Mostrando entradas con la etiqueta Senda del Oso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senda del Oso. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de octubre de 2016

RODANDO POR LOS ALTOS DE ORAL

IMG_1380
RUTA BTT  por TEVERGA, TAMEZA Y PROAZA
  • · Punto de Salida: Puerto de San Lorenzo
  • · Punto de Llegada: La Plaza (Teverga)
  • · Puntos de Paso: Marabio- Caldoveiro- Bandujo-Entrago
  • · Longitud de la Ruta: 40 km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 916 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.806 mts
  • · Participantes: Javier Dolado, Jose Ramón Natal, Jose Ramón Orviz, y Victor Guerra
Hacía ya tiempo que queríamos rodar por el Camín Real de la Mesa, empezando por el Puerto de San Lorenzo y yendo hacia los Puertos de Marabio



P1120613P1120620
La espinita era rodar los Altos de Oral para realizar la famosa bajada de Bandujo, que ya hacía muchos años, al poco de fundar Asturcón BTT, con cuyo grupo la había bajado hará 23 años; y con estas dos o tres cosas en la cabeza, y comentando con el grupo BTT ASTURIAS que había una ruta con mucha bajada, pronto nos pusimos en marcha, aunque en esta ocasión solo fuimos al evento un reducido grupo de 4 bikers.


Los cuales nos plantamos en el Puerto de San Lorenzo, tras una visita a los locales típicos de La Plaza; Casa Aladino y Casa Laureano, o sea que nos tomamos con calma la cosa pues la boina de nieblas tomaba buena parte de las sierras teverganas, y aunque había quien planteaba hacer los 10 km de carretera que había desde La Plaza hasta el Puerto de San Lorenzo (Natal), no le hicimos caso y subimos como es pertinente, tras un buen desayuno con un par de coches con los bártulos, aunque ello conllevara complicar la logistica



image

Ya en San Lorenzo, con el clásico manto niebla que poco a poco se iba disipando para dejar pasar unos tímidos rayos del sol, nos pusimos en marcha, tomando el ramal de la derecha que va rumbo Noroeste en leve ascenso por la senda que se abre a través de las praderías, y que paulatinamente deja paso a un sendero que se desarrolla entre escobales y brezos. Seguir la ruta no presenta mucho problema, pues la senda no solo está muy marcada por el uso (compactación de los firmes) sino que las marcas del GR 101, (bandas blancas y rojas) nos acompañaran durante un buen trecho.


Eso sí, nuestro rodar fue con inminentes nieblas que nos perseguían y algunas zonas, sobre todo las grandes praderías, puede haber problemas de orientación.



IMG_1378IMG_1362IMG_1367

Como a los 2 km de arrancar la ruta esta toma un claro rumbo Norte para entrar en la Espina de la Fogaza, prosiguiendo hacia la Naliega rodando por debajo de la Cresta de la Verde hasta alcanzar el Llano Fosgueiro.


A excepción de los ganaderos, apenas si nos tropezamos con otro tipo de usuarios, digamos que en general casi todo el mundo va hacia el otro ramal mucho más famoso y atractivo con sus pallozas y teitos, tramo de San Lorenzo a Torrestío.



P1120629P1120632   

En todo caso, nosotros seguimos con nuestra marcheta por la Cuendia la Celada, por cierto llena de equinos, y donde viramos hacia el Noreste, paralelos a la Sierra la Espina, entrando en las amplias praderías de Cueiro, en fue pertinente una parada para contemplar las amplísimas praderías desde el Alto de la Casa, con cierto nerviosismo por parte de Javier Dolado, pues veía avanzar tras nosotros la niebla, pues el día también iba virando a peor, y aunque la niebla es un factor preocupante, digamos que con track fiable instalado en dos GPS, una ruta señalizada, y pintada por mí no hace muchos años, esto me daba una seguridad como para afrontar el resto de la ruta con cierta tranquilidad, aunque no es lo mismo hacerla con buen tiempo, que con amagos de este tipo.

Nos levantamos de nuestra plácida contemplación y seguimos ruta rodando un tramo al Este para virar luego al Norte para ganar otras características praderías como las de Vicenturo, ya con 10,5 km rodados
.P1120636P1120637P1120626

A partir de este momento ya entramos en los predios de Los Altos de Oral, en cuyo punto encontramos un perro de los que siguen el rastro de los jabalíes, y que ya no se despegó de nosotros en todo el camino, o sea que lo llevamos a nuestra cola por El Caldoveiro adelante hasta cruzar la carretera de Marabio, la cual une las tierras teverganas con Tameza.


