Mostrando entradas con la etiqueta Asturias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Asturias. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de marzo de 2018

Ruta al dólmen del Padrún. La Carisa (Aller)

P1180048
image

Con tanta nieve como hay, y las previsiones de frío, nos apetecía rodar por los restos de la estación nival y que mejor que hacerlo por la cómoda Ruta de la Carisa, sin que ello conllevara riesgo alguno, por tanto, con esta previsión trazamos la idea de una ruta bule que partiendo del valle allerano nos permitiera subir hasta la famosa ruta el General Carisio, para después baja si fuese posible hacia el Valle Negro por alguna de sus famosos descensos, pero como siempre uno proyecta, y luego las condiciones son las que nos dejan o no materializar nuestros deseos.

Partimos el pequeño grupo betetero que esta semana ha quedado como viene ya siendo habitual, ha quedado reducido a cuatro unidades, a los cuales nos reunía la intención de dar una amplia vuelta por los valles alleranos, pues nada hacía presagiar que no se pudiera realizar, dado que las nieves han ido inundando los cauces fluviales, dado el deshielo cuasi otoñal que está presidiendo la nival invernada.

P1180028P1180029P1180030

Tras el oportuno café en el café Agóra, sito en la plaza mayor de Moreda, nos pusimos en marcha para subir por carretera hacia la aldea de Labayos, pasando por delante de una muestra de lo que conformó buena parte de nuestro PIB regional como fue la extracción carbonífera y hoy en total declive, pue pasamos por delante del pozo minero San Antonio, explotación auxiliar del pozo Santiago.

Se va subiendo a la vez que vamos catando como las laderas de La Carisa, vertiente allerana, son como dicen «de cojón de mico», en general con buenos firmes de tierra y hormigonados, pero con desniveles en ocasiones más que brutales.

Y eso lo fuimos sintiendo en nuestras piernas pues de Labayos, se sigue en notable subida hacia el pueblo de Boo, pues en apenas tres kilómetros de subida, ya se ganan unos 100 metros de desnivel, aunque esto sería una tontería con lo que nos quedaba.

Una vez en Boó, se deja el rumbo Oeste, para virar en el mismo pueblo al Sur tomando el ramal asfaltado por delante la iglesia dirección que directo a la aldea de Bustillé, atalaya que nos da una impresionante sobre el valle de Moreda sobre todo hacia el Este

.P1180037P1180033

En Bustillé, a la salía de las cuatro casa desaparece como por ensalmo el asfalto, y nos quedamos ante una continuada ascensión que empieza a través de los predios de Solares, para dar la vuelta a las praderías de La Felguera y encaramarnos en la cumbral de la Fontica siguiendo las marcas del PR-266 Megalitos del Padrún.

Dicho asi parece fácil y factible, pero tanto los tramos hormigonados además de ser durísimos se hacen largos, al igual que aquellos otros con firmes de tierra que no le van a la zaga, y vienen uno detrás de otro, no dejando mucho tiempo para el respiro, a pesar del gran desarrollo que llevo tengo que subir alguno a pie, pues mis piernas y el corazón se ponen a cien.

P1180038P1180039

La cosa se suaviza al subir a lo alto de cumbral, y aunque por delante hay unas retorcidas curva-contra curva, las del Fondigón, que también nos presenta unos repechones importantes, estos se van subiendo y nos compensan por estar más altos y las vistas sobre las sierras y valles del Caudal, a cuyos predios debemos volver un día a rodar, son entretenidas además de espectaculares.

Acometemos en grupeta, pues las otras subidas las han hecho Riestra y Roza, y Paredes y yo las hemos hecho como hemos podido, tras la última gran subida, nos quedamos en la bifurcación de Espines, donde aparece la nieve.

P1180040P1180042

Persistimos en la idea de seguir con la ruta, pues, aunque al ver en la vertiente lenense que la nieve ha desaparecido de buena parte de los valles y de los crestones, eso nos anima a proseguir, aunque al llegar cerca del desvío hacia el Dolmen del Padrún, ya observamos que nuestra vertiente allerana, que da al Norte está cargada de nieve, aunque intentamos pasar del Quentu les Cruces hacia el Collado Serralba, no somos capaces de pasar mucho más allá de Carabenés, y ya lo vimos cuan do intentamos ver el dolmen del Padrún, lo cual no fue posible pues estaba enterrado bajo la nieve.

