sábado, 19 de julio de 2008


Ayer en el Aula de Cultura de La Nueva España se presentó un nuevo libro sobre los PR y GR del Parque Nacional de Picos de Europa, en el cual he colaborado y que próximamente estará en las librerías, desde aquí dar las gracias a los asistentes y en particular a los amigos Polchi, y Dani (Arie)


Aprovecho para exponer otros trabajos de recorridos de senderismo y de BTT que he publicado





miércoles, 9 de julio de 2008

Ahora que hemos colgado la BTT, de paseo..

Para aquellos que en estas fechas descansan de la bici, esta ruta les vendrá bien y es muy bonita y factible, no apta para bicicleta, (aunque alguno pensará que ya llegado el IMBA,)
Uno de los motivos dpor la cual merece la pena realizar la ruta es para ver el trabajo de carpintería artesanal, aunque el entorno es la perita en dulce de todo esta zona

Para el Senderista la propuesta es Las Hoces del Esva, con arranque en el pueblo de Ese de Calleras (Tineo) o Bustello (Luarca)

Merece la pena el paseo, que es ida y vuelta por el mismo recorrido, total unos 9 km, sin apenas dificultad.





Victor Guerra

miércoles, 2 de julio de 2008

Diccionario Ciclomontañero II

Gentes del IMBA España en Asturias

FALTOSU; Ciclomontañero masón, me dice el amigo Nespral que debo colocar en el diccionario , pues debe ser lo corre de boca en boca sobre mi persona, tal y como como la canción de Santurce.. cosa de sardineras, y ya se sabe no ofende .....del plural Faltosos. Di cese de envidiosos y de aquellos que carecen de imaginación, no hay nada más que ver sus obras

GAS: sustancia inerte. Y el que mete “el abuelo” cuando huele cerveza cerca.

GPS: siglas inglesas que hablan del Sistemas de Posicionamiento Global, que es un aparatejo que vía satélite te marca la posición donde te encuentras, aunque para algunos más que saber donde están siguen estando aún más perdidos, si cabe

GRUPO:. Modelo de los accesorios (frenos, palancas,cambios, etc) de la bici marca Shimano pero por lo general todo eso está decayendo a marchas forzadas, Grupo también se refiere a los grupetes que cada cual va formando en Asturcón BTT que es como una federación de grupos.

GUANTE: Accesorio que puede ser corto o largo dependiendo de cuanta piel quieras perder en caso de accidente, y del cual algunos como Paco Jiménez pasa de tales adminículos

GUAU: ladrido de perro. Y expresión de admiración o de estar anonadado muy típica de los amigos castrones ante las novedades del momento.

HERRAMIENTAS: utensilios básicos para poder reparar un fallo en la bicicleta. Aunque hay gente que no sabe ni para que son ……., siempre encuentran a alguien cerca.

HIDRATACION: Acción de ingerir líquidos suficientes para reemplazar los perdidos por la transpiración y sudor., y cuestión que observa “El abuelo” antes y después de las rutas.

IMBECIL: Alguno que opina sobre el autor de este blog sin conocerlo ni de cerca ni de lejos..

Participantes de una salida del IMBA España, en Asturias

IMBA: Asociación americana en defensa del respeto en bici en todos los sentidos, la sección española es es un querer sin estar.. o sea más ruido que nueces.

IMPOTENTE: antes algunas cosillas, de las cuales me es difícil pasar..

INPUNTUALes : Acción tipica de algunos ciclistas cuando se queda a una hora y llegan una hora después..

JAMON: Lo que siempre lleva “El Fierros” en su bocata y que no comparte ni con díos.

KAKA: materia orgánica en descomposición escrita con falta de ortografía., en asturiano moñicas.

KILO: peso especifico que pillamos algunos en media hora…

LODO: moléculas de hidrogeno con oxigeno mezcladas con los elementos pesados de la tabla de equivalencia. Material pegajoso que se adhiere como la madre que lo parió y que hay de eso lo que quieras y más en Villallón y en la Ruta Los Marineros.

MELOCOTONES: fruta alta en carbohidratos indispensable en la dieta del ciclomontañista. Protuberancias femeninas por las cuales “Morcín”, se clava las ostias que se clava.

MOUNTAIN BIKE: revista mensual especialista en tecnología nueva y estudios comparativos entre componentes de diferentes marcas y a la cual están más que suscritos ciertos “ciclomontañeros ovetenses”

NALGA: sinónimo de voluptuosidad si se trata de elementos femeninos, y que pierde tal consideración como cuando ves las del “abuelo” (obvio foto por pornografica)

Dos colegas de gran nivel Chus y Morcín

NIVEL: grado de acondicionamiento físico para resistir una determinada ruta,el cual no pierde un “grupito” de machacas de Asturcon BTT.

OSCURO: Nulidad de luz solar para disfrutar los paseos nocturnos a los que son tan aficionados los Castrones

PEDALES: soportes de los pies donde se acciona la tracción de una bicicleta y que a veces juegan malas pasadas, y dejan esa forma tan peculiar de bajarse de la bicicleta de algunas gentes.

PELAYO BTT: Club que vimos nacer desde el Patronato Deportivo Municipal de Gijón y los cursos de BTT, y que hoy cosntituye uno de los clubs con más identidad de la región.

RASPON: herida donde solo se escoria la superficie de la piel, típica en una caída, y de los cuales Morcín los colecciona.

RASPUTIN: ciclista al que califican algunos refiriéndose al autor de este blog

SHIT: expresión que significa Diablos, Caracoles , Recorcholis, Chispas.

SUSPENSIÓN: amortiguador de golpes de la bicicleta que puede ser delantera y también trasera y de la cual todo el personal presume.

SUPOSITORIO: el arte de suponer. Medicina incomoda.

TALUD: sección de un camino donde se pronuncia la subida o para su caso la bajada que hacen ciertos ciclomontañeros, que no vienen al caso

Otro coleguilla

TREK: marca de accesorios y bicicletas de montaña que medio ha desaparecido para dejar paso en Asturcon BTT a las Canondale.

