Mostrando entradas con la etiqueta BTT ASTURIAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta BTT ASTURIAS. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de abril de 2018

POR TIERRAS RIOSELLANAS

  • WhatsApp Image 2018-03-30 at 17.49.02
  • · Punto de Salida y Llegada: Ribadesella
  • · Puntos de Paso: Tereñes- Vega- Ordiera-Campo Golf Berbes- La Gavia-La Torre-Pando. Sardeu-Nocedo-La Cuevona-La Piconera
  • · Longitud de la Ruta: 35 km
  • · Horario de la Ruta. 4 h.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.346 mts
  • · Participantes: Luis Roza- Javier Riestra- Marcos F. Cernuda- José Ramón Natal- Javier Paredes- Toño Cuervo- Luz López- Juan Piñera.
Foto 29-3-18 10 03 14Foto 29-3-18 10 03 22Foto 29-3-18 10 28 49

Tras los líos habidos entorno a la famosa ruta de Montes del Sella, la cual se ha partido en dos: por un lado Ribadesella se han montado su propia ruta más el añadido de su Feria de la bicicleta: Iª marcha BTT Villa de Ribadesella, y los organizadores del Monte del Sella, se han ido a Parres, en ambos casos, aunque a unos les ha quedado más o menos digna la ruta a otros digamos que le falta sabor.

Con estas premisas estos días, de aguas y nieves, hemos estado la gente de BTT ASTURIAS rodando por las dos rutas la de Parres, como esta aún no se ha celebrado nos reservamos la opinión, y la correspondiente a Ribadesella ya se celebró en medio de un diluvio universal, pues traemos a colación nuestra impresión ahora que se ha celebrado, y lo que digamos condiciona más bien poco, y hasta puede ayudar.

clip_image002

De esta ruta riosellana teníamos varios tracks, señal que dadas las condiciones climatológicas adversas en las que se celebró la ruta, algunos de los bikers optaron por realizar sus propios recortes, y como además la salida desde Ribadesella es la misma de todos los años, por nuestra parte y conociendo el terreno, y por aquello de darle un ingrediente distinto al trazado nos planteamos hacerla en sentido anti horario, que es a la inversa de como lo ha planteado la organización.

Por lo cual, ubicados ante el Centro de Interpretación de la Cueva Tito Bustillo, enfilamos hacia el paseo costero que bordea la playa de Santa Marina, pudiendo admirar al paso los casoplones de la zona, donde se conjuntan impresionantes villas indianas, con mordeneces arquitectónicas, ante las cuales más vale mirar para la playa, desierta estos días de bañistas.

El rumbo Oeste que nos marca la ruta nos lleva hacia la carretera de Tereñes, que pronto se deja, para entrar en fuerte ascenso por un sendero que nace al par de la carretera tras dejar la playa atrás, y cuyo trazado cruza todo el Monte Somos, hasta salir al carretil que va al faro de Ribadesella. Un tramo pindio, que dado la inundación acuífera de estos días los tacos de las ruedas apenas si llegan a entrar en la zona más dura del terreno, por lo cual se pedalea en vacío, lo cual hace que inevitablemente pongamos el pie a tierra.

.Foto 29-3-18 11 27 05Foto 29-3-18 11 27 28Foto 29-3-18 11 27 35

Una vez se entronca con el camino asfaltado, se entra por en medio del pueblo de Tereñes hasta desembocar ante la gran Ermita de la Virgen de las Nieves, para seguir desde ella al Oeste hacia los caseríos de Priesca y La Dehesa, pasando por encima del pueblo de Abeu.
Tras dejar atrás el caserío de la Dehesa, parte del grupo seguimos a nuestro aire, pero fuera del track, y ya de perdidos nos fuimos directamente hacia el pueblo de Vega, la otra parte, del grupo se fueron hacia La Tejera y La Braña, dando vistas al mar pero medio enfadados por los procelosos caminos lleno de olorosos charcos de cucho.

Por nuestra parte, para entretener el tiempo de espera mientras los compis llegaban en Vega nos entretuvimos en contemplar las preciosas pinturas en puertas y paredes que se muestran en un rincón del pueblo de Vega, y que bien merecen ser reseñadas, pues hay gente que ni se entera de su existencia, por lo que nos comentó algún compañero que cuando llegó aquí tras recorrer la legendaria Montes del Sella, ni se enteró de la existencia de tales muestras pictóricas.

