Mostrando entradas con la etiqueta Oviedo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oviedo. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de diciembre de 2017

RODANDO POR LAS PEREGRINACIONES (GR.105)

Foto 9-12-17 12 48 14
· 
Punto de Salida y Llegada: OVIEDO
  • · Puntos de Paso: Las Cruces-El Caldero-Los Llanos-La Grandota-Los Veneros-Santo Medero- El Rual- Mieres- Moreo de Limanes- Cerdeño-Abuli
  • · Longitud de la Ruta: 37 Km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.15 mts
  • · Participantes: Sandra Alvarez, Toño Cuervo, Javier Riestra, Luis Roza, Angel Luis Truébano, José Ramón Natal, Iván Menéndez, Javier Paredes, Victor Guerra.
TRACK DE LA RUTA EN WIKILOC:https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21537903
image

Oviedo, tiene más territorios para la bicicleta de montaña que el Naranco y alrededores, y por tanto esta nueva cita en las tierras en los predios de Ovetus, personalmente quería que se alejase de los recorridos al uso, y ahora que empieza a difundirse de nuevo el recorrido del GR-105 de las Peregrinaciones, que mejor que lanzar un recorrido de ida y vuelta teniendo como referente este emblemático cordal por el que circula la llamada ruta de las Peregrinaciones a Covadonga, aunque casi todo el personal va por la carretera adelante.

Aunque el día previsto era el mejor, pues ya los pronósticos climatológicos nos avisaban de que habría agua durante casi toda la ruta, pero tal avisó no nos estorbó para conjuntar un interesante grupo que estuvo presto a la ruta una vez convocado en el barrio de San Lázaro, desde cuyo enclave cogimos la carretera AS-242 de Las Cruces, por la cual fuimos en lenta ascensión sobrepasando tanto el famoso cementerio ovetense, como la ermita de Covadonga ubicada en la vertiente de bajada y que marca el inicio del GR-105 de Las Peregrinaciones.

Foto 9-12-17 10 54 44Foto 9-12-17 10 56 09Foto 9-12-17 10 55 01
Foto 9-12-17 10 56 48Foto 9-12-17 10 56 56Foto 9-12-17 12 46 21

Un poco más allá en El Caldero, el GR-105 entra a la izquierda por un carretil asfaltado que pronto nos muestra cómo será el desarrollo de la ruta, zonas planas alternando con fuertes repechos, de muy distinta longitud y pendiente, y es aquí en este giro donde el personal se reunió para afrontar ya la ruta que dejaba el rumbo Sur, para virar al Este que será la dirección que mande hasta empezar en las inmediaciones el cierre del bucle, virando al Norte para después encarar la ruta hacia el Oeste hasta concluir de nuevo en Oviedo.

Ya tomado el desvío subimos por el repecho a Los Llanos, desde cuyo emplazamiento ya tenemos una estampa que se repetirá a lo largo del recorrido, una bonita vista sobre Oviedo, con el impresionante edificio del UCA en primer término y el Naranco de fondo y los horizontes gijoneses perdidos en la bruma.

P1170502

La primera subida nos deja ante la carretera que va a la Llovera, aunque nuestro recorrido persiste en el rumbo Este, hasta ganar la base la picoreta de La Grandota, a la que subimos desde las casas de La Ventuca, en ese punto nuestra ruta deja el tramo asfaltado y vira para coger el camino de tierra de la izquierda, que va en mantenido ascenso, ante cuya estructura remolonea el personal metiendo finalmente todo el desarrollo, al final todos vamos entrando en vereda por el camino arriba el cual nos va poniendo a todos en fila de a uno, pues la pendiente y los firmes son los causantes de que a veces tengamos que echar pie a tierra.

Con esa subida vamos rodeando La Grandota por la vertiente norte, cuya imagen con las antenas será una permanente referencia, tanto a la ida como a la vuelta.

De la Grandota con la lluvia acariciando nuestras ropas salimos por Los Veneros parea cruzar el Picu Cuervu, aunque la nubosidad es tan baja que no nos permite ver los valles laterales, tanto la planicie de Siero a la izquierda, como los territorios de Tudela Veguín y Riaño a la derecha.

P1170497P1170499

El camino por él que rodamos se va desarrollando a lo largo de la cumbral, por la derecha nos llega el ramal del GR-105.1 procedente de Mieres, nosotros en nuestro ciclar seguimos enhebrando tramos asfaltados alternados con otros de hormigón y firmes de tierra, aunque estos son de menos entidad y cuantidad, pues en general esta parte de la cumbral se haya muy urbanizada.

