Mostrando entradas con la etiqueta BTT ASTURIAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta BTT ASTURIAS. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de noviembre de 2018

POR LAS ALTAS BRAÑAS ALLERANAS. Ruta Abierta

IMG_9829 Foto de Juan Piñera

Punto de Salida y Llegada: Santibanez de Murias
  • · Puntos de Paso: Puente Vieyu-Puente Barriu-Llana Clava- El Tunelón-Cruz de Fuentes-Los Barriales-La Cuanya-Collada Cascayu Cortada-Bustrosu-Braña Cople-
  • · Longitud de la Ruta:34 Km
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.700 mts.
  • · Participantes: Juan Piñera, Javier Dolado, Javier Paredes, Victor Guerra:Fernando Torres
Esta ruta viene del cariño y vocación que tiene el grupo ASTURCON BTT, a la Cordillera Cantábrica lo cual le lleva a recorrer todos los años, desde 1991, con su famosa Travesía de la Cordillera Cantábrica, estas altas crestas de la Cordillera que nos separa de León.

Este mes se septiembre enhebraban los amigos asturcones, una ruta muy interesante y que es podemos decir que muy abierta, en cuanto a que se puede modificar su dificultad, haciéndola partir de uno u otro sitio, o tomando algún itinerario de llegada a Santibanez diferente. Eso sí, ha de tenerse en cuenta que estaremos rodando a más de 2000 mts., de altt, y más de la mitad de la ruta se desarrolla por senderos, con algunos pasajes técnicos, lo cual la hacer ser muy intensa.

En ese sentido, aunque en BTT Asturias la hacemos partir de Santibanez de Murias (Aller), se puede empezar para suavizar tanto en kilómetros como es desnivel. comenzando en el pueblo leonés de Pendilla.

image

Puesto que de hacerlo desde Santibanez, o desde Pendilla, desde el punto de desvío hacia el recorrido por las cumbrales (Cruz de Fuentes) hay una diferencia de 6 km menos y unos 400 metros menos de desnivel a favor de la salida desde Pendilla. Eso sí se complica bastante la logística de este recorrido al no ser una ruta en bucle.

Partimos en nuestro caso, de Santibanez de Murias tomando dirección Sur hacia el desvío del Puente Viejo, el cual da acceso al Rasón, por cuyo lateral se va o viene el ramal de los Anillos Ciclistas de la Montaña Central de Asturias, ya en plena decadencia señalética.

P1190516P1190518

Nuestra ruta deja el desvío y prosigue de frente a la vera el río La Mortera, cuando ya se divisa en la ladera derecha las instalaciones mineras de Encomisa, (4km) la ruta vira a la izquierda dejando el arroyo, por un continuado ascenso hacia las viejas instalaciones mineras de la explotación carbonífera La Carmina. La cual se atraviesa para irnos hacia el próximo desvío que está 2 km., más arriba lo cual presenta aproximadamente un desnivel de 200 mts. El tramo se sube bastante bien a pesar del desnivel, pues las pistas están bien arregladas, son amplias, y salvo algún repecho, digamos que a pesar de la continuada subida se rueda de forma confortable.

Se deja un ramal que sale a nuestra espalda para seguir subiendo hasta el desvío de Fresnosa, (6 km y 982 mts. altt.) el cual pronto reconoceremos pues, se abre ante una portilla que presenta un repecho tremendo, aquí se toma un camino a la derecha que va en plano y más adelante se presenta otro desvío que se marca como Fresnosa, nos metemos por dicho ramal que va en plano, incluso con un poco de bajada, hasta cruzar el puente Barriu sobre la riega del Casar, lo cual nos cola en la otra ladera del valle, para poder subir hacia la Calzada Romana de la Carisa. Rodamos ahora rumbo Norte y Noroeste

.IMG_9771IMG_9767

El tramo una vez cruzada la riega presenta ciertos repechos que luego se irán calmando, presentado una faz distinta de largos tramos en ascenso hasta concluir en una singular campera coronada por unas tallas de madera, un inmenso oso de pie y unos urogallos posados en un tronco, estamos en la Llana Calva, por cuyas parece que se reparten más animales tallados.

Durante la subida iremos viendo parte del valle que vamos a bordear pasando de esta manera por los entornos del Estorbin, El Cotón, escoltados por los picos de La Liebre, pero aún nos queda tramo que ciclar, pues hasta la Llana Calva, apenas si hemos rodado unos 10 km de ruta y nos hallamos a unos 1300 mts., de alt. Aún queda por subir aún un buen tramo.

