Mostrando entradas con la etiqueta Valdés. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Valdés. Mostrar todas las entradas

viernes, 16 de diciembre de 2016

POR LAS BRAÑAS VAQUEIRAS DE VALDÉS

  IMG_8661
Foto de Juan Luis Piñera, (zona Pico Modreiros)
  • · Punto de Salida y Llegada: Almuña (Valdés)
  • · Puntos de Paso: San Antón de Concilleiro- Pascón-Paredes- Alto de Aristébano- Estoupo-Candanosa de Barcia- La Capitana.
  • Longitud de la Ruta: 50 km
  • Horario de la Ruta. 6 horas
  • Desnivel acumulado de ascenso y de descenso acumulado: 1.568 mts.
  • Participantes: Javier Dolado, Javier Paredes, Juan Luis Piñera, Luis Argüelles y Victor Guerra
Vaqueiros de Alzada, Jovellanos, los describe en sus cartas como el pueblo más libre de la tierra; «Créame usted, amigo mío, estas gentes lo serían del todo, y su independencia será la medida de su felicidad, si con tantas precauciones no los forzase todavía la necesidad a buscar otros medios de subsistir una fortuna más amarga y ganada con mayor afán. Los vaqueiros de alzada constituyen una de las culturas vivas más importantes de Asturias».

IMG_8633

Aprovechando la bonanza primaveral de este invierno, hemos querido echarnos de nuevo al monte, y en este caso era ideal antes de que venga  la invernada visitar una zona muy querida y estimada por mí, como son las brañas vaqueiras, en este caso las valdesanas.

Por lo cual, y a modo de punto de partida, nos citamos en el parking del Centro de Alimerka de la parroquia de Almuña, y tras un café tranquilo pues no en vano nos esperaba un día de duro recorrido, nos echamos al monte con el objetivo de cerrar un bucle, cuya cabecera marcamos en Almuña, aunque también podía ser Luarca, con la idea de lograr unir en un bello recorrido dos puntos importantes, como son el Valle de Paredes y la Braña de Aristébano con la rasa costera.




Y así lo hicimos, recuperado un viejo compañero de fatigas como Luis Argüelles y su inseparable Fat Bike, ubicado ahora en occidente marítimo astur, nos echamos a la ruta cuyo primer objetivo nada más subirnos a la trotona fue alcanzar el enclave de San Antón de Concilleiro, una especie de puerta virtual al mundo de los vaqueiros de alzada.

En Almuña, se toma la carretera AS-220 para una vez rodados unos cientos de metros, pasar por encima de la Autovía A-8 , y girar sobre el Albergue de Peregrinos, donde se toma un carretil que nos deja ante un nuevo escenario a las puertas de la Casa Rural Casa Manoli, un amplio y empinado camino por el cual transita el PR-AS. 3, bastante abandonado señalíticamente, el cual nos marca el arranque de un camino que va en ascenso hasta las mismísimas puertas de la solitarias ermita de San Antón de Concilleiro.

Durante el trayecto vamos abordando con calma la ascensión a la vez que calentamos músculos , aunque les pido a los compañeros cierta calma en el ciclado, pues la ruta es larga y hasta un tanto engañosa.

IMG_8612IMG_8617

Tras el aviso, el personal se dosifica y atiende a las indicaciones, y tras superar los repechones que nos plantea el Monte de Barcia llegamos a San Antón de Concilleiro,  donde pudimos ver en acción a un buscador de ayalgas, que rebuscaba en lo tempranero de la mañana a la puerta de la cuadra- braña del Cabanin un posible tesoro mouro. 

  Antes decir, que durante la ascensión a Concilleiro, disfrutamos de las vistas que nos ofrece el trazado, y que versan sobre el Cabo de Busto y su faro, y como no, sobre buena parte de la rasa costera. 