Con cierta tristeza lo dejamos allí pues para llevarlo hasta Bandujo era mucho terreno, ya que el pobre animal estaba agotado de tanto andar perdido por los montes de Marabio, y al menos lo dejamos en una zona de fácil recogida y tránsito de vehículos



IMG_1385IMG_1340IMG_1348

Seguimos por la carretera un trocito para desviarnos por la derecha hacia Palmeán y la Casa Don Paco en dirección Este, que pronto cambiamos por el rumbo Norte, emprendiendo una serie de pequeñas subidas por Teixera para ganar los enclaves marcado por sendas lagunas: Tambaisma y Barrera, muy mermadas por la sequía, y de este modo fuimos pasando de los predios del Caldoveiro para entrar en los puertos de Bandujo, empezando a bajar a partir del Alto de Santiago y comenzando a cerrar, de este modo, el bucle sobre los Altos de Oral. 


A los 22,5 km., Alto de Santiago, ya en los Puertos de Bandujo se entra en un largo descenso, que primeramente desfila por firmes de tierra, para desembocar en una empinada pista que por Pandu entra en la aldea de Bandujo tras haber rodado un total de casi 30 km. Hay un camino paralelo a la pista hormigonada, pero el tiempo no paraba de empeorar y mejor ganar terreno a la luz.



P1120639P1120654P1120641

A partir de la aldea de Bandujo enclavada en un entrecruzamiento de laderas que la protegen de vientos dominantes, teniendo su torre fortaleza símbolo del poder local de los Alvarez de Bandujo como permanente vigía, lo cual le da al pueblo un aspecto imponente, como así lo muestra además el aprovechamiento del espacio, como vimos con el empotramiento en las empinadas riegas de sendos molinos, a cuyos conjuntos les echamos unas fotos, aunque el cambio climatológico que nos pilló en los Puertos de Marabio, lo estamos pagando aquí por la falta de luz.



P1120649P1120647P1120656

Aun así, con todo y sabiendo que la mitad del equipo no está muy versado en los descensos trialeros (Dolado y Natal) buscamos el viejo camino que se abre a la vera de la riega de Badujo, yendo ambos riega y senda vertiginosamente ladera abajo a buscar lo fondero del valle al pie del rio Teverga y de la Senda del Oso.



P1120660P1120661

La bajada trialera de Bandujo, es factible para aquellos que estén duchos en este tipo de bajadas, aunque tiene tramos en los que se unen la dificultad técnica y una gran pendiente, lo cual digamos que en conjunto acojona, y lo que para alguno de nosotros fue digamos que “pan comido”, sin dudarlo más fácil para los de las bicis «dobles» que pueden arriesgarse un poco más, para los de las semi-rígidas debemos afinar un poco más, aunque si el tramo está mojado el descenso se pone muy peligroso para todos , amén de que hay revueltas donde la trotona, aunque sea una 26” tiene sus dificultades dar los revirados giros que hace la senda por encima la riega, sin olvidar los tramos de lienzo de piedras lisas y pulidas que se las traen. Mojado el tramo he visto poca gente afrontar la bajada, sin dejar de mencionar que no es el primero que se accidenta en la zona.


Video de unois compañero bajando por Bandujo, ya que apenas tenemos fotos ponemos este video:
<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/2iwHtzLnasc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


La bajada no está exenta de peligro, y hay que ir asegurando los tramos, tanto fue así que cada uno fue haciendo su bajada y quedaron pocos testimonios gráficos de la bajada de cada uno. Jose Ramón y yo, bajamos el 95% del sendero en la trotona y Dolado y Natal pues prefirieron hacer los tramos a pie y no tener ningún percance.



P1120664

La verdad es que nos supo a poco, pues cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la Senda del Oso, en cuyo punto doblamos a la derecha con 32 km rodados, y nos fuimos hacia La Plaza por la mítica Senda cubriendo los 6 km de separación entre ambos puntos, y cerrando este bucle sobre los Altos de Oral.
Victor Guerra

viernes, 13 de mayo de 2016

VALDEMURIO -SENDA DEL OSO-CIENFUEGOS

2015-06-18 13.16.10
  • · Punto de Salida y Llegada: Embalse de Valdemurio (Quirós)
  • · Puntos de Paso: Arrojo- Bárzana- Santa Marina. Enguil-Cienfuegos
  • · Longitud de la Ruta: 30 KM
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 1.417 mts.
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.168 mts.
  • · Participantes: Polchi, y Albano Capezzali
Quirós ya lo he comentado alguna que otra  vez, Quirós es una especie de paraíso para las rutas de BTT, el año pasado fuimos publicando varias de ellas, todas ellas  de muy distinta naturaleza,y dureza, y hoy tramemos par este pizarrón, una ruta fácil y no muy alta de kilómetros y sin dificultades técnicas y que podemos calificar de iniciación para aquellos que un día quieren llevar  a los compañeros/as un poco más avezados a dar una vuelta por el monte.