IMG_9769

Ahora la ruta se hace más suave para ganar el entronque de la Vía La Carisa, en cuyo punto se sigue por la izquierda, hacia arriba hasta llegar a la cumbre de la cordal, dando vista a los valles lenenses, que nos ofrece una espectacular vista sobre las Ubiñas y sierras adyacentes. Estamos a 1.547 mts., y el lugar se conoce como El Tunelón, que es el punto donde llega también la ruta de los Anillos Ciclistas de la Montaña Central, tras coger el citado ramal en Parana y trepar hasta la mina La Fargosa, la cual da acceso a este punto. Por nuestra parte hemos recorrido unos 13,2 km.

Ahora, ya lo alto del Codal de La Carisa tan solo de trata de llegar hasta el desvío de la Cruz de Fuentes, lo cual se hace en un momento, pues apenas si nos separa 1 kilómetro de distancia. Este punto es clave, Cruz de Fuentes, con su señal en el suelo, esta es la querencia de las instituciones por los recorridos de sendero o de BTT, bueno en el Tunelón ya no había ni señal.

P1190526P1190532

En este punto es clave, pues por un lado se abandona a Vía La Carisa, de frente vendría la ruta de la Travesía de la Cordillera de Asturcón BTT desde Pendilla, y ahora conectamos con tal trazado para toma en nuestro caso el ramal izquierdo ya en la Sierra de Carrocedo, y trepar hacia el Pico Fuentes, compartiendo el trazado propuesto de Asturcon BTT

Pronto la mala pista concluye, y nos deja ante la tesitura de tener que tirar de la trotona hasta alcanzar tras algunos rellanos las cumbres de los Cerricos del Mayau de Fierros. Será bueno no aventurarse por atajos que nos pueden dar algunos sustos y ya se sabe que no hay atajo sin trabajo.

P1190552P1190556

Por tanto, se siguen las trochas en ascenso hacia los promontorios de los Cerricos, porteando por entre el brezo bajo preñado de arandanales, a la vez que se va dando vista al valle de Lena. Detrás de nosotros a lo lejos el Pico La Boya que ha presidido junto con el Tres Concejos toda nuestra subida, en el primero de los picos citados se situó un campamento romano, el de las tropas de Publio Carisio, fundador de Emérita Augusta (Mérida) y Gobernador de Lusitania (Portugal), el cual fue mandado por el Emperador Augusto a conquistar esta zona norteña. En dicha zona hubo intensas excavaciones arqueológicas.

Tras ganar el primer cueto del Cerrico, ya estamos casi que la zona cumbral y damos vista al valle Morterúa, y Fresnosa al que vamos a dar vuelta, y además estamos en condiciones de ir rodando por las cumbres, teniendo que descabalgar de la trotona alguna que otra vez, nuestra dirección sigue siendo Sur, aunque virando al Este, sobre todo cuando empecemos a estar bajo la cumbre del pico Tres Concejos con 2.014 mts. Ahora nuestra ruta circula por senderos entre brezos pasando por debajo de la cumbre, vertiente Norte, para ir desembocar en las abiertas praderas de La Mortera, un poco más abajo la alambrada del límite provincial con León. Se da vista al valle de Pendilla.


Con unos 17 kilómetros rodados y a algo más de 1900 mts., de altitud entramos en territorio leonés, en una anterior visita nos metimos por los atajos y la verdad es que la liamos, aunque puede ser interesante pero hay que saber cuál de las 15 o 20 veredas es la que está mejor y nos lleva a buen puerto, además es un rodar complejo.-

Lo mejor las zonas cumbrales, más despejadas y abiertas nos permitirán rodar mejor y más, ahora rodaremos por la llamada Sierra del Cuadro.

Ya en la zona de la valla, hay que subir hacia un lateral del Pico los Pisones, los de Asturcón BTT, se fueron por el lado asturiano , lo que obliga a un porteo intenso, si donde vemos que la valla está abierta y no metemos por ella, ahora esta quedará a nuestra izquierda rodaremos más, pues de este modo se bordea la amplia ladera del Pico Los Pisones pero por más abajo, perderemos de vista por unos instantes la cumbre del Pisones, al menos hasta llegar a la Cochá Chana del Puerto.

