Mostrando entradas con la etiqueta Ruta BTT. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ruta BTT. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de noviembre de 2016

RUTA BTT PUERTO DEL PALO-FONSAGRADA (Camino Primitivo de Santiago)

·IMG_1542
  • · Punto de Salida: Puerto del Palo (Allande)
  • · Punto de Llegada: Fonsagrada (Lugo)
  • · Puntos de Paso: Montefurado
  • · Longitud de la Ruta: 57 Km.
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 1.765 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.840 mts
  • · Participantes. José Ramón Natal, Francisco Javier Paredes, Javier Riestra y Víctor Guerra, Equipo de apoyo. Lorena y Carolina
La aventura de recorrer los diferentes Caminos de Santiago que se dan en Asturias (Camino del Norte Costa, Las Reliquias, El Primitivo) nos han llevado, en esta ocasión, hasta las fronteras galaicas, para acometer la última ruta la del Puerto del Palo, que terminaría en el Puerto del Acebo, frontera ultima entre los territorios astur y galaico, pero que nosotros la hemos alargado para poder darnos el clásico homenaje del pulpo en Fonsagrada.

Convocado el evento, decir que la respuesta fue más bien escasa, pues el viaje es complejo y son horas de vehículos, por tanto, a la convocatoria de dicha ruta nos presentamos más bien pocos raiders: Natal, Paredes, Riestra y yo mismo, acompañados de dos conductoras para aquello de los retornos de los vehículos a  Fonsagrada.

image

El día no podía ser mejor, cuando arribamos a la venteada cumbre del Puerto del Palo, tiraba una suave brisa proveniente del Sur, lo que nos ponía en sobre aviso del buen día que tendríamos durante la jornada.

Una vez puesta la equipación adecuada, para el buen clima, nos preparamos para empezar a rodar, qué en el caso del Puerto del Palo, de buena a primeras ya nos presenta una bajada hasta Montefurado, que tiene su aquel, tanto por el grado de inclinación del sendero, como por la piedra suelta que tiene, aunque ya conocí este sendero en peores condiciones. Se ve que ahora se cuida el camino, por el tema jacobita, y además se ve que se utiliza por la compactación de los firmes.

Uno de los tramos que siempre me ha gustado mucho con relación a todos los tramos que he realizado del Camino de Santiago en Asturias, tal vez sea este de Montefurado, pues tiene un encanto especial tanto por el pequeño pueblo encastrado en la cumbral de La Sierra del Palo, que lo hace singular por el paraje y la magia del lugar, y en cuyo punto nos paramos para las clásicas fotos y para quitarnos ropas y contemplar el extenso paisaje del Valledor.

IMG_1492IMG_1508IMG_1504

Desde las mismas puertas de Montefurado se cruza la desierta aldea, este creo que sería un buen lugar para un pequeño «albergue de esencia» caminera, y se continua la ruta al abrigo sureño del cumbral viendo los profundos valles laterales que se abren a los pies de nuestro camino, que tiene como primer destino próximo el pueblo de Lago, al cual se llega en un santiamén, rodando directamente o de forma paralela la carretera AS-14.

Como el día está magnifico las cámaras digitales salen a relucir y todo sirve como para el detalle, y para una parada y fotografiar, lo que hace que nos permite disfrutar del paisaje, pero que el tiempo es el que es, y los minutos caen de forma inexorable sobre nosotros. Por lo cual en Lago salimos enhebrando la AS-14 hacia la parroquia de referencia en esta parte del territorio que no otra que el pueblo de Berducedo, donde visitamos su viejo cementerio, que nos lleva a las viejas épocas con sus cruces de hierro forjado
.P1130163P1130159P1130160IMG_1516

Desde que empezamos la ruta en El Palo, el rumbo siempre es Suroeste, y de esta guisa salimos de Berducedo, cruzando la Sierra que lo rodea para encarar la vertiente que nos permite llegar sin mucho problema por un carretil de acceso a otra característica aldea en el peregrinaje jacobeo como es La Mesa, uno de los últimos enclaves antes de llegar a Grandas de Salime, y lo hacemos virando al Norte saliendo por el acceso rodado Buspol, territorio donde encontramos una pareja de peregrinos gijoneses, que van haciendo el Camino durante los fines de semana. Lo cierto es que vemos poca gente peregrina por estos lares en nuestro transitar, aunque  nosotros tampoco somo peregrinos al uso.

