Mostrando entradas con la etiqueta Senda Costera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senda Costera. Mostrar todas las entradas

viernes, 12 de febrero de 2016

POR LA RUTA JACOBEA: RIBADESELLA-VILLAVICIOSA

"alt P1080332 Participantes ruta"
  • · Punto de Salida: Ribadesella
  • · Punto de Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de Paso: Berbes- Caravia-La Isla-Colunga-Pernús-Sebrayu
  • · Longitud de la Ruta: 39
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 762 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 640 mts
  • · Participantes: Javier Dolado; Tania, Noelia Rojo; Fernando; Juan Moreno, Aurora Alvarez, Frit, Poldo Figueiras, Victor Guerra
  • · INDICE IBP: 80
P1080422

Tras poner en marcha la idea del ciclado de los Caminos de Santiago, pese a la complicada logística que ello conlleva, de nuevo afrontamos una nueva jornada, en este caso la que corresponde con las 2 etapas que plantea el recorrido que media entre Ribadesella a Villaviciosa, en general un trazado sin mucha complicación.

Partimos, después de dejar alguno sin desayunar en el punto final de la ruta, en Villaviciosa, pues llegan como el «gaitero a la fiesta» ¡Venimos a rodar ¡

Generalmente no hay problema si las rutas son circulares, pero sí sucede como en este caso que los destinos de salida y llegada no son los mismos y existe entre ellos una serie de kilómetros, pues ya hay qué pensar en los desplazamientos de coches y demás, para optimizar los esfuerzos, ya que hay que dejar infraestructura en ambos costados.

image

Tras los clásico avatares de última hora de acoples y demás salimos de Ribadesella, en nuestro caso de una zona como es la Cueva de Tito Bustillo, y cruzando la carretera Nª 632 nos adentramos por su barrio noble en dirección al pueblo de Abeu, sencillo y plácido paseo por asfalto, que resulta muy agradable en este veraniego invierno que nos ha tocado en suerte. 

En el citado núcleo conectamos con los firmes de tierra, siguiendo siempre dirección Oeste como mandan los cánones santiagueros y las peculiares conchas astures, que nos van conduciendo hacia el pueblo de Vega, donde quedo admirado de la capacidad de algunas personas al poder contemplar cuadros pintados en los diferentes huecos de una vivienda; el personal biker apenas ni se detiene pues baja desenfrenado hacia la playa de Vega, ajenos a estas curiosidades que jalonan la ruta jacobita, y que son lo que le dan vida.

P1080351P1080353P1080355P1080354

Ya en las dunas de Vega, buscamos el viejo camino que sube hacia El Cueto, pero en vez de seguir el camino ancho, cuando este empieza empinarse, nos echamos a la derecha para coger la senda más estrecha que va subiendo hacia el Alto de Berbes, a cuyo punto llegamos quedando ante la Nª-632, que apenas tocamos, pues al punto nos vamos por la derecha para entrar de este modo en el pueblo de Berbes, que cruzamos para rodar por la citada Nª -632, un tramo hasta la altura del Cantu la Figar, donde las marcas del sendero peonil jacobita indican que debemos meternos, dejando la carretera para entrar de este nodo en los predios del Arenal de Morís.

P1080360P1080397

Desembocados tras unos tramos bonitos por encima de acantilados hasta concluir ante la riega de Caravia, ahora toca rodar por lo próximo a la rasa costera de La Tuerba, aunque el Camino Jacobeo va más recto y sale un poco más arriba, pero por nuestra cuenta y riesgo, preferimos salir de la zona yendo más pegados a la costa, por una sucesión de prados, que en algunos puntos nos obliga a descabalgar de la trotona, para poder realizar los estrechos pasos peoniles, hasta el otro lado de la linde.

De este modo pasamos por detrás del promontorio dela Garita, hasta ya dar vista en lontananza la bajada por praderías hacia la Playa Espasa, en cuyo punto hay que recorrer en toda su extensión el paseo playero que nos deja ante la Nª-632, que se rueda pasando por el puente la riega Espasa, entrando de nuevo a la traza santiaguera a la vera de una vieja casona-venta que nos da acceso por su parte trasera al camino que nos lleva directamente a la bonita población de La Isla.

