Mostrando entradas con la etiqueta Trubia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Trubia. Mostrar todas las entradas

viernes, 18 de diciembre de 2015

Por los Montes de Trubia y Grao


  • Punto de Partida y Llegada: Trubia
  • · Puntos de paso: Gadía- Sama de Grao-El Palacio-Linares-Las Vegas-Pedredo-Camales-Sanatorio-Gallegos
  • · Kilómetros de la ruta: 30, 5
  • · Horario de la ruta: 4 horas
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.280 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.280 mts
  • · Participantes: Polchi, Natal, Marcelo, José Carlos, Truébano, Víctor Guerra, Albano Capezzali
  • · IBP Index: 136

  • Los montes de Trubia y el colindante concejo de Grao dan más juego de lo que uno pudiera imaginar, aunque la realidad es que ambos concejos han perdido buena parte de su infraestructura peonil, y esto hace que a veces tengamos que relegar nuestras rutas a rodar por buena parte de las carreteras de acceso a los pueblos y pequeños núcleos para poder tener una ruta medianamente ciclable.
Y eso es lo que hemos hecho en la zona de Trubia, exprimir el territorio para que nos saliera alguna ruta más, partiendo de un nuevo enclave como es la población ovetense de Trubia con su característica Fábrica de Armas.




De Trubia y sin muchas complicaciones salimos en busca de la carretera que nos permite llegar con poco esfuerzo hasta el valle donde se ubica la población de Sama de Grao, o sea desde el mismo Trubia se toma la AS-313 que nos permite ir subiendo, no sin esfuerzo hasta la alta collada que da acceso al valle de Sama, el Alto de Perlavia.

La subida de casi unos 5 km se hace en algunos tramos algo dura, por lo cual nos entretenemos observando un camino a la izquierda, al otro lado del valle que riega el reguero Rebeco y que promete una buena bajada, eso sí está como nos imaginamos, quedamos con la copla de volver por la zona y rodarlo de bajada.

Una vez se alcanza el Alto de Perlavia, podemos ver al poco de bajar en casi toda su extensión el amplio valle en el que asienta una inusitada población como Sama, a la cual se baja en poco tiempo siguiendo la carretera citada, que pronto nos deja tras dejar un bello palacio, el de los Arias de Velasco, aunque propiedad de los Alvárez de las Vallinas, que también dio lugar con su patrocinio al Centro Escolar Maria Josefa, que alberga un interesante museo etnográfico; es a este enclave, Sama de Grao, situado en un espacio y soleado valle al que llegamos.




Ya en Sama al pie de su iglesia la ruta sigue rumbo Sur tomando una gran pista que sube directa hacia el pueblo de Linares, subida que todos los paisanos nos recomiendan como el mejor enlace para subir a la zona alta el valle, nuestra idea era otra pero hacemos caso al personal autóctono, y nos vamos por la pista arriba la cual presenta sus buenos repechos, pero al tener un buen firme nos permite ganarlos a buen ritmo, pues no en vano por esta pista transitan vehículos de toda naturaleza, eso sí en apenas unos 4 km se han de ganar unos 400 mts de desnivel.

Según vamos subiendo observamos el valle, que es como digo impresionante, y al otro lado de este justo enfrente, de por medio está la cuenca del río Sama, se puede ver nuestro itinerario de bajada, que seguirá por la línea que marca el pueblo de Las Vegas hacia la Mortera de Vega Santiago. Pero antes hemos de llegar a la población de Linares, ubicada en plena cumbre.

Llegados al poblamiento se sigue rumbo Sur, y a la salida del pueblo nos vamos a la derecha por el carretil asfaltado, el cual va virando al Oeste cruzando la riega de Sama , ya muy altos para de este modo ir cerrando el bucle hacia al pequeño pueblo de Las Vegas, virando por encima de la riega al Norte, a la vez que se sigue la carretera en descenso hasta propio pueblo de Las Vegas, ubicado bajo el promontorio del Pico Buen Muerto.

