Mostrando entradas con la etiqueta Rutas BTT. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rutas BTT. Mostrar todas las entradas

viernes, 19 de mayo de 2017

Por Picos de Europa. Vuelta por Ándara

Foto de Jose Ramón Natal
  • · Punto de Salida y Llegada: Sotres
  • · Puntos de Paso:
  • · Longitud de la Ruta: 34 km
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1201 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Luis Roza- Javier Riestra-Jose Ramón Natal-Victor Guerra

image

Volver a las tierras altas de Cabrales, es siempre una delicia, primero por aquello de ver de nuevo a los viejos amigos que uno tiene por estas latitudes, Juanjo, Raquel, Josefina (Cipriano) y luego porque rodar por los entornos de Picos y de Ándara siempre es grato, y uno comprueba el estado físico y técnico que tiene, ya  pasados los años. Digamos que estos territorios uno se hace un chequeo tipo ITV.

Y así fue como realizamos el desplazamiento hasta Sotres, el pueblo ubicado a más altitud de los Picos de Europa, que este pasado sábado presentaba un bonito ambiente, de buen sol y como no de  peña conocida y famosilla (Carlos Suarez, Juanjo San Sebastián, Bernabé Aguirre, etc) pues no en vano se organizaban las IV Jornadas de Montaña que organizaba Casa Cipriano y Deportes Cavana.

IMG_4218IMG_4275

Un reconfortante té y un bizcocho,  y a la trotona, pues hoy era una jornada especial dedicada a JOMASA, el cual ha patrocinado la equipación que ahora algunos llevamos, y que en junio irán a dar pedales al Canal de Castilla, durante unas horas pues tendrán que cubrir unos 163 km.

Aventuras aparte, salimos pues de Sotres, por el carretil de subida a la Caballar, que ya de mano tiene sus repechos, y que subimos despacio pues Natal se nos despistó y se fue camino de Áliva, carretera abajo, recuperarnos con estos repechones , cuesta…
.
Por tanto, la subida se hizo cómoda y aprovechando para hacer fotos a mogollón que el día estaba para ello, y teniendo tan buenos modelos, eso sí en ocasiones un tanto remolones, pues eso a darle al chisme de las asemeyas  luego pasado el tiempo, el personal ya se ponía más baturro a la hora de prestarse a eso de  posar, siempre pasa al principio genial, luego ya es un coñazo.

IMG_4287IMG_4290

Entre fotos y chismes, ganamos en unos minutos por carretera el tamo que hay hasta La Caballar, con su espectacular vista sobre el Collado Pandebano; y luego desde los invernales, con  el miserrimo  monumento de la Vuelta a España partimos  hasta el Jito de Escarandi que es una amplia vaguada que se gana en unos minutos sin esfuerzo

En el Hito de Escarandi dejamos por un buen tramo de tiempo los firmes de asfalto, para meternos en la soledad del mundo de la caliza eso si en estos primeros kilómetros  acaballado a estas alturas con el verde de los hayedos.

IMG_4396IMG_4424

En esta ocasión y viendo el perfil de los participantes, que lo suyo no es lo técnico, la ruta tomó otro sen y nos fuimos en dirección al Vado de los Lobos, a través del denso hayedo de Valdediezma, puesto que solo tiene una bajada hasta la Vega del Tronco, sin más complicación que la pendiente, y luego ya se desfila por este mini –Cares, que en  plano va por encima de la Canal Negra, para ir dando vuelta sobre las perfiladas laderas de Tras la Torre, recorrido perlado de un esplendoroso verdor que desprendían los hayedos. Estaban increíbles.

IMG_2624IMG_2646IMG_2657

Una vez en la revuelta sobre los Joyos de Pregonia, las vistas sobre el Monte de Obesón y la Sierra de Cocón, con el pueblo cántabro de Tresviso a sus pies, eran todo un contraste, y más hoy para la encomienda que traíamos de llevar a cabo una sesión fotográfica, que fue resultando interesante, aunque cargar con las cámara grande, CANON 760  es todo un coñazo, pero como digo el día estaba espectacular y así se veía la majada de La Cerezal y de la Llama, espléndidas, todavía recuerdo cuando todas estas majadas tenían las cabañas en el suelo, y mira ahora lo remozadas que están. El Parque Nacional por mucho que digan sirvió para que muchas cabañas hoy estén en buen estado. Tiene sus ventajas e inconvenientes.una estructura como el PN.

