeros por dichos lares.

 

Al Embalse del Atazar hay que dedicarle unos días, nosotros nos fuimos el  puente vacacional  de Mayo, época ideal para rodar por la llamada Sierra Pobre de Madrid, y a la cual llega bien por la Nacional 1,  tras dejar atrás Somosierra. Tambien  se puede acceder por la  A-6 y  desviarse en Collado Villalba hacia Guadalix de la Sierra y enfilar hacia la Cabrera-El Berrueco.

 

Una vez estacionados en la zona, en la cual hay  abundantes alojamientos, tenemos por delante la posibilidad de dar vuelta a uno de los embalses más singulares de la zona Noroeste de Madrid, y  por una de las sendas que esperamos se convierta en una ruta de referencia para el ciclismo de montaña.

 

Los astures que allí nos plantamos, salimos del pueblo del Atazar, atalaya desde la cual se contempla buena parte de los entornos del embalse. La salida se hace desde el Panel de Inicio de la etapa Atazar-Robledillo de la Jara, y a cuyo pie se toma la gran pista que primeramente va en descenso hacia el suroeste, abriéndose paso por entre los jarales que pueblan toda esta zona buscando el mejor sitio para cruzar el arroyo de Rilato tras lo cual comienza una larga subida, rápida al principio siendo el resto más tumbada hasta coronar la cordal de Matachines.

 

Tras esto aparece al otro lado una parte del embalse y tras su calma contemplación y recuperado el resuello, pues no estamos acostumbrados a estar tanto tiempo rodando a mil metros de altitud, nos echamos por la estropeada carretera, que va hacia Robledillo de la Jara, que cubrimos en menos de  2,5 km.

 

Ante el panel de la etapa de Robledillo, un poco antes y a mano izquierda nace una pista jalonada por unas setas de hormigón que nos van conduciendo en descenso hacia una riega en plena  Dehesa Boyal,  para sufrir a continuación por rampas fuertes, pero de ancho trazo, camino del pueblo de Cervera de Buitrago, que se nos muestra esquivo. Ganada lo alto de la loma pronto una trifurcación nos indica cual es la dirección  ideal para bajar  hasta el pueblo que cruzamos raudos rumbo al camino que queda al otro lado de su carretera general y que nos permite llegar a las orillas del embalse del Atazar pudiendo contemplar como los hidroaviones planean sobre sus tranquilas aguas para abastecerse y apagar más de un incendio.

 

El paseo por la orilla  del embalse, se hace por camino ancho que nos conduce a lo más profundo de la Dehesa, hacia la que viramos antes de entroncar con la carretera, dejamos  atrás un par de cierres, casi al pie de la M-127, se gira a la izquierda para dirigirnos acompañando al arroyo Dehesa que cruzamos a la altura de la fuente de la Pelaya.

 

La ruta desde este último giro antes de la fuente se mete por senderos más complejos pues estamos en zona cañada, y ya se sabe que siempre a ésta le suelen dar los peores territorios, lo cual se hace divertido después de tanta pista. Irremediablemente salimos de nuevo a la carretera  M-127 que nos lleva directamente a la impresionante presa del Villar con el encajonamiento del río Lozoya.

 

Un tramo de carretera hasta el desvío de El Hospitalillo, donde la cañada tuerce para Mangirón, nosotros nos vamos por la izquierda por el camino de servicio del Canal de Isabel II, que aunque está asfaltado, pronto buscamos los tramos de tierra que van por encima del canal y de los distintos puentes y viaductos que se hicieron para ganar los desniveles de las vaguadas.

 

Ahora el embalse está a nuestra izquierda y enfrente se ve Cervera y su amarre de barcas; seguimos pisteando sin apenas desnivel rumbo al pueblo del Berrueco, ahora los jarales han dejado paso a los grandes encinares y algunas que otra pradería. Llegar al Berrueco es llegar al mundo del granito, como bien se muestra por sus calles repletas de obras de cantería, es todo un espectáculo ver como se abren los grandes bloques en piezas a base de maza y cuñas.

 

Tras el descanso en El Berrueco, la ruta que se reconoce por un desdibujado monigote pintado en azul que alguien bautizó como “el genaro” ; Desde este simpático pueblo la ruta  toma otro cariz, las pistas al principio nos van llevando casi por el borde del embalse pronto se alejan de él para enfilar en franca subida hacia la Cerro Moro y luego hacia Sierra Ceruega, con la torre árabe como referencia que se divisa desde muy atrás.

 

La torre la tenemos a nuestro alcance cuando nos topamos con la carretera M- 133, doblando hacia la izquierda para volver a virar a los 700 mts de nuevo a la misma mano por una fuerte pendiente cuyo trazado se entremezcla con un cortafuegos, lo que ya idea de la dureza de la subida, ganado el primer rellano la senda cruza el cortafuegos y se echa ladera abajo por un senderillo apenas dibujado que hace las delicias de Carlos y de Chus, se cruza la carretera M y se sigue bajando desde El Borondillo hasta el arroyo del valle de los Pradales, para volver a subir pendiente arriba hasta de nuevo coronar lo alto de la cordal.

 

Estamos encima del barranco de Patones, y delante se nos muestra una de las bajadas más bonitas y trialeras de la zona, corta pero intensa que pronto nos deja enhebrados en el fondo con el arroyo de Patones, y jugando cuando con sus orillas, cuando con su cauce entramos en el reino Patonero, en Patones de Arriba, ese bello pueblo renacido de sus cenizas gracias a la pasión de un francés que llegó por estas tierras en los años 60, y que hoy es un hito más a visitar en la zona.

 

De Patones salimos por sus empinadas calles hacia las viejas  eras,  por el PR.M 14;, aunque también se puede coge la variante del GR 10,   e ir hacia  El Pontón de la Oliva y el Embalse de la Parra,  a través del Canal de Cavarrús y el río Lozoya.

 

Preferimos ser  fieles al trazado y entre empujes de bici y tramos rodando por un estrecho sendero,  se gana la cima del  Cancho de la Cabeza, con un espectacular vista sobre gran parte del Embalse del Atazar y la Sierra Pobre madrileña ; luego se vira hacia el Poblado del Atazar, para una vez cruzada la carretera M- 134; tomar otro desvencijado sendero que se echa ladera abajo hacia el fondo de los meandros del río Lozoya, el cual pasamos por el puente de  la Presa de la Parra.

 

Aquí nos bifurcamos, y unos tiran por la pista que sube a buscar la de Alpedrete, y luego vira hacia El Atazar;  y otros para medir la dureza de la Senda Genaro, tiramos por el sendero que se abre por encima de los barrancos del Lozoya, Cerrillo de la Llobera y la riega del Arroyo de la Pasada, por cuyos surcos y sendas también  va el GR 88. Menos kilómetros pero más duros,  y con tramos no ciclables.

 

Dando así por terminada la bella excursión que da vuelta a un Embalse como El Atazar

 

Víctor GuerraCarlos (Fierros) Chus y el autor de las rutas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...