Mostrando entradas con la etiqueta Oriente de Asturias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oriente de Asturias. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de mayo de 2015

LA VUELTA A LAS PEÑAMELLERAS

IMG_20150426_112612738_HDR
Foto de Fernando López
· 
Punto de Partida y Llegada: PANES (Peñamellera Baja)
  • · Puntos de paso: Robriguero-Bores- Mier-Trescares- Alles- Besnes- La Candaliega- Llonín- La Molinuca
  • · Kilómetros de la ruta: 39 km
  • · Horario de la ruta: 4 horas y 42 minutos
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.486 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.475 mts
  • · Participantes: Pablo Riopedre, Fernando López, Albano Capezzali, Víctor Guerra
  • · IBP Index: 148
El extremo Oriental de las Peñamelleras, no ofrece muchas opciones, pues la estrecha franja territorial surcada por profundos valles y cresteríos deja poco lugar a las excusiones ciclomontañeras, lo cual no impide que busquemos una y otra vez la forma de exprimir al territorio para poder alguna nueva ruta.

Hace dos semanas, planteábamos como primicia la Vuelta a la Sierra de Nedrina, ruta extrema y de gran belleza, pero en esta ocasión tomando como punto de salida Panes, capital de la Peñamellera Baja, queríamos plantear una ruta más factible que diera la vuelta a las Peñamelleras, teniendo en cuenta de que por en medio están el cauce del rio Cares, las sierras de Nedrina-Vigueras y la Sierra del Cuera, y entre estos parámetros habíamos de movernos en el intento de unir las dos capitales de las Peñamelleras.

clip_image002
clip_image004

Con tan poco personal asistente a las rutas, digamos que por esta vez nos tomamos de tranqui el salir a rodar, pues eso tras llegar a Panes nos fuimos la tradicional Hotel Trespalacios a desayunar, tras lo cual preparamos las trotonas para la ruta que se presagiaba tranquila, aunque engañosa pues el calor reinante sabíamos que no duraría todo el día, y es una pena porque la ruta planteada merecía mejores perspectivas climatológicas, pero todo no se puede querer.

P1040766P1040767

Salimos pues de Panes, por el paseo fluvial de la Brañona que nos sacó  un poco más allá del pueblo y nos dejó en la carretera N-621 dirección a Liébana, rodamos por ella hasta Puentellés, donde dejamos ésta para cruzar el río Deva y entrando carretera arriba hacia las aldeas de Robriguero y Bores. Subida tranquila, probando materiales : Albano su nuevo piñonaje con 42 dientes,  y el resto cuidando de nuestros respectivos catarros y males, no fueran que nos pasaran más factura de lo permisivo en estos casos.

La ruta pronto coge altura sobre la gran vega que baña el Cares-Deva, y la carretera va franca  dándonos en nuestro ciclar hacia el Oeste las vistas  tanto sobre la pequeña sierra de Perrumoru quedando detrás la gran cordal de la Sierra del Cuera,  por delante, al Oeste, la impresionante vista del Matterhorn local: la Pica de Peñamellera,y así fuimos siguiendo la ruta  jalonada también con  el GR 109 Asturias Interior.

P1040776P1040777P1040778

Todo el tramo hasta llegar a Bores, se hace por el carretíl asfaltado que sirve de acceso a los pueblos antes citados, y que concluye ante el maltrecho Palación de Bores, (palacio de Orejuz) de construcción barroca que arranca en el siglo XVII y que se va cayendo año a año a pedacitos, pues hoy prácticamente ya no tiene techumbre. (6,7 km y 248 mts, alt) y que cada día está peor, por ejemplo ya no tiene tejado.

A partir de esta pequeña plaza ante el palacio se toma por un lateral de este para entrar en el pueblo de Bores, y desembocar al poco en una bifurcación,  en nuestro caso optamos por subir hacia El Collau que está bajo la sombra de la Pica de Peñamellera, se puede también subir por lo que marca el GR 109 por las praderías de Texiorias  hacia la Collada de la Serna, pero en esta ocasión cambiamos de subida para que Albano y Riopedre vayan haciendo de las suyas.

