Mostrando entradas con la etiqueta Xaldos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Xaldos. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de noviembre de 2014

POR TIERRAS DE EL FRANCO. ENTRE EL MAR Y LA MONTAÑA

 DSCN2758

  • · Punto de Partida y Llegada: La Caridad (EL FRANCO)
  • · Puntos de paso:Godella-LLavadeiro-Boimouro- Covas de Andia-Arancedo-Miudes
  • · Kilómetros de la ruta: 41 km
  • · Horario de la ruta: 5 horas
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.542 mts.
  • · Desnivel de descenso acumulado 1.517 mts.
  • · Participantes: Javier Paredes; Poldo Figueras y Víctor Guerra
  • · IBP Index: 147 y IBP Fit 97
image

La costa occidental asturiana y sus tránsitos hacia las sierras adyacentes casi siempre tienen un cierto encanto, tal vez eso fue lo que tanto atrajo a los vaqueiros de alzada, nuevos pastos, nuevas formas de entender el paisaje y ese gran contraste de vida y de paisaje por el propio paisanaje es lo que ha hecho que nuestra configuración ambiental y paisajística pues tenga esas características.

Fuera lo que fuera, a nosotros, a la gente que rodamos bajo el paraguas de BTT ASTURIAS, que entendemos mucho de btt pero también mucho de paisaje, que fue lo que nos atrajo para volver una vez más a las tierras de El Franco,.

DSCN2735DSCN2738

Precisamente por esa transición ente la rasa costera y la montaña, y por tanto se planteó volver a la villa de La Caridad, para de este modo rodar todo un trazado que tenía como tránsito alcanzar el vértice más extremo, que en este caso lo marcó la braña de Villarín.
La ruta una vez estacionados en plena villa de La Caridad parte tomando rumbo Sur, por la carretera que va hacia la Godella, carril rectilíneo que nos permite dejar la Godella y plantarnos en una clara trifurcación.

Llegados a ella se gira a la derecha para embocarnos unos metros más adelante por un camino de tierra que hay que coger a la izquierda, traza que se adentra por las laderas occidentales del Monte de la Roza, y por un recorrido boscoso, marcado con unas pintadas de lunares verdes y que nos van dirigiendo de forma muy agradable hacia el caserío de LLavadeiro, que nos presenta las trazas de la arquitectura rural e indiana a la que llegamos tras unos senderos por el monte sin mucha complicación y muy divertidos pues tienen las dificultades justas y sin muchas exigencias.

DSCN2741DSCN2744

Tras este tránsito boscoso de nuevo empalmamos con carretiles asfaltados a la vez que cogemos altura y vemos asomar la cornisa marítima, las alturas no son muchas pero permiten divisar gran parte de los territorios.

Se cruza la carretera que creo que es la FR-1 para entrar de nuevo por zonas de bosque, por el Coxo para arrimarnos hacia una riega que nos obliga a doblar al Oeste y entrar en un bello paraje, que nos resulta increíble por la belleza y su buen cuidado, se trata del núcleo rural de Boimouro (Prendonés), el cual ninguno conocíamos, y que nos dejó gratamente sorprendidos por la excelente recuperación arquitectónica de las casas y el molino de Boimouro , aunque en tal enclave no viva nadie y que está en venta, y adonde llega la Senda verde del Rio Mazo y que más bien parece uno de esos idílicos parajes rurales franceses.

DSCN2747DSCN2748DSCN2759

De Boimouro se sale cruzando el río y en ascenso por un bonito camino lleno de campánulas que va hacia la carretera de Villalmarzo cuyos accesos se cruzan para ir hacia el núcleo de Riodecaballos, cogiendo de nuevo altura sobre el río de Mazo.

EL camino que hemos tomado va por debajo del acceso rodado hacia la Casona del Mayorazgo, dando vuelta al valle sobre el que asienta la parroquia de San Julián; ahora el recorrido ha girado al Este para ir paulatinamente subiendo hacia el Norte por debajo de la Cumbre de la Laguna en franco ladeo para luego bajar a cruzar el arroyo de Cercededo. Por el camino ya vemos las brañas vaqueiras, casas aisladas en medio de los pastizales colgando en suave caida hacia los cerrados valles que modelan toda esta orografía.