Dejamos atrás el desvío de La Paranza que baja por la izquierda hacia el núcleo de La Collá, empezando una larga subida que culmina en Santo Medero, ya metidos en plena Sierra de la Paranza, seguimos pegándonos con el agua y la coronación de la subida hace que tengamos que a veces empujar las bicis dados los barrizales, y así vamos forzando tramos hasta el collado de Santo Medero, que reconoceremos por su mesa y bancos, aunque la cosa no está para sentarse a descansar tras el esfuerzo.

Desde aquí seguimos rodando por asfalto por Santo Medero, Fontañán y Bovia, pequeños núcleos o caseríos aislados que jalonan la cumbral de la sierra, y por la cual con este día no transita ni dios, salvo las cuadrillas de cazadores y algún que otro solitario ganadero.

P1170522P1170523

Se sigue rodando hasta tener que doblar a la izquierda, dejando el ramal que baja a L´Azorera, para tomar un camino de zahorras sueltas, por cuyo trazado se corona la zona del pico Cadaval con sus 513 mts de altt.

De nuevo los trazados de hormigón nos llevan al caserío de Los Umeros, un poco más allá nuestra ruta vira de rumbo, pues es hora de ir cerrando el bucle para ir encarando el regreso a Oviedo.

Y lo hacemos antes de llegar a Molleo, girando a la izquierda, yendo ladera abajo por la Berizosa hasta la Casa de les Chanes, la lluvia arrecia y nos vamos en este punto por la izquierda por la Grijera para pasar por debajo el viaducto de las AS-17, y será en las casas de los Molinos de Rual, donde nos cobijamos unos minutos para degustar las delicatessen de Toño Cuervo, el brownie de quinoa, echando de menos el Prieto Picudo en bota de Roza, y la petaca de Albano que se ha quedado en la cama, tras una noche de farra, todo eso lo hacemos encima de una carro de vacas matriculado en El Entrego en 1955.

Foto 9-12-17 12 06 25Foto 9-12-17 11 25 36

Desde aquí, empieza un itinerario inédito, aunque ya nos advierte Toño Cuervo, que estos son territorios por los que ha estado surcando las rutas de la Colloto Bike Race. Para mí es una primera noticia, pues nunca he rodado alguna de sus ediciones, por lo cual es toda una casualidad coincidir en los recorridos, luego ya en casa, y ante el ordenador veo que hay coincidencias en algunos puntos. No dejo de tener buena opinión de la zona para posibles rutas para este invierno, teniendo Colloto como punto de partida.

Concluida la pitanza, de nuevo a las trotonas para seguir hacia el desvío del caserío del Rual, para desde él subir por un camino que va paralelo a la riega de Somberón y empatar de este moco con el acceso rodado que baja de La Collá, donde se dobla hacia el Norte para pasar por delante del Molino de Abundio hacia Santa Marina, será en este punto donde demos vuelta hacia El Campu, por caminos y trazados un tanto laberínticos que nos permiten ir dirección Oeste, camino de Oviedo, aunque en muchas ocasiones sin saber muy bien donde estamos.

P1170513P1170514

Esta es una ruta para hacer con gps, pues los giros son constantes, y si bien en la zona de la cordal de La Grandota y Sierra La Paranza se cuenta con la ayuda de la señalización, aunque deficiente de la Ruta de las Peregrinaciones, en esta otra parte del recorrido no hay nada que nos ayude, o sea que hay que fiarse del gps y de la intuición, pues los desvíos, cruces son constantes.

En El Campu, se gira al Sur, como si de nuevo quisiéramos ir hacia el Picu La Collá, pero se dobla a la derecha para entrar en un camino que cruza la riega de Fuensanta que nos permite llegar al núcleo de casa de El Rebollín, donde de nuevo recobrar la dirección Sur, para alcanzar un camino travesero que va hacia el Canto del Carbayín, y de esta manera ganar la trifurcación de las Regueras en las cercanías de la localidad de Mieres.

