Mostrando entradas con la etiqueta Labra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Labra. Mostrar todas las entradas

viernes, 3 de noviembre de 2017

VUELTA A LA SIERRA DE LA CUBETA

  • · Punto de Salida y Llegada: Cangas de Onís
  • · Puntos de Paso: Soto Cangas- Corao-Tárano-Llenín-Cuerres-Telleu-Mestas de Ardisana-Riensena-Igena- Labra
  • · Longitud de la Ruta: 48 km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.195 mts
  • · Participantes: Corsino; Ferchi, Poldo Figueiras, Javier Paredes, Javier Riestra, Luis Roza y Victor Guerra

Hay un tema interesante que parece que desconocemos bastante, y es la existencia de Calzadas Romanas, o de Caminos Reales, más allá de los pasos históricos entre los puertos astur-leoneses, o la existencia de calzadas intermedias, como pudiera ser la Calzada Romana de Caoro.

P1160904P1160908P1160917

Sin embargo, en Asturias hay más calzadas y caminos, que los cuatro que se significan a modo de llegar por ejemplo a Covadonga, y uno de estos caminos, bastante desconocido es este que vamos a describir. El cual tendría su comienzo en Llanes y su final sería la localidad de Caorao.

Pero como las logísticas mandan y para no complicarnos mucho, pues realizamos la ruta, al menos la parte más interesante, realizando un bucle y para lo cual partimos de Cangas de Onís, para proceder a recorrer la llamada Calzada de Riocaliente, que, pese a su abandono, aún presenta tramos de muy buen ver, dejando al descubierto su importancia como vial caminero.

image

Pese a la importancia de Corao, decidimos realizar la ruta desde Cangas de Onís para darle un poco más de longitud, y el objeto de partir desde esta vertiente, es debido a que es más factible de este modo ya que la Calzada, presenta menos dificultad ganar su máxima cota.

Desde Cangas de Onís, se parte desde el parquin de la Estación de Autobuses, para seguir por el Camino de Covadonga, el cual desfila a orillas del río Sella, pasando por delante de la Casa Cuartel de la Guardia Civil camino de la población de Celorio, ubicada a la vera de Soto de Cangas. Tramo casi que, en su totalidad es asfaltado, el cual se hace a buen ritmo.

P1160815

Se atraviesa el núcleo de Celorio, por el que se va a la derecha el Camin de Covadonga, y nosotros seguimos de frente, rumbo Este. Se deja la carretera que va al puente de Cauvilla, para seguir rodando por firmes de tierra, y tramos menos anchos que nos van llevando hasta tropezarnos con la carretera AS-14, justo enfrente de Corao. En nuestro caso entramos en el pueblo para visitar sus diversas casonas, como la de Frassineli, y desde donde se toma la carretera que sube hacia Corao-Castillo que sube en franco ascenso hacia la aldea de Tárano, se va ascendiendo a la que vez que se rodea el Cerro Iguedo hasta entrar en Tárano, por el lateral de capilla dedicada a la Virgen de la Velilla.

En Tárano, en vez de tomar el acceso rodado, obviamos éste, y nos vamos en descenso por las pistas de concentración hacia la aldea de Llenín, donde parte otro eje asfaltado que tras una pequeña bajada sube de forma abrupta a la par de la riega de Piedrahita hacia la pequeña y altozana aldea de Cuerres, donde se acaba el asfalto.
. P1160820P1160824P1160822

Un poco antes de que esto suceda, tras dejar atrás el caserío de Cuerres, nos metemos por el primer camino que queda a mano derecha y que pasa ante la puerta de Casa Nueva, al instante se deja el acceso rodado, para irnos por un camino también a la derecha que pasa por delante de una cuadra y cuyo trazado ya no dejaremos, eso siempre manteniendo rumbo Este, al menos hasta el collado de la Vega el Puerto.

El camino pasa por unos pequeños prados, pegado al arroyo de Vega Seca y bordeando la parte bajera del Pico Sierra Llanosu, cuando se deja el trazado plano y va cogiendo altura el camino se estropea y queda reducido a un sendero que se interna en el bosque para ganar el marcado collado de la Vega del Puerto, y limite concejil y que nos obligará a tirar de nuestras trotonas durante unos 12 minutos, por la zona boscosa, por entre la cual se adivina fácilmente la caja de lo que fue la vieja Calzada.

P1160835P1160837

Ya en lo alto damos vista a los profundos valles en los que enmarca este territorio tan enmarañado de riegas, valles u sub-valles tan poco poblados pero que vieron cruzar durante muchos decenios estos parajes mediante la existencia de una Calzada, denominada de Riocaliente, o de Mestas de Ardisana.
En el collado y orientado al Norte, tras los matorrales y un gran árbol, se encuentra el comienzo de un sendero que se va haciendo más ancho hasta dejar al descubierto una amplia calzada, que presenta tramos que denotan la estructura constructiva de esta, pudiéndose ver la importancia que debió de tener en su día como eje de comunicación de Llanes con esta zona de Corao.