Desde el fondigón donde acuna el arroyo se sube para retomar altitud y ganar el pico de Cullarizo de 289 metros de altt, aunque antes subiremos hasta las Covas de Andia, en donde nos entretenemos un buen rato paseando por la zona de las excavaciones.

DSCN2770DSCN2773

Evidentemente no estamos en la zona central de Asturias con sus grandes desniveles y repechos, aquí los paisajes son más suaves, lo que no quita que vayamos poco a poco sumando metros al desnivel a ganar o al de descenso, pero todo de una forma bastante suave de hecho esta ruta está muy bien para iniciarse en rutas de btt de una cierta longitud y desnivel.

Ahora ya enfilamos hacia el núcleo de Villarín sobre cuya braña doblamos en dirección Norte por ir por As Fayas y descender sobre el Valle del Torno para colocarnos en la aldea de Mendones contactando de este modo con la carretera de La Braña a la altura del PK 12,.
Se cruza la carretera así de frente para luego seguir paralela a ella un poco por encima, unos 60 metros hacia Grandamarina, haciendo unos cuantos rodeos en general para evitar caer en la redes del asfalto, a la vez que nos dirigimos hacia San Cipriano de Arancedo, en cuya cabecera de parroquia no entramos, para de este modo virar a la derecha entrando en los Montes del Couz rumbo Este, que volvemos perder al girar hacia el Norte para ganar los Penedos de Pena.

Son caminos por bosque, y pistas abiertas y francas que nos llevan por pequeños caseríos vaqueiros que en ocasiones toman el nombre del propietario: Casa el Barñoro, Casa Antonio, Casa Fernando.., y cuya ubicación dan la cabal idea de la soledad de la vida vaqueira. La ruta sigue por la cordal con el destino de entrar en las inmediaciones del Alto de Abara con sus 451 mts Altt, que es los promontorios más altos de la zona.

DSCN2762DSCN2763DSCN2764

Se bordea por el Oeste el promontorio de Abara y se continua por las Vara de Veiral hacia la aldea de Miudes cruzando el Monte de Santa María otro tramo sin mucha dificultad pero que ya toma las de Villadiego, pues es un descenso sin remisión que nos coloca a los pocas unidades que nos hemos decidido a venir en la carretera FR-1, entrando de nuevo en La Caridad, tras un par de kilómetros de rodadura por este plano carretil.

DSCN2780

En general la ruta no tiene grandes escenarios, o impresionantes rampas, son caminos y carretiles que surcan las masas forestales autóctonas o entremezcladas con fortuitos ocalitales, y cuya infraestructural caminera soportó durante siglos el trasiego de ganados y paisanos, vaqueiros o xaldos, y eso es lo que le da a esta ruta esa especial belleza de un lánguido desarrollo por los montes aledaños la rasa costera, y cuyo trazado como en este caso nos ofrece una ruta sin mucha complicación técnica y muy interesante para rodar con los amigos/as.
Víctor Guerra

viernes, 3 de mayo de 2013

POR LAS ALDEAS Y MONTES VAQUEIROS DE VALDES

 Punto de partida y llegada: Barcia (Luarca)
  • Puntos de paso: Almuña- Ermita de Concilleiro- Pie de la Braña-Fijuecas-Ambavías-Sapinas
  • Kilómetros de la ruta: 44 km
  • Horario de la ruta: 5 horas
  • Desnivel de ascenso acumulado: 1.551 mts
  • Desnivel de descenso acumulado: 1.527 mts
  • IBP INDEX 143
923434_560729050626056_858536549_n

La propuesta para esta semana era rodar por la zona de la Espina, en un recorrido a caballo entre Tineo y Salas, pero como siempre digo,  nosotros los bikers proponemos y la climatología dispone, y para este sábado pasado las previsiones eran agua y nieve a los 500mts, y por lo tanto planteamos un plan “B”.