En la zona de Buspol, el camino toma otro sen, pues no en vano recobra el rumbo Oeste y se mete en un denso bosque de castaños que es toda una delicia, aunque se nota el cambio de temperatura, cuando uno entra en la ladera Este y la frialdad y humedad del embalse de Grandas se deja notar.

IMG_1547IMG_1530IMG_1548P1130189

Es una amplia ladera que se echa abajo abruptamente, aunque la pista busca no ser tan trepidante teniendo incluso momentos muy bucólicos, presentando en la parte final tramos de senda bonitos, y en ante cuyo descenso a Paredes le perdemos pronto en lontananza pues este abre freno y hasta abajo; el resto vamos más despacio y gozando de los entornos, como el que nos ofrece la escarpada ladera del encima del embalse con los restos de las viejas instalaciones de la construcción del salto a allá por los años 50.

En este tramo perdemos casi que 1000 mts de desnivel, y en apenas unos 8 km.
Una vez entroncamos con la carretera AS-14, que es donde nos deja el descenso se vira a la izquierda para cruzar el Embalse de Grandas, obra del arquitecto Vaquero Turcios, en cuyo punto nos paramos contemplar la obra desde el Mirador articulado en la zona y que nos da vista a unas viejas instalaciones del tipo de la película: El Nido del Águila.

2016-10-29 13.07.17

Acaba la contemplación nos echamos de nuevo a la trotona para subir a ritmo la cuesta que nos separa de Grandas de Salime, que son unos 8 Km., que según en qué circunstancias se hacen largos y penosos, supongo que así debe parecerle a la peregrina que nos cruzamos en lo alto del Embalse, que se iba apoyando en dos retorcidos palos que encontró por el camino.

En este sentido me llama mucho la atención esa afición a ir sin bastón o bordón alguno, y luego cuando el cansancio muerde los cuerpos, el personal coge las primeras garrotas que hay por el camino, pesen lo que pesen o estén más torcidas que un olivo, sin preocuparse de buscar una caña adecuada. En fin, son las cosas del Camino y los urbanitas que se echan al camino.

P1130198P1130199P1130200

Ante esa larga ascensión cada uno va subiendo a su ritmo por la AS-14, aunque la cabeza la marcan Riestra y Natal, los cuales suben fenomenalmente, Paredes y yo, pues al remolque de su estela camino de Grandas, o mejor dicho hasta el desvío de La Casía, donde nos desviamos a la izquierda para tomar un camino que arranca mediante un tramo pindio que deja paso a un sendero más plano que circula por entre castaños y que va directo Grandas de Salime, y por el cual rodamos apenas 2 km hasta concluir en el centro de la villa, que a esas horas encontramos muy desértica a pesar de cruzarla de cabo a rabo camino de Cererijeira, teniendo como referente la carretera AS-28 hasta la misma frontera con Galicia, cuyo eje asfaltado se va a convertir en la LU-701.

Desde Grandas, aunque parezca que Fonsagrada está a tiro de piedra y que la etapa parece fácil, no lo es tanto, pues de nuevo hay que recobrar la cota de los 1000metros de altitud, ya en la Farrapa al poco de salir de Grandas, ya nos coloca en los 682 mts., de cota, y quedan aún unos 25 km., de rodadura y son las 2 de la tarde, y hemos salido a las 10 de la mañana.

P1130205IMG_1603IMG_1534

El territorio y el trazado va cambiando, seguimos teniendo la AS-28 como referencia, y por ella o al par de ella, por caminos adyacente vamos encadenando aldeas, llevando el PR.AS-109 Ruta Arqueológica de Grandas de Salime, tanto a la derecha como a la izquierda, hasta cruzarla en As Rozadas, ya muy cerca de la aldea de Peñafuente, de donde se sale ladeando el Monte Zarro, rayando la cota de los 1000 mts., y desechando el medio atajo que el Camino Jacobeo nos presenta y que circula por el Monte la Curiscada, a la altura ya del Puerto del Acebo. Curiosamente hay dos Puertos del Acebo, uno asturiano, y otro lucense, unos kilómetros más allá.