Para realizar esta propuesta que podemos aligerar o sumar kilómetros a conveniencia, pues al utilizar la Senda del Oso como pasillo para rodar este n bucle sobre la localidad de Cienfuegos, pues el punto de partida y llegada lo podemos ubicar donde nos plazca y tenemos toda la Senda del Oso para tomar un punto, el que queramos.

image

LA RUTA
En nuestro caso la colocamos en el Embalse Valdemurio que cuenta con los servicios mínimos de parking y restaurante para dejar nuestros bártulos y poder luego a la vuelta pues darnos un pequeño homenaje. Eso sí hay que tener en cuenta de que el bar de Valdemurio no madrugan y en la zona no mucho, o sea que habrá que rodar hasta Bárzana para desayunar. 

  La ruta sale por la famosa Senda del Oso dirección Sur, camino del pueblo de Bárzana, lo cual en cuanto salgamos del coche pronto nos toparemos con la señalización que indique la dirección a coger y la distancia que se sitúa en torno a los 6 km aprox y que se cubre fácilmente pues la propia Senda es un carril perfecto para una ruta de este tipo de tranqui.

2015-06-18 10.38.222015-06-18 10.48.27

En el trasiego hacia Bárzana, nos podemos salir como a medio camino y desviarnos unos cuántos metros para visitar la iglesia de Arrojo, que bien merece la pena, una vez visitada se se retorna al punto de abandono pasando por delante del Albergue de Arrojo, para seguir el camino sin salirnos de la Senda que va pegada al río Trubia, hasta la capital del concejo quirosano: Bárzana

En Bárzana nos podemos desviar de nuevo para desayunar o tomar un tentempié, nosotros siempre lo hacemos en algunos de los bares de la zona, aunque los hay más madrugadores unos con otros, y también más salerosos.

Habiendo dejado la Senda por unos minutos, para el piscolabis, retornamos a ella para emprender la ruta hacia el otro punto divisorio del bucle que es la localidad minera de  Santa Marina, cuyo destino pronto reconoceremos pues atravesaremos la AS-230 por medio de un largo y estrecho túnel, en cuyo extremo sureste nos deja ante una carretera, por la que se continua unos metros para dejarla por la derecha para tomar otros tramo nuevo de la Senda del oso, el tramo de Ricabo.

UN TREN TURISTICO PARA QUIROS
Santa Marina era el punto final de la plataforma de ferrocarril que atravesaba los valle del Trubia, que tenía además un ramal a Teverga, formando esa característica Y que tiene la Senda del Oso,  que recuperamos mediante un proyecto hace ya años. 

Para este ramal de Valdemurio a Santa Marina, que fue de los ultimo que se acometió, estuvimos trabajando como Sestur Consulting, para que este tramo de plataforma a recuperar pudiera tener una un tratamiento diferente  por un laco se trataba de lanzar una replica del tren origina, que funcionara en Verano y fines de semana. Se hicieron todos los estudios y costos, y se buscó el material adecuado de la época, pero la voluntad política fue floja, y Quirós perdió la posibilidad de “singularizar” su tramo, pues estaba previsto que pudiera funcionar el tren y poder pasear por la Senda de forma ambivalente y que en los viejos Hornos de Quirós hubiera en Agosto espectáculo histórico a modo de la leyenda del Castillo de Alba , al modo de como se hace en Francia con espectáculos de luz y color… ^Pero nada de todo eso se hizo…Nunca entendí porqué eso funciona en Francia y no en España

Se hizo lo que hoy conocemos, y desde Santa Marina el programa Caminos Naturales hoy desaparecido  pues acometió prolongar la Senda en lo que hoy se llama el tramo de Ricabo, que presenta otro perfil distinto, en cuanto a desniveles, pero que nos da la posibilidad de recorrer este otro valle.

Por estos mismos lares viene el famoso y olvidado Camino de Las Reliquias, un viejo Camino de Santiago, muy vetusto del cual se ha perdido  la memoria

SEGUIMOS RUTA
Una vez en el nuevo tramo de Ricabo, se coge un poco de altura sobre Santa Marina en un pis-pas para pasar ante el tubo que recoge para la central las aguas del canal de la zona de Ricabo, y donde podemos encontrar a un gran mastín plácidamente echado en la senda, tan feliz como una perdiz, tranquilos que no hace nada, es como una alfombra peluda sobre la senda.