Pueblo este,  que se nos presenta como una auténtico núcleo repartidor de flujos camineros, bien hacia los Picos de Europa, o hacia las diferentes alas territoriales: Panes o Cangas de Onís, sin olvidar las diferentes salidas hacia el Sur, bien pudieran ser por la Senda del Arcediano, por la Vega de Arcenorio, o por el Puerto de Ventaniella. Cada uno con su propio destino final en base al enlace con otros grandes recorridos, como la Calzada Romana del Esla

.P1160851P1160852P1160854

La Calzada en esta otra vertiente, la llanisca, presenta una bajada técnica de muy distinta consideración, aunque no tiene grandes dificultades, ya que se puede rodar un 85% sin ningún problema. El trazado que va en descenso va dando vuelta al Cantu Llanosu que quedará a nuestra derecha y por encima de la riega de Acebal. En el transcurso de la bajada encontraremos una cuadra toda desvencijada, donde nosotros hicimos una parada técnica, para comer y ver el repliegue de las cuadrillas de cazadores dando por concluida la cacería de jabalí.

Desde el caseto medio abandonado ya comentado, la calzada se vuelve más nítida y enfila ladera abajo para bordear el pico El Selloiz por la cara Oeste, presentando tramos de calzada muy definidos, y otros en los cuales tal estructura caminera se la ha llevado por delante el abandono, por tanto sus firmes son muy heterogéneos, pero en general es interesante su realización aunque haya momentos que su trazado se pierde entre la broza, aunque su caja se sigue adivinando dados sus anchos por entre el matorral.
P1160857P1160863P1160879

Poco a poco. vamos bajando hasta ir virando hacia el Este, para cruzar la riega del Acebal, bien por el vado o por las columnas tiradas a modo de puente, y eso ya nos sitúa en la zona baja del valle, donde ya el camino está muy definido y cuidado, hasta punto que llegan los vehículos a motor, y desde ese punto de mejora al par de unas cuadras esto nos lleva sin más dilación, primero hacia el molino del Avenal, alcanzado unas primeras casas, las de El Escobín pasando por las de Telléu y desembocar en el cruce de La Venta, marcado por la presencia del Hotel Benzúa.

En nuestro caso seguimos por el ramal derecho hasta Riocaliente, para probar en el bar El Mundo de la Cerveza, algunas de sus exquisiteces dedicadas al fermento del trigo y la cebada.

.P1160880P1160884P1160867
Dado que no haremos el eje longitudinal hacia Llanes, cerramos el bucle  sobre la Calzada para rodear la Sierra de la La Cubetra., para lo cual viramos en redondo, volviendo nuestras trotonas al Oeste, tomando la carretera de Mestas de Ardisana, pasando de nuevo por La Venta, y ya de esta manera seguir por carretera LL-14, en ascenso paulatino hasta el pueblín de Riensena, que dejamos atrás para ir girar al Sur por la carretera AS-340, y ya por ella ganar el Collado de Igena en leve descenso por la vertiente que marca el río Zardón, camino del Puente el Caleyu, donde se nos junta el ramal asfaltado que viene por el Molino de Mingo desde Peruyes, ya en la vertiente riosellana.

Por nuestra parte seguimos ascendiendo rumbo Sur, para ganar en un semi descenso el pueblo de Labra, hasta a donde vamos a visitar su monumental palacio con las señeras esculturas de Dalí, que adornan sus jardines.

P1160894btt.pe ¦a verde 015

Para ir cerrando este bucle sobre la Sierra de la Cubeta, y tras haber rodado por la vieja calzada de Riocaliente, ahora solo cabe bajar por el Camino del Palacio, entreverado con la carretera AS-340 hasta la monumental Fuente de las Pieperes, donde damos un bocado a nuestras vituallas para llegar finalmente a Corao, y retomar el camino traído por la mañana, que es una formidable manera de concluir este paseo por una histórica ruta.

P1160895

Fotos de Poldo Figueiras y Víctor Guerra

Víctor Guerra

viernes, 24 de febrero de 2012

Por las Sierras de Cangas de Onís

    • · Punto de Inicio y Llegada : Cangas de Onís
    • · Puntos de Paso: Cardes- Corao- Tárano-Labra – Llueves
    • · Kilometros de Ruta: 25
    • · Horario de la Ruta: 4 horas
    • · Ascenso Acumulado: 768 mts
    • · Descenso Acumulado : 751 mts
DSCN1558

El Oriente asturiano la verdad es que lo tenía un tanto olvidado, por un lado porque su orografía es compleja y por tanto sus desniveles en ocasiones son brutales, y también exige más dedicación a la hora de elaborar las propuestas.

Pero bueno poco a poco vamos exprimiendo el territorio y sacando rutas, y más rutas y eso que creí que no pasaría de una temporada, y ya ven casi que unos 10 años haciendo rutas para LNE.