TONTO: útil o inútil, que hay de todo, y más en boticas cercanas a la capital

VELOCÍMETRO: función de la computadora que mide el tipo de desplazamiento cuando ruedas. Y casi lo que no lleva nadie ya que todo son GPS

viernes, 13 de junio de 2008

Diccionario ciclomontañero muy personal

El nuevo conjunto de "Asturcones" vendidos "al capital" y de estreno del conjunto


ABUELO: Dicese de persona mayor, o en el caso de Asturcón BTT, así se denomina al presidente: Sr. César

ACROBACIA: acción de separarse del asiento y del manillar de la bicicleta desafiando la ley de la gravedad, intencionalmente o por circunstancias ajenas al deseo., y que algunos grupillos hacen por algunos andurriales de Asturias, incluido el Naranco

AGUAS:Lo que hacen algunos, el autor incluido, y especial técnica del Sr. Morcin.

AIRE: espacio entre la llanta y el suelo cuando las dos llantas no tocan el suelo. Lo que cuesta hacer cuando uno pincha “meter aire” aunque siempre hay algún pringao a mano. para hacer tal faena. También se le denomina así a un miembro de Asturcon BTT, Daniel "del Aire "

ALTAS: Acción física de las mujeres provocada por el frío que hace que se marque en el jersey.

ASTURCONES: Equinos en peligro de extinción procedentes de la Sierra del Sueve (Asturias). Dicese de los miembros de un Club veterano como Asturcón BTT, que son una raza en extinción, y a los cuales los han solicitado para cubrir hembras equinas del resto de España.

APRECIO: El que sienten algunos amigos de clubs y foros por quien publica este foro, ya se sabe inversamente proporciaonal
Aportaciones nuevas de lectores

Cadaver: El que se queda por el camino
.Cannondale: Montura americana, coja y zurda. Se puede contemplar por la zona gallega-asturiana.
Carbono: Material de construcción ligero y quebradizo.
Compañero: Hermano Asturcóny 2º grado de la Masonería

BARRANCO: desnivel de terreno donde se tiene que tener precaución, otros se tiran a muerte.

BALON: Contorno o forma del cuerpo de algunos ciclomontañeros, incluido el administrador de este Blog


BIKER: Dícese de aquel que practica una modalidad de Mountain Bike, un tanto competitiva, o similar

BLOG: Zona de trabajo de alguinos activos club se Montaña (pinche aquí)
BONZO BIKE: Calificativo dado a algunos ciclistas asturcones, que se queman a lo bonzo pero entre cotoyales

BUITRE: Sobrenombre despectivo que se le da a una persona compañero que sienta a tu lado a la hora de comer, de dice el que buitrea…..

BURRO: Sinónimo que le adjudica a algunos/as en esto de las ciclo-salidas, y no miro a nadie.

BUNNY HOPE: Acción de realizar un brinco tirando la bicicleta con los pedales, muy útil para librar obstáculos como troncos caídos o piedras. Posición del Kamasutra. Y algo que algunos foreros en sus resabiados foros dicen que hacen en el pasillo de casa y con los ojos cerrados. Mucho globero unas saltan y los de más miran

Aquí había una foto tomad de un Blog de Bloger en que se veía a un Castrón dando saltos , y que el autor de la foto desea retirarla pues nada hecho Dejo el enlace por si alguien desea verlas

BTT: Denominación española de Bicicleta Todo Terreno, y por tanto a sus usuarios se les denomina betetista en general alejados de frenéticas conducciones..

CABALLITO: Vaso pequeño para tomar tequila. Acción acrobática de rodar con la llanta trasera en el suelo y la llanta delantera en el aire, eso, lo que hacen algunos y otros admiran.


CADENA: Componente que transmite a través de eslabones la tracción de los pedales a la llanta trasera donde está el piñón , y que jode cantidad tener que reparar cuando llueve, y sobre manera a Toñín (El toledano) que gasta menos en cadenas que un ciego de la Once en gafas.

CAMARA: De fotos para inmortalizarse como hacen la mayoría y en especial Toñín; o elemento que se coloca entre la cubierta y la llanta, aunque cada vez menos, y ya no digamos el "abuelo" que va a la última en trecnología.

CASTRONES: Macho cabrío, con muchos huevos, muchos cuernos, ah y fiede que jode. Dicese de un club con bibicletas de última trecnologia de Oviedo y aledaños, que tiene como lema por donde va la cabra van ellos... (sin comentarios)

CICLOMONTAÑERO: Aquel se sitúa en las antípodas del Biker, y cuyo término puso Asturcón BTT de moda.

COLA: Punto o lugar donde siempre va el autor o administrador de este blog, y algún otro, aunque no quiero ser acusica.

CIMA: Esa que tanto jode y a la cual llega los de Danima-Mazda- ET- Asturcón BTT

CONDON. Denominación de un casco antiguo con funda, y ciudad de Francia.

CUADRO Marco decorativo que se cuelga en la pared. Armazón de la estructura geométrica de la bicicleta., aunque cada vez es menos reconocible en algunas

DANYMA: Conjunto de marcas de un socio capitalista al que "se han vendido" algunos miembros de Asturcón BTT, que portan su maillot de funeral, aunque no siempre fue así
El a"abuelo" presidente Asturcon BTT con equipación de Danyma de verano

DEMONIOS: Seres de otra dimensión relacionadas con el mal. Expresión utilizada para denotar frustración, utilizada por ciclomontañeros “flojitos” o pijos, que los hay.

DE AVILA: hombre y ciclomontañero delgado, sufrido, anacoreta, mejor definase como : Paco Jiménez, natural de Avila y abajo en la foto con su tipica bicitrotona


DESHIDRATACION: Estado de pérdida de líquidos del cuerpo debido a la activación de los mecanismos de enfriamiento por medio de sudor y transpiración. Y que le sucede cada dos por tres a D. Victor Guerra

DESVIADOR: Sinónimo de sonsacador. Accesorio de la bicicleta para realizar los cambios clasificados como delantero y trasero, y activida que hacen algunos en el club durante las marchas.

DE PENDE...: Afirmación defensiva que se utiliza para demarcar que no somos brutos.

EJE: Abreviatura de "ejele" que es una manera de burlarse del compañero ciclomontañero. Parte del interior del cuadro que sostiene los pedales. Por donde parten algunos ciclistas...

EROSTISMO. Una cuestión que algunos ciclomontañeros/as, rechazan, cuando es tan bonito en bici



EXPERIENCIA: Lo que deja 10 años de matrimonio. Acumulación de conocimiento de algunos betetistas, y que otros parecen reconocer jodidamente mal en algunos compañeros que llevan unos años en esto de la BTT.