Ya arriba, en la confluencia de caminos (concilleiro) variante del Camino de Santiago, un significativo camino de la Misa que ignoro su trazado, y el camino de los Arrieros, nos hacemos las fotos y nos vamos rumbo Este, hacia Forcón, rodeando en nuestro ciclar la picorota de Concilleiros, con un arranque tras el descanso en la Ermita que va en ascenso, aunque luego se calma para proseguir al Sur por el llamado Camino de Concilleiro, hasta el entronque al pie del pico Pomar, también se puede ir por el camino que marcan las picorotas de Tiñoso y Llano, y que es algo más recto.

Al final a eso de los 9 km., cruzamos la carretera AS-220 que une Luarca con el Valle de Paredes, nosotros nos vamos de frente por un repechón que da miedo nada más verlo, pero que paradójicamente subimos a base de pedaleta. 

Estamos en zonas donde es preciso en las subidas más la técnica que la fuerza, pues rodar por encima los lapiaces de cuarcita no es fácil, y se necesita destreza, pues si se aplica mucha fuerza o se entierra uno, o se cae del biciclo...
IMG_20161210_132524IMG_20161210_120532

Tras el repechón nos colocarnos a la vera del Pico Cándano entrando de este modo en los predios de la Sierra de Rañadoiro,por la cual rodamos en bajada y con algún que otro falso llano hasta llegar casi a la Emita de San Juan, un poco antes de dicho cruce, se gira en redondo a la izquierda pudiendo ver las primeras brañas como las de Folquerón, Casa Gamido, o Busindre, a la par que proseguimos en descenso hacia El Candamin, en cuya confluencia de caminos, nos encontramos con una vaqueira que nos indicó que para el Pascón se podía: o bien bajar por donde íbamos, o por la buena pista del Monte Funiar. 

Optamos por bajar por el valle que conforma el Monte de Vallanchu, a la vera de la riega Candanuz hasta concluir en el lugar del Pascón, ubicado en lo fondero del valle, el cual surca la carretera AS-220, la cual dejamos al punto para entrar de forma más directa a San Pedro de Paredes, (19,3 km) pueblo, dicho sea de paso, que en el  2001 obtuvo el premio como Pueblo Ejemplar de Asturias. 

Lugar donde se impuso parada y fonda para tomar un caldo, en cuyo transcurso el tabernero nos cantaba las bellezas de la zona y nos ofertaba las viandas típicas de la Casa del Obispo, que más que un chigrín, es un bar-tienda de toda la vida,  donde me indican que se come muy bien y en abundancia, las fotos que el establecimiento cuelga en sus soportes de promoción, así lo atestiguan.

P1130458P1130456P1130463P1130461P1130459

Tras el reconfortante caldo y tras la conversa y las fotos de rigor de nuevo en camino con la indicación del tabernero que nos informó que desde «Ovienes había una muy buena pista de Concentración Parcelaria hasta Aristébano» aunque nosotros seguimos con nuestro plan y nos fuimos hasta el Calieru, tras  las risas a costa de nuestro compañero Paredes, adjudicándole estos predios como parte de un hipotético «marquesado de Paredes», y esas chanzas les recordaba a los compañeros del diminuto pelotón, que yo había pasado por primera vez en bicicleta por estos lares cuando no había carretera, allá por los años 80.

Una vez en la zona del Calieru, digamos que pasamos de ir a Ovienes,  y antes de llegar a l nucleo de Longrey, nos fuimos por la derecha para tomar la pista que surca toda la Sierra de Longrey, y que  marca una gran cuadras ganadera señalada como « La Paredana».

La citada pista  que da vuelta a la cuadra  surca la vertiente Suroeste de la sierra por la cual trepa hacia la aldea del Caborno, mientras subimos parloteando, vamos contemplado a lo largo de una subida de unos 5 km, los parajes de Aristébano y la fondigonada que marca el Barranco de Agüeira.
  P1130451

Los parajes son impresionantes, y entree ellos podemos ver a lo lejos los parques eólicos de La Espina y Tineo.

A mitad de subida se impone una parada para reponer fuerzas, y descansar la culera, pues aún restaba por llegar a Aristébano, para tener ciclada la mitad de la ruta. 