Aun así nos conjuntamos el grupeto de siempre en la cita de  La Espina, y ya ubicados en el bar desayunando, los parroquianos nos dijeron que estaba nevando en Tineo, por lo cual nos replegamos y pusimos en marcha el plan ” B “, pues no era cuestión de afrontar una ruta de casi 55 kilómetros y más  2000 mts de desnivel acumulado.

Motivo por el cual nos desplazamos  hacia la costa, en concreto hacia Barcia, con la idea de repetir una de la rutas que ya habíamos hecho en otras ocasiones, pero con ligeras variantes, y así fue como  de Intensos BTT; Raposos BTT , Asturcon BTT  y BTT Asturias (Javier Paredes, Albano Capezzali, Rubén Bardera, Miguel Álvarez Martínez, Poldo Figueras que se incorpora tras su lesión,  y el que suscribe)  los cuales nos fuimos en comandita a buscar la nueva meta del plan que  establecíamos en el pueblo  Barcia.

image

Salimos e Barcia buscando el cruce con el pueblo de Almunia, desde donde también se puede salir, pero hay menos hueco para dejar los vehículos, motivo por el cual salimos de la zona de la Iglesia de Barcia. Ya en la carretera de Almunia nos dirigimos  por la carretera adelante  hasta el Albergue de Peregrinos,  sobre el cual doblamos tomando el carretil asfaltado que dejamos a la altura del parquin del Hotel Rural Casa Manoli.

DSCF0651DSCF0652DSCF0649

Tras unas primeras zonas en plano luego empieza la dura brega con los descarnados firmes que suben hacia la Ermita de Concilleiro, en este primer momento vamos ascendiendo por la ladera norte de los picos La Cabra y Picaratín.

Un poco antes de emprende la subida perdimos al amigo Albano que por fuerza mayor se tuvo que ir de la ruta, aunque el resto del grupo tuvo que pelear  con la pendiente y los firmes hasta llegar a la altura de la Ermita de Concilleiro, durante la subida fuimos tomando altura sobre la rasa la costera  teniendo de esta manera  bellas vistas sobre la rasa costera valdesana, lo cual  que alegraba al menos la subida.

DSCF0660DSCF0661

Aunque se presagiaba un tiempo de perros, la verdad es que hizo de todo, lluvia, sol y hasta hubo granizo, esto ultimo nos pilló en Concilleiro, una vez pasado el nubarrón, nos fuimos por la pista que nace por encima de la capilla y que va hacia el  saliente del Forcón (400 mts altt) donde doblamos al suereste perdiendo de vista los parajes marineros, prosiguiendo con el recorrido por los Lamones y yendo por la Sierra de Concilleiros.

Bajo la sombra del Pico Pomar, punto de cruce de nuestro peculiar ocho, no vamos por el ramal  de la derecha que va hacia la aldea de Argumoso, sobre la que pasamos un tanto por encima, prosiguiendo en descenso hacia el núcleo de Pie de la Braña, aquí hay que andar con cuidado pues es fácil lanzarse y dejar un camino  que hay a la mitad del pueblo por el que hay que tomar en escuadra y a nuestra izquierda. Es un camino de firmes de tierra que por las Chaneras se va a la aldea directo a la aldea  de Fijuecas, al pie del Río Esva y de la Nª 634.

DSCF0665DSCF0664

Antes de bajar estuvimos contemplando los oscuros cirros sobre las sierras de la Espina, que era la zona de nuestro primigenio recorrido, menos mal  que tomamos este plan B, que sino todavía estaríamos rodando por la zona dada la longitud y la dificultad.

En Fijuecas donde llegamos rumbo Este el cual habíamos tomado en el collado Pomar , doblamos a la izquierda por un camino que puede pasar desapercibido , pues lo clásico es irse carretera abajo, cuando  lo que se trata ahora es dar vuelta al Monte Fijuecas, por un tramo muy bonito y en plano  que va camino al núcleo de Anguilero, que está encima de San Miguel de Canero.