Este será nuestro más próximo destino para poder ir virando al Oeste por El Vallín quedando a los pies de la cerrada cantera entre Vallín y Moreo de Limanes, donde quedamos con cara de tontos, pues los caminos han desaparecido, por cuyo motivo, cruzamos la barrera y subimos por el carretil que cruza la cantera arriba, para de este modo poder coger un ramal asfaltado que nos lleva a Moreo de Limanes.
P1170515P1170516P1170517

Desde aquí enfilamos hacia el diseminado casco urbano de Roces para enfilar hacia Cerdeño, cruzando la A-66 y por Abuli, pasando por delante del palacio de Labra, donde veraneaba el gran Rafael Maria de Labra; y de esa manera ganar la zona de Fonazendi y por Otero volver al parquing de San Lázaro, dando por concluido este singular bucle, que tiene como dos partes bien diferenciadas, un primer tramo lineal que va dirección Este y marcado como GR-105; y luego el regreso desde Molleo, que se realiza por un laberinto de carreteras, carretiles y caminos que van variando el rumbo de forma constante hasta llegar de nuevo a Oviedo

.P1170528

Fotos de José Ramón Natal (Foto de Portada), Iván Menéndez y Victor Guerra
 y VIdeo de Ivan Menéndez de la Ruta: https://vimeo.com/247468340

Victor Guerra

viernes, 3 de febrero de 2017

SIERRA DEL NARANCO Y LLUBRIÓ

P1130689_thumb5_thumb

  • · Punto de Salida y Llegada: La Florida (Oviedo)
  • · Puntos de Paso: Toleo-Pico Paisano-Contriz-Ladines-Las Cabañas-Venta de Brañes- Escamplero-Gallegos-Lloriana
  • · Longitud de la Ruta:36
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: .1200 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Luis Roza-Albano Capezzali
image_thumb1_thumb

Hacía ya tiempo que no «naranqueábamos, ya que el Monte Naranco, parque periurbano de los bikers ovetenses, con sus interesante recorridos y senderos lo hemos ido cambiando por recorridos un tanto más exóticos y aventureros, y claro meterme en los predios «particulares» de grupos como Intensos BTT, trazasurcos, los llamamos, pues recorren de cabo a rabo toda su amplia geografía, y tantas veces pasan por los mismos senderos, que me los imagino haciendo surcos en el recorrido de los diversos trazados que surcan este promontorio.

Bromas aparte, ya se sabe que a la Capi hay que darle su diezmo, y por tanto en nuestro improvisado calendario metimos una ruta que diera la vuelta al bulto que le ha salido a la geomorfología ovetense, y allí nos vimos en La Florida, tras una convocatoria un tanto esquiva, ya que los presentes, a excepción de Albano y yo mismo, el resto como que lo de las bajadas o pasos técnicos, como que poco y graduado.

P1130617_thumb1_thumbP1130678_thumb1_thumb

Salimos el grupeto por la trama urbana desde La Florida, hasta poder alcanzar el arranque de la Pista Filandesa, y sabiendo los problemas que hay de compatibilización nos fuimos por la senda paralela para ir rodando por la soleada vertiente Este, hacia el desperdigado núcleo de Toleo, donde la pista pierde su identidad como tal y prosigue por caminos para el disfrute de paseantes y caminantes.

El trazado salvo algún repecho es plano y se deja ciclar bien, al menos hasta Cuyences de Arriba, donde se deja el camino principal para entrar por una senda a la izquierda que pronto nos permite subir por el Monte de Toleo, no sin esfuerzo hacia la parte alta del Naranco. Es un tramo de giros y trazados que va trepando por la ladera ya más norteña, la cual presenta varias alternativas, y trazados más endureros, que vamos cruzando en nuestra escalada para al final entroncar con la carretera general que sube al Pico del Paisano

P1130687_thumb1_thumbP1130688_thumb1_thumb

Una vez en lo alto del Área Recreativa con aspecto muy urbano, se sube hacia la zona de la estatua santoral de la zona, por el camino lateral que culmina en la cima del Pico del Paisano, donde las vistas son más excelentes, y también los recuerdos, cuando corríamos los Coronas por estos lares, a otros ritmos menos sandungueros, como los que hoy nos despachamos.
Al pie del Santón la foto clásica, lugar donde además Asturcón BTT, hizo uno de sus primeros posados con equipación.

Tras nuestros peculiares posados, seguimos la ruta que continua por Canto del Borbotón hacia el Alto de la Rasa, entrando de un tramo de senda estrecha, que a estas alturas del invierno, a pesar del buen tiempo, son trazados sinuosos, con tramos de afloramientos calizos muy pulidos y que precisan de un peculiar técnica de rodar por estos lares, un tanto técnica que tanto Albano con su doble, como yo como mi semirrígida Yeti ARC vamos rodando como mejor sabemos.