EXPLORACION: Sinónimo de perderse en la montaña adrede. Actividad pasional de algunos miembros de Asturcon BTT, que exploran y no se sabe que.. pues van ciento y una veces a explorar para las Travesías de la Cordillera y todavía no hay recorrido

EVITAR DERRAPAR EN VEREDAS: noveno mandamiento del ciclomontañero , y al que hacen oídos sordos los bikers amantes de la derrapancia.

FANGO: Baile del caribe. Mezcla de tierra y agua que se adhiere a las llantas y cadena provocando que los cambios fallen y que las llantas no se agarren, y juramentos de algunos otros.

FANFARRON: actitud del seudo ciclomontañera del que mucho habla y poco pedalea, aunque hay otro nombre GLOBERO, y son conocidos unos cuántos.

FOROS; Donde algunos cuelgan sus añoranzas, fotos y su bicicletas para lucimiento, ah y dan la murga

.FRENOS: Los que nos ponen las señoras cuando Publicar entradales contamos que vamos de ruta . El accesorio más importante de tu bicicleta, aunque a algunos es un elemento de adorno, o para dejar el olor repugnante de frenada apurada, ahora que hay frenos de disco.

miércoles, 4 de junio de 2008

REFLEXIONES AL CONCLUIR LA TEMPORADA DE CAMPEONES

Por varios motivos, no he podido entregar en el Diario La Nueva España (LNE) para el Suplemento Campeones la ruta de esta última semana, y había dejado para que se publicasen, estas reflexiones, que no han podido tener hueco debido a la gran cantidad de trabajos que el periódico tenía que publicar con los premios del deporte, y por lo tanto se ha quedado fuera. Gajes del oficio

Y como hasta Septiembre no se volverá el Suplemento Campeones, pues aquí dejo las reflexiones, para todo aquel que las quiera leer.

Un saludo

Con estas reflexiones se concluye otra etapa, la sexta que nos mantenemos entregando cada semana una nueva propuesta ciclomontañera.

Cuando comenzamos allá por finales del 2002 nadie daba un duro porque esta sección de BTT dentro del Suplemento Campeones tuviera una duración de más de dos años, hasta el que suscribe tenía sus dudas acerca de que una región tan compleja como la nuestra pudiera aportar tal catálogo de itinerarios para la práctica de la bicicleta de montaña.

Una labor ingente llevar a cabo tal cantidad de recorridos, con todo tipo de colaboradores, amigos, y clubs que me han ido aportando sus rutas; clubs entre los que cabe a Asturcón BTT, BTT Pelayo, Grupo Poco a Poco, Grumar, Ronzón etc.

Ello sin olvidar a los ciclomonateños, las principales figuras de un hacer y saber disfrutar de la naturaleza a lomos de una bicicleta, que adaptándose a las exigencias del guión de cada momento,- pues siempre he querido que las rutas tuviesen muy diverso cariz, dificultad y exigencia-, se han plegado a ello compañeros como Carlos Coehlo; Chus Toyos, Morcín Ricardo Mojardín, Polchi Figueras, Raquel, o los compañeros ocasionales como Nespral, Paco Jiménez, Javier Gómez, Jorge Alperi, o Chaves, y como no, el propio y sempiterno presidente de Asturcon BTT, a los que hay que unir tantos otros, nombres y periplos, que he ido relatando a la vez que describía las rutas ciclomontañeras y a los cuales desde aquí deseo brindarles un saludo, y buen disfrute del verano a lomos de las trotonas.

Lo cierto es que cuando se recorre esta región, concejo a concejo, con la idea de proponer rutas para este suplemento de Campeones, es cuando uno se da cuenta de que nuestra tierra encierra, tanto para el senderista como para el ciclomontañero, pues ambos comparten escenarios, una intensa variedad de posibles caminos y rutas que se van vislumbrando a lo largo de esas intensas ciclopedaladas por valles y sierras, donde las nuevas pistas o las viejas cicatrices de la red vial que soportó y aportó esta tierra asturiana, son todo un acicate para plantear nuevas aventuras con la intención de ir absorbiendo poco a poco esa intrahistoria de la cual no nos hablan los libros, pero que sentimos bajo nuestras ruedas gordas y el esfuerzo por superar esos retos que nos hemos propuesto

La bicicleta de montaña debe tener un futuro lejos de los escenarios deportivos, y ese paisaje en que se ha desenvolver ha de ser por fuerza el mundo rural, en este caso el asturiano, lleno de complejos recorridos, variados y pluridiversos en ambiente, en dificultad, en retos, y en disfrutes.

Pero no debemos olvidar como ciclomontañeros que somos, que esta herencia que es nuestra tierra, ha de quedar lo más intacta posible, y debemos velar porque nuestra huella sea leve, sin dejar rastros de derrapajes por conducciones agresivas, esas que tanto les gusta a algunos bikers.

Nosotros tenemos un deber y es dejar las cosas como estaban antes de nuestro paso, para que la sensación de pasar por esos lugares, aunque haya pasado otros antes, sea nueva e inmejorable.

Esa es la filosofía que defendemos desde Campeones, y que se inserta en el lema de respeto y cohabitación que muestra el IMBA (Asociación Internacional de Mountain Bike)que ya tiene presencia en Asturias.

Nuestras trotonas cada vez son más sofisticadas y con mayor capacidad técnica para que nuestros doloridos cuerpos sufran lo menos posible, pero no debemos olvidar de que esas máquinas también son cada vez más agresivas con el entorno, los taqueado de las ruedas que apuran el desmontaje a costa de llevarnos por delante los débiles mantos de hierba, los frenos de disco que apuran velocidades y abren cicatrices en los senderos; el machaconeo de pasar una y otra vez por esos “espacios técnicos” para ver y demostrar las capacidades técnicas, que más bien se reducen a cualidades mnemotécnicas. Todo eso conlleva un impacto, que no es muy grande, pero que debemos tener en cuenta a la hora de programar nuestras excursiones y rutas.

En ello también tiene una responsabilidad la institución pública, que debiera no restringir por restringir, sobre manera en esos lugares singulares, como son los ” Espacios Protegidos”, y no debe restringir la práctica ciclomontañera porque los grupos ciclistas no estén sentados en los órganos de gestión o de representación, o porque las bicicletas se las considere como un trasunto molesto. Las Instituciones Públicas deben tener en cuenta de que somos un colectivo que aporta su granito de arena a la sostenibilidad de un espacio, aportando economía en base a nuestros desplazamientos, que mantenemos caminos abiertos por el uso, y que somos una plusvalía para cualquier planificador de territorio.