IMG_9832IMG_9834

Salimos por debajo de la alambrada en el Cueto los Barriales, ante cuya amplia collada nos presenta otro pequeño porteo que marcan unos pedruscos camino del paso de la Estrella la Cuanya, tirando de la trotona, se rueda otro tramito para virar hacia arriba por entre escobas y por encima de unas empinadas cárcavas, para así ganar el paso de la Cuanya, con unos 20 km y a 2.041 mts., de altt.

A nuestros pies de nuevo damos vista al gran valle de La Morterúa y Fresnosa, impresionante, y se ve con pena como las altas brañas alleranas por estos lares han quedado aisladas y descolgadas de las infraestructuras viales, solo quedan unidas con las zonas más fonderas por los viejos senderos peoniles comidos por brezos y escobas., que van monte abajo a toda velocidad, dentro de unos años esta zona alta de las brañas sobre todo en vertiente norte será impracticable.

Se cruza con cuidado la Cuanya, dejando la vertiente leonesa y yendo por un inimaginable sendero, colgado de las Lomas de Cuaña, dando vista al gran valle de Murias y con rumbo Noreste. Ahora estamos de nuevo muy altos, a casi 2.000mts. y las vistas e n todas las orientaciones son algo impresionante, se ven los predios de León, y las tierras fronterizas entre Babia y Omaña, y ya no digamos si miramos al Norte…

IMG_20181024_114153597IMG_20181024_123855781_HDR

El sendero que se nos presenta es ancho, pero apenas si sobrepasa en las zonas más altas al metro, ah y va en leve descenso, y con una fuerte pendiente a la izquierda, o sea que cuidado pues se coge velocidad.

En un pis-pas se hace el tramo hasta el paso del Cascayu Cortau, por donde los Asturcones, dejan el valle para entrar en picado hacia la braña de Bustroso, y enlazar con la Sierra de Conforcos. Bajada muy pindia aunque corta. Por nuestra parte preferimos seguir hacia los Picos de la Liebre, buscando la collada Cascayu muy marcada, la cual se ve desde ya desde los Cerricos, la citada collada al pie del primer cueto de la Liebre, se da cara al valle de Conforcos, y se va una senda a la derecha que va por debajo del pico La Fuexa hacia la majada de Bustrosu, que apenas si entrevemos

De este modo al llegar a la collada, pue eso nos ponemos de cara al Sur para bajar por la trocha de la Fuexa y la Cocha de Bustrosu, trazado que irá mejorando hasta entrar en la desarmada braña de Bustrosu, que en su tiempo fue importante, pues no en vano por ella entraba la llamada Senda de los Agriles que daba paso al famoso Camino de los Segadores que por el Puerto de Piedrahita se pasaba a las tierras leonesas.

IMG_20181024_142453453P1190529

A nuestro frente los parajes de los puertos de Piedrahita en primer término, y luego más lejos Puerto de Vegarada y las cumbres de San Isidro y los Picos de Europa al fondo.

Desde, el Bustrosu el trazado sale hacia el Noreste, por debajo del Pico La Boya de Casomera y el Alto de la Texera, y lo hace por un camino amplio que se convierte por unos momentos en una limpia cubeta muy divertida de ciclar por la Cabarzosa , para un poco más adelante subirnos a la cordal de Conforcos, rodando hacia la majada de Cople. Serán unos cuatro kilómetros de senda que se presenta divertida para quien le guste los senderos y caminos que no ofrecen sorpresas en la traza, como algún que otro escalón natural.

Ya en Cople, ante la cabaña de Gervasio, se abren varias ofertas de dirigirnos a Santibanez de Murias, una de ellas al llegar a la pista de Cople, es seguir el ramal descendente que cruza el arroyo de La Fresnosa y de ahí por Diez Timones, enlazar con la zona de la mina La Carmina y directos a Santibanez de Murias que serán unos 13 km de trazada casi toda ella en bajada,

Otra opción es que, al llegar a Cople, se sube tal y como nos proponen los Asturcones hacia Renorios-Cotobello que es muy poco de subida bajando luego por la etapa de Los Anillos Ciclistas, cuya traza da vuelta a Renorios y la Sierra de Coto Bello y Murias, pasando por Curriechos, toda una gran bajada por amplias pistas y caminos, con otros tantos kilómetros

Nosotros, viendo lo bien que se nos dio el día nos fuimos por la variante asturcona, que como nos imaginamos era territorio comanche. En Cople se sube hacia Renorios, y a cuando estamos para desembocar en el Collado que marca el Cueto la Nozala, se ve una invitadora pista tapizada de de hierba a la izquierda que pide a gritos ser rodada, el problema es que cuando se llega por encima de las majada de Sogrande, la pista da lugar a un camino y este a un sendero , que no se corta un pelo en irse directo hacia el Cueto la Xugosa.