Salimos a un carril de acceso más amplio que va de la Ribera a la Contriz, y que empatamos un poco antes de este último núcleo, seguimos por el acceso rodado dirección Norte hasta desviarnos de nuevo a la izquierda entrando en un trazado sinuoso y técnico, que no gusta nada a Luis Roza y Javier Dolado pero que salvan dignamente el tramo a pie a través del monte de El Fayeo y los Barrosos, lo cual nos permiten alcanzar la aldea de Ladines, donde contemplamos la incipiente maniobra de demolición de una casa. ¡¡¡¡Increible¡¡¡¡

P1130691_thumb1_thumb

Desde aquí, de nuevo no internaremos en una amplia senda que busca la riega de Fonsagrada la cual se cruza para emprender una larga subida por entre La Peña y el Rellano, hasta casi tocar el poblamiento de La Manzanal, por zonas poco transitadas, y que nos sacaron al núcleo central de rodadura de El Naranco, y la verdad es como si estuviéramos a cientos de kilómetros de cualquier lugar habitado.

La ruta una vez llegada a las proximidades de Las Cabañas entra en otra vertiente que va pegada a la Sierra de Llubrió y por cuyo acceso rodado se rueda durante unos kilómetros hasta La Venta de Brañes, y a la altura de la finca, cada vez más desmadejada de La Torre se deja el asfalto para entrar valle abajo y cruzando el río Nora por un impresionante pontón, tras cuyo paso viramos dirección Este, siguiendo el curso del río.

Lo que se abre ante nosotros es una larga pista en ascenso, dejamos invitadores caminos que buscan la orilla del río Nora, para seguir cogiendo altura por entre la zona de La Huelgona, Marinas y el Monte del Medio, para coronar el alto y ver allá al fondo, en un amplio recodo mesetario del Nora, el llamativo caserío de Casa Villa, dejamos pues las señalizadas pistas que van hacia las parroquias de Biedes, para ir cerrando el bucle hacia la Venta de Escamplero.

P1130695_thumb1_thumbP1130699_thumb2_thumb

En la Venta se entra en otro tramo que vuelve al seno del río Nora, marcado como Camino de Santiago el cual en sentido de la bajada se pasa por delante de la puerta del Molino de Los Quintos, para seguir bajando hacia el citado río Nora, tan cantarín como siempre, y con una subida no muy intensa hasta coronar en Gallegos, entroncando a su vez con la AS-232, y seguir por el Camino de Santiago por ella, hasta Requejo donde se deja la carretera para subir a la altozana aldea de Loriana, trepando por el clásico cuestarrón que corona la zona.

P1130705_thumb1_thumb

La idea era seguir el Camino de Santiago por Llampaxúa y Lampaya, pero las menguadas fuerzas y que ya había gente con prisa y un tanto fatigados des rodar por los vericuetos naranquinos, nos hicieron desistir de un esfuerzo más, y buscamos el cobijo de la AS- 232, por cuyo eje rodamos por Ponteo y Las Mazas, ya de camino al punto de partida de la esta bella ruta que da una vuelta completa al Pico el Paisano y las Sierras del Naranco y Llubrió por un trazado exigente, lleno de repechos y tramos técnicos e intensos.

Víctor Guerra

martes, 24 de mayo de 2016

BICIESPACE Y LA PROSPECTIVA CICLISTA

13164288_273449672995971_4648136700969068628_n


Está claro que hay quien canta bondades, y a buen seguro es porque le va bien en la feria dice el dicho popular,

Y algo de eso debió de haber visto lo visto, oído lo que se oyó y leyendo lo que se viene leyendo.

Pero en general, yo que padezco de un cierto negativismo genético, y quedo asombrado con la reciente feria BICIESPACE  anunciada a bombo y platillo, la cual se celebró entre el 5 y 7 de Mayo de este año. en Lugones.(Asturias)

Como esto del ciclismo va por barrios y en dichas calles digamos que media bastante el cainismo y navajeo, pues nada más conocer la noticia me puse en contacto con  la organización a través de su perfil de Facebook allá por el 2 de marzo.

Todavía estoy esperando la respuesta en el mensaje que dejé en su perfil.. Supongo que llegará para el año que viene, 2017.