Dado que todavía quedan kilómetros, preferimos la comodidad de la carretera para ganar la Porta del Acebo, frontera lucense, continuando por la AS.28, que se ha transformado a partir de este momento en la LU-701, que también presenta otro atajo por el Chao de Fotais, y que desechamos, pues no hay atajo sin trabajo, y alguno ya notamos el esfuerzo en nuestras piernas de ganar casi 1500 mts de desnivel acumulado, y a pesar de que el trazado no es técnico ni muy exigente, nuestros perniles empiezan a tener síntomas de calambres, y hay tramos que nos obligan a ir andando.

IMG_1612IMG_1623IMG_1624

La carretera lucense la dejamos en el núcleo de Fonfria, donde el Camino Jacobeo se echa a la izquierda para travesar el Monte de Penoucos y desembocar en la citada carretera lucense, en el PK-6 para seguir por La Serra de Follabal hacia la aldea de Silvela, eso sí jugando al gato y al ratón con la LU-701.

Ganamos el núcleo de Paradanova desde cuyo enclave ya vemos Fonsagrada enclavada en lo alto del cumbral, lo cual nos exige un esfuerzo más por los trazados nuevos que ha ido abriendo por parte de la Junta de Galicia, para evitar que los peregrinos fueran por la carretera.

Utilizando esos «caminos de servicio» estos nos colocan en la recta ultima de Fonsagrada, y meta de la etapa del Camino Jacobeo, y ante los pies de la ansiada ración de pulpo, que en Fonsagrada se constituye en A Caldeira, en todo un referente, lo cual nos saciará de las hambres y sedes que hemos pasado por la ruta, pues dado el calor, parece que algunos no nos hemos alimentado o hidratado muy bien
P1130211P11302132016-10-29 18.06.44
De esta manera, concluimos la última etapa que nos quedaba del proyecto los Caminos Jacobeos por Asturias, lo cual ha sido toda una experiencia.
  • · Fotos de la Ruta: victor Guerra, Javier Riestra, José Ramón Natal
Victor Guerra

martes, 5 de mayo de 2015

CRONICA DE LOS MARINEROS 2015

· :
  • · Punto de Partida y Llegada: Piedras Blancas (Castrillón)
  • · Kilómetros de la ruta: 45, 7
  • · Horario de la ruta: 5 horas 24 minutos
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.675 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.670 mts
  • · IBP Index: 123

PREAMBULO Y JUSTIFICACION

De nuevo tocó dejarse caer por Los Marineros 2015, en labores de apoyo que desarrollamos algunos miembros de BTT ASTURIAS como Albano Capezzali, y circunstancialmente Pablo Riopedre , y la verdad es que participar en estos eventos desde la otra orilla, la de la organización, también es bueno e interesante, por lo que tiene de aprendizaje, y en esta edición he sacado en claro algunas cosas.

La semana ya nos preparaba de madre no solo el territorio con trazados removidos,y también nos fue previniendo con lo  que podía suceder en día de la ruta pues eso en cuanto a firmes, climatología y demás incidencias, aunque en general no hubo queja.. y no todas las previsiones se cumplieron..

P1040857P1040860
11174971_861727707226950_214603777284357302_n

La labor que me tocó en esta edición me desligó casi que por completo de la ruta, que este año Emilio (GRUMAR)  fue rediseñando una y otra vez, la cual que fue variando a medida que íbamos recorriendo algunos tramos previamente, y al darle  nuestra opinión, tras nos pocas vueltas que empezaron en Octubre del 2014, se fue articulando finalmente un recorrido, que hasta última hora no se pudo cerrar y que a mi juicio creo que bastante equilibrado y muy del mundo de la btt,.