Dada la dificultad de seguir avanzando, y más allá de agotarnos y crear una situación complicada para nosotros mismos damos vuelta a nuestras trotonas para culminar esta ruta de otra manera, o sea cerrando un bucle sobre el valle de Boo, a través de la cumbral de La Carisa.

P1180048P1180049

Comenzamos por tanto la bajada poniendo rumbo Norte, bajando de nuevo hasta el Collado Espines, con su conjunto señalético, pues no en vano estamos en presencia del GR-100.1 Ruta de la Carisa, y enlazando a su vez el PR.AS-76 Vuelta al Pico Ranero, que viene de Pola de Lena. En la bajada magníficas vistas sobre el valle de Lena, y las cumbres del Aramo.

El trazado se pone a cubierto de los vientos bajo la cordal que forman los Picos Cumbre y Ranero, obviando por unos minutos las vertientes lenenses, y por un rápido trazado se alcanza los lugares de La Campa y la Acebal, dando vista de nuevo a Lena, en cuyos predios concejiles se entra hasta dar con la bifurcación bajo el Fontán del Caleyu, dando se entra de nuevo en Aller y se da cara a los parajes alleranos.

.P1180057P1180060

En esta clara bifurcación de deja la Ruta de la Carisa, y se cambia de orientación virando al Este para encarar una rapidísima bajada por el valle, sin apenas hallar nada más que un punto de detención, lo cual hacemos ante una clara bifurcación, por la derecha se baja a Boo, pero nosotros seguimos bajando de frente sin apenas problemas, más allá de la pendiente, hasta alcanzar el fondo del valle, y desembocar ante otro de los inputs mineros aún en pie como es el Pozo San Jorge y el Pozo Santiago, cruzamos el río Aller y la Autovía de circunvalación para colocarnos en la vieja carretera a Caborana.
Se deja esta cruzando la por la pasarela el río y carretera de Circunvalación para entrar de nuevo en Moreda sin problema alguno.

Al final, tras un buen ajetreo nos damos un homenaje en la Sidrería La Fumiosa, a base de huevos y picadillo, y charlando con un simpática camarera también biker como nosotros, aunque más jovencita.

© Victor Guerra

viernes, 16 de febrero de 2018

Vuelta al Valle de Cuerries

  • · P1170934

  • · Punto de Salida y Llegada: Infiesto
  • Puntos de paso: Monte Coya-Brañaviella. Sierra de QUes. Collado Maza- Cuerries- La Collada,Areñes- Beloncio
  • · Longitud de la Ruta: 30 km
  • · Horario de la Ruta. 3 horas.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 968 mts
  • · Participantes: Albano Capezzali, Javier Riestra y Victor Guerra
  • image
Un territorio como el de las Sierra de Ques, es para explotar en estos tiempos de cruel climatología, pues está cerca de casi todos los puntos de las Asturias Central, es de fácil acceso, tiene cantidad de caminos y buenas pistas y sus vistas durante le recorrido son interesantes. Así es Piloña.

Una vez más volvemos a estas tierras para rodar por la zona de Ques y dar la vuelta al valle que forma el río Cuerries de Maza, para ello tomaos como punto de partida la villa de Infiesto, que a esta temprana hora de las 9 de la mañana de un invernal día, digamos que no hay ni dios por la calle.

Tras un café caliente en el Alpaca, acompañado para algunos con un sabroso pincho de chipirón, nos ponemos en marcha una vez que parece que se apacigua el temporal.

P1170906P1170907

Desde el parque central de Infiesto se toma la carretera general para virar antes de cruzar el río para ir por el eje que va hacia el concejo de Caso, hasta llegar al desvío de Beroñes, en las afueras de Infiesto, un poco más arriba, justo al lado de unas naves, se entra por entre una alambrada para tomar el camino que va por encima del rio Piloña, este es un tramo aprovechado para llevar una conducción de agua, en cuyo trazado, se haya un cierre en toda regla, que se bordea por la derecha en la zona de la vía del Feve.