Como no esperaba invitación, más allá de los posteos generalistas en los grupos de perfiles que manejo en Facebook, ya quedé ya sobre aviso para mirar con cierto ojo crítico el desarrollo de una iniciativa tan novedosa como la feria BISESPACE., después de la inexistente respuesta, y un par de metidas de dedos en los ojos, cuando se intentaba colar en dichos perfiles, (unos 15 grupos que manejo habitualmente), la referencia de un marca que reseñaba la Feria, y que esta prodigaba como el máximo exponente en visitas en las redes sociales, y que se sostiene como tal tinglado «empresarial».

Uno que tiene su corazoncito, y que llevo con un blog de rutas  BTT ASTURIAS y otras reflexiones desde hace ya más de 15 años, con una presencia en medios regionales como la LNE, y que ello constituye ser una referencia y un decanato en el mundo de la blogosfera, pues no ha tenido ni un acercamiento, aunque sí un cercamiento con bombardeos para que en «mis grupos» hubiera presencia de la competencia.

Pero en fín, cuestiones estas más o menos más personales, indicar que la feria tuvo el desarrollo que tuvo, pese a las loas, yo creo que la cosa fue cortita y con diversas problemáticas en cuento a diseño, y relación y presencia de tientas, distribuidores , etc., pero solventada la cuestión como buenos españoles que somos a nivel de improvisación, y no de prospectiva, la cosa tiró para adelante, y hasta dice que fue todo un éxito, de marcas y tiendas presentes en el ferial y como no, de asistentes.

LA FERIA DE LOS EXPOSITORES

En cuanto a la asistencia de expositores cómo no sé cuáles eran los objetivos de la feria, pues no puedo decir si estaban todos los que son…, había tiendas, marcas, distribuidores, en fin todo un mix de los más variopinto, y donde yo creí que debían sobresalir algunas presencias regionales, que quedaron más bien en segundo plano y muy modositas, en algunos casos fue una pena.

La presencia de la marca de «diseño y montaje made in Asturias» o sea MMR, quedé flipado, pues aquello no era imagen ni era nada, unas carpas y su enlutada imagen era la  expresión de las capacidades del equipo de Daniel Alonso, el que tanto ha luchado por las puestas en escena y el marqueting. Aquí tuvo la oportunidad de ser una estrella con propia, pero perdió el momento y la oportunidad.

Bien pensé que harían un esfuerzo a su media y potencia para de alguna manera anfitrionar el ferial de Lugones, ya que jugaban en casa, con la presencia de Chechu Rubiera y demás, pero ni por esas, pues parte del stand de MMR presentado en Madrid, se quedó en los almacenes, y ello empobreció su presencia e imagen.

En general pese a querer «estar» vi mucho provincianismo, y se nota que nuestras tiendas y sus gerentes viajan poco a ferias, pues frente a todo un despliegue en aparataje, luego la marca de la casa, quedaba en un muy segundo plano, y con eso de barrer para casa y saber ver y visitar las ferias más allá de ver las bicis, pues felicitar a Cuetos Bike porque aprende de sus visitas a las ferias dentro de España y fuera, y sus stand teniendo en cuenta la modestia de medios era con mucho el que supo dar el sentido a las marcas, a la propia a las de sus representados.

Digamos que en ese sentido había mucha boina calada hasta las orejas, en cuanto a marketing, presencia y relación con el entorno, el cual no puede ser fruto del cainismo, sino de la empatía.

Por tanto el Ayuntamiento de Siero, estará contento del éxito de expositores, pero la cosa es muy mejorable, y supongo que mucho más si los objetivos de la feria están claros y definidos, para que nos e den batiburrillos de todo tipo y competencia entre iguales.

ASISTENCIA DE PUBLICO.

En cuanto a la asistencia, aunque yo fui de Domingo, indicar que no estaba mal de público, aunque el perfil era más bien gente de la carretera, pero de todo había. 

Y claro que podemos considerar la cosa como de existo total, aunque eso es fácil conseguirlo, en parte, estamos hablando de, TODO GRATIS, tanto para expositores como para el público, y teniendo en cuenta de que estamos en tiempos de crisis, pues el TODO GRATIS funciona y arrastra al personal.

Y más si hablamos de un mercado como el ciclista, es cautivo de sus querencias, pues no hay nada más que ver que todos tenemos bicicletas, y en la Feria BICIESPACE no había novedades que ver ni mucho que comprar, ¿Como es posible que hubiese tanto personal viendo el «fierro bicicleteril»? Pues allí estaba el personal viendo bicis y más bicis, y eso se ve también en la ferial de Madrid.