11182359_10200277812943663_7135475653868666452_n11201884_10205599181932604_3476775032659980648_n11160621_10205599180932579_8011508226971640543_o11188328_970970992922235_8663812962767494789_n1399401_10205949585836193_2344091311298694483_o
Los Marineros es una ruta, no diría con tradición de dura, como puede ser la Cordillera Cantábrica de Asturcón btt, pero no por ello deja de tener  su «tic» pues la conformación orográfica de la zona deja muy pocas posibilidades al juego fácil o para un ciclomontañerismo de baja intensidad,

O salen muchos kilómetros para hacerla más suave , o se hace durísima si se adentra en la sierras aledañas a la costa, y soy consciente de que Emilio, como cabeza visible y alma mater de Los Marineros, se rompió  la cabeza, y puedo decir que conoce cada piedra cada sendero, y luchó por rebajar el desnivel y la dureza, pero a veces esas son tareas utópicas o casi imposibles, y más si uno observa el trazado y mira la orografía por la que se desarrollaran en general Los Marineros y sobre todo esta última edicion la XVII, donde ya se  puede hacer  poco para para rebajar  aún más las pendientes o los desniveles
.P1040863P1040867

Por otro lado, tenemos  algo olvidado lo que es el Mountain Bike, más bien lo que es la BTT, la Bicicleta Todo Terreno,  este año cuando escuchaba en la ruta y en el ágape las críticas sobre que se había porteado en exceso, me venían a la memoria los debates de la década de los 90, cuando el Mountain Bike primigenio perdió buena parte de su esencia y las rutas cañeras, de Non Stop, o de corte horarios, o con tramos duros de trail en ascenso o descenso, y todo ello fue paulatinamente laminado para favorecer circuitos más rodadores donde ciclistas ocasionales podían hacer algo más que caerse a cada minuto, o andar arrastrando bici, y ese tipo de trazados están alejados de la realidad cotidiana de la BTT al menos en los recorridos que hay por Asturias, pero ese diseño y concepción a ido calando en los genes del BTT, batallar sí,  pero siempre encima de la bici, cosas muy fuertes en momentos muy determinados y nadar poco o nada, un buen ejemplo de ello es Jinetes de la Reconquista y Montes del Sella, sin que ello sea peyorativo, ya que son concepciones distintas.

P1040873P1040886

Pero la iniciativa de Los Marineros, se entronca más con la filosofía de Asturcón BTT y su Cordillera, la de pelear por cada centímetro del terreno y disfrutar del paisaje, lo que pasa que a diferencia de La Cordilelera que se mueve de un sitio a otro, en este caso LOs Marineros  está donde está, en el Concejo de Castrillón,  y por tanto anclada a una serie de parajes y geografías, a lo cual hay que añadir que tiene una vocación digamos más «popular»;  nadie va a la Travesía Cantábrica a ver ¿qué pasa.?. o casi nadie;  pues eso en Los Marineros puedes verte con gente que no hace btt, y por ejemplo vienen de la carretera e intentan probarse en esta prueba. Lo que no quita para que sea dura en si misma 45 km y 1700 mts de desnivel ya la sitúa en un cierto parámetro de dificultad

Hay que tener en cuenta que Los Marineros, quiere mantenerse en un equilibrado status, ni quiere ser un modelo de Maratón ciclobiker, ni subirse al pódium de rutas super «cañeras» no porque no pueda optarse a ello por territorio, u  ortografía o estructura, sino por que su filosofía es otras , es la prueba no competitiva, el disfrute del paisaje, el  divertirse con la bici y la fraternidad bicimontañero, y aunque como prueba ha ido picando de aquí y de allá,  pero es difícil encontrar un público afín  idóneo, y más en este abierto, pluridiverso perfil de ciclo bikers de la actualidad , 

Y eso lo vi en esta edición 2015. perfiles muy diversos, muchos independientes, fuera de equipos o grupos al uso, gentes venidas de la carretera y de otros deportes y que vienen a probarse en estas convocatorias tan abiertas.

Como justificación ultima comentar que la organización estaba tocada en su estado moral, pues en estos días como Club Montañero  GRUMAR, tiene perdido a un integrante en Nepal, y a varios compañeros de las marchas en esa misma situación de no saber aún nada de ellos.