Si no se quiere n hacer todas estas maniobras, se puede salir de Infiesto por la N-634 dirección Oeste, hasta la Ermita de San Pedro Montes, por encima del apeadero de Pintueles, y ya desde este punto conectar con la ruta.

Los que vamos por las orillas del Piloña, se sigue ahora por el amplio trazado que sube hacia Migoya, entroncando con el acceso rodado que va a las antiguas canteras del Monte Coya, se sale en leve descenso hacia la N-634 para rodar rumbo Oeste unos metros y volver a desviarnos a la izquierda cruzando la carretera para subir por las casas de Brañaviella

.P1170911P1170912

Tras estas el acceso rodado deja paso a un franco camino que no duda un instante en subir de frente con las empinadas laderas del Monte Coya para ganar la cumbral de la Sierra de Ques, desde este conjunto de casas (3,8km) hay que subir unos 3 kilómetros teniendo que ganar unos 300 metros de desnivel, pero como no hay problemas ni con los firmes ni con los anchos de la ruta, se sube bastante bien, hasta ganar el primer collado del cumbral y siempre rumbo Sur que es el que hemos tomado en Brañaviella.

Una vez arriba, la ruta vuelve al Oeste, hacia el Pico la Cruz, nuestra intención era hacerlo por la parte sureña dando vista al valle de Cuerries, pero el camino está perdido, por lo cual fuimos enlazando los picos La Cruz y La Cabra, por la vertiente norteña, sin perder de vista el amplio plató que cierra por el Norte el La Coroña el Castro.

P1170922P1170926

Es un tramo semiplano, que nos baja un poco, para entrar en la otra vertiente, tras el Pico la Cabra, ahora vemos en su amplitud el valle que riega el arroyo de Cuerries de Maza, se sigue rodando por la ladera sureña de la cumbral de El Cabezu para pasar por el Collado la Flecha, de nuevo dando vista la valle de naveto de Ceceda, para dar vuelta el pico de Pico Mayor, dando vista sobre la parroquia de Carancos.

Bajo el pico Cimero, se da vuelta tras una leve bajada para dejar la orientación Oeste y tomar hacia el Sur y por encima del Canto la Cebolla dirigirnos a La Cabrita y de este modo ganar la famosa collada de Maza, que reconoceremos por el estanque de agua que hay en la zona, volvemos así a los predios piloñeses, por cuya cumbral se rueda hasta el momento en que se dejan las grandes pistas de reforestación y la ruta encara el rumbo Sur.

P1170928P1170932

Ahora es un camino antiguo, con trazados carreteros que por las Crestas de Trapa busca el pueblo de Cuerries, es una bajada bonita, con un par de lugares de cierta emoción, el resto se baja sin problemas hasta la cruz de riegas en la que se situá el pueblo de Cuerries.

Desde Les Cuerries el camino se engolfa dirección Sur subiendo por un camino hormigonado por La Llosa adelante, con rampas duras pero que al estar cementado el suelo se suben metiendo todo el piñonaje hasta ganar el Collado Biforcos (La Collada) que es además donde la nieve nos está pillando y el mal tiempo hace su presencia.

En la Collada, en vez de echarnos camino abajo, nos vamos por la gran pista que sigue en plano bordeando a madia ladera la falda que baja del cumbral de Cruz Escrita (839 mts. de alt). Es un camino sin complicaciones que nos deja ver el valle del Rio Muriosa, y el camino que baja de Les Praeres (Peña Mayor), vamos virando en redondo por encima del Zaramal, para ya encarar rumbo Norte, dando vista al valle por el desfila aguas abajo el río de La Marea, si el tiempo fuera bueno, veríamos los pueblos de El Casar, Piñuecu o Caperea, pero la niebla se mete en el fondo del valle, por encima vemos las partes altas de la Sierra del Sellón tapizándose de nieve.