Seguimos bordeando la Siella de Anguleiro hasta concluir ante los caseríos de Mouroso, donde dejamos el rumbo Oeste para dirigirnos al Sur en franco ascenso primero hacia la Siella de Anguliero, llegando al Chao de Argoma y volviendo de nuevo a la sombra del Pico Pomar, cerrando de este modo el bucle. Una ascensión es dura, lo cual  nos hizo echar pie a tierra.

DSCF0669DSCF0671DSCF0672

En este punto también nuestro amigo Poldo Figueras nos deja, pues debe cumplir con otros compromisos,  y ya solo rodamos el resto de la ruta Rubén Bardera, Miguel Álvarez González, Javier Paredes… y yo mismo, que optamos por ir introduciendo variantes a nuestro track al que hasta ahora hemos sido fieles.

923113_560730727292555_1221445091_n904035_560735333958761_72838169_o

En el collado de Pomar, nos vamos por la izquierda ya en plano a buscar el cruce de Ambasvías, con un ligero  descenso hasta la carretera, aquí cruzamos la carretera AS –220, y en otras ocasiones tomamos  el trazado que sube en franco ascenso sobre el pico Nalgón, pero en esta ocasión nos decidimos cambiar el trazado y nos fuimos por las vías de reforestación que salen de frente a media ladera  pero que terminaron por echarnos al carril malamente asfaltado que se dirige a la aldea vaqueira de Sapinas.

Puede hacerse de las dos formas tomar el carril asfaltado que está a nuestro frente  cuando llegamos a las AS-220 o irnos a jugar un rato por las citadas pistas forestales bajando de una en otra hasta desembocar  de nuevo en el ya citado carril que da acceso a Sapinas

Al final vamos dando vuelta poco a poco al Pico Chaguras y La Viaza, aunque otras cartografías hablan del pico Las Barrosas, en todo caso nos dirigimos por amplia pista desde el collado al pie del Alto La Bobia hacia la braña de Sapinas.

Alguien recordaba un dicho popular en la parroquia de Barcia, que con manifiesta intención didáctica decía más o menos así:
Carlangas, Carlanguinas,la braña de Sapinas,Folgueirin y Folgueirón.¿Cuántas brañas son?

Aquí en esta aislada braña también tomamos una variante,  y fue irnos por un escondido camino al pie de un laurel antes de llegar a las casas de Sapinas,  buscando por ese camino un tanto trialero el Molino de Xostre, aunque cruzamos a la otra orilla del rio Sapinas un poco antes de llegar al molín.

931256_560735493958745_425146928_n934663_560735607292067_131162979_n
DSCF0686

Este tramo del trazado  está algo cerrado de vegetación, pero al pasar una cuadra grande el camino empieza a mejorar camino del Campu el Abedul, de esta manera nos quitamos una buena ascensión, pues aunque la ruta parecía un paseo al final nos situamos en casi los 1500 mts de desnivel acumulado.

Tras rodar unos cientos de metros nos damos de bruces con la carretera que viene de las brañas del Cadochu, Ablanedo a la altura de La Sonia.

DSCF0689DSCF0690DSCF0705

Unos metros por el carril asfaltado no coloca en ante la carretera AS-219 que nos permite entrar en plano a la capital valdesana: Luarca desde la cual salimos por sus empinadas escaleras, no en vano reciben el nombre de “Escalerones”  que tras llegar a la Fontina nos permiten llegar hasta nuestros vehículos tras una intensa ruta por territorios xaldos y vaqueiros , que a la vez ver y comprobar el aislamiento en el que vivían los Vaqueiros del Alzada.