LA RUTA

Salir de Piedras Blancas como Cierre de la Ruta Básica , o sea bicicleta escoba  de la prueba, y con las referencias que ya he adelantado, pues supone de mano quedarse  por la dureza, la falta de ritmo o de destreza con los últimos del pelotón, que poco a poco se van descolgando aunque la tremenda fuerza de voluntad, querencia, amor propio y el ánimo del resto de los compañeros, pues hace que estos no abandonen, pero los retrasos pueden llegar a ser considerables con relación al resto de los compañeros, pero ante esa situación y nada más acabar nadie tiene el valor moral para decir a nadie que  esté metido en la convocatoria no competitiva que lo deje, pues el cierre es a las 17,30 horas y aún quedaban  muchas horas.

P1040889P1040891P1040894

Por eso lo mejor en estos casos es disfrutar del paisaje y enseñar al que no sabe, y así fue como  me quedé con varias unidades del Club Ciclista Castrillón, siendo escoltados por una unidad del Seprona y por el insustituible Quad de apoyo de Cierre, que tras los primeros rampones de la Senda Norte, que se atragantan a cualquiera con las piernas frías, y esos repentinos giros con paredes a trepar, pues hicieron que al personal más retrasado  empezara a faltarle de todo, hasta si me apuran hasta el aire.

Poco a poco se fuimos recuperando la cola del pelotón, pues la arena y las escaleras y demás elementos no son muy habituales en las rutas y eso permite ir recuperando puestos, al hilo de esto, recuerdo una edición de Los Marineros, que ganamos un año un grupillo, como no hay ni chip ni meta, pues queda en nuestro coleto tal evento, pues la organización ni había llegado a Piedras Blancas debido a la debacle que se había producido en el playón de Bayas, del cual un grupito de hábiles betetistas supimos escoger el buen camino y evitar los atolladeros, y de esta guisa en medio de un intenso diluvio entrabamos en Piedras Blancas y directamente a las duchas, mientras el resto peleaba con la arena, las trasmisiones, etc, los barrizales y los atascos. y cosas como estas hicieron que nos fuésemos acoplando a otras unidades descolgadas del pelotón.

Y así fuimos pasando las zonas costeras de La Ladrona hacia Santa María del Mar, y colocarnos encima de los senos costeros de Baiñas, para en Munielles ir dejándonos caer al Playón de Bayas,

Las compañeras ciclobikers  alas que acompañaba  como cierre de cola de la marcha,eso sí  no dejaron charco y barrizal sin hollar , y no se fueron sin probar las mieles de los senderos técnicos que fueron afrontando como podían, y en base a las rápidas explicaciones a pie de sendero, y con ello disfrutaron y penaron también por empujar bici, que era nuevo para ellas.

 El Quad hizo un buen servicio por los rampones hacía de Linares y Bayas.

BTT LARGO OK

En Ranón dejamos la estela costera y el santiaguero rumbo Oeste para virar hacia las tierras sureñas, pasando por Bayas camino de Riolavega, donde asistimos a un compañero herido, reclamamos asistencia y allí apareció el profesional Médico de la prueba: Ray Garcia y sus ayudantes camilla en mano, por aquellos rampones bajaron al herido que presentaba un cierto mutismo postraumático que nos asustó un poco a todos, aunque al final solo fue un tobillo y magulladuras, pero impresiona sobre todos a los novatos/as ver a compañeros heridos en el suelo tan inmóviles.

11182721_10205949588836268_176909228030760003_o11196343_10205949593956396_4183466512069173743_n11169216_10205949590236303_7151610679928503287_o

Seguimos la ruta por tramos más urbanos, como fue la entrada y salida a Soto del Barco, donde el personal de cola fue recuperándose del Shock de los primeros kilómetros y ritmos, pues no en vano con la mitad casi de carrera realizada había una hora y media diferencia con respecto a los primeros. 