Ganada la aldea de Caborno seguimos por su acceso rodado hasta concluir en la carretera de Luarca- Naraval, pero el track marcaba que se iba por el Monte Busbis, y no parecía que hubiera camino, por lo tanto improvisación y variante al canto, o sea ciclar los casi 2 km hasta el Alto de Aristébano.

En lo Alto de Aristébano, un par de fotos y sin más dilación o visita a los lugares míticos de la folclórica «boda vaqueira» que cada año se celebra ya sin apenas mozos/as casaderas vaqueiros, sino en mixtura, lo que son las cosas de la evolución demográfica, le damos la espalda al lugar para cerrar el bucle de nuestra ruta, ciclando la otra vertiente del monte Busbis o la vertiente Oeste del Pico Sorrapiu.

IMG_8656

O sea que con el track rectificado sobre la marcha, en el citado Alto de Aristébano tomamos el ramal que va a la braña Candanedo, para irnos al poco rato hacia la derecha por un camino en ascenso que va directo al collado que se conforma con el Pico Cachón,  un poco antes concluir el ascenso se toma una pista que sube por la vera del Pico Estoupo para dar  aguas vertientes al valle de Busmorisco y la Candanosa de Barcia.

Las vistas que tenemos al frente son des desperdigadas brañas, conjunto de casa-cuadra aisladas unas de otras, esencia de la cultura ganadera de los míticos Vaqueiros de Alzada que desde antaño tanto me atraen como referentes de los míticos trashumantes. 

Estos, los vaqueiros labraron una geomorfología ambiental y paisajística muy peculiar, y cuyas predios y praderías lucían a estas horas y durante el veranín de invierno que atravesamos todo un fogoso  estampado verdor.

A la vez que se observa el verdor de los prados pegados a la braña, también se puede ver la explotación pastoril de los predios comunales, o sea las lomas  que rodean las brañas que hoy están yermas, y llenas de árgoma, producto de la sobre explotación ganadera, y como no , de abandonar durante tanto tiempo al «alzada».

PANO_20161210_142045

Al llegar a la vertiente Norte del Estoupo, nos dejamos caer en descenso por Pandarboso, por firmes cuarcíticos que hacían de nuestro rodar un incierto equilibrio del cual salimos todos bien parados, pues hasta amigos como Javier Dolado y Argüelles se atrevieron  a bajar por el tramo de piedra de cuarcita.

De esta guisa se llega al carretil que une Busmorisco con Riopenoso, y una vez ante el eje asfaltado bajamos por la vertiente de la derecha hasta el cruce con el otro carretil el de Candanosa y Rioseco, donde abandonamos el asfalto para entrar por el cordal adelante hacia el Pico Modreiros o Modreros, y por Peñas de Anxelu y la calvorota de El Curión.

Zonas abiertas, que se ruedan por el cumbral carcomido de cotoyales y que la altura del Pico La Folgueirosa, y al pie de laguna que allí se forma, nuestro camino se fue convirtiendo en una senda mala y carcomida por los cotoyales.

Retornamos hasta la zona de la laguna y nos vamos por por la derecha cayendo al entronque con el carretil del Picu el Pueblo,  que no es otra cosa que brañas fonderas nacidas, en este caso, a la vera de la riega de Las Gárgolas. Es curioso cómo se repiten los topónimos en las zonas vaqueiras: Modreiros en Belmonte, Gárgolas o Guérgolas en Somiedo, etc.

P1130479P1130472

En Picu el Pueblo, un oportuno lugareño, nos indica las opciones de salida del valle al no haber podido dar la vuelta al Pico Modreiros, tras las indicaciones nos dirigimos por viejos caminos en descenso hacia el núcleo de Candanosa de Barcia, aunque mi idea inicial era seguir el río Modreiros, o Modreros, hasta el pueblo del mismo nombre, pero la tarde se echaba encima y también el cansancio, pues no en vano el ciclado hasta estos lares ya sumaban unos casi 38 kilómetros y unos cientos de metros de desnivel acumulado.