Tras entrar en la pequeña localidad se ha de llegar hasta la fuente del pueblo, a cuyo punto veremos una amplia cancela, por la cual penetramos dejando ésta debidamente cerrada, dando lugar dicho portilla a un camino que cruza unas praderías que a la altura de una cabaña que queda más abajo a la derecha (La Guertona) el camino entra en zonas más montunas y con trazas a veces diversas y no muy bien definidas.




El camino plantea una vez entramos en él, ya nos van mostrando su cariz barroso y peleón, a lo cual hay que sumar con tramos con abundante vegetación que amenaza con devorar la senda, lo cual nos obligará a estar muy atentos a los senderos a ciclar y eso sí sin quitarle un ojo el propio GPS .

Tras la Guertona el camino va en descenso virando hacia la izquierda, hacia otro un sub-valle lateral que se abre a los pies de Pico Buen Muerto y a la vera de la riega que lo baña iremos bajando por una trazada de caminos embarrados y salpicados con lienzos de piedra pulida que hace de todo este itinerario un sendero muy técnico, eso sí salvo algunos puntos muy determinados y con cierta pendiente que pueden resultar peligrosos, el resto se baja sin muchos problemas.

Aunque ya advierto que es un tramo desde Las Vegas hasta entrar en los predios de la aldea de Pedrero, pasando por los aledaños del Mortera de Vega de Santiago y de Sienra, todo un batallar durante los 5 km de recorrido en el se descienden unos 370 mts., entre piedras, barro y vegetación.



Al llegar a la aldea de Pedredo nuestros problemas habrá desaparecido, pues se toma un naciente carretil asfaltado que nos devuelve a Sama de Grado, pudiendo de esta manera cerrar el primer bucle, ahora toca abordar la segunda parte de la ruta, que parte de esta última población, capital del valle, y se toma la AS-313 pero por el ramal que va a Grao, pasando por delante del núcleo educativo "María Josefa" donde podemos admirar su colección de azulejos sobre El Quijote en el pórtico de entrada de la escuela.

Se sigue por la carretera adelante hasta llegar a la altura del Molino Doró, donde la ruta vira a la derecha para coger otro carretil que sube a la aldea de Doró, el cual dejamos a la derecha , mientras que nuestro objetivo es subir hacia los poblamientos de La Mata y la aldea de Camales. Atención a los mastines que por allí rondan.

Desde que se deja la AS-313 hasta dar con ganar Camales, hay una subida importante que está breada, lo cual nos facilita poder encaramarnos en lo alto del cordal del Pico Lovio.

Tras llegar a Camales se sigue al Norte hasta concluir ante una cabaña donde parece que el camino desaparece, en ese punto debemos seguir por una senda que en su día fue la traza del camino cumbral que se abría paso por lo espeso del Monte de Las Cuestas, pero el ciclado sorteando las cotoyas no será muy largo aunque eso si un poco penos, luego el camino reaparece y deja ver toda su gran amplitud, dando vista cuando al valle de la Vega de Peridiello, o bien hacia el valle de Trubia, aunque lo que al final podemos ver mejor son las empinadas laderas de la Sierra del Aramo.




Según seguimos rodando sorprende que tan arriba se abra una traza caminera de tal naturaleza, y tan desconocida porque la cual rodamos tranquilamente ya que es totalmente plana y sin impedimento técnico alguno. Dejamos a la altura del Alto del Sanatorio, curioso nombre, una bifurcación que va a la derecha y que se emboca en la zona cumbral, nosotros seguimos rumbo Norte, ganando el caserío de Las Cruces que tiene su acceso desde la carretera GR-3 proveniente de Belandres.

Se sobrepasa el caserío y se sigue de frente hasta desembocar en una zona abierta en la cual estas semanas los tractores moto- desbrozadores han dejado la mata limpia, pudiendo ver toda la Vega de Udrión y Priañes y la zona de Santa María de Grao.