DSCF0709image
@Víctor Guerra

viernes, 19 de diciembre de 2008

RUTA POR LOS PUEBLOS VAQUEIROS DE SALAS

Bodenaya 212


  • Tipo de Ruta: Circular
  • Punto de Salida: Salas
  • Punto de Llegada: Salas
  • Puntos del recorrido: Godan-Viescas-Alto de Piedrafita- Pevida- Buspol- Idarga. Sierra de Bodenaya- Poles
  • Longitud: 33 km
  • Horario: 5 horas
  • Desnivel en subida y bajada Acumulada: 1.139 mts
Track y MAPA de la Ruta


La atrayente cultural de Xaldos y Vaqueiros articula una bella ruta por las altas aldeas salenses


Siempre que uno va camino de Cangas de Narcea, observa al pasar por los pueblos de Bárcena y Soto los Infantes, otros núcleos “colingados” en las altas paredes que encajonan el río Narcea, en incluso se puede ver desde las cordales belmontinas o canguesas, e incluso se ven mejor desde La Espina o El Crucero, que son si acaso hasta mejores sitios para emplazar el punto de salida de la excusión, aunque puede quedar un tanto corta.

A nosotros a Polchi (Poldo Figueiras) y el que suscribe nos apetecía salir de la capital salense, y ganar las tierras vaquieras de Buspol, El Pevidal, e Idarga, y cerrar el bucle dando vuelta por una sierra, también sintomática, Bodenaya. Con estas directrices así fue como planeamos, saliendo de Salas y tomando la carretera AS-226 camino del Alto de Piedrafita.

Lo cierto es que teníamos dos opciones para subir hacia al Pevidal o bien por Aciana o por Godán, y optamos por este último núcleo; por lo cual enfilamos carretera adelante hasta llegar a la altura de su iglesia parroquial, que está bajo la advocación de San Juan. En ese punto se gira la izquierda para entrar en lo que se denomina como Godán de Arriba.

Al punto ante una casa grande con un hórreo asentado al pie del carril hormigonado, los moradores nos indican que para subir hacia Los Pandos, con intención de ganar el pueblo de Viescas, como es nuestra intención hay que girar por encima del hórreo y la casa, y seguir la dirección Noreste. Camino de barrosos firmes de tierra, marcados con grandes huellas de tractores, un trazado amplio que en leve subida va virando al Este, para coronar en lo Alto del Tarnau, y antes de dejarse caer a la otra vertiente, se toma una pista que va claramente rumbo Sur y que nace a nuestra derecha.

Bodenaya 213

No hay pérdida, las huellas a seguir son las que han dejado el trasiego de tractores, lo cual nos lleva pronto por lo alto del cordal de Los Pandos, camino entretenido, que a veces nos obligó a desmontar por la cantidad de barro u hojarasca, pero que para gente potente como los de Asturcón BTT que hace Spinning o los de les Kuenkes, que entrena con la sidra, no ofrece ningún problema tal trazado.

Eso sí por momentos da la sensación de que el camino se lo come la vegetación, sobre manera a la altura de la entresaca de la madera, y hasta se tiene la impresión de que el camino nos dejará, como en otras ocasiones en pleno monte, pero a medida de que ganemos metros y altura, y más al ganar la cuadra o Cabaña de Calzao, siempre siguiendo la cordal y el rumbo Sur, circularemos por veredas más abiertas y más cuidadas hasta desembocar en la aldea de Viescas, en el que entramos por el núcleo de Las Villas.

Al llegar a estas primeras casas y darnos de bruces con la carretera SL-7 , se gira a la derecha para continuar por ella hasta el mismo Alto de Piedrafita, que cruzamos en la misma dirección que vamos, o sea Oeste, para de este modo ganar por el Piñedo y La Venta, el cotero en el que afianza la aldea del Pevidal.

En este entono hay pocas opciones para seguir por firmes de tierra, lo cual nos obliga a enfrentarnos a los duros repechos asfaltados que nos dejan a la par de lo que fue la antigua escuela del Pevidal, Echamos antes un vistazo al río Narcea, allá abajo, y la soleada planicie en la que asienta Soto de los Infantes, desde donde también puede partir la ruta.

En la bifurcación de la Escuela, giramos a la izquierda, para entrar en otro carretil con tramos mejores y otros peores, nos llevan al centro de la Braña vaqueira del Pevidal , que cruzamos en toda su extensión pasando por encima del Pico La Pena, en busca de la otra braña Buspol. Desde aquí sí que se podría subir por firmes de tierra a lo alto de la cordal que queda a nuestra derecha, pero hay cierres de alambre y son algo engorrosos , por lo cual lo mejor es seguir por el carril medio asfaltado que nos lleva hasta la braña de Buspol, dándonos bellas vistas del río Narcea y las cordales Belmontinas.