Foto 29-3-18 11 36 53IMG_5600P1180326

Reunido de nuevo todo el grupo, nos vamos por la playa de Vega adelante para virar en el comienzo de la zona dunar hacia Laspre hacia el Sur, para entroncar más arriba con el cruce de Ordiera, lo cual logramos sin apenas poner el pie el suelo, dado lo patinoso de los firmes, y en cuyo tramo nos encontramos con dos bellas jacobitas teutonas en pos del Sr. Santiago, señal de que ya empieza la primavera peregrina.

En Ordiera no queda otra que cruzar la carretera N-632, y subir por el carril hormigonado de Ordiera hacia lo alto del Campo de Golf de Berbes, un entronque con la carretera de acceso se gira a la derecha en ascenso hasta coronar la planicie donde se ha instalado el Campo del Golf, ante de llegar al centro de la instalación se gira a la derecha por un camino que va al Oeste, hacia el Collado La Forquita, camino de la carretera de El Fito o bajar a Caravia.

Se toma este camino que pasa por encima del túnel de la A-8 de Ordovicio, siguiendo la traza que se ciñe a la ladera, por medio de unos firmes de arenisca que pulen la trasmisión que es un primor.

.Foto 29-3-18 12 35 20Foto 29-3-18 13 10 03

En el recorrido se pasa la riega de Cerracín , todo en plano, eso sí un poco más adelante se acaba lo bueno, pues nos queda una buena trepada, pues se abandona la pista que va hacia Forquita, para entrar por un camino a la izquierda en fuerte ascenso que nos presenta un primer y fuerte repecho de más de 150 mts, de longitud con un desnivel que supera ampliamente el 12% de pendiente, tras una cerrada curva otra remontada de unos 350 mts., de la misma naturaleza, seguida de un tramo más plano que sirve de descanso, tras el cual, vienen otros 150 mts., de empuje de trotona, al final es casi que 1 kilómetro en el cual se rueda más bien poco, y que se hace largo y penoso, lo que hace decir al amigo Riestra, que « si lo sabe no hubiese traído la bici», le invitamos a tirar la doble, pero ni por el forro.

IMG_5589

Se llega a una zona plana , por donde llegaba de la bajada brutal desde el Fito, y donde se viraba la ruta Montes del Sella, un buen punto para pararse unos instantes y degustar las delicatesen de cada uno, casadielles, tartar de chocolate fondant, buen vino rosado leonés en bota, y un sorbín de aguardiente de Liébana, y tras contemplar los contrafuertes de la sierra de Moro, y otros que nos sabemos cómo se llaman, de nuevo nos ponemos encima de la trotona, ahora seguimos rumbo Sur, por debajo de la ladera hacia la pista-camino que viene de La Muñeca, al pie de la carretera del Fito, una vez se entronca se vira a la izquierda poniendo cara al Norte, bajando de nuevo hasta la instalación de golf.

Este bucle, haciendo la ruta como la venimos haciendo para aligerarlo de ese acarreo de trotonas se puede hacer en sentido inverso, o sea que la llegar a las cercanías del núcleo recreativo golfista se sigue de frente, se sobrepasa el centro y se continua por la pista que va por debajo del Fito hacia La Muñeca, al poco de dejar el golf, como a los dos kilómetros largos, se abandona la pista por la derecha, por un trazado a modo de enlace menos pendiente, desde el cual llegados a la cota más alta, donde antes hemos hecho un tentempié, se continuaría hacia el Norte para bajar por los duros repechos de porteo, hasta llegar a la pista de Caravia, donde se seguiría por la derecha hasta llegar de nuevo al Campo de Golf, se volvería a rodar hacia el centro de la instalación y se estaría en condiciones de continuar el track.

b1d29b68-23a5-45e7-a3c4-d59277d14b30

Fuera como fuere, a lo hecho pecho, llegados a la pista que baja de La Muñeca hasta la instalación golfista se toma un camino hormigonado, que hay a la derecha que baja enfilado por la Gagijosa, La Gavia y Lavayos, en franco descenso ojo que la pista hormigonada es estrecha y suben coches por ella, nosotros nos encontramos unos caballos con jinetes.