Pero nuestra ruta no prosigue al Norte, sino que vira en la calvorota desbrozada al Este para encarar la bajada ya de forma directa hacia Trubia, por lo cual como digo se gira a la derecha tomando un camino que nos presenta en su parte intermedia una rampa de descenso que da un poco de miedo y que lo único que tiene de dificultoso es la pendiente, por lo demás se baja bien aunque con ciertas precauciones.



En todo caso hay forma de evitar la bajada, y es siguiendo la traza original del camino que nos llevará un poco más abajo para alcanzar al poco las primeras casas de Gallegos, ya prácticamente encima de la Fábrica de Armas de Trubia, cuya factoría se cruza en un instante para ya desembocar en la AS-228, y ya por ella llegar hasta las inmediaciones del Campo de Futbol de Trubia que es donde hemos dejado nuestros vehículos, dando así por terminada una ruta interesante que desfila por parajes muy desconocidos.

Track de la Ruta

Victor Guerra

viernes, 27 de noviembre de 2015

POR LA SENDA DEL OSO EN INVIERNO

 P1070785
  • · Punto de Partida y Llegada: TRUBIA
  • · Puntos de paso: San Andrés- Santo Adriano- Villanueva-Proaza-Caranga-Entrago
  • · Kilómetros de la ruta: 27, 3 (solo ida)
  • · Horario de la ruta: 2 horas y 17 minutos (solo ida)
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 342
  • · Desnivel de descenso acumulado: 340
  • · Participantes: Polchi, Javier Ronda y Víctor Guerra
  • · IBP Index: 100
Uno propone y la climatología dispone.
P1070768
Rodando por Trubia

Este fin de semana estaba planteado el poder recorrer la parte alta del Valle de Trubia con destino a Sograndio, rodando por encima de la Sierra de Buanga y venir de nuevo a Trubia dando vista al valle de Santo Adriano del Monte y la Condesa, por las Brañas de Cabezón, la Mortera de la Vega de Santiago, entrando en Sama de Grao y por Sulacárcaba y los Montes de Las Cuestas y las Cruces,  para ir virando de nuevo hacia Trubia.

Esto supone rodar mucho tiempo sobre los 500 a 800 metros de altitud, que fue la frontera en la que se ha estado moviendo este fin de semana la nieve, amén del aguacero que ha estado cayendo todo el fin de semana.

Por lo cual nos acercamos a Trubia con la idea de rodar, pero ya las condiciones climatológicas hacían impensable meterse monte adentro, por lo cual la alternativa más liviana y factible, fue realizar algo que hace tiempo no traigo hasta estas páginas, como es la Senda del Oso, y de la cual hago esta amplia descripción para el conocimiento general de como se generó esta singular senda.

image

Una senda del Oso, que nace de una querencia personal que uve allá por 1987, donde recogiendo una idea de Carlos María de Luis, que venía publicando varios trabajos sobre la historia de los ferrocarriles y su posible reconversión en el diario La Nueva España, (junio de 1983) , y tomando a su vez como idea lo expuesto en los Encuentros Estatales de Cicloturismo y Turismo Urbanos de Las Laguna de Ruidera (Ciudad Real) , lanzo como portavoz y padre del grupo Alborá Bici-Ecologista, la idea de reconvertir la vía ferroviaria que cruzaba todo el valle del Quirós y el Trubia para usos ciclosenderistas,

En 1988 por mi parte entrego un pequeño anteproyecto que luego se materializará como Recuperación de la Plataforma de FC Minero del Valle del Trubia, y que se presentó ante la Consejería de Presidencia del Principado de Asturias, y también ante la Agencia de Medio Ambiente y Dirección Regional de la Juventud; y en septiembre de 1989 la Dirección Regional de Juventud y la Mancomunidad de Municipios de Qurirós, Teverga, Proaza y Santo Adriano, me encargan un proyecto - a que por intermedio de la empresa ADAL y con Ignacio Baylón, redactamos el primer proyecto PLAN DE ANIMACIÓN TURÍSTICA y OCUPACIÓN JUVENIL .RECUPERACIÓN DE LA PLATAFORMA DEL FERROCARRIL MINERO TRUBIA-PROAZA-QUIROS-TEVERGA, que entregamos el 20 de enero de 1990, empezando los trabajos en abril en 1991 en función de dicho proyecto Senda Verde de Los Valles del Trubia que luego con la llegada de las osas (Paca y Tola) se convertiría en la hoy famosa Senda del Oso en base a la recuperación de una vieja plataforma minera-ferroviaria.