En esta ocasión hemos planteado una pequeña ruta para que mi amigo y compañero de fatigas Poldo Figueras conozca la zona, por lo cual se planteó una ruta circular por aquello de evitar logísticas y nos fuimos a una ruta que partiendo de Cangas enlazara con el GR 109 "Asturias Interior ".

Partimos del Dolmen de Santa Cruz (C. Onís) y enfilamos por el nuevo trayecto que cruza Cangas de Onís, camino del puente de Cardes, o sea que vamos rumbo Este, acompañando al río Güeña, antes era un camino-senda técnico y complejo, pero ahora forma parte del camino a Covadonga y ha perdido su naturaleza rural, ahora es un carril asfaltado.

Paisajes del recorrido

DSCN1557DSCN1560
A partir del Puente de Cardes terreno todo llano que cuando se llega a Celorio, tras dejar el pueblo atrás se entra en la vieja traza de sendas se tierra y barro, que concluye en Corao, ante la carretera AS-114, que cruzamos para visitar el pueblo de Corao, tierra de relojerosy heterodoxos

image
Mapa de la ruta 

De nuevo se cruza la carretera AS 114 camino de Labra, pero nada más cruzar el eje regional que va hacia Cabrales y metidos en AS-340 , nos desviamos a la derecha para tomar el carril asfaltado que toma altura sobre el valle camino de Corain (Castillo). Las vistas sobre Cangas y las sierras que preludian los Picos de Europa, forman una bella fotografía.

Casona de Corain
DSCN1553    DSCN1552

Poco a poco damos vista también a la altura de La Rotella al valle de Labra y su palacio. Seguimos por el ramal asfaltado, dejando de lado el Cerro Iguedo que nos queda a la derecha, seguimos carril adelante ya en medio bajada hacia Tárano donde doblamos a la izquierda entroncando con el GR 109 que ya vamos a seguir en toda su extensión camino de Cangas de Onís. Pero aún falta un buen trecho para llegar.

Una vez se toma el GR 109 se vuelve a los firmes de tierra buscando el fondo de la valleja que riega el valle y tras una subida algo pindia se entronca con la carretera que va a Igena, aunque nosotros la cruzamos para entrar en el pueblo de Labra contemplando su bello palacio y sus impresionantes estatuas que bien merecen un pequeño descanso para contemplar su estructura.

Estatua Palacio de Labra

DSCN1564
Muisca de acompañamiento de Pascal Meunier

Desde Labra, el recorrido se vuelve de nuevo urbano en tanto que retorna a los firmes asfaltados que ha ido ganando metro a metros toda nuestra vieja infraestructura víal, dejamos atrás el Palacio y nos vamos hacia el Sierru, que me hace gracia porque la plebe se mea en la nobleza, ya los primeros dejan caer  sus aguas correr dirección al estanque del Palacio. Es broma….

Del Sierru a la Jabariega para bajar a tomar la carretera Co-3que sube de Cardes, ante ella doblamos a la derecha para dar un tirón y subir a la Collada Laín dando vista al valle Posadoriu. Un descanso ante de tomar la pista hacia el Pico El Arbolín y tomamos el primer refrigerio de la mañana.

Desde la Collada Laín arranca la pista que sube bordeando el Cantu Binbarru camino de la Collada Cardes, ahora rumbo Oeste, subida más so menos liviana que nos coloca en la collada de Trascelango, donde comienza un bordeo a media altura por Cabana Curada para en la Collada de Olicio bordear toda la cumbre del Pico Arbolín dando vista al valle donde se asienta Cangas de Onís teniendo en esta ocasión como referencia lejana las cumbres ponguetas por las que rodamos hace unas semanas, de Parres a Mota Cetín.


Tras dejar atrás lar Pardas y los viejos recuerdos de cuando rodábamos por aquí los asturcones en nuestros primeros tiempos con aquellas viejas MBK, o las Mudy Fox, o las Peugeot de antaño, cáncamos a los que había que subirse desde un bordillo… y ya ves ahora, Querido amigo Poldo… como tiros en nuestras nuevas trotonas, aunque sigo fiel a lo clásico, Geometría clásica, sin horquilla ni atrás ni adelante, y disfrutando de la técnica.

DSCN1571

De esta guisa llegamos al entronque da la pista hormigonada que viene del Collao Llueves hacia el pueblo de Llueves, donde giramos a la izquierda para llegar de este modo al pueblo, donde cogemos la carretera que baja a Cangas, aunque en la primera curva nos vamos por la derecha por un camino primero hormigonado y luego ya en firmes de tierras bastante descompuestos que baja por Coto Brezo a la orilla del río Sella, y donde se toma el ramal de la izquierda que va hacia Cangas de Onís y que debido a las grandes lluvias y deshielos, ha acabado por quedar hecho unos zorros.

De esta guisa se llega a Cangas de Onís


Texto y Fotos @ Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...