IMG_8110IMG_8107

Donde se llega de forma cómoda y punto ideal para dar un descanso al cuerpo, y tomar el solecito a la par de uno de los ocalitones del paseo playero, tras lo cual nuestra ruta continúa enhebrando el poblamiento de La Isla, para de nuevo dejar de lado de nuevo la traza de peregrina, para rodar por unos instantes lo más pegado posible, a los acantilados. Aquellos que les miedo las alturas o rodar por senderos estrechos con el mar a un lado, pueden optar por el camino tradicional que va a Huerres de forma directa desde el mismo Colunga.

El sendero hasta llegar al camino de Huerres por la franja costera, es divertido con sus subes y bajas y sus cerradas curvas…, pero eso teniendo en cuenta que a nuestra derecha se encuentra el mar, y a veces a una cierta altura y permite pocos despistes.

IMG_8111

La senda marítima desemboca al final en un amplio camino, La Corvera, que por la derecha nos llevaría en fuerte subida hacia la Playa de la Griega, pero nuestra ruta vira a la izquierda hacia el pueblo de Huerres, el cual se atraviesa para coger ya directamente por San Juan de Duz, cuyo emplazamiento reconoceremos por su impresionante iglesiona, camino de Colunga por cuya trasera se entra hasta el centro mismo de la villa, y punto interesante para un tentempié que algunos extendieron a su modo y consideración.

Si hasta aquí la ruta fue una suerte de carreteritas, caminos y sendas, ahora hasta será un continuo rodar por asfalto cuya traza se toma a la salida del mismo Colunga cogiendo la dirección a Pernús. Tras unos kilómetros planos, luego la carretera se empina Pernús arriba, hasta llegar a San Antolín de la Llera, son unos siete kilómetros de buen rodar, aunque unos 3 km de ascensión continuada

DSC02221

En la Llera, aún queda un tramo del itinerario que siendo de asfalto, hasta llegar a la iglesia de San Salvador de Priesca, construcción con elementos prerrománicos y con un entorno y estructura urbana muy cuidada, y a cuyo pie el camino jacobita abandona el duro asfalto que tanto fatiga a los jacobitas y se adentra por una senda muy bonita en descenso hasta el lavadero sobre la riega de Sebrayu, donde se empata con la carretera local VV-15, por la cual se rueda unos cuantos cientos de metros hasta la aldea de La Vega con su enorme Palacio, y donde se deja el citado eje, para rodar de nuevo por un trasunto de caminos a la vera de la riega citada, pasando por delante de una capillita y de la autovía hasta desembocar de nuevo en los firmes de asfalto que nos permiten ganar la aldea de Sebrayu, donde se haya el albergue de peregrinos, instalado en las vieja escuela del lugar.

IMG_8120IMG_8117

Desde que se entra en los contornos del albergue de Sebrayu, uno ya no tiene más opción que recorrer por asfalto el tramo que va hasta la altura de Tornón, o sea unos 3 km largos, hasta ese momento tenemos un camino ascensión leve pero matadora, que nos permite primer un repecho hasta coronar en El Fresno y su garito de descanso del «Peregrinu cansau» y luego otro pequeño alto, que antes de coronar, la traza santiaguera entra en otra suerte de sendas y caminos en general bastante embarrados que por debajo de La Cuesta , nos devuelven de nuevo a las trazas asfaltadas de la parroquia de Carda, por cuyos predios entramos ya directamente a Villaviciosa, donde concluye nuestra particular ruta jacobea.

IMG_8863
  • Fotos de Juan Moreno, Javier Dolado, Victor Guerra, Jose Ramón Natal
Victor Guerra

viernes, 13 de diciembre de 2013

EN BTT POR COLUNGA Y LA SIERRA DEL FITO

1471827_667241319974828_28155565_n
  • · Punto de Partida y Llegada: Colunga
  • · Puntos de Paso: Huerres-La Isla-Duesos-Prado-Alto del Fito- Rasa de Berbes-Arenal de Moris, Playa Espasa- La Isla-Playa de la Griega
  • · Kilómetros de la Ruta: 43,5
  • · Horario de la Ruta:5 horas
  • · Desnivel de Ascenso Acumulado: 1.252 mts
  • · Desnivel de Descenso Acumulado: 1.2257 mts
  • · ASISTENTES: Albano Capezzali - Oscar Soria- Poldo Figueras- Nanco AC - Ramo Natal- Pablo Díaz- Javier Paredes- Jose Asturdesbroces- Alejandro Marín- Miguel Álvarez Martínez
  • · INDICE IBP : 107