Lo dicho, la travesía urbana hacia La Corrada dio como en el anuncio de  red bull, alas al personal que caneó hasta pillar a los tranquilos amigos del Club de La Caleya, que van a su aire, de forma tranquila bregando lo que hay que bregar en medio de una cierta fraternidad ciclomontañera,  estos buenos ciclobikers de cola afrontaronn los recorridos en un estilo muy betetista y sabiendo cada cuál  su frontera , su ritmo , y sus expectativas.
11206000_970971889588812_6853055944938508227_n11200966_970971096255558_8609574225583228198_o11209613_970971809588820_7528051461386508495_n

Tras pasar el corte de Soto del Barco, llevamos la sorpresa de la carrera, pues detrás de nosotros surgían corredores, y resultaron ser los de la prueba Xtrem que ya venían de su recorrido por los lares de Monteagudo, cuyos primero barrrizales y los aguaceros del final les absorbió mucha energía, dándose una cosa curiosa, para que se vean como son las percepciones, casi nadie tenía recuerdo de las remontadas y bajadas de Monteagudo que a mi y a mis compañeros probando el trazado  tanto nos habían gustado,  pero el personal de la Xtrem  solo traía consigo el recuerdo del barro y el agua, y eso que se diseñó ese trazado  por esa zona para dar más expansión a clicletear... porque los loberos territorios diseñados en octubre del 2014  y febrero del 2015 hubieran sido terribles por la  dureza, la pendiente, por el desnivel y por los tramos técnicos.

El tramo del Canal del Agua nos dio a todos un respiro,  tanto fue así,  que nos fuimos algunos por donde no era, casi que mejor, pues las marcas en el suelo tras pasar tanta gente por encima no se veían muy bien, pues las ruedas habían dejado en muchos sitios irreconocible la señalización, pero a mí no me gusta marcar árboles y piedras, no siendo necesario, por tanto el quad de cierre se quedó para orientar y ayudar al personal a orientarse.


Este tramo, dio de nuevo resuello a los últimos que llegaron felices al avituallamiento, donde a buen seguro que un libro de firmas, o toma de dorsales hubiera venido bien, y también en la  llegada del bucle Xtrem, pues al final hubo quien siendo de la ruta Básica se fue a la larga (XTrem) y viceversa, y es que da la sensación de que el personal no mira ni los perfiles ni los datos adjuntos para ver los problemas  y ver dónde están las tachuelas, y sobre todos, me refiero a los que se toman estas abiertas convocatorias como seudo competiciones.

En el avituallamiento sólido de Riberas, faltaba ambiente cuando nosotros llegamos,  tras los bebercios de Hierbalife, recuperadores y mantenedores de los tonos musculares, y  esperar a que llegasen las unidades retrasadas del bucle Xtrem muy de solanas, habiendo soltado por mi cuenta al grupo de cola de la ruta básica, que ya iban a su aire y me fui camino de la tachuela de la Uz al Alto de la Llamera, encontrando por el camino gente que se iba retirando por lesiones, averías, o cansancio.

11203160_850847544962546_5268342351515981786_n11011118_10203235041711797_6033948331391395215_n11156191_10203235043951853_1208266168828308152_n11165227_10203235045031880_8917503273046477296_n11203078_970971382922196_8264496108915518533_n
11206823_970971222922212_248268854701987845_o11210488_970971326255535_429207735402242094_n11154961_10205949591716340_1458333728117882515_o

En la larga rampa que comienza en la Uz y que desfila por Las Pilas hacia la Llamera, son apenas 2 km de ascenso duro, pero que obliga a echar pie a tierra, como así lo hicieron muchos, no quedaba otra,pues las pendientes son duras, aunque lo increíble es lo cojonudo que estaba el firme,  apenas 2 meses antes no había quien bajase por la zona, y ahora estaban en condiciones que se podian considera como muy buenas.

En el alto de La Uz, hubiera venido bien a más de la asistencia mecánica, un pequeño avituallamiento de agua y algo de comer, tal vez un poco en autogestion por cada uno, o sea unas cajas de manzana y naranja cortadas hubieran sido más suficiente y genet para dar ánimo..