Solo debe haber comprensión para una forma nueva de moverse en el medio rural y natural, y saber que somos un colectivo abierto a nuevas propuestas con vocación de respetar aquellas restricciones nacidas de la reflexión y el consenso, y se ha de tener en cuenta de que somos un mundo singular muy alejado del mundo de la órbita del motor al que siempre nos condenan: “solo se podrá “circular por los caminos y pistas que utilicen los vehículos todo terreno” .

Es evidente que la práctica sostenida del Mountain Bike en un territorio causa impactos, pero la administración pública: deportiva y turística, debe ser consciente de que e s una demanda que se viene sosteniendo en el tiempo, necesita una respuesta para armonizar su práctica en esos territorios cercanos a los entes urbanos más grandes, para lo cual se precisan unas infraestructuras capaces de dar confortabilidad y seguridad al ciclista, con un control sobre los impactos y las cohabitaciones, esas instalaciones ya existen en Europa, son los Centres de VTT de Francia donde hay más de 250, o los que ya se están abriendo en nuestra tierra; Euskadi y Cataluña.

Estos Centros están constituidos por una red de senderos especialmente señalizados para bicicleta de montaña, los cuales tienen su propia señalización, lo cual no impide que haya una cohabitación de usos con el senderismo o la actividad ecuestre.

En definitiva una red de sendas y rutas que comparte territorios diversos, los cuales conforman zonas y rutas que interactúan sobre espacios y territorios, ofertando una amplia panoplia de recorridos aptos para las más diversas y exigentes practicas montañeras.

No es ya una novedad, un Centro de BTT, sino un hecho que se está conformando en España, y a la cual Asturias no puede permanecer ajena, y más cuando ha sido pionera en el desarrollo del Mountain Bike en España, con clubs como Asturcón BTT que es de los primeros y de los únicos clubs que aún perviven de aquella vieja hornada de ciclomontañeros defínales de los años 80, conformando recorridos y cicloaventuras que han causado furor en su momento.

Una actividad que ha hecho destino para la práctica ciclomontañera zonas como los Picos de Europa, o la Cordillera Cantábrica, con rutas como La Carisa, con eventos como La Travesía de la Cordillera Cantábrica, la Ruta de los Marineros, la Vuelta al Concejo de Gijón, o la Travesía de Degaña-Ibias.

Ese es el reto que se nos presenta a los a los amantes de la BTT, a las Instituciones públicas, locales y regionales, los cuales con el apoyo de todos vosotros amables lectores, y el apoyo de este diario La Nueva España, que ha apostado desde hace años por sacar la bicicleta del corsé de la competición y de la práctica anónima, dejando que propongamos toda una panoplia de recorridos que hemos ido ofreciendo semana tras semana.

Esperamos que la próxima temporada podamos ofrecer no solo más rutas, sino también el anuncio de un apoyo importante para contar con un Centro de BTT en Asturias

Que a sí sea, y hasta el próximo mes de septiembre, y que ustedes lo rueden bien.

Víctor Guerra



domingo, 1 de junio de 2008

Illano. Los Molinos de la Sierra de San Isidro


Foto de Antonio Jimenez Gómez (Victor Guerra y Mojardín en acción)

Las rutas, a estas alturas no me cabe la menor duda, tienen «duende», ese que sienten mis adorados cantaores del flamenco, y eso fue lo que pasó con la ruta que Ricardo Mojardín preparó hace unas semanas y que titulé «Rodando por el silencio verde» y publicada en este mismo suplemento.

Tal fue el impacto de la ruta el propio día y la atmósfera que se creó a lo largo del trazado que nos propusimos una nueva aventura teniendo como telón de fondo la parte alta de Illano, y allá nos fuimos una cuadriga de ciclomontañeros, el ya citado Ricardo Mojardín, afamado pintor, el joven Berto (Durkain) y el toledano y utópico Toñín, que sueña hacerse rico con lo que le gusta, ignorando que ya es rico por estar rodando por estos lares.

El diseño de la ruta se puede decir que es apta para todos los amantes de la bicicleta de montaña, aunque tenga ese desnivel tan brutal de subida, pero ya se sabe que uno dispone y el terreno nos coloca en nuestro sitio. Y eso fue lo que nos pasó con la ruta, que podríamos decir que nunca segundas partes fueron buenas.
Tres chulos en acción (Foto VG)
Salimos de Illano, única capital de concejo que no tiene bar, como nos decía la amable propietaria de la Casa del Mayorazgo, que nos ofreció hospitalidad y una cariñosa acogida con un café humeante, a pesar de no conocerla de nada. Pero Asturias tiene esas cosas y ese paisanaje, que vale un potosí.
Tras la amable charleta y las indicaciones de por dónde podíamos ir y no ir, seguimos las indicaciones de nuestro guía, que pronto nos echó carretera abajo (AS-12) para tomar el primer desvío a la derecha que enfila asfaltado hacia la localidad de Montaña.

Subida dura que se me atragantó, pues empezar de esta manera ni es aconsejable para las piernas ni suele poner de buen humor, menos mal que el tiempo asoleyaba de lo lindo, y la compañía daba su punto de humor, pero pronto el platillo pequeño y los piñonajes extremos hicieron acto de presencia, pues, tras ganar el Castelón y luego el núcleo Montaña, ya fue todo un empleo a fondo en tan sólo unos tres kilómetros.

Pero salir de la ladera de Montaña, a base de zig-zag, nos hizo buscar la parte más cómoda para subir a la sierra de San Isidro, pasamos por delante de la capilla de Los Remedios y, ya se sabe, a grandes males, pues eso, más piñonaje y brío a los pedales para ganar La Pusilvela, y el lugar de El Casoiro, enfilando subida hacia arriba girando siempre a la derecha.

Luego veríamos que podía haber una alternativa más leve, y que recomiendo en Montaña: seguir de frente, para bordear el monte Asado y, dándole vuelta, subir a la cordal por Villarín y Comomandil. Pero nosotros preferimos tirar todo recto para concluir como a los casi 7 kilómetros, en lo alto de la cordal tonel, camino antes citado.