Se sigue la gran bajada hasta llegar a la vera de la riega de Lloreo a cuyo seno se desciende hasta concluir en el pueblo de la Torre, el cual se deja un poco más allá de la Ermita de La Paz, dejando la AS-342, por una carreterita que va hacia las aldeas de La Vega y Pando. (parroquia de Linares)

En este carretil, el sendero trazado cruza la riega Acebo, que estos días va muy caudalosa por lo que es bueno seguir por la carretera y cruzar el pueblo de Pando, para poder enlazar con el track, cruzando la carretera AS-341, y de este modo entrar en un camino embarrado y cercado de cierres y alambres que obligan de nuevo a empujar la trotona en algunos puntos hasta ganar el caserío de Soto.

IMG_5616Foto 29-3-18 11 45 01IMG_5620

Aquí el trazado se embosca en tramos de carretiles asfaltados y caminos embarrados que pasan por encima de la aldea Sardeu, para cruzar de este modo cruzar diversas riegas como la de Sardeu y Villar, y desfilar por la parroquia de Moro hasta el enclave de Noceo, hasta estas alturas del día ya perdimos dos unidades bikers, pues el día se nos echa encima, y hay compromisos familiares ineludibles.

Hasta aquí llegamos en tropel por distinto camino, y sopeso que el personal está cansado de batallar con el barro, y los cierres dados sus comentarios, y para colmo empieza a llover, lo que ahora nos quedaría que es subir al Collado Moru, para bajar por la vertiente de la aldea de Tresmonte o bien por pista o por el sendero.

P1180311

Un tanto aburridos de trotar por un trazado un tanto insulso, sobre todo desde el campo de golf de Berbes hasta este punto, al menos para nuestro peculiar gusto de ciclomontañeros.

Por lo cual dado lo visto, y que el tiempo se mete en agua, lo mejor es seguir valle abajo por Gelgueres y La Boquera hasta ganar el emboque de La Cuevona, donde hacemos unas fotos y nos vamos, por el carril en ascenso que pasa al otro lado de la Peña de las Torres, hacia el pueblo de El Alisal, siguiendo la carretera que cruza la parroquia de Junco, hasta el bonito palacio de La Piconera, y virando a la derecha por la carretera RS-2 entrar por la Güertona en Ribadesella, donde nos esperan unas refrescantes cervezas en Casa José, donde debatimos ampliamente si hacer la ruta en uno u en otro sentido, y realmente da casi que lo mismo.

P1180346

Aunque no hay consenso general, sí que le sacamos un a conclusión ruta un tanto monótona, y pestosa, que para próximas ediciones necesita un buen repaso si se quiere que superviva como Concentración Ciclomontañera, más a allá de ser barata o comer bien, que es un puntazo. Ánimo, promotores os queda por delante un importante reto.

Fotos de Victor Guerra- Juan Piñera- J.Ramón Natal y Toño Cuervo.

© Victor Guerra

viernes, 16 de marzo de 2018

Ruteando por las tierras del Rey Silo

· P1180085
  • · Punto de Salida y Llegada: El Pito (Cudillero)
  • · Lugares de paso: Los Cabos- Santianes-Arroxo- Bances- Agones- Villafría
  • · Longitud de la Ruta: 36 km
  • · Horario de la Ruta. 4 h.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.100mts
  • · Participantes: Luis Roza, Fritz, Victor Guerra
image

Hacia tiempo que no recorríamos la zona pixueta y praviana, y dadas las situaciones tan borrascosas en temas climatológicos hablando, nos fuimos camino de los predios del famoso Rey Silo, casado con el heresiarca Adosinda.

Para disfrutar de tales bellezas quedamos convocados al de lo que fue el pie del altar y del cancel de la basílica de Santianes de Pravia erigida por el rey Silo, hoy sito en la cripta de la iglesia del Pito, y que ocupó durante años el predio de un merendero, a modo de la mejor mesa del lugar, hasta que fue comprada por D. Fortunato Selgas.

Ubicados pues delante de las puertas del Palacio de los Selgas, y teniendo por delante un recorrido que va al Sur por la Sierra de Gamonedo con la intención de darle la vuelta al Pico Santa Catalina de 456 mts de altt., y volver a Cudillero.