Tren minero  de Trubia
Tren minero  de los valles de Trubia-Teverga

Nosotros trabajamos en aquellos momentos sobre la plataforma minera en desuso que se había venido utilizando desde 1874, con el motivo de llevar el mineral de hierra y carbón del Valle de Quirós hasta Trubia, luego se añadiría el ramal de Teverga, formando una característica Y por la cual circulaban unas locomotoras y vagonetas que llegaron a estar presentes en estos valles hasta 1964, años en que cerró definitivamente el transporte y las minas, quedando una plataforma muy abandonada, siendo carcomida, por tramos, por la vegetación, hasta que se desembocó en dicha actuación LA SENDA DEL OSO actual.

Con este preludio, que también le dimos al fraternal amigo visitante de los valles vascos, un viejo ciclista como Javier Ronda, nos apeamos de los coches tras debatir si no íbamos para casa o no, pues buena parte del grupo había decidido quedarse en casa, y solo tres unidades nos echamos a la ruta en mitad del aguacero, que sería lo que nos tocaría durante todo el trayecto, agua y más agua.

Salimos pues de Trubia, por el Puente de Fierro, buscamos el trazado de la Senda, no muy bien marcado, por cierto, y ya cuando cogimos su traza, tampoco una cosa imposible, fuimos rodando con destino a San Andrés, pasando por el barrio de La Riera y por delante de Santa María de Trubia, un poco más allá la vieja Casona de Trubia (XVIII) que fue mandada construir por los Ponce de León –Miranda. Cuya construcción cada día se viene abajo, pues cada año que la veo el deterioro que sufre en tejado o la fachada posterior son impresionantes.

P1070769   P1070770P1070772
Casona de los Ponce de León-Miranda

Seguimos rodando entre el aguacero y cierta neblina que nos deja entrever al fondo el pico La Bobia, ubicado en la Sierra de Buanga, como el frio y la lluvia atenaza por momentos con más intensidad pues el ritmo, no es intenso pero si fuertecillo, y eso hace que mantengamos el calor en piernas y brazos que son nuestros puntos más débiles, pero poco más.

Poco a poco vamos dejando el valle abierto atrás, para entrar por entre las Casa de Pedregal a la aldea de San Andrés, que lo hacemos por su parte trasera, para desviarnos a la izquierda dejando la iglesia parroquial a la izquierda, y al fondo la extraña silueta de la Peña El Castiellu; ya colocados de forma paralela a la carretera AS-228, cruzamos ésta por una alta pasarela, para situarnos a la otra orilla del río Trubia que será durante unos kilómetros nuestro omnipresente compañero

Subimos pues por la orilla derecha aguas arriba, por debajo de la Peña Molar y las laderas de La Recusa, eso sí un tanto guarecidos tras la altas paredes que van dejando paso a un valle más abierto que se nota cuando llegamos a la altura del Área Recreativa de Tuñón, que era el punto donde antiguamente empezaba nuestra inicial Senda de Los Valles del Trubia, luego vinieron las tardías incorporaciones como fue el caso de Oviedo, que pasó de incorporarse al proyecto inicial, y tras muchas peleas, tensiones y apuestas, pues años más se sumó a él, anexionando su particular trazado que llevó hasta la misma capital a través de la Senda Fluvial de Fuso. Cosas de la política y la planificación turística asturiana.

P1070799P1070803
Momentos de la senda

Hoy Tuñón sigue siendo un referente, aunque lo que iba a ser un Centro de Recepción de la Senda, al final se ha convertido en la sede de una empresa de bicis y un bareto sin más, cosas de la planificación turística de esta región.