P_20180113_114553P_20180113_143526

La ruta sigue ahora por diversos toboganes por la Parea la Cruz, por encima de los núcleos de La Travesera, El Rebollín, o Les Melendreres, se sigue hasta entroncar con un pista que nos viene por la izquierda de Los Escobio, un poco por encima de La Colada pero vertiente de Cuerries, nosotros seguimos de frente bordeando el Pico la Coroña y por encima del núcleo de Beronda, sin apenas problemas de firmes, hasta entroncar con el carril asfaltado en medio del pueblo de  Areñes por Friera.

A la salida de Friera, ya damos vista al valle que riega el rio de Cuerries de Maza, a la vez que se entronca con la carretera que viene de Cuerries la PI-2, y seguir en franco descenso y por asfalto hasta entrar en el pueblo de Beloncio, donde dejamos por unos instantes la PI-2 yendo por un camino interior que por la aldea de Candanéu, nos devuelve a la citada carretera en Ferreros.

P_20180113_105244P_20180113_102715

Ahora sí que nos vamos ya directos hacia la carretera AS-254 para seguir al Norte, o sea seguir aguas abajo rio y carretera para entrar de nuevo en Infiesto por el Santuario de la Virgen de la Cueva, concluyendo de nuevo en la parquing central de Infiesto, dando así por finalizada esta modesta e interesante ruta.

Fotos de Albano Capezzali y Victor Guerra

© Victor Guerra

miércoles, 1 de febrero de 2017

POR ROBLEDO Y SANTOFIRME

P1130893_thumb7
  • · Punto de Salida y Llegada: Robledo (Llanera)
  • · Puntos de Paso: EL Carbayal-A.R Santofirme-Posada-Alto la Miranda
  • · Longitud de la Ruta: 30K
  • · Horario de la Ruta. 3 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 907 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Javier Riestra- Luis Roza- Víctor Guerra
Tras las olas de frío, el personal digamos que no estaba para muchos desplazamientos, y como eso se deja notar en la asistencia a las rutas, y el propio cansancio de uno a la hora de buscar recorridos, perfilarlos al gusto propio, pues lo mejor fue tirar por vía clásica como es acoplarse a otras propuestas de rutas

image_thumb1

Y así fue como terminamos un pequeño grupo, tras la pertinente convocatoria, que algunos creyeron que BTT ASTURIAS, había organizado la Kedada BTT Fiestas de San Antón de Robledo, y no fue así sino que nos acoplamos a la kedada biker que partiendo de Robledo se embarcaba en un complejo recorrido sobre la base de Monte de Santofirme.

Y allá nos presentamos los amigos: Javier Dolado, Javier Riestra y Luis Roza,y el que suscribe, y en cuya meta de salida pude ver a un buen número de amigos de Asturcón BTT (César (el Abuelo)-Felix- etc), Tribu Astur (Fermín y David), la gente de Los Sobraos; y otros viejos amigos como Pablerax.. etc y alguno más que se me ha ido de la mente.

P1130889_thumbP1130892_thumb1P1130890_thumb

Acudir a estas Kedadas, uno encuentra que hay renovación en el Mountain Bike, muchas caras nuevas, mucho biker de fin de semana y de recorridos intensos, pero de una mañana, y muy ubicado en los entornos de la Asturias Central, y luego los cuatro «referentes» de hace un montón de años que seguimos dando pedales a nuestros particulares ritmos y formas de entender la btt.

Con ese espíritu, y forma de entender la bicicleta de Montaña, nos pusimos en la meta, tras calentarnos algo en la carpa de las fiestas al son de los generadores de calor, pues las frías temperaturas de 3º bajo cero, no animaban mucho la cosa, aunque salir a las 10 de la mañana contribuye a que pronto se vean los rayos del sol y se sienta el calor en los ateridos cuerpos al ritmo sandunguero de dar pedales.

P1130910_thumb2P1130905_thumb2

Partimos pues de Robledo para coger el rumbo Este para pasar por encima de la A-66, rodando por caminos amplios hasta llegar a las afueras de Soto de Llanera, sobre cuya población de da la vuelta para volver a Robledo cruzando de nuevo la Autovía, y desde el Carbayal pasando por Robledo encarar las primeras rampas para subir a lo que fueron las Minas de Santofirme, por el Monte la Felguera.