Se sigue por la senda adelante la cual en un momento cambia de pendiente y realiza un giro a la izquierda presentando  un repecho de aquí te espero, los más aguerridos lo subirán en bici y otros pues algún tramo a pie de la forma decorosa posible.

2015-06-18 10.52.532015-06-18 10.57.30

En la parte alta del repecho nace el punto de encuentro del bucle que vamos a efectuar, unos 8,5 km. hasta este este enclave.

Si queremos ir hacia Cienfuegos directamente  por la izquierda, o de lo contrario si se quiere seguir por el trazado que proponemos, seguimos rectos por la Senda adelante hasta dar con una amplia pista en cuyo punto abandonamos la senda para girar la izquierda y subir por la amplia pista ya en continua ascensión.

Hasta este punto llevamos  de giro llevamos unos 9 km de ruta de muy fácil realización, salvo el repechón de marras. En dicho punto estamos a unos 558 mts de altitud y en unos 3,5 km de longitud debemos ganar la cota de los 1000 mtros.

Es una subida que va bordeando el monte Roneiro cogiendo altura hacia Pandoto, subida sin más problema que meter desarrollos, o sea mover los grandes piñones y avanzar poco a base de pedalines para con un poco de paciencia ir ganando  lo alto de la subida hasta la zona de El Enguil.

P1050358P1050357

La vista es impresionante, pues según vamos tomando altura se asoma  encima de la tupida arboleda toda la extensión del valle quirosano abriéndose hacia el Norte, y presentando sus hitos más importantes como la Ermita de Alba o los crestones del Aramo.

A partir de este momento nuestra ruta da la vuelta y se encara al Este para ir virando al Norte por la Oxa la Guía y emprendiendo luego el descenso hacia la localidad de Cienfuegos, aunque quien tenga ganas y fuerzas puede seguir por la pista adelante dirección a Peña Rueda, y concluir donde más le plazca y retornando luego por el mismo camino hasta el punto en que hemos dado la espalda al bucle propuesto.

Como digo nuestra ruta en Oxa- Enguil enfila valle abajo hasta llegar al pueblo de Cienfuegos con 15,4 km., de rodadura;  se cruza en toda su extensión el poblamiento  hasta tomar el acceso rodado que desemboca en la carretera QU-4

P1050362P1050365

Al conectar con la carretera a los 17 km, ya a la vera del río Lindes, se toma un camino que nace a  par   izquierda de la que carretera y que por la Roza va tomando altura sobre el valle y daño vuelta al monte Roneiro, por un camino, un poco herboso, y alguna cierre, pero muy bonito y entretenido también muy plano hasta desembocar de nuevo en la Senda del Oso, tramo de Ricabo. Para llegar a nuestro destino no tenemos que hacer otra cosa que desandar el camino traído desde Valdemurio.

11760045_893373420732865_1442181434312199453_n
Victor Guerra

viernes, 4 de diciembre de 2015

VUELTA SOBRE EL ENCLAVE DE LLANUCES

11754297_10153541938238556_702803616995024409_o
  • Punto de Partida y Llegada: Bárzana (Quirós)
  • · Puntos de paso: Villa de Cienfugueos-Alto La Cobertoria- Muriellos-
  • · Kilómetros de la ruta: 33
  • · Horario de la ruta: 4 horas
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.465 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.445 mts
  • · Participantes: Víctor Guerra; Fernando Torre Alonso, Noelia Rojo, Polchi Figueiras
  • · IBP Index: 106
Una vez más nos vamos hasta el extenso valle de en ese intento de exprimir los territorios para ir dotando a estos rutas que en general son bastantes desconocidas como era nuestro caso.

image

Partimos en esta ocasión, un pequeño grupo de compañeros de andanzas ciclobikeras, de  la plaza de Bárzana, (valle de Quirós)  tras el consiguiente café antes de salir a rodar,  tras lo cual pusimos rumbo hacia el entronque con  la Senda del Oso, que enfila su trazado, en este caso, hacia Santa Marina.

Durante los primeros kilómetros la rodadura es fácil pues seguimos la plataforma ferroviaria reconvertida en un paseo cicloturista: Senda del Oso que nos coloca en el pueblo de  Santa Marina, punto en el cual comienza una variante de la Senda acometida por el programa Caminos Naturales, cuyo ramal se dirige Ricabo.