Para entrar en Tuñón se hace a través de la Senda pasando por las cabañas de Vega del Rey y por el túnel de La Escalera, pues entrar en Tuñón, pata ver su iglesia de estilo prerrománico, supone salir de la Senda, por el Puente la Esgarrada, para cruzar la carretera, y con la que está cayendo como que no apetece, por lo cual seguimos rumbo Sur, pasando por delante de la instalaciones de la Asociación Terapéutica El Valle, camino de Villanueva,

Se cruza un acceso asfaltado y un pequeño túnel y al llegar a finca de Sabadía, debajo de Rozafrian, el valle se abre de nuevo en toda la dimensión que le dejan las laderas adyacentes, en un extremo el puente El Salto nos ayuda a cruzar el rio Trubia que ahora llevaremos a nuestra derecha., pudiendo ver los restos del molino de Vaga Baxio. Eso sí las aguas bajan revueltas, y henchidas de los aguaceros y la nieve.

P1070775P1070777
Molino de Vega Baxio

Desde aquí emprendemos a lo largo de una larga recta hacia Villanueva, cruzando de nuevo, tras dejar atrás el desvío de La Xanas, y entrando por medio de entramado urbano de Villanueva, hasta las orillas del río Trubia, y que cruzamos por un puente que une los barrios de El Carmen, El Puente y la Villa Fondera al de la Arcellada y San Romano, esta bella construcción es un puente medieval apuntado de gran altura y de doble vertiente, pudiendo ver desde él en toda su dimensión la fuente lavadero del pueblo.

Se pasa el barrio de San Romano, para ir saliendo de la trama urbana hacia la iglesia de San Romano y cruzar otra vez el río Trubia y la AS-228, por la pasarela de El Sabil, tras cruzarla delante tenemos entre la cortina de agua que nos cae, la Sierra de Caranga, y las cumbres de Teordial y La Sierra, ya moteadas de nieve, que son más nítidas a la vez que nos acercamos al área recreativa de Buyera, cuyas instalaciones dan acceso al área osera de Paca y Tola y ahora también de Furaco, encerrados en su recinto, con el comportamiento de Tola un tanto repetitivos sobre sí misma.. Escena que no me gusta mucho.

Poldo y Javier Ronda en Villanueva
P1070783P1070785P1070792
Javier Ronda y Poldo Figueras

Seguimos rodando a buen ritmo dejando atrás la Foz de Picarós, donde concluye el viejo cercado osero, y ya tras alcanzar las praderías de El Panasco, vemos al paso, justo enfrente, el amplio caserío de Proaza hasta desembocar ante La Central Hidroeléctrica de Proaza que se construyó en los años 60, y que fue proyectada y realizada por Joaquín Vaquero Palacios, el cual completaría el trabajo en los 70 con la colaboración de su hijo también arquitecto: Joaquín Vaquero Turcios.

Dado el aguacero y que nuestro calzado sobre todo ya eran pasto de aguacero, no nos detenemos en Proaza, y seguimos camino de Peñas Juntas, ya paralelos al río Trubia. En este tramo vamos casi que encima de él, pues sus aguas las libramos gracias a entalles en la ladera calcárea para dejar paso a la plataforma ferroviaria, cuyo trabajo de muros y túneles se pueden ver perfectamente al llegar al desfiladero de Peñas Juntas, y ubicado como a los 16 km de nuestra rodadura.

Nos detenemos, pero poco para sacar algunas fotos, eso sí sin arrimarse mucho a la barandilla, que presenta deficiencias estructurales de campeonato, faltan tramos, hay baches por todo los lados, por lo cual hay que ir con un ojo avizor al recorrer esta maravilla. Menos mal que vamos solos en casi todo el camino, no me imagino esto en verano. 

  Pienso en la imagen turística que esto aporta a nuestros visitantes.

P1070803P1070808
Hacia Peñas Juntas

El desfiladero de Peñas Juntas nos da acceso al nacimiento de la famosa “Y” de la Senda, lo cual se materializa en la zona de la Perihuela, en cuyas inmediaciones se abre el ramal que va por la izquierda hacia el Valle de Quirós, y por él de la derecha este nos lleva hasta el borde la carretera AS-228 /(17,8 km). Una vez que se cruza se enlaza con la otra orilla del río a través del Puente de la Parihuela.