A partir de este punto la ruta que se abre sobre los entornos del Pico Santofirme, entran en una serie de bucles que se va entremezclando en su desarrollo y evitando la subida a su cumbre.

P1130896_thumb1P1130899_thumb1

Una ruta que se fue haciendo intensa, pues si bien los trazados son amplios y cómodos, el ritmo que se fue implementando fue rápido y eso hizo que la ruta tuviese un plus de dureza.

Al ser recorridos circulares sobre un mismo eje y zona hace que sea difícil su descripción, pue se constituyeron unos 6 bucles sobre el mismo eje, el más exterior, el más al Oeste que tuvo como escenario la AS-17, por la cual se rodó unos metros para un posterior desvío por la carretera de Les Areñes, cuyo acceso asfaltado se dejó para entrar al pie de la Planta de Asfalto, hacia la izquierda, hacia La Humbría, para cerrar el bucle entrando en Posada de Llanera.

P1130906_thumb1P1130907_thumb1

Desde Posada, donde se dio un largo reagrupamiento, nos fuimos cruzando Posada para subir por el GR de los Palacios de nuevo hacia Santofirme, pero esta vez llegando al Alto de la Miranda, desde cuyo punto se atacó la parte Norte de Santofirme para ir regresando de nuevo a Robledo.

Ruta sencilla, sin mucha complicación técnica, si con cierta dificultad de navegación dados los tramos comunes y creces que hay en la ruta.

P1130908_thumb1P1130912_thumb2

Un día, y una ruta interesante alrededor de Santorfime
Víctor Guerra

viernes, 30 de diciembre de 2016

PUERTO LAS SEÑALES–LOS ARRUDOS

13590230_1111649208905284_7628753064997000283_n
Foto de Javier Dolado

· Punto de Salida: Puerto de las Señales (Asturias-León)
  • · Punto de Llegada: Tanes (Caso-Asturias)
  • · Puntos de Paso: Isoba-Collada Acebal- Collada Ubales- Roxecu-La Fuentona-Caleao
  • · Longitud de la Ruta: 48 km
  • · Horario de la Ruta. 7 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 956 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 2104 mts
· PARTICIPANTES: Javier Riestra, Javier Dolado, Ferchi, Noelia Rojo, Jose Ramón Orviz, Marcos Cernuda y Victor Guerra
  • DSC02040
Uno se va despidiendo en este ciclo vital que conlleva toda una vida dedicada a la BTT  desde 1987.; y ya llega el momento que algunas correrías ya son casi imposibles,  por ello voy cerrando también el catálogo de rutas que me han parecido siempre muy interesantes, y volver a repetirlas por última vez, debido a las exigencias:  largas travesías y desniveles importantes, etc, es volver a rememorar viejos tiempos y compañeros de la bici lo cual supone toda una experiencia  llena de muy diversas emociones.

Este verano, como todos los anteriores,  en BTT ASTURIAS abandonamos los valles y nos vamos a la Cordillera Cantábrica para ir realizando parte de aquellas rutas de antaño, trayectos duros  y de largas jornadas a lomos de las trotonas de la época y cuando no tirando de ellas, eso sí sin mucha tecnología de por medio, digamos rutas sin GPS, sin apenas cámaras de foto, y amontonados en los pocos coches que había.

Yqueriendo retomar ese tipo de rutas este verano pasado le tocó el turno a una travesía muy característica dentro de los calendarios betetistas de la época, que se realizaba pese a su complejidad y dificultad logística y de ciclado. Estamos hablando de la travesía hacia las tierras de Caso, provenientes de las adyacentes tierras leonesas, bien desde los Puertos de Isidro, bien Tarna o el  Puerto de la Señales.

image

Al ser esta una ruta de alta complejidad se salió de los parámetros de las rutas que voy publicando cada Viernes, en el Suplemento Campeones de La Nueva España, desde Octubre del año 2002, o sea 14 años publicando rutas. Todo un récord, por tanto queod como una ruta relegada para otras ocasiones, y le ha llegado la oportunidad-

La mejor zona para salir es el Puerto de Tarna, pero no queriendo ciclar mucho por carretera, nosotros salimos del Puerto de Las Señales en donde nos encontramos un pequeño grupo, pues lo cierto es cada vez es más difícil reunir a bikers fuera de las Kedadas  para rodar estas rutas, aunque un grupo numerosos también trae ciertas complicaciones.  Aún así, y en pleno mes de julio, nos juntamos en grupo interesante, con la incorporación de un nuevo miembro como Javier Riestra, eso con perfiles poco  idóneos para un ruta un tanto técnica, pero se sabe que la gente de BTT ASTURIAS es gente dura y aguerrida.