P1180078P1180070

Partimos de El Pito hacia el Este por la carretera que nos saca del pueblo y que se abandona por la izquierda para toma el carril asfaltado que cruza la A-8, y ponernos ya en situación de empezar a meter piñonaje, pues tras ese significativo cruce, nace una pista-camino que nos echa ladera arriba pegados a la cubeta- vertiente que forma el arroyo de Aguilar.

Estamos ante una subida tranquila, salvo los primeros metros que son algo más empinados, luego la subida se tranquiliza una vez ganada cierta altura, lo cual nos da interesantes vistas sobre la rasa costera, lo cual invita a sentarse e ir descifrando lugares y enclaves, lo que hacemos durante un corto espacio de tiempo mientras saboreamos un chupito d buen caldo orujano de Liébana.

Se prosigue la trepada en base a algunas revueltas que pronto nos colocan en lo alto de la Sierra de Gamonedo. Ya en la cumbral se pasa al lado del túmulo de la Peñona, (Alto de la Cortina) siempre en dirección Sur, hasta ganar de forma cómoda el Mirador de la Peñona, donde ya la rasa costera se nos muestra en todo su esplendor, y donde dedicamos otros buenos minutos para la observación paisajística.

P1180083

Tras ello se vira al Este para tomar un sendero en descenso que presenta algunos momentos un tanto delicados, sin más complicaciones técnicas, cruzando en esa bajada la carretera de Somao, para seguir por caminos más anchos cruzando casi que por el medio el promontorio del Curión, yendo a media ladera por la Fayona a tomar la carretera AS-224, por la cual se circula un centenar de metros para entrar a la derecha por una pista que nos permite ir dando la vuelta al promontorio de Monteagudo, hasta encarar la bajada hacia el pueblo de Los Cabos, donde nos topamos en primer lugar con la ermita de Nuestra Señora del Carmen, y luego con las viejas instalaciones educativas del Colegio de los Cabos.

Se cruza el pueblo hacia el barrio de Altura, en donde se deja el carril asfaltado para entrar por un camino a la izquierda, al Este que va virando hacia El Barreo, y luego más en plano gira al Sur para entrar en el asentamiento de Santianes del Rey Silo, lugar donde está enterrado dicho monarca que reinó sobre los predios astures, trasladando la capital de Cangas de Onís a Pravia, se cree que este Silo fuera un rico hacendado galleo ( otros dicen que era un rico hacendado praviano) casado con Adosinda, hija de Alfonso I, y de la que se dice fue preceptor Beatus de Liébana, defensor de la ortodoxia cristiana, y de la cual Adosinda debió renunciar pues se consideraba arriana, por cuyo motivo y la muerte del Silo, terminó en un convento.

P1180097P1180095P1180092

Contemplada por el exterior la bella iglesia de Santianes de Pravia, enclave y edificio precioso, se parte dirección Sur por un carril asfaltado que nos lleva a orillas del río Nalón, que va como se dice petado por efecto del deshielo.

Cuando se llega a lo fondero del valle, al poblamiento de Arroxo, se deja el carril para entrar hacia la derecha y tomar una estrecha senda que circula a lo largo de la orilla del Nalón, la idea era entrar hasta Pravia por esta senda fluvial del Nalón, pero parte de la estructura de la senda se la ha llevado el río, por cuyo motivo a la altura de la Ermita de la Magdalena, nos salimos de tal orilla para subir al pueblo de Bances, y habiendo conectado con la AS-224, entrar por ella en la aldea de Agones, sin pasar por Pravia.

Un descaso al resol de la mañana en Agones, siempre es de agradecer, tras ello y no queriendo ir hacia Pravia, decidimos darle un recorte al track que teníamos previsto e improvisar un camino hasta conectar en lo alto de recorrido en Villafría.

Dicho y hecho. Tomamos el carril asfaltado que va a encontrase con el río Aranguín, y continuar por el Camino de los Marineros que se mete ya por firmes de tierra, pegándose a la ladera del Monte de la Veiga y cuyo trazado va subiendo poco a poco por el Monte de la Veiga, hacia la aldea de los Llanos virando en su recorrido paulatinamente al Oeste primero, y luego al Norte.