La panorámica imponente: hacia el Este, la sierra de Carondio, cerrando el negro horizonte que amenazaba con lluvia; al Oeste, nubes que se nos veían encima a toda pastilla, y al Sur, la niebla lo cerraba todo en ese lechoso manto que a los ciclistas y montañeros nos da tanto miedo.

Una vez en la cordal seguimos hacia el alto de Val Forcada, a cuyo pie se encuentra la laguna del mismo nombre, enfilando dirección Norte, por un amplia pista que jalona toda una colección de molinos aerólicos, que tanto están marcando nuestros horizontes y que parecen ser pan para hoy y hambre para mañana, pues no parece haber mucha reflexión sobre la pérdida de la calidad del paisaje. Pero así son las cosas.
Alucina vecina, lo nuevo en Mountain Bike

La cordal es fácil de ciclar y muy sencillo el poder orientarse, en un momento dado: a la izquierda, el vértice geodésico del peñón de Gouño, que se camufla en la rasa de la sierra, que ya está bien alta, 1.092 metros. Seguimos rodando rumbo Norte, por entre los primeros molinos, que están extrañamente quedos, mientras el trío sigue rodando a sus anchas y poderíos, y el que suscribe, con unos kilos de más, va a su ritmo, unos metros por detrás, que parece ser la tónica de esta ruta.

Debajo del Penedo del Gouño, vemos las instalaciones del experimento de las cabras de cachemir que el Principado intentó introducir en nuestra tierra, y vemos también las grandes fincas del Banco de Tierra, sembradas de vallas y molinos que se van hacia el Occidente, mientras nosotros seguimos por la cordal de San Isidro, pasando por el chao Los Cobos y chao de La Arquela, a cuyos pies cruzamos el carretil que va hacia Branavara.

Prácticamente toda la altura está ganada, por lo cual nos dejamos ir por la cordal, en este caso el promontorio de Correlo, o del Lloural, desviándonos en un punto inconcreto del camino, a indicaciones de Mojardín, que nos lleva por invisible camino, por encima de la riega de Nuvicieiras, para ir a ganar la peña de Ozca y el pico de Azoreira, donde una intempestiva nube de granizo nos detuvo por unos minutos bajo la escasa vegetación, pues unos pequeños pinos nos dieron cobijo para comer mientras pasaba el chubasco. Toño daba cuenta de unos espaguetis en «taper», a la vez que nos contaba sus sueños de utópico indiano en busca de sus américas, de donde un día piensa volver rico.
La bajada de temperatura nos hizo desechar más aventuras y el citado pico, viramos sobre la ladera de la derecha tomando un sendero que nos hace retroceder en dirección Sur, pero dejándonos llevar hacia una densa mata de bosque que se ve más abajo al pie de la fuente das Bestias, donde entroncamos con el camino que en la ruta anterior nos llevaba hacia el pico del Cuco, pero ahora vamos dirección contraria, vamos cerrando el circulo hacia Illano tomando la dirección del monte Giu.

(foto con la cámara de Ricardo Mojardin realizada por un paisano del pueblu)

Como decía, el trazado, una vez ganada la altitud, ya no presenta problema alguno en cuanto a dificultad técnica, tal vez lo más difícil sea tener claro cuál es nuestra ruta ideal dada la variedad de caminos, de ahí que Mojardín, que tenía previsto bajar, y en parte bajamos, por el pico Preida y Folgueirou, por los viejos caminos hoy terriblemente comidos por la vegetación, y, dado su estado a la altura de la pradería de Mera, optó por seguir la ruta hasta entroncar con el carretil que va hacia Brañavara, en la zona de Las Malebas.


Cruzamos el carretil y enfilamos hacia las Cortes da Silva, zonas que siguen tan encharcadas como siempre, caminos llenos de agua que Toño se encargó de medir su profundidad y densidad, la bajada bonita que por el Lombatín llegamos la típicas Cortes da Silva, pero sin el embrujo del silencio verde, ahora bajamos ya sin piedad hacia Patureye, para enfilar por la rampa asfaltada que nos lleva hasta el área recreativa de Folgeuirou, donde encontramos con la carretera AS-12, virando sobre el costado derecho para en franca bajada llegar sin problema alguno a Illano, donde nuestra hada madrina de la Casa del Mayorazgo ya recogía sus pertrechos para irse a Oviedo. ¡Lástima de otro café! Para otra ocasión.

sábado, 24 de mayo de 2008

Las sopresas del Monte Areo, de la mano del IMBA y BTT Pelayo

Ahora que empieza la moda de los centros de BTT, a Cataluña y Euskadi se suman los proyectos de Galicia y Valencia, y estos días, rondando por Monte Areo, algunos miembros de BTT Pelayo comentaban las posibilidades de un entorno para una acción de este tipo que tanto se lleva pidiendo en Asturias.

Lo cierto es que cuando se articuló esta ruta entre el IMBA-España (Asociación Internacional de Mountain Bike, y el club BTT Pelayo) pues no se daba un duro por la ruta, puesto que siempre el Monte Areo había sido lugar de tránsito o bien para la Vuelta al Concejo de Gijón, que tal club organiza y mantiene viva, o porque se iba por el GR Camino de la Plata, o el Camino de Santiago.

Este grupo le ha sacado el jugo al Monte Areo, y con esta ruta ha dado a conocer las entrañas del Monte, a través de caminos ya conocidos pero intercalando toda una suerte de senderos, que han hecho de la ruta IMBA-BTT Pelayo toda una experiencia de búsqueda de sensaciones. La ruta se puede comenzar en el propio lugar de Veriña, pero se prefirió una instalación como el Parque de Moreda, en La Calzada, como un buen punto de reunión para rodar juntos hacia Veriña, adonde se puede llegar por varios sitios, por Jove o por Aboño.

Se decidió ir por La Calzada adelante hacia El Cerillero y el Puente Seco y entrar, de este modo, en Veriña de Abajo con un giro sobre la antigua carretera de Gijón-Avilés. Tanto este giro como el trayecto hasta este punto deben hacerse con precaución dada la alta densidad de tráfico de la zona. Una vez metidos en harina, en la carretera a Veriña-Poago, se toma la empinada cuesta que nos da las primeras vistas sobre la antigua siderúrgica de Uninsa-Ensidesa.



Casi cuando estamos para concluirla, se gira por un ramal aún más empinado que va directamente a la tubería de gas-cok que va a la siderúrgica y que se pega al territorio desde Aboño, como una gran oruga blanca. La tremenda subida nos deja ante la perrera municipal de Muniello, donde los perros no se saben si saltan de contento por la presencia de tanto ciclista o dan la voz de alarma por la invasión.