  • DSCN2359
Tras dos fines de semana papando frío, agua y viento a mansalva y con sensaciones térmicas de esas que dan ganas de tirar la bici, decidimos darnos un pequeño respiro y abandonar por unas semanas las cumbrales del Occidente astur, e irnos hacia la rasa costera, y como además ya llevamos un buen montón de kilómetros y desniveles, que mejor que relajarse por la rasa costera del Oriente de Asturias, y tomar como zona de esparcimiento lo que fue el escenario del 1º Raid de Periodistas Deportivos Guardianes de Paraíso, o sea la Sierra del Fito.

image

Por lo cual nos plantamos en Colunga, capital, y de cabeza al Café La Esquina a por el desayuno, en una fría mañana de Diciembre pero que ofrecía un día espectacular, y así entre el codeo con cazadores que a esa hora llenaban el bar, el amigo Marcial nos fue sirviendo la comanda del desayuno a la vez que nos demostraba, que él mismo y el Café La Esquina, son unos fans de BTT ASTURIAS. ¡¡Hasta nos sacó recortes de las Rutas de BTT en la LNE que va coleccionando¡¡.

DSCN2356DSCN2360DSCN2365

Concluido el condumio se procedió al recuento de personal y tras las bajas de última hora, nos plantamos ante la meta de salida unos 11 bikers, con intención de rodar toda una invitadora ruta que partiendo de Colunga toma la carretera Nª 632 dirección rumbo Esta hasta el desvío hacia la aldea de Huerres, en la bifurcación de Duz ante el Hotel El Foyu , se sigue por la derecha hacia lo alto de Huerres, para entrar a la altura del "potro de herrar" a la derecha por un camino marcado como PR que va por entre la Chavida y Les Golpeyeres, o los Campones y La Manzanilla, y que no guía hacia el núcleo de La Isla, a donde se llega en un pis-pas, por un trazado de tierra sin dificultad alguna.

Alejados a propósito de la senda costera, ya que sus serpenteantes senderos los que dejaremos para la vuelta.

DSCN2368   DSCN2375

En La Isla sí que nos pegamos al arenal por unos instantes, para salir de nuevo a la Nº 632 y seguir dirección Este hasta llegar a la altura del desvío de Gobiendes, en dicho punto nos desviamos a la izquierda para meternos por entre la urbanización y desembocar de nuevo en un tramo de camino de tierra que nos lleva por El Piñoule hacia la desembocadura de riega y playa de Espasa, donde algunos de los componentes del pelotón se dan el primer chapuzón de pies, como Albano o Jandrín, y otros hacemos el clásico bucle de salir a la Nº 632, para entrar por el paseo playero de la Playa Espasa que recorremos en toda su dimensión.

La verdad es que la vista que tenemos en un precioso día de sol de la Sierra del Sueve y de la del Fito es impresionante, desde esta posición podemos ver parte de nuestro recorrido aun por realizar.

En un momento dado dejamos la senda costera y nos vamos a la derecha para llegar al pueblo de Duesos, tomando de nuevo la Nª 632 y recorriendo un par de kilómetros para irnos directamente a Prado, (Caravía Alta).

DSCN2384DSCN2388DSCN2386

Aquí se impone un recuento, y despojarnos de algunas prendas, pues ya la mañana calienta y ahora nos tocar sudar hasta poder alcanzar la carretera de El Fito, para lo cual al pie de Hórreo Oficina de Turismo de Prado se gira a la derecha rumbo Sur, para subir, primero por asfalto y luego por tramos de camino y con trozos hormigonados, acompañando a la riega de Caravia y la estela de los depósitos de agua, hacia el cumbral de la subida dejando el Pico Castro a la izquierda, escalando por tramos donde se alternan las zonas más o menos llanas con fuertes repechos hasta alcanzar el enclave de la Trincherona, al pie de la carretera AS-260 que va al Fito.

DSCN2395DSCN2436DSCN2407

Ahora no queda nada más que trepar hasta el Alto del Fito, unos dos o tres kilómetros que se hacen a buen ritmo. Eso sí con los coches un poco encima, debido a que estamos en pleno puente de La Constitución. Por eso cuando llegamos al Mirador del Fito, digamos que estaba de bote en bote.

Una vez nos hemos dado un baño de humanidad, volvemos de nuevo a la ruta bajando rumbo Suroeste un par de kilómetros, para desviarnos un poco antes del lugar de La Moñeca, por la izquierda para entrar por una amplia portilla metálica que nos va a permitir recorrer toda la ladera Este de la Sierra del Fito. Hemos subido por la ladera Oeste, y ahora toca recorrer a su hermana gemela que presenta otras características.