El carril tomado nos deja ante la fuente pilón de Buspol, aquí se gira a la izquierda hasta el fondo de la braña (Cabu la Braña) que nos aporta una espectacular vista de valle que riega el Narcea. Se continua ahora por camino bordeando las Peñas de Buspol, con pequeñas rampas a modo de rampantes escalones que nos van dejando la Peña Diego García, a la vez que vamos cerrando el bucle sobre Buspol.

Vamos sorteando muros y praderías, yendo por la parte exterior de éstas, y colocándonos encima del cerro que cobija a la braña, hay un momento en que vemos una subestación eléctrica a la derecha, dejamos las invitadoras pistas que van hacia ella y seguimos por las amplias campas ya rumbo Norte, hasta la Cruz de la Cueva, sin salirnos a la carretera, y virando un poco antes a la izquierda por entre muros, para afrontar una pequeña bajada y entroncar con una clara pista sobre la cual tomamos el ramal de la izquierda.

Se sigue por la pista virando hacia una granja La Brañuca, dando vista a los poblamientos de Cuevas e Idarga. De nuevo bajo La Brañuca, empatamos con el asfalto que vamos a seguir siempre en descenso hacia el núcleo de la Aldea, y llegar de este modo a la Iglesia de Cueva, donde podremos descasar un rato y contemplar estos amplios y abrigados valles vaqueiros.
La ruta prosigue ahora por el camino que se abre junto al Cementerio de Cuevas, para ir llegar de forma cómoda a las primeras casas de Idarga, hay algunas otras opciones, como irse a La Bouga y dejarse caer hacia la Riega de Casasendrin , y luego subir por el desfiladero arriba hacia la Sierra de Bodenaya.

Esto no lo teníamos claro, aunque luego vimos que podía ser una buena opción, más rural y bonita. Pero el día no estaba para muchas bromas y preferimos asegurar el trazado siguiendo por La Molina, hacia las antiguas minas de caolín, camino de La Espina.

Cuando ya vemos, tras andar unos casi 2 km por asfalto dejando atrás el desvío de La Bouga, el pueblo de La Espina, tomamos un amplio camino que nace al pie de la carretera y que sube al Monte del Molinón, lo cual nos lleva hacia unas antenas, empatando con los areneros que dan servicio a la nueva autopista, bajamos por esas amplias pistas hasta el circuito de karts, y desde ahí cruzamos por el puente de la autopista, luego habrá que hacerlo por debajo, y es en ese momento cuando podemos ver el camino que sube por el barranco y que viene de la Bouga.

Nosotros seguimos para buscar el carril asfaltado que sube hacia el pueblo de Casandresin, una vez en el se tuerce a la derecha por un fuerte repecho asfaltado que nos deja ante lo que debió ser unas oficinas de la instalación de los molinos eólicos.

Dejamos entonces la carretera para subir de este modo a la Sierra de Bodenaya, que nos aporta todo un paisaje, pues la desnuda sierra nos permite la observación a los cuatro vientos de sierras y cordales.

Un poco más allá del Rebollín, y antes de llegar a la última antena, sale a mano derecha un sendero en plano que retrocede por encima de la Sierra de Poles buscando el Campu La Llanca, una bajada medio comida por las cotoyas, y que aún se mantiene medio abierta, y que era preciso desmalezar para poder bajar sin problemas de la sierra.

Más abajo vemos ya los caminos que suben a las altas praderías de la Aciana, a las que se llega tras pelear por la distintas revueltas del camín carcomido por las cotoyas, para de este modo por trazados más amplios bajar sin problema hasta La Festiella y luego desviarnos por la izquierda hacia Poles y ya sin problema alguno poder desfilar por la carretera SL 1 hasta entrar por el Oeste en la villa de Salas.

Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...