El camino hacia el Vado de los Lobos, con un firme excelente se pega a la ladera, para ceñirse a la vega de la riega del Torno y ganar el enclave del Vado de los Lobos, cuyo encrucijada dejamos para arrimarnos hasta Los Hornos del Doblillo, y poder en primer plano la mítica bajada del Balcón de Pilatos, que hasta hace poco bajábamos con nuestras trotonas, hoy actividad totalmente prohibida.
Vemos la Sierra de Beges y más a la derecha el famoso Collado de Pelea, que da acceso a la aldea lebaniega de Cabañes, desde Bejes, pero nuestro camino es otros, o sea que tras explicar al personal  que por aquí circulaban carretones de bueyes, con mineral que se aligeraba en el Dolblillo, es toda una historia.

Nos volvemos sobre nuestros pasos hasta el Vado de los Lobos, para hacer un alto en el camino al par de la cantarina fuente, y tras el merecido reposo acometer la subida de unos 11 km hasta el Circo de Ándara.

IMG_4396IMG_4412IMG_4416

Subida de buen firme y a la sombra del hayedo hasta las proximidades de la Revuelta del Tejo, luego ya se sale al desnudo mundo de la caliza, y las grandes vistas sobre Picos, las sierras adyacentes y hasta perdernos nuestra vista en algunos momentos en lel gris azulado del mar Cantábrico.

Cuando empezamos la subida el personal iba reunido, pero luego ya empezó la presión de ver y comprobar  la potencia de cada cual, y ya el personal se desmandó ladera arriba, ni fotos ni ostias, Salvo Natal que iba sufriendo mi cabreo por tener que tirar de los armatrostes fotográficos, y sin un triste modelo Jomasa, para hacer fotos. Allá por debajo de nosotros Braña Redonda, a esa altura el personal se dio cuenta de la situación…. 

La verdad es que me estaba constando afrontar la subida, que si hasta la base del Macondíu fue la cosa bien, la subida de los 5 kilómetros hasta ganar la Collada del Trasmacondíu se me hicieron duros, pero no imposibles, pequeños desarrollos y para arriba tirando del peso y la incomodidad.

IMG_4387IMG_4388
IMG_4356

Ya en el Circo de Ándara se impuso una parada, para contemplar el mundo calizo y lo que fue el escenario de minero por excelencia de los Picos de Europa, estancia solo mitigada por el miedo de Dolado a que le cogiera el agua, pues había ciertas nubes en lontananza que a partir del mediodía hicieron que la luz fuese un tanto mortecina, ya Tomás del Refugio de Uriellu, por la mañana en Sotres nos avisó de las tormentas anunciadas para la tarde.

Dimos la vuelta al Macondíu, hasta ganar la cabecera de la Canal de las Vacas, que era por donde me hubiera gustado bajar, pero aparte de que no está permitido, por ser PN, y no está permitido dejar las pistas,  mis compañeros no eran los adecuados para aventuras técnicas por senderos.

Y lo vimos nada más llegar a la altura del Refugio Cabaña de Ándara, donde el camino se echa abajo sin remisión por encima de las canales de las Vacas y la Jazuca, por donde probé que los reflejos encima de una bici rígida de 26”, con la cabeza fría y el dominio técnico en la punta de los dedos y de los pies e pude sacar partido a estos tramos semi-técnicos, en los cuales las cubiertas y la llantas aguantaban preso y presión. Me sigue gustando la conducción de una semirrígida,  que va leyendo firmes y tropiezos
.IMG_4438IMG_4419

Pero antes, eso sí  algunas fotos y contemplar lo que fue el trabajo minero de Picos de Europa con carretones de bueyes, y muchos antes los trabajos de abrir caminos y conquistar a estos pedregales para  las trazas camineras, con 200 o 500 obreros bregando por estas latitudes,  y luego meterse en los furacos a sacar material, a modo de un silencioso trabajo de topos bajo la dirección de los preclaros ingenieros de aquellos tiempos, los cuales dejaron huella en estas tierras.

Porque si en algún lado se ve a la perfección la labor planificadora de los viejos ingenieros ilustrados del siglo XIX, que compaginaban su labores como ingenieros y geólogos, sabiendo combinar dichas dedicaciones con el estudio de los biotopos alpinos o la observaciones varias que desarrollaron hombres como Vernueil y de Loirére, Guillermo Schulz, o  Casiano del Prado, etc.

IMG_4443

Aun no entiendo como no existe en Sotres un Museo de la Minería en Picos de Europa, cuando se han gastado miles de euros en cincuenta museos: del queso o de la madreña.