P1180101P1180100

Se empata con el acceso rodado que nos permite subir a Escoredo, y de aquí sin compasión, ya que desde Agones había sido una subida tranquila, aunque por algún efecto de un palo la gran corona trasera queda doblada, por tanto cuando se llega al asfalto la subida se hace agónica, aunque no es dura pero se hace pesada, tal vez por los kilómetros ya rodados y el desnivel, cuando arribamos a Villafría, ya llevamos en las piernas unos 30 km, recorridos y casi todo el desnivel de la ruta.

En Villafría, se entronca con la carretera AS-352, que se deja en el mismo pueblo para tomar el carril que va a la aldea de San Cristóbal, a cuya altura nos vamos por la derecha al Este, para virar pronto al Norte por el costado occidental de la Sierra de Gamonedo, embutidos en la masa ocalital del monte que nos ampara de los vientos reinantes provenientes de la costa.

Se enfila directamente, y sin remisión en una larga bajada por pista hacia el cruce con al A-8, entrando de nuevo en El Pito por Piñera.

P1180104P1180103

Dando por finalizada tal ruta.

© Victor Guerra

viernes, 23 de febrero de 2018

Por las Capillas del Sur de Tapia de Casariego

Los tiempos climatológicos no están para muchas experiencias sin control, y menos cuando uno rueda por las zonas de sierra, pues dada la presencia de las nieves caídas estas semanas, no es muy prudente andar haciendo experimentos por zonas desconocidas, por tanto rodar por zonas de sierra y valles ya conocidos, y que no presentan mucho problema, nos atraían bastante para organizar una salida sabatina por cuyo motivo nos dirigimos camino de Tapia, donde había perfilado un recorrido sureño, hacia el Alto de la Penouta, divisoria con Boal, y que combinaba a la perfección los deseos que perseguíamos.

image

Tapia de Casariego que fue el lugar escogido como punto de partida, a las 9 de la mañana de un sábado de febrero, frio y semi lluvioso, hace que no haya ni dios por la calle, por lo cual un café rápido en el primer sitio en estaba abierto, y pronto a los vehículos para calzarnos de puro invierno y una vez encima de las trotonas, empezar una intensa ruta rumbo a la zona Sur del concejo hacia el alto de Penouta.

P1170939P1170941

Se parte, pues de Tapia enlazando su trama urbana pasando por delante del templo de San Esteban rumbo Sur hacia el cruce con la Nacional 634 a la altura de La Retela, para ganar la zona e Mántars, pasando por delante de la Capilla de la Virgen de la Paloma, dirección a las casas de Berdeña, desde ya se enfila por el carril pro la fuente de Pontevella cruzar la autovía A-8 del Cantábrico, tras cruzarla se entra en un trozo de camino, para de este modo encaminarnos hacia el caserío de El Cabillón, cruzando la AS-31, y por debajo por un corto túnel la vía del FEVE, y alcanzar la aldea de Baodecangas, desde donde se sube hacia el Santuario de Los Mártires en el Monte, que por cierto yo no encontré, pero a buen seguro que estaba metido entre las casas.

P1170945P1170950P_20180210_102830

Todo el trayecto se hace caminos que han sido asfaltados para dar acceso a las caserías que se reparten por este amplio territorio, cuyo track ahora nos encamina hacia Rondelo, para subir hacia a otro nucleo más grande como es Acevedo con la enorme ermita de la Virgen de la Contemplación, a sus pies un mirador sobre el valle y la rasa costera, con un panel explicativo muy abandonado.

P1170961P1170962

Desde este punto se ve entre los juegos de las brumas, y los destellos momentáneos de sol, a lo lejos se ve Tapia, y al Oeste en la rasa costera las grandes villas gallegas como Ribadeo y Foz, desde este punto bajamos como el rayo que no cesa por el camino hormigonado de El Monte, con Albano ya con el miedo perdido y con su “doble” a toda pastilla hasta desembocar ante al viejo pontón medieval sobre el río Porcía, a muy poquitos metros de la iglesia de Santiago,

Nuestro camino, tras cruzar el río Porcía, sigue por la derecha para dejar un poco más allá la carretera y desviarnos a la izquierda para entrar en fuerte ascenso por un camino hormigonado hacia el cementerio de la parroquia de La Veguiña