P1070795P1070796

Es un tramo abierto que desfila entre prados, hasta volver a pegarnos a las paredes de la montaña, dejando de lado el pueblo de Caranga de Abajo, entrando en los dominios del rio Teverga, que a lo largo de siglos ha ido horadando todo estos desfiladeros. Esta es una vertiente donde se deja notar la intensidad del frío, y la extraña sensación térmica, no debemos de estar a más de 2 o 3 º, pero el encañonamiento de la senda hace que la corriente de aire sea muy fría, lo cal a la vuelta nos las hizo pasar canutas. Todo este tramo presenta grandes deficiencias, tal vez el más cuidado sea Tuñón-Proza-Peñas Juntas, el más visitado, pero el resto está que se cae.

A los 23 km de ruta, de nuevo se cruza la carretera AS-228 para colocarnos debajo de las paredes de Peña Gradura, lo cual hacemos mediante el puente de La Horniella, para recorrer de este modo el desfiladero de Valdecerezales.

Los escasos caseríos que vemos como Las Ventas, están del otro lado de la Senda y del río, se sigue rodando en soledad por la plataforma camino de Entrago que aún para llegar a tal emplazamiento, restan algunos kilómetros, antes debemos pasar otra vez el río dos veces, por los puentes de Aguas Abajo y el de Aguas Arriba, los cuales nos facilitan llegar en pis-pas a la zona de Escalada del sector de Entrecampos.

P1070811P1070813P1070814
Estado de la Senda

Punto además donde se abre el valle de nuevo, desembocando en la zona de recepción fina que se realiza en Entrago ante lo que fueron las viejas instalaciones de Hullasa, dejamos para otra ocasión seguir por el Camino Viejo hasta concluir en La Plaza., pues el calor entra en nuestros muslos, pero las manos y los pies están casi que congelados, y que siguen siendo un punto débil en nuestras equipaciones deportivas, con esa perspectiva haríamos la vuelta muy rápida pero sin ir a toda pastilla, pues el frío y el agua, de ir a mucha velocidad sin poder coger calor con ello, pues será peor.

P1070819P1070820P1070817
Punto final en Entrago

Cuando de nuevo llegamos Trubia, las botas tenían más agua dentro, así es una ruta facilona, que no tiene apeas desnivel, es un paseo tranquilo y bonito, y con días como estos se puede convertir en una ruta muy dura. Hay que tener en cuenta que se cohabita en toda la plataforma con senderistas y a veces con vehículos.
Víctor Guerra

viernes, 13 de noviembre de 2015

RODANDO POR TIERRAS DE OVIEDO LAS REGUERAS Y GRAO

IMG_3212
  • · Punto de Partida y Llegada: Oviedo
  • · Puntos de paso: Lampxua-Lloriana-Escamplero-Valsera-Premoño-Somines-Borondones-Trubia-Caces-Fuxo la Reina
  • · Kilómetros de la ruta: 50
  • · Horario de la ruta: 4 horas, 31 minutos
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.225 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.284 mts
  • · Participantes: Un montonín de bikers
  • · IBP Index: 99
En estos tiempos, lo que apetece es estirar las piernas y rodar, sobre todos después de la paliza de la semana anterior trepando por la Sierra del Aramo, que ha hemos publicado en este mismo blog.