P105084111782291_10153541937943556_5019932619928883667_oP1050850

Este tramo cambia de perfil con respecto a los hasta ahora traíamos,  ya que presenta varias subidas que empiezan precisamente a partir de los 2 kilómetros de rodadura. En Santa Marina es donde se cruza la carretera tras salir de un estrecho túnel para entrar en el camino que acompaña ladera arriba a una traída de agua para la Central, y cuyo trazado va en plano por encima de la carretera QUI-4,.

A los 3,3 km se abandona la Senda para doblar en redondo por la izquierda, eso tras haber dejado un poco antes el alma en unos duros repechos con más del 27 %,; luego el camino ya va  en plano hasta la balsa de recogida de agua de la Central, a partir de ese momento. el trazado sigue en plano pero se pone más torpe debido  a la creciente vegetación lo cual no impide rodarlo con relativa comodidad.

Es un paseo en plano de unos 4 km aprox. que se hacen de forma cómoda, hasta concluir a eso de los 7,5 en la carretera QUI-4 que va dirección Lindes. Ante este punto de entronque  con la carretera, veremos un poco más adelante, a la izquierda el desvío hacia el pueblo de Villar de Cienfuegos, (8,6km) que se toma y en apenas kilómetro de asfalto  en leve ascenso pues nos colocamos a las puertas de la localidad quirosana.

11057341_893373094066231_6033454769112144006_n11215760_893373174066223_6609255435898546219_n11781847_893373367399537_1361699001768200997_n
P1050859P1050861

Al llegar a Villar de Cienfuegos se sigue de frente por entre las primeras casas para entrar por un camino que coge rumbo Sureste ciñéndose  a la ladera cruzando los regueros: Toril, Cormuña, Fresnedal. rumbo a las Llanas.

Trayecto que nos pelear con algunos saltos y tramos muy empinados que se alternan con zonas menos pedregosas se va cogiendo altura, a la vez que nos ofrece espectaculares  vistas sobre los Puertos de Agüeria y  la mole de Panderrueda.

De esta forma se entronca con la carretera que desde Cortes por Las Llanas sube hacia el Alto de la Cobertoria, (12,8 km) tras transitar por dicho camino con escalones en alternancia con repechos cortos y zonas planas , nos damos de bruces  con la carretera, nosotros seguimos por el ramal ascendente, hasta el mismo Alto de la Cobertoria 16,5 km  a una altitud de 1.183 mts, Desde que se sale de Cienfuegos  la carretera de las Llanas es un ciclar bastante cómodo que nos lleva, como digo, al Collado de la Cobertoria que resulta todo un balcón sobre los territorios de Quirós y Lena.

Una vez en la trifurcación de Cobertoria, se sigue por el ramal que va hacia Pola de Lena para tomar un poco más adelante el desvío que se dirige hacia el Alto del Gamoniteiro, 16, 6 km, seguimos ese carretil asfaltado como un kilómetro  más o menos, para entrar en un estrecho sendero que se abre entre helecho y cotoya.


11782532_10153541938208556_4898190097089061465_oP105087011794380_10153541938438556_3628984860479485474_o

Unas viejas marcas de GR de San Melchor, y alguna que otra cinta de plástico nos ayudarán a ir por la senda muy pisada por el uso ganadero hasta ganar poder ganar a Collá del Fresno (19,6) donde nuestra ruta sigue por la izquierda, dejando el que va hacia la Ermita de Alba , nosotros nos vamos hacia la Fuente La Braniecha y por debajo de la Mortera de Llanuces se sigue hacia la cabaña del Sabatín, Será en los entornos de La Cutiella, donde la traza se eche hacia bajo hasta casi llegar al cumbre de la picorota de Faidiello (22,7 km).

Desde aquí se recobra el rumbo Noroeste pasando por debajo de los prados de Muriellos de Arriba, por Ordiales y Couxeu (monte de Sobrevallín) para desembocar finalmente tras una dura pelea con la vegetación y el barro en el pueblo de Muriellos (25,9 km) , el camino es exigente en destreza y técnica, pues depende de si está seco o mojado puede hacerse pesado.