Pero bueno viendo que toda la zona desde Cangas de Onís, hasta Peñamellera incluido el valle de Cabrales, no cuenta con un Museo de la Montaña, uno puede hacerse a la idea de la desidia institucional a cerca de estas cuestiones, y máxime cuando ello hay que compartirlo con otros concejos y otras Comunidades Autónomas, habrá que esperar unos 50 años para que se puedan ver esas muestras museísticas.

Dejando atrás recuerdos y remembranzas, me fuí ladera abajo, aunque no por ello me cebé en el descenso que fui disfrutando por tramos la bajada, y parando para sacar fotos al personal en la particular bajada de cada uno, y por si alguno se iba al suelo, pues no abrir mucho hueco,.

IMG_4459IMG_2720IMG_4399

Cuando nos dimos cuenta, ya estábamos de nuevo en el Hito Escarandi, de nueva una parada  y ya de nuevo dirección Oeste camino de  Sotres, por el trazado de asfalto hasta La Caballar que fue un paseo que hicimos, realizando una pequeña variante por las pistas de Concentración Parcelaria de Toral entrando a Sotres por cara Sur.

Una ruta intensa, más o  menos sencilla, depende como uno se la tome, pero en 34 km un desnivel de 1200 mts y con momentos con firmes de aquella manera. Una ruta para no quitarle un ojo.

IMG_4532


Fotos de Victor Guerra y José Ramón Natal, y Javier Dolado

Victor Guerra

miércoles, 1 de febrero de 2017

POR ROBLEDO Y SANTOFIRME

P1130893_thumb7
  • · Punto de Salida y Llegada: Robledo (Llanera)
  • · Puntos de Paso: EL Carbayal-A.R Santofirme-Posada-Alto la Miranda
  • · Longitud de la Ruta: 30K
  • · Horario de la Ruta. 3 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 907 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Javier Riestra- Luis Roza- Víctor Guerra
Tras las olas de frío, el personal digamos que no estaba para muchos desplazamientos, y como eso se deja notar en la asistencia a las rutas, y el propio cansancio de uno a la hora de buscar recorridos, perfilarlos al gusto propio, pues lo mejor fue tirar por vía clásica como es acoplarse a otras propuestas de rutas

image_thumb1

Y así fue como terminamos un pequeño grupo, tras la pertinente convocatoria, que algunos creyeron que BTT ASTURIAS, había organizado la Kedada BTT Fiestas de San Antón de Robledo, y no fue así sino que nos acoplamos a la kedada biker que partiendo de Robledo se embarcaba en un complejo recorrido sobre la base de Monte de Santofirme.

Y allá nos presentamos los amigos: Javier Dolado, Javier Riestra y Luis Roza,y el que suscribe, y en cuya meta de salida pude ver a un buen número de amigos de Asturcón BTT (César (el Abuelo)-Felix- etc), Tribu Astur (Fermín y David), la gente de Los Sobraos; y otros viejos amigos como Pablerax.. etc y alguno más que se me ha ido de la mente.

P1130889_thumbP1130892_thumb1P1130890_thumb

Acudir a estas Kedadas, uno encuentra que hay renovación en el Mountain Bike, muchas caras nuevas, mucho biker de fin de semana y de recorridos intensos, pero de una mañana, y muy ubicado en los entornos de la Asturias Central, y luego los cuatro «referentes» de hace un montón de años que seguimos dando pedales a nuestros particulares ritmos y formas de entender la btt.

Con ese espíritu, y forma de entender la bicicleta de Montaña, nos pusimos en la meta, tras calentarnos algo en la carpa de las fiestas al son de los generadores de calor, pues las frías temperaturas de 3º bajo cero, no animaban mucho la cosa, aunque salir a las 10 de la mañana contribuye a que pronto se vean los rayos del sol y se sienta el calor en los ateridos cuerpos al ritmo sandunguero de dar pedales.

P1130910_thumb2P1130905_thumb2

Partimos pues de Robledo para coger el rumbo Este para pasar por encima de la A-66, rodando por caminos amplios hasta llegar a las afueras de Soto de Llanera, sobre cuya población de da la vuelta para volver a Robledo cruzando de nuevo la Autovía, y desde el Carbayal pasando por Robledo encarar las primeras rampas para subir a lo que fueron las Minas de Santofirme, por el Monte la Felguera.

A partir de este punto la ruta que se abre sobre los entornos del Pico Santofirme, entran en una serie de bucles que se va entremezclando en su desarrollo y evitando la subida a su cumbre.