Tramo complicado, estrecho, con imposibles revueltas, y muy pendiente y abundantes escalones, con lo cual muchas veces pie a tierra, en la Xugosa, los asturcones desprecian de la Vana, o sea ramal que sale a la derecha de la braña, para tirarse directamente por la Cabuernia hacia la braña de Tablao, donde se desemboca el sendero ya camino en la ramal asfaltado que viene del Puente Viellu, se vira a la derecha y tras cuatro kilómetros desde La Nozala se entra en Santibanes de Muria, tras una ruta golosa en senderos, y donde las pastillas de freno se afilan y los discos se ponen al rojo vivo perdiendo su chirriante cantar.

Ruta que hay que cogerla con ganas, y teniendo muy en cuenta el tiempo pues se rueda en cotas muy altas donde un cambio de climatología nos puede poner en un brete, ah y no hace muchos experimentos fuera del track sino se conoce esta compleja orografía. En una visita anterior por tomar atajos estuvimos unas cinco horas de porteos entre brezos y escobales.

IMG_9799
Fotos de Juan Piñera, Javier Dolado, Fernando Torres, Victor Guerra.

© Victor Guerra

viernes, 24 de agosto de 2018

Rodando por los entornos de La Vía Saliámica

  • 20180818_132545

  • Punto de Salida y Llegada: Las Salas (León)
  • · Puntos de Paso: Valbuena del Roblo-Viego-Primajas-Corniero_La Velillda de Valdoré-Valdoré-Pajar del Diablo.
  • · Longitud de la Ruta: 39,5 km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.034 mts
  • · Participantes: Javier Riestra-Javier Paredes-Victor Guerra
  • TRACK DE LA RUTA EN WIKILOC
De nuevo volvemos a los territorios leoneses, en concreto a las inmediaciones del embalse de Riaño, a las tierras de las antiguas tribus astur-cántabras, los Vadinienses, en busca de su gran referente la ciudad de Vadinia, lugar tan mágico como inexistente, y con la intención de rodar por la gran Vía Saliámica.

image

Y allá nos fuimos en un viaje de casi dos horas de coche, desde la Asturias central hasta Las Salas, una vez en este emplazamiento, preparamos las “trotonas” para dar una vuelta en forma de bucle sobre la zona “Vadiniense” por excelencia, pues fue aquí donde más lapidas han salido de esta famosa tribu astur-cántabra.

Pero Las Salas fue también núcleo central de la caminería pastoril, puerto de las oveja merinas, y en cuyos predios estuvo la ropería de la ganadería lanar del Marqués de Perales, y las distintas confluencias de redes pastoriles camino de Lois.

De Las Salas salimos en dirección Suroeste por la carretera N-621, para desviarnos a los pocos metros (0,800 mts) hacia la derecha siguiendo ahora el curso del río Dueñas. Un paseo tranquilo por asfalto que nos va metiendo en calor, pues no en vano a pesar de ser agosto, hay que decir que pasamos el puerto, unos de Pontón y otros el de Tarna, con 3ª grados. O sea que la mañana está algo fresca.

WhatsApp Image 2018-08-18 at 21.21.1320180818_124949

Vamos subiendo sin mucho apuro, dejando atrás la ermita de la Virgen del Roblo, donde se celebraban los famosos “aluches” y el caserío del Enebro, para un poco más allá, a eso de los 3,2 km., virar a la izquierda, pasando por encima del Puente de Campo, para coger un acceso rodado más empinado que sigue el curso del río Lutero, ascendiendo por las campera de Santa Cecilia y hasta llegar al pueblo de Valbuena del Roblo, (4,3 Km) perteneciente al municipio de Crémenes, al cual pertenecen casi todos estos pueblos que cruzamos.