En Candanosa, nos salieron a recibir a la puerta de sus casa una pareja de vaquieros, y su adolescente hija , lo cual a la vista quedó la dureza y la precariedad de su habitad, atados como están, a sus ganados y terruños y sin mucha ansia de expansión y sin «alzada que facer».

Tras una pequeña charleta, nos fuimos con viento fresco por el carretil que sube hacia la AS-219,  eje que une Luarca con Navelgas por Naraval

Y ya sin más remisión, nos fuimos los 8 kilómetros que nos separaban de Luarca por dicha carretera en franco descenso, pues irnos por Folgueron cruzando las AS-219 y bordear todo el valle de Gallinero, como que no era oportuno  y más viendo el desnivel y lo tardío de la jornada.

IMG_8670IMG_8669P1130466

Por tanto, bajada por carretera hasta La Capitana, para remontar desde las mismas puertas de la capital valdesana: Luarca, hacia la parroquia de Almuña, lo cual hicimos por la N-632 que nos presentó unos escasos 2 km de ascenso, concluyendo de este modo en Almuña.

Tras la brega y «sin vistas»  de las que hablar, se terció en Casa Zabala, una cerveza,con atención justa por su propietaria, y por mi parte con la oreja puesta en la discusión de los parroquianos en plan de tertulia gastronómica la cual versaba a voz en grito sobre el grandonismo, tanto xaldo como vaqueiro, con trabajos y trasiegos mercantiles y jolgorios varios,  en cuyas correrías  no podía faltar el consiguiente  desparrame de dineros.

Hubo un momento digno para cualquier estudio etnográfico,  pues el remate de la tertulia con las señoras calladas, se dio el broche final en forma de broma que dejó  ver lo que fue la cultura de la segregación que hubo y la subyacente que aún resta.

Tras levantarse la tertulia, uno de los contertulios cogió una escoba para barrer  la zona de estancia dejando ver que se barrían los restos de esta manera  «las boñigas que había traído de la cuadra el vaqueiro».

Supongo que ellos, como xaldos, vendrían limpios de casa.  

IMG_8644
Víctor Guerra.

viernes, 15 de junio de 2012

RODANDO POR LA SIERRA DE LAS PALANCAS


•    Punto de Partida y Llegada: Cadavedo
•    Puntos de Paso:
•    Longitud de la Ruta: 43, 3 km
•    Horario de la Ruta: 4 horas
•    Desnivel de  Ascenso Acumulado: 1373 mts.
•    Desnivel de Descenso Acumulado: 1264 mts.

La Sierra  La palanca una atalaya sobre la tierras vaqueiraa y xaldas
DSCN3700
Vista sobre la rasa costera desde el Pico La Palanca

No sé cual es la razón, pero el resultado es que  la zona de Cadavedo, ha pasado desapercibida para este rodador de las montaña asturiana.

Había estado en varias ocasiones rodando por la rasa costera, o incluso por lo aledaños del Pico Paradilella o Pico La Palanca, bien subiendo desde las Luiñas, y llegando a las estribaciones de Mones, pero nunca había rodado por el triangulo que hay entre  Cadavedo- Mones- La Palanca, y la rasa costera.

image

Motivo por el cual  con estos extraños tiempos de climatología revuelta, nos decidimos a rodar uno de esos tracs colgados en Wikilock. De esta forma cambiando primero la ruta de La Mesa, y su otra alternativa de los Oscos, debido a la climatología,  enfilamos  finalmente hacia Cadavedo para dar plena realización a esta propuesta ciclomontañera, que no parecía que tuviera mucha dificultad pese a sus 43 km y sus casi 1400 mts de desnivel.

image

Partimos del centro de Cadavedo, justo enfrente del bar que hay frente a la serrería de  hay un parking ideal para dejar el coche, tomarse algo antes de marchar  camino de la Sierra de la Palanca. Tras los preparativos enfilamos rumbo Este por la desierta carretera  Nª 632, que en sus buenos tiempos era todo un peligro transitar por ella  y más aún cruzarla, y tras unos metros nos metemos por la carretera que se abre a la derecha  por el Barrio de la Rapa, para pasar por encima de la nueva autovía, todo eso por la carretera VA 3m que  desemboca en la moderna AS-268,  carretera a Brieves, por la cual se rueda unos kilómetros hacia San Pelayo de Tehona, un poco antes, en pleno descenso,  nos desviamos a la izquierda para entrar hacia  Las Rondas , donde ya los tramos no son asfaltados sino de tierra.