P1040782IMG_20150426_110918976_HDRP1040784

Subida interesante que desfila por las pistas de concentración parcelaria, con tramos hormigonados, que permiten una subida lenta pero agradables mientras nos vamos deleitando con la interesantes vistas que nos aporta la ruta, sobre las que quedan a  nuestra espalda, sobre el valle de Cares-Deva y las tierras cántabras que es lo que nos muestra la foto de portada

Poco a poco vamos ganando altura hasta cruzar el limite municipal que divide las dos Peñamelleras, y ya muy cerquita de la base desde la cual se ataca la ascensión a la Pica Peñamellera, cuyo promontorio  será todo un faro radiante en nuestro ciclar por la zona.

Una vez rebasado  El Collau,(9,7 km y 501 mts alt) nos ponemos dirección Sur para ganar el Collado de la Serna, el cual reparte flujos viales por la zona, dando en este nuevo tramo cara a las aguas vertientes de Mier, estando ya situados  en Peñamellera Alta, y perdiendo el valle de Bores.

IMG_20150426_114523770_HDRP1040794P1040789

Desde La Serna, vemos lo que fue nuestro camino viniendo de Cuñaba, cuando realizamos la Sierra Nedrina, y por tanto vemos los caminos que bajan hacia nosotros desde la Collada de Argallón. Fotos de rigor y bromas aparte nos echamos ladera abajo y  en un santiamén nos colocamos en Mier, que se ve allá bajo enfondigonado en el cauce del río Cares. Nos deleitamos con la vista sobre el valle y también vemos nuestra bajada desde la Serna y como de rápido de pierden altitudes, poniendo los discos de las frenadas al rojo vivo. La bajada es vertiginosa, no técnica, tiene buenos anchos y firmes y tramos de hormigón  aunque a veces hay tramos muy pedregosos que ofrecen puntos de peligro importantes.

IMG_20150426_112548542_HDR
 

En Mier, y punto final de la bajada, esto nos sitúa en el PK 14,5 y a 79 mts alt, Ahora solo resta tomar la carretera AS 114 dirección Oeste hacia Cabrales, pero muchos antes concluiremos el ciclar por la leve pendiente que ofrece la carretera hasta ganar el pueblo de Trescares. (18,2 km y 103 mts alt) . Tramo bonito al lado del río Cares y sin muchas otras opciones de variantes.

En Trescares se deja la carretera y por la derecha  nos enfrentamos a un porteo no muy largo pero intenso, es un camino que sube de forma suave para ir cogiendo altura y mostrándonos la canal de río Rubó justo enfrente. El camino permite algun tramito en btt pero en general sale más rentables tirar del la bici ladera arriba y en unos 10 a 15 minutos se traspasa las sierra por entre la Corona el Cuerno y Pico Jana.

P1040796

A este tramo se metieron unos moteros y allí los dejamos con su enrabietado empuje de sus pesadas monturas.
P1040801P1040802

En todo caso el camino está muy bien para una bajada  técnica, aunque  es un tramo un tanto corto. Ganada la cota más alto  el camino se pone plano y por tramos de caliza mojada, pues durante el porteo  se nos vino encima todo la nubosidad anunciada, por lo cual los caminos calizos presentaban una faz muy resbaladiza, lo que nos nos acobardó para ir rodando cada uno como podía por el citado sendero que desembocó en otro camino más amplio dando entrada en la capital de la Peñamellera Alta: en Alles con 20,7 km y a 277 mts altt, en donde se impuso un descanso y sobre todo  esperar a que escampase el aguacero.