En Valbuena, donde decían las viejas crónicas de la Ensenada (1752) que había 13 vecinos entre ellos 3 viudas, y entre cuyo vecindario había 5 pastores de ganado fino y 1 de ganado basto, se nos acaba el asfalto, y a la entrada del pueblo se gira casi en redondo, para ir dando vuelta al Alto del Pando, para subir tranquilos por el valle de Vallinoso a coger el Collado de Viego. Subida tranquila, sin problemas técnicos, salvo que algunos tramos en subida estaban muy destrozado el firme, y por ello pues hubo momentos de descabalgar para empujar la “trotona” durante unos metros, hasta alcanzar el significado colla de Viego, con 7,5 km., rodados.

. P1190145

A nuestra espaladas la impresionantes Peñas Pintas, que serán una continua referencia, ante nosotros uno de esos recónditos valles leoneses, regados por varios regatos lo cual conforma una buena vega, bajando hacia ella muy despacio y gozando del paisaje, llegando de este modo al pueblo de Viego, (Ayuntamiento de Reyero) (9,4 km.,) que empezaba a desperezarse.

Aquí dejamos el rumbo Oeste, para virar al Sur hacia el pueblecito de Primajas, (11,8 km.,) lo cual hacemos por el acceso rodado, pudiendo ver al paso por el pueblo su diminuta iglesia sin espadaña, y con sus campanas, situadas en los arcos del pórtico, desde aquí nos sorprende una subida muy bien trazada y amplia que sigue rumbo Sur, con amplia traza y que nos deja en el Collado las Camperas (14,6 km) ya a 1.447 mts., de altitud, Primajas está a 1.154 mts., de cota

.P1190167P1190165

Es como digo subida calmosa, en base a revueltas que van ganando la vega de la Sierra del Acebal, dándonos preciosas vistas al Norte, con esas amplias vegas y toda una serie de sierros que circundan cientos de caminos, es increíble la red de sendas y pistas, para este un año rodando por todas estas amplias comarcas. En la subida nos encontramos con la pared de Peña Ramil, a cuya sombra nacen varios cerezos, la verdad es que ya un poco asilvestrados. Ganada la collada, otro mundo de sierros y cuetos, antes los cuales nos entretenemos dando un bocado a las viandas ahora que el sol ya calienta.

Por delante nos queda una larga bajada por el valle que riega el arroyo de Primajinas, y por Las Llampas hasta desembocar en el pueblo de Corniero (19,4 km.,), ya en tierras de Crémenes.

P1190156P1190157

De este diminuto pueblo ovejero salimos por su acceso rodado que le une con Crémenes, pero antes de llegar a la capital municipal, doblamos a la derecha durante la bajada , y pasando el río Riochín, (21,7 km.,) nos ponemos en un camino casi cerrado que nos pone de nuevo cara al pueblo de Corniero, para doblar al poco sobre el Cueto del Cabero y subir por la Hoz del Palomar, que se abre paso en la Sierra de los Caleros y la Cordal del Alto del Pozo; eso sí con un suelo bastante desarmado vamos ganando la Collada del Aviau, (1.266 mts., altt) en el último tramo, tanto yo como Javier Paredes, optamos, ya que íbamos andando, pro subir pro la antigua traza del camino, mucho más juicioso .

 P1190174P1190178   

Ganada la collada, por delante otro pequeño descenso por el valle fluvial del arroyo Las Cortinas, que nos deja en el pueblo de Velilla de Valdoré (26,9 km.) y en cuyo trasiego desde que dejamos el río Riochin compartimos trazado con las rutas de BTT de las Cuencas Mineras de Castilla y León. Ruta 2. Cistierna-Crémenes, desde aquí a Valdoré un tramito de nada también por asfalto (28,4 km).

Valdoré conforma toda una capital vadiniense, por excelencia, con 3 lápidas halladas en dicho lugar, de este pueblo nos habla también Javier Esparza en su novela: Los Demonios del Mar. Además  de que en este punto se conecta con la ruta Vadiniense del Camino Lebaniego, que une Santo Toribio de Liébana con el Camino de Santiago, y cuyo trazado compartiremos hasta llegar de nuevo a Las Salas, donde nosotros plegamos y la ruta irá buscando el trazado hasta Riaño, para doblar luego al Este hacia Llánaves.

P1190195P1190198

Una vez en la carretera general que se entrevera con el río Esla, N-621, se gira a la izquierda para rodar por este eje hasta la Venta de Valdoré, donde se abre un camino a la derecha jalonado por unos paneles informativos que nos hablan de la Vía Saliámica, o Calzada del Esla. 