Se vira rumbo Oeste  acompañando al arroyo del Cimeiro, contemplando la AS-268 en algunos tramos y los núcleos urbanos que la perfilan,  a la altura de San Martín se sigue tras cruzar una riegas en y dirección Sureste, y escalar de este modo  el Monte Peón  por medio de pistas amplias lo que hacemos de forma suave pero mantenida.

DSCN3680DSCN3678DSCN3682

En una de esas revueltas  viramos rumbo Oeste para dejarnos caer a Gamones, donde de nuevo se vira dirección Sureste para emprende una larga subida  hacia la Ermita y Area recreativa de la Trapa, en  ocasiones  durante la subida, uno  miraba atrás para ver sí la rueda iba atascada, lo cual era incierto, pues no en vano aunque no lo parezca  hay rampas del 17% que se hacen de rogar.

DSCN3683

Las pistas no presentan dificultades técnicas alguna, y se dejan rodar de forma cómoda, aunque en nuestro caso influye  la edad, el peso,  y algo más….las fotos delatan nuestro estado, pero aun así sin muchos problemas vamos ganando la Ermita y Área Recreativa de La Trapa.  Bucólico lugar, que presentaba una bello aspecto, y donde nos hicimos esas fotos que nuestros orondo "estado", tal vez por eso no me gustan las fotos.

DSCN3690DSCN3687DSCN3689

Salimos de la Trapa, ya por carretera  hacia el núcleo de La Malaya, ya en plenas tierras vaqueiras, para antes de llegar a él  desviarnos no por la carretera  en enfila en ascenso, sino por una  pista  amplia y cómoda , que bordea la sureña cara del Pico Monteiros, camino de Ribón Alto. Todo un paseo a media ladera que nos lleva hasta otra capilla, en este caso hacia  la de Carbayín, que parece tener también una buena caterva de seguidores, viendo como está de cuidada. Llama la atención que siendo tan despreciados los vaqueiros, por la curia católico apostólico romana,  como lo demuestra la raya de la iglesia de Luiña, que condenaba a los vaqueiros de alzada, a escuchar misa poco menos que a la puerta de la iglesia,  y que luego estos tengan tanta veneración presentando este cumulo de ermitas y en tan buen estado.
  DSCN3692

De Carbayín  se va bajando por la pista hasta una encrucijada, todo ello rumbo Este, hasta el lugar del Faedal, donde se toma el ramal ascendente que va encadenando varias aldeas vaqueiras, como el propio Faedal, Espinella o La Mortera , en ese transitar  esta altozana carretera que encadenas las aldeas vaqueiras nos aporta  preciosas vistas sobre solitarios valles salpicados de núcleos vaqueiros, muy desconocidos para nosotros y muy invitadores para visitarlos a lomos de la trotona..
DSCN3696DSCN3694


El tramo de carretera  VA.6 se nos hace largo,  aunque pronto damos con la carretera  AS -222  que sube hacia la rasa costera por la cual seguimos en leve ascenso hasta Mones , donde  doblamos  a la izquierda sobre el eje de la AS-222 para tomar la pista que sube hacia el Pico Paradiella, dejando el ramal que va hacia Buslayo, y tomando un camino marcado por una vieja señal que no se lee.

En ese punto se toma el ramal derecho y ya en plano  vamos rumbo Norte hacia Pranobona, sin mucho problema, pues cuando la cosa se ponía algo bruta  por la pendiente apareció el suelo hormigonado que nos facilitó la subida  primero hacia Pena Gallo  y luego hacia el Pico Paradiella, los últimos tramos  por firmes más escabrosos de piedra y tierra.