Pero bueno la feria no deja de ser un quehacer, como el papamoscas de la catedral de Burgos, que te atrapa, y sino que se lo digan a la Revista-Catálogo de bicis BIKE que lleva 25 años vendiendo el mismo producto, como son los muestrarios-catálogos de bici, y ahí está cada día en los quioscos.

Como la prospectiva no es que vaya mucho con el ciclismo, pues de repente una feria de la bicicleta en Asturias, en Lugones, sufragada con dinero público y por querencia de un gestor público, que con un «equipo asesor» de aquella manera puso la pica en Flandes, pero en general en la feria vi poca prospectiva, tanto en su contenido como en las jornadas paralelas.

LAS JORNADAS Y LA BICI

Si opino que fue que fue un encuentro más que una feria de la bicicleta de la carretera, es porque ello también se dejó sentir en las Jornadas paralelas.

Digamos que fue una feria de la bicicleta de carretera, y de los «carreteros» ya que no hay nada más que ver la falta de prospectiva que se dio en la Feria, con relación a los temas tratados, más bien relacionados con este modalidad que con la bici y sus problemáticas, pues incluso la presencia de una charla de Carlos Rodríguez, La Bicicleta para la Movilidad Personal” fue un apaño de ultima hora frente a la inasistencia de otro ponente, y eso dice mucho de la falta de prospectiva existente, frente a cuestiones como los Centros de BTT en Asturias, situación y causalidad, Los Anillos Ciclistas y los desagües prospectivos, la planificación ciclista y el oportunismo político, las federaciones como entes promotores o fagocitadores de la bicicleta, los problemas de los Organizadores de marchas y competiciones de base ciclista. Etc.

Como bien puede verse la panoplia de las jornadas más allá, de la bonanza y profesionalidad de los ponentes fue corta, y muy fijada al hacer de otros foros de hace 10 años, o sea una antigualla, pues la realidad de la bicicleta es mucho más extensa y compleja que lo expuesto.

CONCLUSIONES

Una feria de la bicicleta de carretera y sus sucedáneos, y digamos que lo demás era un complemento, que se levantó pro el querer de un gestor municipal, que se le va olla tras las dos ruedas, que encontró la suma adecuada para poner en marcha su querencia por la bicicleta, con un equipo de una misma mirada, poco plural, con unos coo-patrocinadores poco ambiciosos, y ver veremos para el años que viene si no hay los dineros públicos de por medio, si el personal expositor está por la labor de exponer sus productos exponiendo sus escasos recursos, y si hay que cobrar entrada ver veremos si el público asistente será tan fiel para ver un feria sin novedades, más allá de ver bicicletas.

Puede ser la Feria BICIESPACE una buena idea si se repiensa en todo su conjunto, pues el impacto en medios más allá de las revista del sector, la cosa fue mas bien misérrima , no hay nada más que ver el perfil de facebook de la Feria, y ver el número de comparticiones y de visitas a los distintos post y los pinchazos de ME GUSTA que suman unos 1433, algo ridículo para un evento de esta naturaleza.

En todo caso espero que los gestores públicos y privados tomen nota y no vean este artículo como fruto de una venganza, que es lo típico, sino como producto de un visitante conocedor del sector con muchos años de ciclismo en las piernas y el diseño de eventos como la Vuelta a España de Mountain BIke TRANSPAIN O MOUNTAIN DYC cuando ni Unipublic se atrevía y luego Pello hizo el canelo junto con Unipublic, y desde luego con muchas horas de vuelo en diseño de redes ciclistas y moviendo grupos  y rutas, una cada semana para la LNE durante hace 15 años, y que como exponente la ruta de esta semana 2200 visitas en una semana.

FELICIDADES , pese a todo... y MAS PROSPECTIVA....

Victor Guerra

viernes, 20 de mayo de 2016

Por el Camino Primitivo: Oviedo-Cornellana

· IMG_4947
Foto de Juan Piñera
  • · Punto de Salida: Oviedo
  • · Punto de Llegada: Cornellana
  • · Puntos de Paso:Lloriana, Gallegos-Venta Escamplero-Valsera-Premoño-Anzo-Peñaflor-Grado- El Fresno-Doriga
  • · Longitud de la Ruta: 37 Km
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 797 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 954 mts
  • · Participantes: Javier Paredes, Luz, Albano Capezzali, Javier Dolado, Juan Piñera, Angel Truébano, David Suárez.
  • · INDICE IBP: 83
Hay días que todo sale un poco raro, y esta primera etapa del Camino Primitivo, que debiera de haber sido algo especial, porque se arrancábamos desde el mismo Oviedo para acometer una primera etapa, de uno de los primigenios caminos astures, conocido como Camino Primitivo, se quedó sin foto oficial de salida
.
P1090348

citar a mis conmilitones a las 8 de la mañana, hubo de retrasarse la salida hasta la 9 de la mañana por problemas varios, dando por comenzada la ruta al pie del Archivo Histórico de Asturias, tomando rumbo hacia La Florida comandados por D. Javier Dolado, tras un apresurado té en el café de La Luna de Oviedo.