El camino es suave, y aunque un tanto pedregoso al principio, esta deja paso según coge altura sobre el río Esla a un camino más ciclable y lo que son las cosas tenía idea de una vez que rodé por estos lares, que la altura sobre el Esla era mayor, pero hoy compruebo que no, y veo que la Calzada del Esla, es una bella construcción no usada por los romanos, sino construida por ellos para la penetración y control del territorio astur cántabro.

20180818_14124520180818_140539

Y lo cierto es que se ve a medida que se sube hacia el llamado Pajar del Diablo, la trama constructiva tanto en la zona central de la calzada, como por las grandes piedras cantoneras que cierran el trazado de la calzada.

Al llegar al estrecho paso del Pajar del Diablo, se da vista al valle de Villayandre y Crémenes , con un bonito tramo de la calzada medio reconstruido por el cual bajamos sin problemas, pues al estar seco, hay buen agarre, si el piso estuviera mojado la cosa cambiaría bastante
.
20180818_142000

Desde el Pajar (31,45 km) se baja en un tris-tras a la orilla del Esa por la Mata del Arenal hasta el Escobiello para segur por la orilla derecha, aguas arriba, pasando por el lateral del pueblo de Villayandre y Crémenes, el trazado se haya también señalizado como PRLE-36.
En ese trayecto ya en plano, que va entre el rio y los prados o las zonas de peña, podremos ver un bosquete de sabinas ya cerca de Crémenes, donde se toma la carretera de Argovejo hasta el lugar de Piorneda, donde hallaremos el santuario de la Virgen de Pereda.

Lo cierto que la ruta a través de la vereda que se abre al par del río Esla nos deja unos cuantos hitos religiosos a modo de cenobios como San Miguel de la Escalada, Santa Olanza de Eslonza, en Gradefes el monacato de Santa María.

P1190187P1190205

Es un tramo delicioso, donde se pueden ver también las huellas del paso de los carretones en el suelo, y los distintos hitos históricos reflejados en paneles informativos, ya bastante deteriorados que nos hablan de un monasterio de féminas, y los estrechamientos que hace al trazado Peña de Condobrín (Los Remanganes), y así rodando al lado de río Esla, que este mes de agosto presenta un lleno casi total, nos plantamos de nuevo en Las Salas, donde una larga partida de bolos leoneses nos tendrá entretenidos un buen rato.

20180818_141319

Fotos Javier Riestra y Victor Guerra

© Victor Guerra

viernes, 3 de agosto de 2018

Ruteando con las “trotonas” por La Vecilla

· 37939388_10156995710449305_7048781913946849280_n
  • · Punto de Salida y Llegada: La Vecilla
  • · Puntos de paso. Otero de Curueño-Llamera
  • · Longitud de la Ruta:35,5 km
  • · Horario de la Ruta.4 h.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1004mts
  • · Participantes: Javier Dolado, Albano Capezzali, Javier Riestra, Luz Alvarez, Javier Paredes, Victor Guerra
  • Fotos de Victo Guerra y Javier Riestra
image

Si Mahoma no va a la montaña, tendrá que ir la montaña a Mahoma, eso es lo que dice el dicho, y haciendo caso de este, y viendo que este año el sol se resiste, es lo que nos ha llevado a que todas nuestras rutas estivales huyeran de la neblinosa Asturias, para ir a buscar lares con mejor luz y algo de sol, y este sábado tocó La Vecilla.

Hacía años que no rodaba por estos predios, en los que trabajé hace años componiendo uno de los primeros inventarios integrales de esta comarca del Curueño, y tras el cual hice unos de los primeros folletos turísticos y acometí el diseño de algunos recorridos de senderismo y bicicleta todo terreno.

image

Alguna vez más volví, pero no muchas, y dada su cercanía con Asturias, su fácil acceso desde esta región, pues me atreví a buscar entre mis viejos archivos algún recorrido, pero dado que venían un par de amigos algo fondones, lo mejor era que fuese un recorrido facilón y rodador, y el amigo Calleja vino en mi auxilio con un track algo más actualizado que el mio, y así configuramos una salida sabatina por los predios de La Vecilla.