DSCN3699DSCN3698DSCN3697

Pico de la Paradiella o la Palanca (715 mts) y un montón de chatarra, pintadas y antenas, fue una pena que el frío reinante, y la amenaza de lluvia nos echase pronto de la cumbre, y no poder contemplar todos los linderos, y referencias geograficas, habíamos rodado siempre rumbo a esta sierra de las Palancas pero sin encaramarnos a ella,  parecía que  no existía y ahora ya en ella el mal tiempo nos echaba de ella.

Una vez tomadas una fotos, e irnos un poco "tocados" con esa placa colocada por el Club Ciclista de Las Nieves de San Feliz, (Valdés),  a modo de recuerdo de unos de sus miembros,  que en ese lugar murió en un accidente ciclista, por lo cual  no miramos más, y nos fuimos por la ladera abajo.

Lo cierto es que en vez de bajar por el camino de Santiago (variante Las Palancas), de nuevo hacia San Pelayo, que me imagino que va dirección Norte, enfilando hacia la rasa costera, nosotros seguimos el trac que nos echaba de la cumbre unos metros más abajo desandando el camino para tomar una especie de camino-cortafuego que iba de lindero con un cierre rumbo Sureste, hacia las Peñas del Bolado y Congruzas, y por encima del limitel concejil de Valdés y Salas.

DSCN3702DSCN3705DSCN3703

Poco a poco fuimos bajando los diversos toboganes hacia el Pocón  y el Obtar de las Mujeres, el tramo es un tanto técnico, pues son bajadas con tramos muy empinados y piedra muy suelta, que para bicicletas rígidas como la mía sin suspensión atrás ni adelante pues hacen que se tenga que bajar con cuidad , ya un poco más abajo bordeamos el Pico Carbonín,  para desembocar en la cartera que sube de la rasa costera (Santa Marina- Ballota  hacia Venta Nueva-Silva Oscura) .

En ese punto nos encontramos con unos  jacobitas alemanes,  un poco perdidos y cansados de e tanto subir  siguiendo su camino Jacobita  mediante un teléfono HTC, que marcaba una senda en medio de una gran mancha verde. Lo que aún les quedaba era difícil explicárselo, por lo cual les indicamos que todo recto y que ya verían la cumbre del Palancas y el sufrimiento que les quedaba y también la alegría pues parecía que el tiempo mejoraba y la contemplación desde esta atalaya es muy gratificante. Una pena no poder explicarles el  enclave tan singular en el que estaban como las tierras vaqueiras y sus habitantes.

 DSCN3706DSCN3707

En ese punto de entronque con la carretera, se vira a la derecha hacia la Ermita de San Roque, una bajada de la cual nos desprendemos antes de llegar a esta mítica ermita, para tomar una pista a la derecha que va en descenso hacia Ventaina y el Viaducto de Candano.
 
Creo que la mejor opción es bajar por el Camino de Santiago en le Pico Palanca  y bajar hacia Cadavedo, y no tomar esta opción puesto presenta un alto numero de kilómetros de asfalto, y además  una vez en la rasa costera en Santa Marina, prácticamente no podemos rodar por otro lado que no sea la vieja carretera  Nº 632, que es toda para nosotros, ya que la nueva autovía se ha llevado el intenso trafico que pobló este eje que unía la zona central asturiana con Galicia, pero rodamos por asfalto, lo cual no nos motiva mucho.

Ya en Santa Marina. No quedó más remedio , como digo, que seguir el  eje, que nos llevó por Ballota, Tablizo, y Ribón, hasta entrar de nuevo en Cadavedo por la Regalina, mientras ibamos contemplando  las bellas mansiones indianas recién recuperadas.

DSCN3708

Tal vez la opción más ideal para una ruta ciclomontañera aunque  más técnica, sea la bajada  e hasta el Pico La Bobia,desde donde  pienso que se abren otras posibles variantew de bajada hacia la rasa costera y Cadavedo,  aunque  de esta forma se recorta buena parte de la longitud de la ruta,  pero también desaparece en un buen tanto por ciento el asfalto.


Texto y Fotos @Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...