Tras dejar los trastos, pronto nos colocamos en la traza del viejo Camino jacobita que enfila hacia el límite provincial, hacia el límite provincial en Fonsagrada, de cuya población aún quedan muchos kilómetros por cubrir, pero al pie de Oviedo se empiezan a dejar ver los primeros vestigios santiagueros como las fuentes, perdidas por viejos tramos de bosque o las capillas y los viejos tejos de vetustas reminiscencias religiosas.

image

El Camino arranca pues de Oviedo, y lo hace dirección Oeste por Llampaxuga para ganar la iglesiona de Santa María de Lloriana, a cuyo pie el bueno de Ricardo Morjardín sigue durmiendo la mañana, amarrado a sus oníricos sueños zoo, pese a llamarlo a voz en grito, ¡Ni caso¡.

Seguimos ruta para emprender una bajada hasta entroncar con la carretera AS-232 a la altura de Campiello. 
  P1090319IMG_4930

Esto será toda una constante, tramos de camino y carreteras locales. Ahora seguimos en ascenso hasta Gallegos, donde nos desviamos a la derecha para entrar en un sendero en descenso hacia el río Nora, teniendo como referencias el Molín de los Quintos, nunca entendí por qué el Camino jacobita hace este bucle, y se mete en la fondigonada del río con lo que ello suponía de peligroso para el peregrino, barro, agua y mucha humedad, amén del desnivel que se pierde y que hay que volver a ganar desde Los Arroxos, ya por asfalto (ahora) a la Venta de Escamplero, que presenta un desnivel endemoniado, cuando el tramo es recto y sin complicaciones.

Por el camino jacobita, vamos encontrando grupos de muy diversa índole que van haciendo el Camino Primitivo camino de Oviedo, y me llama la atención como contraste entre lo amables que son los jacobitas mientras hacen el Camino, y el trato tan arisco que nos ofrecen hoy, tal vez sea esta lluviosa mañana ovetense, o por l pelea con el barro, o por el paso de nuestras trotonas, o por el poco manejo del idioma, pues muchos de ellos son extranjeros, y es que en general no presentan un amable semblante. Lo cierto es que está resultando una dura climatología esta primavera para los temas camineros

DSC_0019DSC_0009

Ganada la Venta de Escamplero se sigue por carretera por la parroquia de Valsera y por Taraniello hasta desembocar ante la ermita de la Virgen de Fátima en el mismo Valsera, donde dejamos la AS- 232, para tomar por un acceso local marcado como PR.AS 172, cuyo trazado nos mete en una bonita valleja con el Molino de la Razaba, pasando al pie de Cueva Oscura y por Picarín, todo ello a la par del río Andallón para de este modo ganar la Ermita de San Ana de Premoño, que fue en su tiempo Hospital de Peregrinos.

El personal parece tener prisa, y más desde que comentamos la posibilidad de tomar una cerveza con nuestras amigas de Confitería Pastur de Grao, lo que ha dado alas algunos de los colegas, y pasaron de visitar las termas de Premoño, para internarse en el bello recorrido hacia Paladín, por la Vega de Anzo, donde probé la bicicleta que aportó Albano Capezzali, por cortesía de Deportes Roxin de Avilés, una Trek de ruedas gordas, al estilo de fat bike, que era como subirse a tractor, pues las sensaciones son raras, amén de que tirar por todo el trasto con la fricción que tiene me parece bestial.

IMG_4926

Por otro lado, rodar al lado del Nalón siempre es un gusto y su diminuto sendero se nos queda pequeño puesto que pronto hemos de salir a la AS-234 cerca de Las Casas, hasta desembocar en el Puente de Peñaflor, el cual más que recordarme a las rutas jacobeas, me recuerdan a las invasiones napoleónicas, aunque es esta ocasión el paso por Peñaflor, pueblo fue diferente pues me interné por la calle signada como camino, y sí que la estructura responde a las calles eje santiagueras.