P1040807P1040811

El valle de de Alles, es muy bonito pero también con pocas posibilidades. Nuestra ruta ya en su meridiano se pone rumbo Este, pues aquí se cierra el bucle, y para seguir la ruta  aprovechamos  para bajar por el GR 109 hasta el remozado Centro Rural de la Tahona (Besnes) donde se entronca con la carretera AS- 345 que da acceso a Alles, sobre la que se dobla a la izquierda, para dejarla de nuevo un poco más arriba y tomar a la derecha el camino (23,2 km, 126 mts alt) que se abre a la vera de la riega del L´Esplón que a su vez enlaza con la riega El Padrino, que se abandona para dar vista al valle que riega el arroyo de Cezuria

P1040820P1040824P1040829

Esta zona  son una serie de vallejas que bajan de la empinada ladera de la Sierra del Cuera, las cuales forman cortos valles, que  vamos atravesando en nuestro ciclar, ganando cota tras cota. No son grandes subidas sino cortos repechos unos más duros que otros, pero en general nos son excesivamente duros. La ruta esta vez está , no jalonada con el GR que hemos dejado en Besnes sino por las grandes columnas de Alta Tensión de Soto –Penagos.

En dicho transitar por estos valles escondidos y que se abren de forma paralela a la Sierra del Cuera y el río Cares, en ellos hay un soledad absoluta, los pocos pueblos que hay son muy pequeños y apenas si hay ganadería, en la ruta de vez en cuando entre las aberturas que dejan una sierra y la otra, se ven partes de la ruta  por las tierras de Robriguero y Bores.

P1040833P1040835P1040838

Rodando entre bromas y berridos de Albano y Riopedre entroncamos con el carretil de La Candaliega (26,6 km y 144 mts alt) y ya por ese camino, que tiene a su vez tramos muy bellos se llega al escondido pueblo de Llonín, fue llegar a él y de nuevo el temporal arreció por unos cuantos minutos.
Desde Llonín la idea que yo traía era llegar a Cavandi, y pasar por la valleja montuna,  por debajo de Peña Prisano pasando así  las riegas de Sangual e intentando ganar El Reguero y poder llegar a la Braña Abajo de Cavandi, donde se ven caminos.

Con esta intención salimos de Llonín  por la pista que va hacia las fincas y que se encamina hacia la vaguada que forma el arroyo  Sangual, pero una vez dejados los prados nuestro gozo en un pozo, no había manera de pasar al otro lado, por más que veíamos algún viejo camino a los lejos, pero el bosque y la maleza se lo comió todo, por lo cual tras un pateo por la zona desistimos y dimos vuelta sobre nuestros pasos.

IMG_20150426_144632105_HDRIMG_20150426_144624163IMG_20150426_165607105

Por más que he mirado las distintas cartografías, y el google eharth la cosa no ya parecía muy clara, por lo cual antes de llegar a pueblo de Llonín tomamos el carretil que baja directamente hacía La Molinuca, abriéndose paso por el estrecho valle entroncando para desembocar ante la  AS-114 (32,9 km) a la altura misma de la Molinuca.

La idea que tenía como plan B, era subir hacia  Pará y desde dicha aldea enlazar con  Cavandi y Abandames y  Panes, pero la lluvia ya era un clamor de diluvio, o sea que sin más arrancamos  por la encharcada AS-114, poniendo el piñonaje a tope, para salvar los 7 km que nos restaban y poder entrar de nuevo en Panes, como así lo hicimos eso sí  con cuna mojadura del quince, pero con la satisfacción de haber exprimido el territorio hasta las últimas posibilidades de ciclabilidad.

Comida

Ya en Panes, cambiados y secos volvimos nuestros pasos  hasta Trespalacios, que nos deleitó con una fuentada de abundante fuente de callos, lo cual ya viene siendo una peculiaridad del grupo, probar los callos de cada lugar,.
Víctor Guerra

viernes, 29 de marzo de 2013

VUELTA A LA SIERRA DEL ARBOLIN

  · Punto de Partida y Llegada: Cangas de Onís
  • · Puntos de Paso: Villanueva-Las Rozas- Triongo- Margolles- Cuenco- Peruyes- Villa-Las Canaliegas- Posadorio-Llueves
  • · Kilómetros de la ruta: 33 km
  • · Horario de la Ruta: 4 horas
  • · Desnivel de Ascenso Acumulado:1.295 mts
  • · Desnivel de Descenso Acumulado: 1.301mts
INDICE IBP: 135 MTB
DSCN1115

La idea de esta nueva propuesta es disfrutar una vez más de los bellos balcones que ofrece la sierra del Arbolín y los Montes de Olicio sobre Picos de Europa, y los valles prelitorales del Sella.