P1130896_thumb1P1130899_thumb1

Una ruta que se fue haciendo intensa, pues si bien los trazados son amplios y cómodos, el ritmo que se fue implementando fue rápido y eso hizo que la ruta tuviese un plus de dureza.

Al ser recorridos circulares sobre un mismo eje y zona hace que sea difícil su descripción, pue se constituyeron unos 6 bucles sobre el mismo eje, el más exterior, el más al Oeste que tuvo como escenario la AS-17, por la cual se rodó unos metros para un posterior desvío por la carretera de Les Areñes, cuyo acceso asfaltado se dejó para entrar al pie de la Planta de Asfalto, hacia la izquierda, hacia La Humbría, para cerrar el bucle entrando en Posada de Llanera.

P1130906_thumb1P1130907_thumb1

Desde Posada, donde se dio un largo reagrupamiento, nos fuimos cruzando Posada para subir por el GR de los Palacios de nuevo hacia Santofirme, pero esta vez llegando al Alto de la Miranda, desde cuyo punto se atacó la parte Norte de Santofirme para ir regresando de nuevo a Robledo.

Ruta sencilla, sin mucha complicación técnica, si con cierta dificultad de navegación dados los tramos comunes y creces que hay en la ruta.

P1130908_thumb1P1130912_thumb2

Un día, y una ruta interesante alrededor de Santorfime
Víctor Guerra

viernes, 13 de enero de 2017

POR LOS ENTORNOS DEL FITO y BUSTACU.

2016-11-30 11.54.40
  • Punto de Salida y Llegada: Prado (Caravia Alta)
  • Puntos de Paso: Alto del Fito- Bustacu- Campo de Golf de Berbes. Collado Forquita
  • Longitud de la Ruta: 24 km
  • Horario de la Ruta. 3 horas y 30 minutos
  • Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 856 mts
  • Participantes: Natalia Placios, Albano Capezzali, Javier Riestra, Victor Guerra
Ruta ideal para estos días en los cuales la luz es escasa y se quieren hacer rutas cortas y de buenas vistas.
El punto de partida es la localidad de Prado, en Caravia Alta, donde tenemos las facilidades necesarias para afrontar esta pequeña ruta, ya que contamos con parquing y un bar para tomar el café matutino y la cerveza final de cada ruta.

image

Una vez estacionados, la ruta es bastante simple y facilona, e ideal para aquellos que estén dando sus primeras pedaladas en esto del Mountain Bike, con lo cual una vez encima de la trotona entramos en el núcleo de Prado dirección Sur para colocarnos a la vera de la riega de Caravia, cuyo rumor nos acompañará durante un buen rato en tanto que esta va ascenso por una amplia pista, que en su trazado tiene un par de importantes repechos, tras los cuales nos colocaremos ante la carretera AS-260 Colunga-Arriondas. (2,5 km y 348 mts. altt).

Una vez en ella, el itinerario vira a la izquierda al Este para luego ya enfilar rumbo al Sur y poder ganar a través de la carretera el famoso Alto de El Fito (5 km. y 385 mts. de altt.) o sea que no la ascensión no estás mal para tan corto trecho, aunque las vistas sobre la rasa costera según se sube hacia el Fito son impresionantes, pues veremos desde Tazones hasta la Playa Espasa. Todo un espectáculo.

P1130358P1130362P1130363

Una vez en el Alto del Fito, ello obliga a un paseo por sus inmediaciones pues los paisajes son impresionantes miremos para donde miremos, y si tenemos la suerte de que todo esté despejado podemos ver los impresionantes Picos de Europa desde su espectacular mirador.
Generalmente cuando hacemos esta golosa ruta nos vamos por la carretera abajo por la vertiente de Parres, para dar de esta manera la vuelta al Mirador del Fito, pero en esta ocasión abordamos una modificación al trazado, para darle un toque algo más técnico a la ruta, lo cual consiste en que una vez situados en el Alto del Fito, nos vamos hacia el Oeste, hacia el Canto la Teya para así alcanzar las Llanadas del Bustacu que es el camino normal hacia el Pienzu.

Nos ponemos a ello, y tras cruzar la carretera, nos adentramos en la senda que sube por entre el bosque de pinos en franca ascensión dirección al macizo del Sueve, pronto se sale a zona más franca de praderías por las cuales rodamos por un lateral tomando una estrecha senda que nos va presentando sus peculiaridades técnicas, que habrá que ir salvando lo mejor que se pueda, procurando no salirnos de la senda ya muy marcada y hundida por la compactación de usos.
P1130365P1130375P1130372

Durante casi todo el camino llevaremos a nuestra derecha la tajadura de La Biescona, por cuyo valle baja la Riega de la Toya o de El Cubil, y por la cual a veces bajan los bikers más técnicos y trialeros.