P11001522016-07-10 14.21.09-2P1100168

La ruta arrancó desde el Puerto de las Señales, tomando la carretera LE-331 dirección Oeste hasta el desvío de La Brañuela, que se coge a la altura del PK 32,5, o sea unos casi 6 km de bajada, en cuyo punto se deja el eje asfaltado para entrar a la derecha para coger la cabecera del Valle Pinzón que riega el arroyo del mismo nombre hasta ganar el marcado Collado. Digamos que hacemos la ruta más clásica pues no en vano tenemos que dar vuelta al Pico San Justo por una sucesión de amplias praderas subalpinas, pues no en vano están ubicadas a unos 1500 mts de cota.

El ciclar es cómodo, y en el citado collado se deja el rumbo Oeste que se traía  para virar hacia el Sur para de este modo bajar al pueblo leonés de Isoba, ubicado al pie de la carretera LE-332 y que ganamos tras un pedaleo de unos 11 km, que por estos lares se hacen muy rápidos.

P1100184P1100203P1100219

En Isoba seguimos por la carretera en ascenso hacia el Puerto de San Isidro, y en el PK 12,5; la dejamos para entrar a la derecha tomando rumbo Sur al pasar por el Puente Wamba, de característico nombre visigodo; pista que acompaña a la riega de Fornos penetrando en el valle del mismo nombre, a la vez que nos adentramos en el Parque Regional de Picos de Europa, cuyos dominios rige la Comunidad Autónoma de Castilla-León.

Lo cierto es que siempre me ha llamado la atención de este topónimo tan característico de la época visigoda. ¿Acaso este eje de penetración desde San Isidro hacia las tierras de Caso, pues zona de paso de tropas o tribus visigodas, dado el nombre que lleva, que es ni más ni menos que el del Rey Wamba? Eso parece al tenor de los que nos dice la ficha de Asturnatura sobre el Camino de Wamba, que se considera como una vía de penetración alternativa de la Cordillera Cantábrica.

P1100200

La verdad es que en verano, sin nieve y sin nieblas, se penetra bien hacia «las Asturias de Oviedo» aunque dada la altitud por la que circula la ruta, no hay que quitarle un ojo, pues un cambio climatológico adverso y nos podemos ver en un problema, pero el día estaba de solano y aprovechamos para sestear alguna que otra vez, y poder sacar las cámaras de fotos a cada instante. 

Lo cierto es que la ruta en vez de bajar a Isoba se podía haber seguido desde el Collado Pinzón rumbo Oeste por Las Mazas y la Vega Corea, y no tener que bajar a Isoba, sino al contrario  poder cortar el camino de Wamba a mitad de trayecto, que debió ser lo que hicieron algunos ciclistas que van delante de nosotros, y de los cuales en plan broma se decía que olían a raposos.

13607025_1111649965571875_6586624851636325457_nOLYMPUS DIGITAL CAMERA13612193_1111649118905293_3862407407240022477_n

Fuera como fuere, seguimos nuestros track  y sin otra opción  nos fuimos pista arriba para alcanzar la famosa collada de Acebal, punto fronterizo de la Cordillera y de las divisorias regionales. Ante nosotros las tierras de Mordor (Asturias) que ahora se hayan plenas de luz y destellos.

Pasada la Collada Acebal con 18 km rodados y a una cota de 1708 metros, nos vamos ladera abajo hasta el cruce del Cantón de Paracuerios, que da acceso por la izquierda a la Majada de Mericueria, por la cual se alcanza la ensoñadora vega de Brañagañones con su característico refugio, desde el cual se puede bajar hacia Bezanes.