Y así fue como nos concitamos en Cangas de Onís, para en un principio degustar su buena pastelería y luego rodar.. y para ello nos citamos varios bikers, tanto de los grupos beteteros: Intensos; como Raposos y de BTT Asturias…con la intención de realizar esta pequeña ruta de no más de 35 km., pero de una belleza y dureza importante, pues a pesar de su corto trazado, el desnivel a superar está en este  caso en los 1.300 mts de desnivel acumulado.

 Un trazado, que por otro lado, fue parte de los escenarios bikers que diseñé hace años para la Travesía de la Cordillera Cantábrica que cada año organiza Asturcón BTT.

image


















Mapa y perfil de la Ruta

Salimos de Cangas de Onís por el barrio de Contraquil, lo que nos coloca ante el remozado trazado de la senda fluvial, que acompaña al río Sella, tomando rumbo hacia el pueblo de Villanueva, que se atraviesa para entra en los entornos del que fuera el monasterio benedictino, y hoy Parador Nacional, desde su aparcamiento nos dirigimos en dirección a la iglesia parroquial, donde se contemplan los bellos capiteles que decoran la iglesia.


DSCN1057DSCN1064DSCN1065

Al pie de estos capiteles nace el estrecho sendero que se pegará de nuevo a las orillas del río Sella camino del pueblo de Las Rozas. Es estrecho y lleno de trampas, pues su configuración a base de firmes de arena y los espinos que lo estrechan hacen que en algunos puntos podamos hallar alguna que otra sorpresa, como por ejemplo la primera caída del día, que dio con mis huesos en el suelo.

En Las Rozas, se pasa ante su antiguo lavadero para desde este punto adentrarnos en el seno del pueblo buscando el pequeño ramal que por Los Vallaos trepa hasta el entronque de la pista que viene del PK. 159,5 de la Nacional 625. Este tramo es complicado y muy técnico lo cual nos obliga a empujar la trotona durante unos cuantos minutos. Merece la pena ir a buscar el nacimiento de la citada pista y subir por ella por el llamado El Pinar, de forma más cómoda hacia la Collada de Ordial para lo cual en Las Rozas se sigue por la carretera principal en dirección a Arriondas y por entre las naves de la pequeño polígono nace la pista citada.

DSCN1070DSCN1061DSCN1072
DSCN1073DSCN1092DSCN1074

Nosotros tomamos, como siempre, la parte más difícil y trotamos como pudimos hasta el citado entronque perdiendo a una de nuestros mejores compañeros a Polchi, que por un problema ligamentos en una descabalgadura de esas tan extrañas que se producen durante nuestros recorridos.

Seguimos el resto del grupo hasta encontrar la citada pista, y de forma más calma subir hasta la citada Collada, dando vista al valle prelitoral de Triongo, el cual ha sido modelado durante años por el río Sella.

La bajada hasta Triongo se nos presentaba como un reto importante, pues dando la espalda a la picorota de Canto La Genca (409 mts altt.) nos dirigimos hacia Libia, ladera abajo, pero nuestro deseo se frustró de tal manera que esta ruta casi que debería llevar el título la Ruta del Arbolín Caído, ya que la procesionaria y las nieves hicieron que los largiruchos pinos de la ladera se quebraran cayendo sobre la pista de bajada haciendo de ésta una suerte de saltos de obstáculos por en medio de tanta retama.