Desde este enclave, la ruta que no parece tener continuidad se abre paso por entre el lateral izquierdo de la instalación y tras cruzar un tramo de pradería se remonta un camino que nos lleva al Monte Poago, y en descenso llegar a Cimavilla, para cruzar la carretera y meternos por la llamada Cañada del Reguerón, acompañando al arroyo del mismo nombre un buen trecho. Éste, además, será un tramo común para el retorno, y el límite de Carreño y Gijón.

En una zona donde la vegetación autóctona da pie a la explotación maderera, especialmente al eucalipto, y que reconocemos por la corta de los maderistas que dejan la zona hecha unos zorros nos vamos de frente para desembocar al poco con una de las pistas que entra en Monte Areo, procedentes de Guimarán. Viramos hacia la izquierda para visitar uno de los dólmenes que se han preservado con una actuación interesante en la zona que en los mapas se marca como Canto del Medio.


Tras la visita reemprendemos la ruta desandando el camino tomando el rumbo del Alto de Areo, donde visitamos el otro dolmen y proseguimos la marca rumbo Oeste; cuando la pista a la que llegamos vira hacia el Valle (Santa Eulalia) nosotros giramos a la izquierda en escuadra para bajar a la otra pista y dar otro quiebro en pleno Monte del Abedul. Desde aquí bajamos por los Pozos de Arcilla, en dirección Suroeste, hacia el Castro y siguiendo por el límite de los municipios, bajando por un costado de la riega de los Llorales, en dirección Al Montico y La Cruciada, ante ello se dobla pasando por encima de la citada riega rumbo ya Sur.

La autopista se oye rugir al otro lado de la mata de árboles, es un fuerte runrún difícil de soportar durante horas, nos vamos pensando en las gentes que aquí llevan años con esa cantinela día y noche. Entroncamos la AS-326, para de nuevo dejarla un trecho más allá para subir por una rampa hormigonada hacia El Espín, y poco a poco ir cerrando el bucle para subir de nuevo al Monte Areo, del que bajamos durante un tiempo. Se enfila ruta hacia San Andrés de los Tacones, sin llegar al núcleo se enfila dirección Norte, hacia el Monte Areno, cuyas pistas y camino vecinales nos van permitiendo treparlo sin mucha dificultad aunque el personal más joven se resiente, echando pie a tierra, y los alevines buscando con sus progenitores una vía de escape por Monteana hacia La Calzada.

El grupeto comandado por los chicos de BTT Pelayo nos animan para volver a entrar con ganas en los senderos que nos ofrece esta ladera gijonesa del Monte Areo, subiendo hacia el Camín Llanu, pero antes le echamos un vistazo al embalse de San Andrés y toda la cordal de Cenero que encierra sus aguas, preciosa vista. Nos desviarnos hacia la derecha a tomar el cabezal de la Riega de la Vegona, virando rumbo Este, metiéndonos directamente en el denso de la mata arbórea, entre la cual se abren precisos senderos llenos de pasos de barro.

De nuevo entroncamos con la cañada del Reguerón en el punto de la tala de eucaliptos, subida bonita y técnica en la cual ya saben más los viejos por técnica que por fuerza, vamos ganando toda la ruta trazada, eso sí, a base de platillo y grandes piñonadas. De nuevo ya en Cimavilla, el grupeto debate si abordar otro tramo por el Monte Areo.

O tirar ya para la zona de partida. El personal cree que ya estuvo bien y se opta por bajar ya por carretera por Zarracina, El Pozón y llegar al punto de Muniello, donde la pista hormigonada nos llevó hacia la perrera municipal. Seguimos bajando hasta entroncar con la carretera general de Gijón-Avilés entrando de esta manera en Gijón, tras haber saboreado una ruta bonita y al lado de casa y en apenas cuatro horas.

Víctor Guerra

lunes, 19 de mayo de 2008

RODANDO POR EL GENARO ”


Esta ruta que se pensó para publicar por el Diario La Nueva España, dada su lejanía de esta región se ha quedado en el tintero, para recuperarla, por si a alguien le interesa la expongo en este blog.

Tipo de Ruta: Circular alrededor del embalse del Atazar
Punto de Salida: El Atazar (Madrid)
Punto de Llegada: El Atazar (Madrid
Puntos del recorrido: Robledillo de la Jara- Cervera de Buitrago- EL Berrueco-Patones- El Poblado del Atazar
Longitud: 54 km
Horario: 6 h
Desnivel en subida Acumulada: 1.913 mts.
Desnivel d bajada Acumulada: 1. 906 mts.
El Embalse del Atazar es un escenario de serranía ideal para la BTT

Al Embalse del Atazar hay que dedicarle unos días, nosotros nos fuimos el puente vacacional de Mayo, época ideal para rodar por la llamada Sierra Pobre de Madrid, y a la cual llega bien por la Nacional 1, tras dejar atrás Somosierra. Tambien se puede acceder por la A-6 y desviarse en Collado Villalba hacia Guadalix de la Sierra y enfilar hacia la Cabrera-El Berrueco.

Una vez estacionados en la zona, en la cual hay abundantes alojamientos, tenemos por delante la posibilidad de dar vuelta a uno de los embalses más singulares de la zona Noroeste de Madrid, y por una de las sendas que esperamos se convierta en una ruta de referencia para el ciclismo de montaña.

Los astures que allí nos plantamos, salimos del pueblo del Atazar, atalaya desde la cual se contempla buena parte de los entornos del embalse. La salida se hace desde el Panel de Inicio de la etapa Atazar-Robledillo de la Jara, y a cuyo pie se toma la gran pista que primeramente va en descenso hacia el suroeste, abriéndose paso por entre los jarales que pueblan toda esta zona buscando el mejor sitio para cruzar el arroyo de Rilato tras lo cual comienza una larga subida, rápida al principio siendo el resto más tumbada hasta coronar la cordal de Matachines.