DSC02001DSC02005DSC01992

Nuestra ruta vira a la izquierda, al Oeste para tomar el camino que va en ascenso a ganar la Collada Ubales y que algunos mapas marcan como Collada del Acebal,  y cuyos tramos últimos subimos la mayoría empujando la trotona, hasta llegar a la misma bifurcación de caminos , uno de ellos, el de la izquierda sale un poco hacia atrás y sirve para poder ver la famosa laguna glaciar del Lago Ubales, escondido en un rellano de la ladera norte del Pico Cascayón. Pese a lo cercano, el personal biker pasó de la visita y digamos que lo dio visto, pues todavía nos quedaba ruta y trasiegos varios,  pese a los casi 22km rodados.

13599860_1111651218905083_5228295867367889276_n
OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo cierto es que  en el collado nos echamos a la izquierda por la senda -camino hacia la Majada de los Mayones, la cierto  es que el track que llevaba nos desviaba , por las lagunas de Cueto Ladrón para llegar a Roxecu,  y yo recordaba vagamente que en la majada de Mayones, se bajaba por un sendero regular que iba pegada a las riegas que desembocaban en Roxecu.
P1100245P1100240

Lo cierto es que fue un poco liada pues si hasta Mayones se llegó mal que bien, desde aquí hacia Roxecu pasando por la Majada Escosura, pese a llevar a un autóctono como Ferchi, natural de Caleao, marcando la traza, no por ello dejamos de estar metidos con las trotonas en medio  de las densas mancha de brezales, que han hecho desaparecer casi que por completo los senderos. 

Poco a poco fuimos ganando terreno a la ruta, no sin echarle tiempo y voluntad y con ganas de abandonar estos tramos perdidos por la acción de la devoradora vegetación, y es lógico que esto suceda pues apenas si hay pastores y ganados, y hasta las propias majadas van perdiendo terreno frente al avance de la rastrojera.

DSC02016DSC01986

Finalmente ganamos la majada de Roxecu, aunque sabíamos que una ruta tan abrupta no se acaba, así como por arte de ensalmo, pues aun quedaba la Foz de los Arrudos,

Con un camino que nos presentó tramos muy bonitos al rodar por debajo del amplio manto del hayedo que cubre toda esta zona, eso sí una vez llegamos a la Fuentona se abrió ante nosotros el tremendo tramo del escaleru. que se ha recompuesto  para dar acceso a la zona, y el cual tiene tramos que impresiona. 

Algunos de ellos los fuimos ensayando Orviz , y el que esto suscribe,de aquella manera, pues hay zonas de escalones que por la pendiente y por los saltos, y todo unido, digamos que  da algo de miedo al menos para una bici semirrígida como mi Yeti ARC, con 100 de horquilla. 

Tan brutal es la bajada que en una recepción  tras un salto la cubierta perdió todo el aire, o sea que sacar la bomba y dar aire y con cierta precaución pues una caída en estos tramos puede ser peligrosa, si uno los fuerza y sin protecciones
DSC02042 P1100247P1100238

La verdad es que todo este trazad se me había ido de la cabeza, pues no recordaba tanto escalón, aunque es verdad que hacía años que nos pasaba por estos caminos.

Poco a poco fuimos concluyendo la ruta metidos de pleno en tierras casinas, aunque eso sí  buena parte de la ruta nuestros compañeros la hicieron arrastrando la trotona por medio monte, pues la verdad es que lera una aventura para bikers técnicos, aunque la aguerrida gente de BTT ASTURIAS no se achica por nada, y afronta las rutas según le vienen, y esta fue una de ellas y sino que se lo pregunten a Javier Riestra.

Al final  dimos con nuestros fatigados bodys en Caleao, tras una brega de casi 7 horas,  y cuyo trasiego  concluyó un poco más adelante en el bar de Tanes, con el plus de tener que volver a subir a por los coches al Puerto de las Señales, es lo malo de este tipo de rutas longitudinales.

13606549_1111648945571977_8773061562221840994_n
Victor GUERRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...