La ladera Este siempre está como más protegida por la propia Sierra del Fito, y cuyo pista que la recorre de punto a cabo nos da bellas vistas del valle de Alea, este trazado se hace por una pista de explotación forestal en bastante buen estado tapizada de verdín, a modo de un campo de césped.

La verdad es que los topónimos de la zona son del todo simbólicos: La Braña Los Acebos, la Peña el Verdugo, Cuesta La Calavera, y por todos iremos pasando, contemplando la otra sierra adyacente con hitos como as Peñas Coronas, o el Cabalgadoriu o la Peña Pagadin.

DSCN2421DSCN2394DSCN2426

La verdad es que esta invitadora pista rápidamente va en descenso y luego en ligero ascenso con zonas llanas. En el primer tramo, a la altura de Los Paniceros, nos encontramos con un grupo biker de veterano ciclar Xente de les Kuenkes, con los cuales nos paramos a charlar pues su idea es subir hacia el Pienzu y bajar por la Viescona, cuestión que me antoja un tanto "endurera".

Tras los cambios de impresiones cada grupo prosigue por su ruta, y la nuestra nos lleva tras la llanada de Tresmonte, a una serie de tramos en ascenso, sin ninguna dificultad más allá de cruzar las cabeceras de las distintas riegas que cuelgan de esta pendiente ladera, así pasamos la Riega de Bulladrón, la del Acebal, un poco antes de la Cuesta La Raíz, del otro lado la Riega de La Casería, y ya muy cerca de nuestro próximo destino el Campo de Golf de la Rasa de Berbes, la riega del Lloreu.

La ruta sigue perdiendo altura dejando los contrafuertes de la Sierra del Fito atrás para entrar en las llanadas de la Rasa de Berbes, que nos da acceso a interesantes vistas sobre la rasa costera Oriental, asturiana sobremanera sobre lugares tan paradigmáticos como La Isla o Lastres.
DSCN2424DSCN2430DSCN2442

Ya en pleno campo de golf (Rasa de Berbes) se sale de la zona por la carretera de acceso hasta un pequeño desvío a la izquierda que hay como 1,5 km más abajo, y que nos permite conectar con la Nª 632 un poco más cerca de Berbes.

Esa es la dirección que cogemos…, aunque hay algunos "tempranillos" que sin tener track y demás…como conocer mucho la zona se van carretera adelante,…; el resto una vez pasado Berbes a la altura del desvío hacia Caravia, dejamos el eje asfaltado para entrar por la derecha por un amplio camino que tras ganar altura desemboca en un sendero cuando éste encara hacia la rasa costera, y entrando por detrás del Cantu La Figar se echa descenso por una estrecha senda que baja a la playa del Arenal de Morís, donde nos tropezarnos con el resto del grupo.

IMG_3190

Del Arenal de Morís salimos por el sendero costero bordeando en lo que se puede la rasa costera pasando por encima de la Punta Escalar, y a cuyo punto el camino ya nos obligan a girar un poco al interior, aunque no por ello dejaremos de ver los arenales de La Beciella y la Punta de Melín, para desembocar de nuevo en la Playa Espasa, para retomar de nuevo el camino de vuelta que habíamos traído hasta La Isla.

A la salida del pueblo siguiendo las marcas del PR pero en su dirección de retornos, esto nos obliga a saltar un muro, entrando de nuevo en los recorridos de las senderos marítimos y así vamos por La Huelga y la Raposera, siempre muy pegados a los acantilados y rodando por medio de un divertido sendero de pescadores marcado como PR, rumbo Oeste que ya traíamos desde Berbes.
DSCN2446DSCN2468DSCN2447

A la altura de Huerres, una bifurcación, la señalética nos marca o bien la dirección a esta aldea, o la que nos lleva a la Playa de la Griega, nos gusta más esta última, y ello nos obliga a girar a la derecha para afrontar un par de duros repechos por los cuales trepan : Natal , Pablo y José Astur… eso sí muy bien, y el resto peleando con el repechón que desde Los Güertos nos permiten subir a les Lloses de Loza.

Desde ese punto se conecta con los senderos que se dirigen ya en descenso hacia la Playa de La Griega, hacia donde bajamos en plan calmo pues hay visitantes y paseantes y tienen la máxima prioridad.

DSCN2379

Tras ver las huellas de los dinosaurios, proseguimos por la senda que se hizo expresamente para ver estas huellas y de esta guisa se desemboca en plena playa de La Griega.