11760045_893373420732865_1442181434312199453_n

Desde aquí y sin más contemplaciones nos vamos carretera abajo (QUI-2), para desembocar de nuevo en Santa Marina, regresando a Bárzana por la Seda que habíamos recorrido por la mañana, pero esta vez en sentido inverso
  • · Fotos de la Ruta : Noelia, Fernando Alonso y Víctor Guerra
OTRAS RUTAS DE BTT ASTURIAS POR LA ZONA :
Víctor Guerra

viernes, 27 de noviembre de 2015

POR LA SENDA DEL OSO EN INVIERNO

 P1070785
  • · Punto de Partida y Llegada: TRUBIA
  • · Puntos de paso: San Andrés- Santo Adriano- Villanueva-Proaza-Caranga-Entrago
  • · Kilómetros de la ruta: 27, 3 (solo ida)
  • · Horario de la ruta: 2 horas y 17 minutos (solo ida)
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 342
  • · Desnivel de descenso acumulado: 340
  • · Participantes: Polchi, Javier Ronda y Víctor Guerra
  • · IBP Index: 100
Uno propone y la climatología dispone.
P1070768
Rodando por Trubia

Este fin de semana estaba planteado el poder recorrer la parte alta del Valle de Trubia con destino a Sograndio, rodando por encima de la Sierra de Buanga y venir de nuevo a Trubia dando vista al valle de Santo Adriano del Monte y la Condesa, por las Brañas de Cabezón, la Mortera de la Vega de Santiago, entrando en Sama de Grao y por Sulacárcaba y los Montes de Las Cuestas y las Cruces,  para ir virando de nuevo hacia Trubia.

Esto supone rodar mucho tiempo sobre los 500 a 800 metros de altitud, que fue la frontera en la que se ha estado moviendo este fin de semana la nieve, amén del aguacero que ha estado cayendo todo el fin de semana.

Por lo cual nos acercamos a Trubia con la idea de rodar, pero ya las condiciones climatológicas hacían impensable meterse monte adentro, por lo cual la alternativa más liviana y factible, fue realizar algo que hace tiempo no traigo hasta estas páginas, como es la Senda del Oso, y de la cual hago esta amplia descripción para el conocimiento general de como se generó esta singular senda.

image

Una senda del Oso, que nace de una querencia personal que uve allá por 1987, donde recogiendo una idea de Carlos María de Luis, que venía publicando varios trabajos sobre la historia de los ferrocarriles y su posible reconversión en el diario La Nueva España, (junio de 1983) , y tomando a su vez como idea lo expuesto en los Encuentros Estatales de Cicloturismo y Turismo Urbanos de Las Laguna de Ruidera (Ciudad Real) , lanzo como portavoz y padre del grupo Alborá Bici-Ecologista, la idea de reconvertir la vía ferroviaria que cruzaba todo el valle del Quirós y el Trubia para usos ciclosenderistas,

En 1988 por mi parte entrego un pequeño anteproyecto que luego se materializará como Recuperación de la Plataforma de FC Minero del Valle del Trubia, y que se presentó ante la Consejería de Presidencia del Principado de Asturias, y también ante la Agencia de Medio Ambiente y Dirección Regional de la Juventud; y en septiembre de 1989 la Dirección Regional de Juventud y la Mancomunidad de Municipios de Qurirós, Teverga, Proaza y Santo Adriano, me encargan un proyecto - a que por intermedio de la empresa ADAL y con Ignacio Baylón, redactamos el primer proyecto PLAN DE ANIMACIÓN TURÍSTICA y OCUPACIÓN JUVENIL .RECUPERACIÓN DE LA PLATAFORMA DEL FERROCARRIL MINERO TRUBIA-PROAZA-QUIROS-TEVERGA, que entregamos el 20 de enero de 1990, empezando los trabajos en abril en 1991 en función de dicho proyecto Senda Verde de Los Valles del Trubia que luego con la llegada de las osas (Paca y Tola) se convertiría en la hoy famosa Senda del Oso en base a la recuperación de una vieja plataforma minera-ferroviaria.

Tren minero  de Trubia
Tren minero  de los valles de Trubia-Teverga

Nosotros trabajamos en aquellos momentos sobre la plataforma minera en desuso que se había venido utilizando desde 1874, con el motivo de llevar el mineral de hierra y carbón del Valle de Quirós hasta Trubia, luego se añadiría el ramal de Teverga, formando una característica Y por la cual circulaban unas locomotoras y vagonetas que llegaron a estar presentes en estos valles hasta 1964, años en que cerró definitivamente el transporte y las minas, quedando una plataforma muy abandonada, siendo carcomida, por tramos, por la vegetación, hasta que se desembocó en dicha actuación LA SENDA DEL OSO actual.

Con este preludio, que también le dimos al fraternal amigo visitante de los valles vascos, un viejo ciclista como Javier Ronda, nos apeamos de los coches tras debatir si no íbamos para casa o no, pues buena parte del grupo había decidido quedarse en casa, y solo tres unidades nos echamos a la ruta en mitad del aguacero, que sería lo que nos tocaría durante todo el trayecto, agua y más agua.