Nos pusimos en marcha y el sábado pasado nos citamos en el Bar el Cruce de La Vecilla para rodar unas horas por la zona suroriental de La Vecilla, dando como punto de arranque tal capitalidad ubicada en la frontera entre la meseta y la montaña que compone el predio de Los Argüellos.

P1190026

Enfilamos pues desde La Vecilla, por la carretera CL-626, que nos llevó en primer término hacia Otero de Curueño, subida alegre por el arcén de la carretera en cuyo trayecto Javier Dolado iba como unas castañuelas con su nueva Canyon.

Rodamos unos 2,2 km., por el arcén hasta la altura del PK.119, a cuyo punto giramos a la derecha para tomar un camino por entre la pradera que por Las Parras, circula dirección Sur, para a la altura de Valdevellia, virar al Oeste y colocarse por encima de la Urbanización Campa Redonda, a cuya altura se recobra el rumbo Sur, por medio de fuertes repechos que pronto nos suben a la cumbral de la Forcada con una ganancia de cota de unos 300 mts., en apenas unos 5 km.

P1190003

Por delante todo una cumbral sembrada de pino que nos permite alcanzar toda la longitud de la sierra coronada por la Peña del Rollo, de ahí seguimos rodando hasta la otra picorota la de Carameta a la cual bajamos por medio de gran bajada muy pendiente y rota hacia el Valle de Llamargos. Las trotonas dobles genial en cuanto a comportamientos en suelos quebrados y muy sueltos, con la trotona semirrígida, ya es otro cantar.

Una vez abajo en lo fondero de la valleja que da lugar al cauce de varias riegas secas, y cubiertas de espesa vegetación, circulamos por esa zona forrada de vegetación por Abesedón y por el Valle de Carabelo, el cual dejamos a la altura del Alto de Valdepradines, para subir al Oeste a la cumbral del Comuñas, hacia Mata Alta, dirección Sur.

 P1190005 
P1190009

En esa bifurcación nos vamos por la derecha habiendo perdido altura pues estamos a 1.169 mts., y a la altura de Cabecera del Violarón nos echamos al Este en bajada por Las Solanas de la Mata, hasta coger el arroyo de Cuciellos, que va más que seco, y carcomido por la vegetación, aunque se rueda muy bien, podríamos seguir hacia Lugán, pero en el entronque con el arroyo o barranco de Carabedo, le damos vuelta a la trotona y nos ponemos cara Norte, para subir por lo fondero de Carabedo.

Cuando encaramos este fondero cauce, el cual exige técnica y fuerza para rodar por entre la densa vegetación herbácea que carcome todo el trazado, el amigo Albano recibe del mazazo de la pájara, y cuando se da cuenta no puede ni montar en bici. Subimos tanto la riega citada y luego la de Valdepradines a pie, pues era dejarlo solo y apetecerle echarse a la fresca bajo uno de los innumerables robles de la zona.

P1190013

Subimos al Este para ganar la cumbral que nos da acceso a la riega de Valdemayor, franqueada berruecos y paredes de conglomerados. A los 24, 5 kilómetros de rodadura, dejamos la fondigonada valleja pàra subir a la cumbral de Peña Atobal que nos aporta vistas sobre el valle del río Porma. Preciosas e impresionantes vistas.

De la Peña Atobal vamos arrastrando las trotonas, acompaño al del parajón hasta Los Cuetos, para un poco más allá. Muy cerca del pico La Muga (1.325 mts., alt) empezar a bajar hacia el Noreste por arroyo de la Portilla.

P1190015P1190017

Descenso técnico y bonito, pero no puedo dejar solo a Albano, que le veo hasta andar mal, o sea que despacito le voy llevando valle abajo , y se monta en las zonas más fáciles para entrar por el camino de Las Lleras en el pueblo de Llamera.

Recobramos un poco el cansancio, y la falta de agua en alguna “chepa”, o sea en el camelback para salir rumbo Noroeste, por el Melón hacia la Reguera Oscura, buscando a modo de salida rápida de la zona para que Albano pueda resucitar, hacia la carretera CL-626, con la cual conectamos a la altura del PK. 120, desde hay de nuevo por Otero de Curueño la bajada a La Vecilla se hace en un periquete.

P1190028P1190031

Una cerveza y parece que el cansancio y el “tío del mazo” parece remitir, pues no en vano Albano lleva unos cuantos meses sin dar pedales.

Para la próxima más y mejor

© Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...