Tras esto aparece al otro lado una parte del embalse y tras su calma contemplación y recuperado el resuello, pues no estamos acostumbrados a estar tanto tiempo rodando a mil metros de altitud, nos echamos por la estropeada carretera, que va hacia Robledillo de la Jara, que cubrimos en menos de 2,5 km.
Ante el panel de la etapa de Robledillo, un poco antes y a mano izquierda nace una pista jalonada por unas setas de hormigón que nos van conduciendo en descenso hacia una riega en plena Dehesa Boyal, para sufrir a continuación por rampas fuertes, pero de ancho trazo, camino del pueblo de Cervera de Buitrago, que se nos muestra esquivo. Ganada lo alto de la loma pronto una trifurcación nos indica cual es la dirección ideal para bajar hasta el pueblo que cruzamos raudos rumbo al camino que queda al otro lado de su carretera general y que nos permite llegar a las orillas del embalse del Atazar pudiendo contemplar como los hidroaviones planean sobre sus tranquilas aguas para abastecerse y apagar más de un incendio.

El paseo por la orilla del embalse, se hace por camino ancho que nos conduce a lo más profundo de la Dehesa, hacia la que viramos antes de entroncar con la carretera, dejamos atrás un par de cierres, casi al pie de la M-127, se gira a la izquierda para dirigirnos acompañando al arroyo Dehesa que cruzamos a la altura de la fuente de la Pelaya.

La ruta desde este último giro antes de la fuente se mete por senderos más complejos pues estamos en zona cañada, y ya se sabe que siempre a ésta le suelen dar los peores territorios, lo cual se hace divertido después de tanta pista. Irremediablemente salimos de nuevo a la carretera M-127 que nos lleva directamente a la impresionante presa del Villar con el encajonamiento del río Lozoya.

Un tramo de carretera hasta el desvío de El Hospitalillo, donde la cañada tuerce para Mangirón, nosotros nos vamos por la izquierda por el camino de servicio del Canal de Isabel II, que aunque está asfaltado, pronto buscamos los tramos de tierra que van por encima del canal y de los distintos puentes y viaductos que se hicieron para ganar los desniveles de las vaguadas.



Ahora el embalse está a nuestra izquierda y enfrente se ve Cervera y su amarre de barcas; seguimos pisteando sin apenas desnivel rumbo al pueblo del Berrueco, ahora los jarales han dejado paso a los grandes encinares y algunas que otra pradería. Llegar al Berrueco es llegar al mundo del granito, como bien se muestra por sus calles repletas de obras de cantería, es todo un espectáculo ver como se abren los grandes bloques en piezas a base de maza y cuñas.
Tras el descanso en El Berrueco, la ruta que se reconoce por un desdibujado monigote pintado en azul que alguien bautizó como “el genaro” ; Desde este simpático pueblo la ruta toma otro cariz, las pistas al principio nos van llevando casi por el borde del embalse pronto se alejan de él para enfilar en franca subida hacia la Cerro Moro y luego hacia Sierra Ceruega, con la torre árabe como referencia que se divisa desde muy atrás.

La torre la tenemos a nuestro alcance cuando nos topamos con la carretera M- 133, doblando hacia la izquierda para volver a virar a los 700 mts de nuevo a la misma mano por una fuerte pendiente cuyo trazado se entremezcla con un cortafuegos, lo que ya idea de la dureza de la subida, ganado el primer rellano la senda cruza el cortafuegos y se echa ladera abajo por un senderillo apenas dibujado que hace las delicias de Carlos y de Chus, se cruza la carretera M y se sigue bajando desde El Borondillo hasta el arroyo del valle de los Pradales, para volver a subir pendiente arriba hasta de nuevo coronar lo alto de la cordal.



Estamos encima del barranco de Patones, y delante se nos muestra una de las bajadas más bonitas y trialeras de la zona, corta pero intensa que pronto nos deja enhebrados en el fondo con el arroyo de Patones, y jugando cuando con sus orillas, cuando con su cauce entramos en el reino Patonero, en Patones de Arriba, ese bello pueblo renacido de sus cenizas gracias a la pasión de un francés que llegó por estas tierras en los años 60, y que hoy es un hito más a visitar en la zona.

De Patones salimos por sus empinadas calles hacia las viejas eras, por el PR.M 14;, aunque también se puede coge la variante del GR 10, e ir hacia El Pontón de la Oliva y el Embalse de la Parra, a través del Canal de Cavarrús y el río Lozoya.


Preferimos ser fieles al trazado y entre empujes de bici y tramos rodando por un estrecho sendero, se gana la cima del Cancho de la Cabeza, con un espectacular vista sobre gran parte del Embalse del Atazar y la Sierra Pobre madrileña ; luego se vira hacia el Poblado del Atazar, para una vez cruzada la carretera M- 134; tomar otro desvencijado sendero que se echa ladera abajo hacia el fondo de los meandros del río Lozoya, el cual pasamos por el puente de la Presa de la Parra.

Aquí nos bifurcamos, y unos tiran por la pista que sube a buscar la de Alpedrete, y luego vira hacia El Atazar; y otros para medir la dureza de la Senda Genaro, tiramos por el sendero que se abre por encima de los barrancos del Lozoya, Cerrillo de la Llobera y la riega del Arroyo de la Pasada, por cuyos surcos y sendas también va el GR 88. Menos kilómetros pero más duros, y con tramos no ciclables.


Dando así por terminada la bella excursión que da vuelta a un Embalse como El Atazar, aunque al día siguinete nos fuimos a rodar por Valdepeñas de la Sierra, en Guadalajara.
Víctor Guerra

sábado, 17 de mayo de 2008

RODANDO POR PARAJES REPUBLICANOS


Tipo de Ruta: lineal
Punto de Salida: Tuña
Punto de Llegada: Belmonte )
Puntos del recorrido: Merillés, Abangu- Boinás-Modreiros
Longitud: 31 km
Horario: 5 h
Desnivel en subida Acumulada: 1.440 mts.
Desnivel d bajada Acumulada: 1.507 mts.
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

Hacía ya tiempo que teníamos en mente atacar la desconocida cordal de Peña Manteca, realizando una travesía de Oeste a Este. Lo cierto es que al final la idea de rodearla nos parecía que podía tener mucho asfalto y atravesarla podía ser una cuestión muy salvaje, por lo cual se planteó una ruta que no es para betetistas de poco aguante, pues estamos ante una ruta exigente en cuanto a descenso y ascenso.

Es una ruta de las «antiguas» donde hay que tirar de bicicleta al hombro en más de una ocasión, y en la cual conviene medir bien las fuerzas, si uno no quiere sucumbir en el intento, que en esta ocasión nos puso a prueba con calores rayanos a los 30 grados.