2015-11-08 07.52.57

Este fin de semana tocaba algo más suave, y que no estuviera muy rodado, y la verdad es que la zona entre Grao y Trubia no está como muy de moda entre los bikers, pero para no complicarnos la vida y echar una ojeada para otras propuestas, se pensó que una buena opción para este domingo tan veraniego, y para rodar por esos territorios lo mejor era usar dos enormes pasillos para llegar y salir de ellos, como son el Camino Primitivo hacia Santiago, la Senda del Oso y la Senda Fluvial de Fuso la Reina

Con esas dos referencias como zona de salida y llegada articulé una ruta cuyo objetivo tenía llegar a las termas de Premoño, y luego abordar una vuelta por tierras mosconas, hacia Trubia. Dicho y hecho,  y tras la oportuna convocatoria nos juntamos en Oviedo en el polideportivo de Florida Arena, unos 18 bikers dispuestos a pasar una mañana intensa.

image

Salir de la zona, hacia San Lázaro Paniceres es un momento, aunque cada vez crece más ciudad y los recorridos en este caso cada vez más urbanos, pero las marcas jacobitas (Santiago) nos ayudaron en esa labor de dar continuidad a nuestro recorrido.

Por tanto partir de Oviedo por El Caleyo, siempre es una gozada, yo creo que es una de las zonas más bonitas de Oviedo para rodar, a pesar de los repechos, pero de Lampaxua a Lloriana es un tránsito agradable, sorprendiendo lo pronto que uno se sitúa en la aldea. En Lloriana le dimos unas voces al amigo y ciclobiker y pintor de pro: Ricardo Mojardín para que saliera de su embosque onírico matinal, para saludarnos e invitarnos a un café, pero o no estaba o hizo oídos sordos para seguir enroscado en la cama, ante tanta gente para dar café.

2015-11-08 07.56.252015-11-08 08.27.14

Todo este tramo es como digo una delicia, porque es un recorrido que permite ir charlando con los amigos o admirando el paisaje sin más complicaciones, aunque a partir de la iglesia y fuente de Lloriana, la cosa ya se pone un tanto fea, pues sus bajadas húmedas aunque sean por hormigón requiere atención, por cuyo motivo alguno, de los despistados, siempre termina en el suelo, lo cual en esta ocasión no sucedió, pese a la chavalería que se nos juntó en esta ruta, bajaron como el rayo que no cesa hacia el entronque con la carretera AS-232 a la altura de Campiello.

2015-11-08 08.46.172015-11-08 08.57.45

Tras la reunión de todo el rebaño seguimos rodando por un tramo de la carretera hacia Gallegos, al y cuando la recta está a punto de concluir las marcas santiagueras nos echan por la derecha para entrar por sendero abosquejado que busca las orillas del río Nora, para desde ellas subir en fuerte rampa hacia Escamplero, pasando pode delante de la siempre cerrada cancela del Molino de Los Quintos, punto a partir del cual además se descerraja un repecho que nos pone en fila de a uno hasta conectar de nuevo con la carretera dejada a la altura de la Venta de Escamplero.

Desde donde se sigue por la carretera adelante hasta Taraniello y Valsera, donde existe una pequeñas Ermita dedicada a la Virgen de Fátima, donde se nuevo se impuso otro reagrupamiento y alguna que otra foto de grupo.

2015-11-08 09.45.012015-11-08 09.45.40

Desde aquí se en entra en descenso pasando por el delante del Palacio de Valsera, y tomando el sendero marcado como PR-AS. 172, por este trazado con buena factura de limpieza y desbroce se baja hacia la Rabaza, con tramos hormigonados y de tierra, hasta entrar en los dominios de Cueva Oscura, ya en plano y acompañando un tramo al río Andallón, desembocando en la carretera de Premoño, tras dejar atrás la quintana de Picarín.

En Premoño, objetivo de la ruta con 14, 6 km rodados, hacemos una larga parada para recobrar fuerzas, contemplar las temas romanas a la vera de la iglesia, y tras ello abandonar el rumbo Oeste para ir virando al Este, para lo cual el trazado de la ruta nos obliga a subir por Valduno hacia la carretera Nª 634 a la altura de la Vega, desde aún tenemos que rodar unos cientos de metros por este viejo eje de comunicación hasta llegar al pueblo de la Llera, lugar donde se gira la derecha para tomar entre la casas la carretera de La Vega Peridiello.