Tan solo resta cruzar el río Libardón ya tomar dirección Sur, para conectar con el ramal asfaltado que va desde Lastres a Colunga, y siguiendo este un par de kilómetros se concluye de nuevo en Colunga dando por terminada de esta forma la ruta, eso sí con un tentempié de nuevo en la Cafetería La Esquina, y su buen servicio.
DSCN2412

Victor Guerra. Un viejo biker de los años 80.

lunes, 11 de octubre de 2010

Desde la Llorea por la Sendas de Gijón

  • Punto de partida y llegada: Campo Golf de la Llorea (Gijón)
  • Puntos de paso: La Ñora-Estaño-La Providencia- La Guía- Deva—El Infanzón
  • Kilómetros de la Ruta: 25,5
  • Horario: 2 h, 30 minutos
DSC00079

Una suerte de infraestructuras viales para senderismo y BTT con excelentes vistas sobre la ciudad
Partimos del Campo del Golf de la Llorea, lugar ideal para dejar el coche, que lo podemos dejar al pie del panel de Inicio del PR.AS-170 Ruta de la Ñora, donde existe un parking.

Desde este mismo punto parte el sendero que bordea por la izquierda la instalación golfista, y seguimos rodando por encima del arroyo de la Llorea en continuo descenso. Bóveda de floresta autóctona, que a estas primeras horas otoñales nos ofrece el espectáculo de las ardillas cruzándose en nuestro camino, como jugueteando con nosotros. La bajada salvo por algún que otro barriazal merece la pena hacerla de forma tranquila, gozando del entorno y la soledad otoña. 

Nos encontremos con el arroyo del Ñora, seguimos bordeando el cauce, hasta cruzar el cauce ya común de las dos riegas por un nuevo puente que nos pasa a la otra orilla camino del Molino del Pilu, donde cruzamos con cuidado la carretera que los atraviesa, se sigue por la vereda marcada como PR hacia la playa de La Ñora, a la cual llegamos en unos minutos.

En este punto no queda nada más remedio que apearse de la “trotona”, y con ella del hombro subimos las escaleras que hay a la izquierda del arenal, y que nos permiten ganar la Senda Costera. En este caso y como es otoño no hay mucho andarín por la zona al que estorbar , nos dejamos caer por la senda enlosada que se la franja costera por encima de la Playa de Estaño, cuyo panel nos indica que tenemos 8 kilómetros hasta las Termas Romanas del Campo Valdés, en pleno Gijón

De Estaño pasamos por encima de la Playa la Cagonera, y de ahí a la Colina del Cuervo que circunvalamos para desembocar en el Parque de la Providencia, que fue un antiguo acuartelamiento militar, observamos el amplio arenal de Peñarrubia, siempre siguiendo la Senda costera, que nos lleva hasta la Casa de Rosario de Acuña (El Cervigón) y las espléndidas vistas sobre la ciudad. 

Ya en pleno descenso por el Rinconín y el paseo marítimo, el ajetreo andarín y de paseantes es importante, tomamos el carril bici aledaño al paseo marítimo hasta el Puente del Río Piles.

Mapa LLorea-Sendas Gijon

En este punto viramos, cruzando la carretera para tomar el carril bici del Molinón y seguir por la Senda fluvial de Peñadefrancia que abandona los escenarios urbanos para entrar en ambientes más rurales a través de la Guía y las Mestas y el nuevo Campus universitario de Viesques, rumbo al Golf municipal del Tragamón. Hay tramos medio en obras y un poco dejados, aunque todo ello mejora después de Cefontes, que podría darse la posibilidad de una alternativa a través de Cabueñes y la Universidad Labora para subir de nuevo a la Providencia.

Nosotros preferimos seguir la Senda de Peñadefrancia por Zarracina hasta desembocar en el lavadero- fuente de Deva, a partir de este momento la ruta ya es de asfalto camino del Restaurante el Chabolu, para emprender la subida hacia el Alto del Infanzón todo por asfalto.

La nueva autovía nos obliga a diversas vueltas y revueltas con las pendientes más fuertes del recorrido que de nuevo nos va dando bellas perspectivas de la ciudad. En la parte alta de la subida dejamos la carretera y nos vamos a la izquierda por un camino que nos devuelve a la AS-38, y que tras andar por ella unos metros abandonamos para entrar por un camino que va a la rotonda que hay antes de la LLorea, desde ella al punto de inicio unos metros de nada, y buen día de rodadura.


Víctor GUERRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...