Nuestra ruta en Berezoso o Piedra Redonda va virando al Suroeste, siguiendo la línea cordal que jalonan varias cumbre como la Peña de Poares, Arrudos, o Canto al Teya.
Es un tramo muy divertido pues nos obliga a diversas maniobras y conducciones técnicas para ir rebasando los distintos tramos con saltos, y sendas que pueden hacer divertida la ruta sin que esta sea peligrosa y llegar de esta guisa al pronunciado collado del Bustacu.
Unas señales de PR nos indican en qué lugar estamos, de seguir hacia delante caeríamos al camino que nos llevaría al pueblo de Cofiño.

P1130380P1130385

Sin embargo, ya 8,1 km a 675 mts.,de altt.,en ese mismo Collado del Busatcu, nos desviamos a la izquierda por una naciente pista hormigonada que se echa en franco descenso por el Monte del Guñu, con tramos muy bonitos e interesantes hasta desembocar de nuevo en la carretera AS-260, cerrando el bucle por el extremo Sur.

En este punto, la ruta sube de nuevo por la AS-260 en dirección al Fito durante un kilómetro escaso, pasando por delante del lugar de La Muñeca, hasta llegar a una portilla que queda a nuestra derecha por la cual penetramos para de este modo tomar un largo camino que desfila por debajo de la Cordal del Fito. (11 km y 476 mts. altt)

Ahora ante nosotros se abre un bello camino amplio, el cual desfila bajo la protección de la Cordal del Alto del Fito, pasando por los nacimientos de las riegas de la Mujer Muerta y del Marizal, La cumbre del Fito bajo la cual pasamos e haya a ciento y pico metros sobre nuestras cabezas. Se sigue rumbo Noreste dando vista al famoso valle de la Salgar en cuyo recóndito paraje se esconde en el verdor y tranquilidad del valle el famoso chef asturianos Nacho Manzano y su no menos famosa Estrella Michelin.

2016-11-30 11.02.12

Siempre que hacemos esta ruta nos sentamos en algún canto del camino para ver el valle desde arriba e imaginarnos saboreando alguno de sus ricos platos tras un descenso brutal hasta el valle, aunque su carta y precios se nos sale del presupuesto, pero dicen que soñar es barato.

Lo que no cabe la menor duda es que la contemplación del recóndito valle, cercado por la cordal del Fito y Peñas las Coronas por cuyos lares estuvimos no hace mucho son toda una estampa digna de dedicarle unos minutos de contemplación.

La ruta sigue sin pérdida alguna sobre su traza amplia, con alguna que otra «sorpresa» a la vez que vamos perdiendo algo de cota, atravesando el amplio bosque de pinos de reforestación que se esparcen a lo largo de la vertiente Este de la Sierra del Fito, apenas si esta altozana pista tiene bajadas hacia el valle, que yo identifique una de ellas baja hacia Montalea y otras dos bajadas van a dar a la aldea de Alea.

Nosotros seguimos pedaleando a lo largo de estos preciosos 10 km, hasta concluir con una gran apertura del paisaje ya que nos deja en las amplias praderías donde se ha ubicado el Campo de Golf de Berbes, situado a 213 mts., de cota y sobre la rasa costera. En este punto se puede hacer una parada y tomar un caldo en la caseta-bar del Campo de Golf, mientras se contempla a los golfistas en sus evoluciones.

Tras la parada, la ruta continua y puede haber dos opciones, o bien bajar por el acceso rodado hasta el mismo pueblo de Berbes, y luego seguir por el Camino de Santiago; o cerrar el bucle por el extremo Norte, como ha sido en nuestro caso, para lo cual se baja por el accesos rodado del campo hasta un camino que se abre a la izquierda, presidido por una amplia pista, en este punto tomamos el rumbo Suroeste hacia los túmulos de El Fabar, bordeado el pico Grandamina por su vertiente Norte hasta alcanzar el Collado Forquita que nos da acceso al pico del mismo nombre y que identificaremos por sus antenas de radiofonía y TV.

En este punto, el camino que tomamos es el que se echa ladera abajo buscando lo fondero del valle para de este modo alcanzar de nuevo el núcleo del cual partimos, bajando como digo, por una entretenida pista que pasa por La Poza y nos deja en un santiamén en Prado, punto final de nuestra bella ruta.

2016-11-30 11.55.06
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...