Y desde ahí,  nos fuimos camino del molino del Truébano con su subida hacia primero hacia Sombredo y luego hacia el Alto de Pulide, donde tanto yo como mi compañero el joven y peleón Pablo Riopedre, que venía para la ruta Básica que al final hizo la ruta Xtrem, ya se quedó conmigo de cierre, pues el buen colega y mecánico Albano Capezzali, se quedó irremisiblemente averiado en la Uz y por ello se bajó para Riberas, quedando en el «Paraíso» avituallándose.... de cervezas...

Tanto Riopedre como yo mismo fuimos esperando a los últimos rezagados de la Ruta Xtrem que venían rotos, ver sus desarrollos ya era un análisis suficiente del desgaste que hubo en la batalla se salida hacia la subida a Monte Agudo,  y la que estaban teniendo en en ese momento al remontar la  dura subida hacia Pulide,

Nos recreamos en el paisaje hasta ver llegar a las ultimas unidades de la Ruta, Xtrem y con todos ellos conformamos un grupeto que cambiando ritmos y posiciones fueron salvando los calambres y tensiones musculares varias.




 Desde Pulide ya era un gozada ver toda el dispositivo de protección y seguridad junto al médico que nos iban enlazando entre tramo y tramo, trazados que bajamos como el rayo que no cesa, era fácil terreno seco, muy rodado, y con las marcas de las trazadas tanto  las buenas como la malas lo que  facilitó encañonarnos a toda pastilla por aquellas pistas. 

Dejamos  pues al personal disfrutar con el aviso de atención y precaución, pero está claro que ese sentido está alerta cuando bajas por sitios que te puedes hacer daño, caminos, senderos, pero al llegar a las zonas de asfalto el personal aún aprieta más y no se da cuenta ni de la humedad, ni que pueden venir vehículos y así fue como un par de compañeros se fueron «fuera pista» con lesiones en clavículas y hombro, de nuevo nuestro insustituible quad y la presencia de Ray García como médico de urgencias hicieron su labor.

Recogidos ya todos los corredores como cierres de carrera en btt, entramos tras las últimas unidades con casi 7 horas y 30 minutos de ruta que fue el tiempo que hicieron los últimos de la Xtrem, con accidentes incluidos, frente a las 7 horas que hicieron los últimos de la Ruta Básica.

CERRANDO QUE ES GERUNDIO
Tras esta brega pues a la ducha, como es natural entre fría y caliente, es lo que tiene llegar los últimos, y a esperar la pitanza, que para algunos se les hizo larga su arranque, pero hay que contar que había corredores que a las 6 todavía estaban camino de la ducha.

Y lo que se hizo muy largo fue la llegada de los olorosos productos cárnicos de criollos y costillas, tras cuya degustación se procedió como todos los años a la entrega de trofeos de recuerdo y por asistencia a la prueba y a las diferentes categorías, y con esto y un bizcocho se dio por terminada esta dura RUTA DE LOS MARINEROS 2015.

P1040901P1040905

No se puede cerrar esta crónica sin indicar que GRUMAR se vió en algunos momentos como organización desbordada, por las incidencias en algunos puntos y temas de competencias en servicios de seguridad, hubo pues grandes diferencias horarias en ocasiones difíciles de gestionar en una determinada concepción del mountain bike, y por otro lado los incidentes y accidentes menores, afortunadamente, hicieron que la organización se tuviera que mover rápido y en varios puntos, pero en todo caso sabedores de las situaciones que se han producido.

Supongo que de todo ello se sacará la provechosa lección, y a buen seguro que si Emilio (Grumar) se repone anímicamente del estado que en que estaba pasando ante el desarrollo de las actividades tan distintas de Los Marineros (BTT, senderismo y trail) ,  sumado a  la incertidumbre de lo que sucedía con sus amigos y compañeros de Los Marineros, en Nepal, a buen seguro que tanto el cómo su grupo de colaboradores nos ofrecerán para el año que viene una nueva versión de Los Marineros 2016 distinta y como siempre emocionante.

_IGP6844

Fotos de varios participantes en LOS MARINEROS: David Arasca, David Robles, Defenders Bike, Felix Botran, Ernesto Pérez, Intensos BTT

Víctor GUERRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...