Salimos pues de Trubia, por el Puente de Fierro, buscamos el trazado de la Senda, no muy bien marcado, por cierto, y ya cuando cogimos su traza, tampoco una cosa imposible, fuimos rodando con destino a San Andrés, pasando por el barrio de La Riera y por delante de Santa María de Trubia, un poco más allá la vieja Casona de Trubia (XVIII) que fue mandada construir por los Ponce de León –Miranda. Cuya construcción cada día se viene abajo, pues cada año que la veo el deterioro que sufre en tejado o la fachada posterior son impresionantes.

P1070769   P1070770P1070772
Casona de los Ponce de León-Miranda

Seguimos rodando entre el aguacero y cierta neblina que nos deja entrever al fondo el pico La Bobia, ubicado en la Sierra de Buanga, como el frio y la lluvia atenaza por momentos con más intensidad pues el ritmo, no es intenso pero si fuertecillo, y eso hace que mantengamos el calor en piernas y brazos que son nuestros puntos más débiles, pero poco más.

Poco a poco vamos dejando el valle abierto atrás, para entrar por entre las Casa de Pedregal a la aldea de San Andrés, que lo hacemos por su parte trasera, para desviarnos a la izquierda dejando la iglesia parroquial a la izquierda, y al fondo la extraña silueta de la Peña El Castiellu; ya colocados de forma paralela a la carretera AS-228, cruzamos ésta por una alta pasarela, para situarnos a la otra orilla del río Trubia que será durante unos kilómetros nuestro omnipresente compañero

Subimos pues por la orilla derecha aguas arriba, por debajo de la Peña Molar y las laderas de La Recusa, eso sí un tanto guarecidos tras la altas paredes que van dejando paso a un valle más abierto que se nota cuando llegamos a la altura del Área Recreativa de Tuñón, que era el punto donde antiguamente empezaba nuestra inicial Senda de Los Valles del Trubia, luego vinieron las tardías incorporaciones como fue el caso de Oviedo, que pasó de incorporarse al proyecto inicial, y tras muchas peleas, tensiones y apuestas, pues años más se sumó a él, anexionando su particular trazado que llevó hasta la misma capital a través de la Senda Fluvial de Fuso. Cosas de la política y la planificación turística asturiana.

P1070799P1070803
Momentos de la senda

Hoy Tuñón sigue siendo un referente, aunque lo que iba a ser un Centro de Recepción de la Senda, al final se ha convertido en la sede de una empresa de bicis y un bareto sin más, cosas de la planificación turística de esta región.

Para entrar en Tuñón se hace a través de la Senda pasando por las cabañas de Vega del Rey y por el túnel de La Escalera, pues entrar en Tuñón, pata ver su iglesia de estilo prerrománico, supone salir de la Senda, por el Puente la Esgarrada, para cruzar la carretera, y con la que está cayendo como que no apetece, por lo cual seguimos rumbo Sur, pasando por delante de la instalaciones de la Asociación Terapéutica El Valle, camino de Villanueva,

Se cruza un acceso asfaltado y un pequeño túnel y al llegar a finca de Sabadía, debajo de Rozafrian, el valle se abre de nuevo en toda la dimensión que le dejan las laderas adyacentes, en un extremo el puente El Salto nos ayuda a cruzar el rio Trubia que ahora llevaremos a nuestra derecha., pudiendo ver los restos del molino de Vaga Baxio. Eso sí las aguas bajan revueltas, y henchidas de los aguaceros y la nieve.

P1070775P1070777
Molino de Vega Baxio

Desde aquí emprendemos a lo largo de una larga recta hacia Villanueva, cruzando de nuevo, tras dejar atrás el desvío de La Xanas, y entrando por medio de entramado urbano de Villanueva, hasta las orillas del río Trubia, y que cruzamos por un puente que une los barrios de El Carmen, El Puente y la Villa Fondera al de la Arcellada y San Romano, esta bella construcción es un puente medieval apuntado de gran altura y de doble vertiente, pudiendo ver desde él en toda su dimensión la fuente lavadero del pueblo.

Se pasa el barrio de San Romano, para ir saliendo de la trama urbana hacia la iglesia de San Romano y cruzar otra vez el río Trubia y la AS-228, por la pasarela de El Sabil, tras cruzarla delante tenemos entre la cortina de agua que nos cae, la Sierra de Caranga, y las cumbres de Teordial y La Sierra, ya moteadas de nieve, que son más nítidas a la vez que nos acercamos al área recreativa de Buyera, cuyas instalaciones dan acceso al área osera de Paca y Tola y ahora también de Furaco, encerrados en su recinto, con el comportamiento de Tola un tanto repetitivos sobre sí misma.. Escena que no me gusta mucho.