Tras el pueblo, viene el rodar por el amplio camino que surca las Vegas de Grao, entrando de este modo en la villa moscona por excelencia, tras las «vistas» de un bonito y expresivo nalgatorio cuya imagen nos acompaña hasta el mismo centro de Garo, donde nos refugiamos unos minutos en la Pastelería Pastur, con sus simpáticas doncellas, cada día más guapas y salerosas.

P1090347P1090352P1090350

A la salida de la confitería, perdemos 4 unidades bikers, pues Luz y Javier, huyen para coger el tren a Oviedo a sus quehaceres y Truébano y su amigo retornan a Oviedo rodando, o sea que nos quedamos los 4 de marras: Javier Dolado, Albano Capezzali, Juan Piñera y el que suscribe, que emprendemos la ruta, cruzando toda la villa moscona para ir tomando el pulso a la larga ascensión que nos queda hasta el Fresno, mientras Juan me va comentando la misoginia experiencia a la inversa que ha tenido con las «Mama Chicho» en pleno siglo XXI. En fin, las cosas de la moda y de los patrocinios.

Seguimos nuestra ascensión pura y dura por el Acebedo arriba, donde somos alcanzados por Manu Luengo y su compañero, que suben a buen ritmo, al menos hasta encontrarse con nosotros rebajando así su marcheta para comentar algunas cosas, y despedirnos en La Venta, donde me quedo de ultimas exprimiendo el desarrollo a tope, pues los repechones hasta alcanzar El Fresno, son duros de cojines, pues hay que ganar unos 300 mts de desnivel en apenas 4 km.

P1090354P1090356

Aunque una vez ganado el Santuario del Fresno, con 30,7 km rodados digamos que la cosa está hecha, pues, además de ganar la vertiente, nos ganamos también cambiar de concejo, pues ahora nos vamos al de Salas el cual nos presenta una bajada por Doriga, por caminos y sendero, que ahora debido a la presencia de la autopista, han ido variando su trazado.

Por cierto, la autopista presenta toda una vista con su extraño avance, con impresionantes columnas que no parecen comunicar unas con otras… en fin prodigios de la técnica que iremos viendo cómo avanza.

IMG_4960IMG_4945

En San Marcelo se conecta con la carretera SL-9 para luego bajar por un camino por la Reaz hasta Doriga, cuyo bello palacio no veo, y tras cruzar de nuevo la SL-9 nos vamos por el camino del Cementerio hacia Marcel, por un sendero peligroso en pendiente y en piedras, muy mojado, pues en el descenso nos ha caído el aguacero del día, y el firme del sendero está como para irse en plancha, tras forzar algunos tramos y bajar con la trotona del ramal hasta Casas del Puente, y a la vera de la AS-15, y rodar por ella por la derecha hasta la Rodriga (famosa rotonda) y de este modo entrar en Cornellana triunfantes, aunque un poco mermados.

P1090362

Si mucho entretenimiento, nos aposentamos en Casa Ricardo, y con el acompañamiento de una buena sidra de Muñiz, un tanto fría, y con un buen menú del día, y unos platos de callos, vamos fetén, pues luego hay que coger el tren bien en Grao o bien en Pravia, pues Dolado no le entusiasma nada subir la Cabruñana y hacer el largo descenso hacia Grao, prefiere lo plano de Pravia, sin saber lo que el apretón que le espera por marcar ritmo durante la salida.

Apretón el de Juan Piñera, que la sidra fría le hizo efecto, y mientras yo dando pedal y dejándole tiempo para sazonar las tierras pravianas, Albano le mete un apretón de madre a Dolado, que se le salían las muelas de la encía de tanta presión rodadora.

P1090364P1090365

Al final, acabamos en Pravia frente a dos orujos, esperando un tren hacia Oviedo, cuando nos íbamos a montar el maquinista nos dice que tenía que conectar con la “central” (¿Madrid?), para ver si admitían cuatro o cinco bicis en el vagón, frente a la obligación que tenían de llevar tan solo tres,… Increíble, al final hubo autorización, suerte …. y mientras tanto FEVE perdiendo usuarios. Esto es España,¡¡¡

Así concluimos nuestra primera etapa del Camino Primitivo.

  • · Fotos de la ruta de Juan Piñera, Albano Capezzali, Victor Guerra
Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...