Dicho esto, decir que el punto de comienzo se sitúa en el pueblo de Tuña, lo que obliga a dejar un coche en Tuña y otro en Belmonte. Salimos de Tuña tras saludar y reverenciar al preclaro ciudadano Rafael del Riego, que tiene busto y memoria en este soleado pueblo, y buscamos el puente viejo en la carretera que va a Merillés; nada más pasarlo, un camino a la derecha que tomamos, para dejarlo al instante por un empinado sendero que sube ladera arriba medio tapado por la vegetación.

El remonte hacia la zona de El Buey y Peñaforcá obliga en más de una ocasión a tirar de la trotona, eso sí obteniendo una preciosa vista de Tuña. Hacia la parte media ya vamos montados en la bici, con la otra vertiente, la de Merillés, o Meirás con 1,5 km, rodados o caminados, que de todo ha habido. En Meirás nos encontramos con la sorpresa de encontrar la plaza del pueblo dedicada al insigne republicano don Francisco Prendes Quirós. Contemplado tal evento seguimos las indicaciones que nos llevan hacia el Dolmen de Merillés, por unos tramos hormigonados y de firmes de tierra de fuerte pendiente.


A la altura del 2.7 k se sigue por la derecha, para, a unos 200 metros más adelante, meternos por un camino pegado a un prado con una muria de piedra, y subir ya por ladera hacia dos fresnos que se ven al fondo; un poco más adelante, ya vamos por una pradería por la que cuesta trabajo ciclar, pasando por encima del Dolmen de Merillés, que queda un poco más abajo a la derecha.

Bordeamos el dolmen para seguir por una zona de pradería, camino casi invisible, en medio de la campera parece desaparecer, pero nada más acercarnos al borde vemos al otro lado cómo el camino empieza a ser reconocible, desfilando a media ladera del pico Colinas, o del Alto de la Raigada, dando vista de esta manera a la vertiente de Espinaréu; estamos en camino de «cuesta», piedra suelta y ciclado de aquella manera.


Bifurcación en un collado a los 6,3 km se sigue por el ramal izquierdo en descenso en trinchera hacia Abangu, buscando el carretil que le da acceso desde el valle, seguimos adelante doblando antes de llegar a una casa a la derecha, pasando por delante de una fea cuadra nueva con charcal de orines de cucho: la Braña Grande; se continúa hacia otra cuadra con tejado de uralita que hay más abajo, y cuando todo parece indicar que debemos subir al Alto de los Corrales, aparece un camino a la derecha dando vista a Boinás, que baja en picado acompañando a la regueira camino de los Fontanales, que es el que tenemos que tomar.

Entramos en Vega de Quintana y seguimos por un camino bordeando la ladera, sendero estrecho y muy bonito, que amenaza con desparecer en un punto donde el río lo toma al asalto, de pies al riachuelo y doblamos a la izquierda por encima de la riega para entrar en Villar de Tejón.

Desde aquí, aunque experimentamos algún que otro sendero, lo mejor es descender hasta la carretera AS-310 y entrar de este modo en Boinás, donde se impone un descanso con 12,3 km de ruta, eso sí nos acercamos a visitar el cementerio donde reposan los restos de José Antonio Fernández González, correligionario de Prendes Quirós y Hermano francmasón.


Tras ello se impone el retorno a la dura ruta, para lo cual desde Boinás tomamos el empinado ramal que sube a la mina, y que se toma tras dejar los tres bares del pueblo, atrás y girando a la izquierda. Casi a las puertas de la mina, cerrada a cal y canto, se gira a la derecha por un camino en fuerte repecho que nos lleva a unas praderías (Llauria de Arriba) para subir al Ferradal, aunque también se puede subir desde Boinás por Valliguetu, que es posible que tenga menos cierres y alambradas, y esté más definido el camino.

En Ferradal, con poco agua en la fuente, proseguimos por el acceso rodado hasta dar con la carretera que viene de las Estacas, la AS-310, prosiguiendo la ascensión hacia los molinos de viento que habíamos visto horas atrás. La mole de Peña Manteca se hace omnipresente e impenetrable para la bicicleta de montaña, en eso nos entretenemos mientras pedaleamos pendiente arriba que Toyos sufre dadas las altísimas temperaturas del día; dan ganas de tirar de navaja y cortar mallas y mangas.

Poco a poco se va ganando el cumbral donde nos espera la sorpresa de entroncar con otro eje asfaltado y volviendo a tener que cruzarlo para tomar por un camino que sube directamente a los molinos, la vista, impresionante, miremos a donde miremos, de impresión igual que la subida, todo ese gran espectáculo nos ayuda a subir metro a metro hasta alcanzar los dichosos molinos. Supongo que alguien algún día pensará en el costo ambiental y paisajístico que suponen en nuestro paisaje todos estos artilugios campeando por nuestros horizontes.
A la altura de las instalaciones de los molinos en Colláu Moru, viramos a la derecha por una estropeada pista que va buscando las altas columnas eléctricas, bajando por los Oxacos la Cueva, y los Cochaus.


En Colláu Cimero, seguimos para entroncar más abajo con la carretera y seguir por el ramal descendente (24 km) abandonado éste al 1 km, aproximadamente, girando a la izquierda para seguir el camino de las columnas de alta tensión, pronto el camino desaparece para bajar por un estrecho reguero, que no se cruza hasta un poco más abajo; o sea, que BTT de la mano. Se cruza un poco más allá para después de unos cuántos kilómetros dar con el caserío de Pascual, donde se toma la carretera de Mudreiros, que se abandona al poco tiempo por la derecha para seguir por un lateral de la Riega de Barroblanco hacia Chanu Faidiellu.


No tardaremos mucho en dar con la carretera general a Belmonte (AS-633), llegando, de este modo, a Corias de Alvariza, donde se vira a la derecha y, en apenas 2 km, sentarnos en Belmonte, a tomar un refresco en la terraza del Gran Hotel y charlar sobre los otros correligionarios de Rafael del Riego, que en un buen día de finales del siglo XIX levantaron una fraternal en estos apartados lares, como así lo hicieron los hermanos masones Alarcón Gimeno o los Valdés García Miranda, Juan Tarrazo o el médico Bernardino Pumarada, entre otros. levantando columnas de logia en Belmonte. Vaya como homenaje esta dura ruta de sabor netamente republicano.

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...