Poldo y Javier Ronda en Villanueva
P1070783P1070785P1070792
Javier Ronda y Poldo Figueras

Seguimos rodando a buen ritmo dejando atrás la Foz de Picarós, donde concluye el viejo cercado osero, y ya tras alcanzar las praderías de El Panasco, vemos al paso, justo enfrente, el amplio caserío de Proaza hasta desembocar ante La Central Hidroeléctrica de Proaza que se construyó en los años 60, y que fue proyectada y realizada por Joaquín Vaquero Palacios, el cual completaría el trabajo en los 70 con la colaboración de su hijo también arquitecto: Joaquín Vaquero Turcios.

Dado el aguacero y que nuestro calzado sobre todo ya eran pasto de aguacero, no nos detenemos en Proaza, y seguimos camino de Peñas Juntas, ya paralelos al río Trubia. En este tramo vamos casi que encima de él, pues sus aguas las libramos gracias a entalles en la ladera calcárea para dejar paso a la plataforma ferroviaria, cuyo trabajo de muros y túneles se pueden ver perfectamente al llegar al desfiladero de Peñas Juntas, y ubicado como a los 16 km de nuestra rodadura.

Nos detenemos, pero poco para sacar algunas fotos, eso sí sin arrimarse mucho a la barandilla, que presenta deficiencias estructurales de campeonato, faltan tramos, hay baches por todo los lados, por lo cual hay que ir con un ojo avizor al recorrer esta maravilla. Menos mal que vamos solos en casi todo el camino, no me imagino esto en verano. 

  Pienso en la imagen turística que esto aporta a nuestros visitantes.

P1070803P1070808
Hacia Peñas Juntas

El desfiladero de Peñas Juntas nos da acceso al nacimiento de la famosa “Y” de la Senda, lo cual se materializa en la zona de la Perihuela, en cuyas inmediaciones se abre el ramal que va por la izquierda hacia el Valle de Quirós, y por él de la derecha este nos lleva hasta el borde la carretera AS-228 /(17,8 km). Una vez que se cruza se enlaza con la otra orilla del río a través del Puente de la Parihuela.

P1070795P1070796

Es un tramo abierto que desfila entre prados, hasta volver a pegarnos a las paredes de la montaña, dejando de lado el pueblo de Caranga de Abajo, entrando en los dominios del rio Teverga, que a lo largo de siglos ha ido horadando todo estos desfiladeros. Esta es una vertiente donde se deja notar la intensidad del frío, y la extraña sensación térmica, no debemos de estar a más de 2 o 3 º, pero el encañonamiento de la senda hace que la corriente de aire sea muy fría, lo cal a la vuelta nos las hizo pasar canutas. Todo este tramo presenta grandes deficiencias, tal vez el más cuidado sea Tuñón-Proza-Peñas Juntas, el más visitado, pero el resto está que se cae.

A los 23 km de ruta, de nuevo se cruza la carretera AS-228 para colocarnos debajo de las paredes de Peña Gradura, lo cual hacemos mediante el puente de La Horniella, para recorrer de este modo el desfiladero de Valdecerezales.

Los escasos caseríos que vemos como Las Ventas, están del otro lado de la Senda y del río, se sigue rodando en soledad por la plataforma camino de Entrago que aún para llegar a tal emplazamiento, restan algunos kilómetros, antes debemos pasar otra vez el río dos veces, por los puentes de Aguas Abajo y el de Aguas Arriba, los cuales nos facilitan llegar en pis-pas a la zona de Escalada del sector de Entrecampos.

P1070811P1070813P1070814
Estado de la Senda

Punto además donde se abre el valle de nuevo, desembocando en la zona de recepción fina que se realiza en Entrago ante lo que fueron las viejas instalaciones de Hullasa, dejamos para otra ocasión seguir por el Camino Viejo hasta concluir en La Plaza., pues el calor entra en nuestros muslos, pero las manos y los pies están casi que congelados, y que siguen siendo un punto débil en nuestras equipaciones deportivas, con esa perspectiva haríamos la vuelta muy rápida pero sin ir a toda pastilla, pues el frío y el agua, de ir a mucha velocidad sin poder coger calor con ello, pues será peor.

P1070819P1070820P1070817
Punto final en Entrago

Cuando de nuevo llegamos Trubia, las botas tenían más agua dentro, así es una ruta facilona, que no tiene apeas desnivel, es un paseo tranquilo y bonito, y con días como estos se puede convertir en una ruta muy dura. Hay que tener en cuenta que se cohabita en toda la plataforma con senderistas y a veces con vehículos.
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...