2015-11-08 10.18.40IMG_3240IMG_3244

Todo este trazado hasta casi caer a Trubia, es una suerte de viejos caminos prácticamente asfaltados, aun así todavía se pueden encontrar algunos de ellos que se salvaron de tal cuestión que es el que buscamos entre omines y a Vega de Peridiello, pero antes de llegar al núcleo de La Vega, en lo alto del cordal por el que se rueda, se abre un camino a la derecha un camino que baja a Borondes de forma cómoda, pues nosotros en un primer instante nos fuimos a la Peridiello, donde cogimos un viejo camino ya cerrado que nos dejó al pie de un viejo horno de cal, pero ya hubo que andar pegándose con las cotoyas, por tanto hay que estar atentos al track de la ruta para no caer en la misma trampa.

Desde ese punto como a los 21 km de ruta y a los 261 mts de altt, con vistas a un lado del cordal y a un lado y otro, desde la cual a la derecha nos ira llamando la atención una impresionante casona a la cual habrá que llegar , para ello se toma como antes comentaba la pista que nos baja sin problemas a Borondes, aldea donde nació uno de sus famosos vecinos e Hijo Predilecto de Grao: Isidoro Álvarez , hombre que lideró la expansión de El Corte Inglés.

2015-11-08 11.28.132015-11-08 11.30.15IMG_20151108_114926

Se cruza el río de Sama, por un antiguo y llamativo pontón, lo cual nos lleva hasta los pies de la bonita casona que veníamos oteando desde lo alto: La Bruñega por su estructura llama la atención, y resultó ser la casona de la familia del antes citado Isidoro Alvarez.

Rodeamos la casona por el rril asfaltado de salida del pueblo, o sea por la GR-3 que tras un tramo de subida por la Artosa, se abandona en plena subida para girar a la izquierda hacia el alto del cumbral y divisoria concejil, llegando a los entornos del Sanatorio y núcleo de Las Cruces.

Se sigue un tramo por la cordal divisoria de aguas y administrativas, yendo ahora hacia el Noroeste, para después de un trozo dejarnos caer por la vertiente trubieca; en principio el camino se abre paso entre el ocalital sin más problema, hasta que del camino sale un ramal muy pendiente, a modo de atajo que hace las delicias de la chavalería bajó a toda pastilla como si en ello les fuera la vida, los demás con cierta prudencia por aquello de los accidentes bajamos, pero más despacio, o andando, aunque no hace falta bajar por ahí pues pronto el camino en su trazado natural.

IMG_20151108_122012

Llegamos pues a la zona de Gallegos, y desde aquí fue todo un bajar ya por asfalto hasta cruzar la fábrica de armas de Trubia y entrar en el núcleo capitalino de la zona, con 28 km rodados, para de este modo coger ya en plano la prolongación de la Senda del Oso que viene de Santo Adriano por San Andrés y que busca la pestosa fábrica de química del Nalón para coger la vera del Río Nalón hasta Fuso la Reina, con un perfil de trazado ambivalente, pues es compartido por coches y paseantes y ciclistas.

La Senda va con destino a Caces, donde hay que cruzar el río Nalón esta vez por un puente colgante a la altura del Palacio de Caces para de este modo entroncar con la Senda Fluvial ovetense en Fuso La Reina.

 IMG_32542015-11-08 12.40.48IMG_3253

Senda que recorremos a piñón durante unos 8 kilómetros, sorteando todo tipo de usuarios que este domingo florido se han echado a la Senda, en tirantes y modelo de verano, pudiendo ver a nuestro paso lo más variopintos usuarios ciclistas, paseantes, modernos, emuladores de la moda, deportivos y hasta ciclomontañeros como nosotros. Toda una fauna metida en tan estrecha senda que hay que compartir con senderistas, paseantes, patinadores, niños, padres, abuelos, y amigos... En fin una zona clásica del desahogo ovetense.

Una ruta esta cuyos dos pasillos que nos hemos marcado ya son toda una etapa; esperamos que para la próxima vez haya menos asfalto..
  • · Fotos de la Ruta: Albano Capezzali, Victor Guerra, Javier Dolado
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...