DSCN1085DSCN1121DSCN1097

Al final de la bajada, tras tanto salto por entre los árboles caídos, dio como resultado nuestra tardía llegada a la zona de San Vicente de Triongo, dándonos de bruces con la Nacional 634, en ese punto nos ponemos rumbo Este y sin tocar la citada carretera se toma hacia Miyar por la carretera local que sube a las caserías de La Huelga, donde se deja la carretera para entrar en las inmediaciones del Pico Piedra, antes nos damos un reposado descanso al pie de uno de estas aisladas caserías, tras el descanso ganamos con fuertes repechos la collada que da vista al valle de Margolles, y de nuevo a las andadas de los árboles caídos que no dejamos de saltar hasta llegar a la altura del Matadero Comarcal.

DSCN1102DSCN1131DSCN1136

Ante la citada instalación se dobla por el camino que nace a su pie y que se dirige a la Ermita de la Soledad, para llegar de este modo a Cuenco y Peruyes, y poder subir hacia la altozana aldea de Villa, dura subida por asfalto con vistas sobre la Peña El Cantu y Peña Villa.

DSCN1114

A las puertas de dicha aldea, sin apenas tocarla, abandonamos el asfalto para entrar por la derecha por un camino que en descenso y por entre prados nos lleva hacia Las Canaliegas, donde se toma contacto con el carril asfaltado que va hacía Covaenes y el Molino de Mingo, cuyo ramal dejamos a la izquierda, siguiendo de frente para después abandonar el carretil y tomar el camino que sube hacia el caserío de Posadorio hacia la Collada Laín.

Subida en unos primeros tramos dura al menos hasta ganar el aislado caserío de Posadorio con increíbles vistas tanto sobre la Sierra del Arbolín a la cual estamos dando vuelta. Una vez ganado el citado caserío que ahora tiene "okupas", de nuevo nos damos un respiro mientras el amigo Paredes repara su pinchazo, a la vez que contemplamos toda la compleja orografía de la zona, y por supuesto el tramo que nos queda por subir, aunque la mejora de los firmes nos ayudan bastante

DSCN1138DSCN1144DSCN1152

Retomamos la subida y se deja un ramal a la derecha que va hacia La Majosa, nuestro trazado sube por la izquierda hasta concluir en el enclave de Laín, donde además converge la carretera que une Tresano con Onao y el GR 109 que viene de Labra.

En Laín se gira a la derecha rumbo Oeste para cerrar el bucle del Pico el Arbolín y los Montes de Onao y Olicio, rutas que hace ya muchos años (en los comienzo de los 90) me descubrieron Kalo y Ton, artífices de la Escuela Asturiana de Piragüismo.

Ganada la Collada Cardés en leve ascenso perdemos de vista el valle en el cual se asientan las aldeas de Posadorio, Tresano, y Parda, durante un tiempo nuestras vistas eran las comentadas pero traspasado el collado recobramos las impresionantes vistas sobre el valle de Cangas de Onís con el telón de fondo de los Picos de Europa, y la Cordillera Cantábrica por encima de las sierras ponguetas, todo ello aún recubierto de una buena capa de nieve.

DSCN1153

Ganamos fácilmente el resto de colladas u salientes rodando en plano y a cubierto de los vientos del norte merced a las laderas del Pico Arbolín; ganada la Collada de Olicio se rueda por Las Pardas , ya sobre la vertical de Cangas de Onís, para de este modo desembocar ante el carril que sube de las aldeas de Olicio hacia Llueves, ante este enlace cual se dobla a la izquierda para descender sobre la aldea de Llueves.

 DSCN1154DSCN1155DSCN1144

Aldea a la cual llegamos tres de nosotros (Javier Dolado, Miguel y yo) pues las liebres comandadas por Albano y Paredes, y tras ello el nuevo acople (julio) se fueron por su cuenta y riesgo siguiendo la señalización del GR 109, señalización con la cual tomamos contacto en Laín; pero ellos se fueron directamente por el roto camino que baja de nuevo a Villanueva, mientras que el resto ya fatigadas nuestras piernas, pues no en vano los repetidos repechos han castigado nuestros cuerpos, nos vamos por la carretera abajo en dirección al punto de partida que es la ciudad de Cangas de Onís, donde al final nos encontramos de nuevo todos.

@Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...