.P_20180210_112606P_20180210_125002

A partir de auqui la ruta toma otro cariz, pues una vez superado el cementerio, se gira hacia la derecha y ya por caminos en constante ascenso remontar hacia el promontorio de Pico Covas, que debido a las matarrasas madereras hay ahora un mundo de caminos abiertos.
Se bordea el pico Covas por la vertiente oriental para seguir ascendiendo cumbral arriba buscando el mejor trazado ante el laberinto de caminos, se bordea la cumbral de la larga loma del Campo das Mulas por la vertiente occidental, entreverándonos por el límite concejil de Tapia y El Franco.

P1170999P1180002

En una alta collada donde los maderistas almacenan sus cortas, paramos a comer un poco, y probar las delicatesen: el limonchelo que aporta en petaca Albano y mis galletas de coco y naranja, a la vez que contemplamos el paisaje de sierros y profundos valles por entre los cuales se disemina une casi extinta población vaqueira, contemplar estos valles es recordar las canciones de Rafa Lorenzo y el amigo Peltó, ya el Oriente Eterno

Una vez concluida la pitanza y la contemplación de los lejanos parques eólicos de Penouta nos ponemos en camino hacia ellos yendo a la vera del Pico las Virtudes, al que vamos dejando atrás el concejo de Tapia y entrar en el de Boal hasta llegar al primer poblamiento de este concejo la aldea de Trevé a unos 500 mts de altitud.

P_20180210_133640P_20180210_133644

Conectados con el acceso rodado, se prosigue el Sur hasta As Pernías, en la parroquia de Rozadas, conexionando con otra carretera que nos viene por la izquierda, tras unos intentos de seguir por camino bordeando el Pico Pruida, desistimos tras jugar un tanto con la nieve en los viejos caminos que se pierden en el monte, y después de dar un par de vueltas a una pradería, y eso que llevábamos Gps.¡, 

Desistimos y retorciendo sobre nuestros pasos pudiendo casi que tener a alcance de la mano el Alto de Penouta, con sus antenas y eólicos. Un poco más abajo el núcleo de Rozadas, y más allá la ermita de Gumio, medio perdida en la nieve, pues por estos predios empieza a dejarse ver los efectos de la nevada de estos días
P1180011.P1180008P1180012

Retomamos el acceso rodado, para seguir por la carretera (FR-1), dando la espalda a al Alto de la Penouta, para pasar de nuevo por delante del entronque donde habíamos conectado, y rodeando las cumbres del Pruida, Traviesa y Peña Grande, que impiden la vista hacia el Sur, nos vamos en rápida bajada hacia el pequeño núcleo de Calveiro, uno de los caseríos dependiente de la parroquia que tampoco es gran cosa, como es Romelle, adonde se baja, dejando la carretera para tomar un acceso secundario hasta el propio núcleo parroquial y su iglesia.

.P1180021

Desde Romelle, nos echamos camino abajo para ir buscando por el mejor trazado posible la vera del río Carbueiras, a cuya vera nos metemos vamos dando vueltas, metidos en la fondigonada del cauce fluvial que baja rugiente, se sube un poco hasta el caserío de Cabana, para volver a bajar al cauce fluvial que volvemos a dejar para tomar altura, por debajo de Villarín, ya rumbo Norte desde dimos vista al valle de Romelle, dando la espalda al concejo boalés.

Se toma altura sobre el arroyo, pero sin perder de vista yendo altos a media ladera por debajo de la cumbral del Cullarillza, hasta que la pista nos vuelve a echar abajo para entroncar con la riega que ahora con otros cauces fluviales forma el río Carcedo, cuyo mayor aporte acuífero proviene del Valle del Torno.

P1170966P1180024P1170989

Recorremos un trozo muy bonito del río, pasando por delante de unos refugios bajo el roquedal, que me recuerdan a la Cueva de Demo, tras las fotos de rigor, seguimos rodando al lado de la rugiente riega hasta desembarcar de nuevo en el pueblo de Murias (La Veguiña)

En este punto se gira al Noreste acompañando al río Porcía por en carretil asfaltado que nos lleva a los predios de Sueiro, y la ermita de San Esteban, donde nos damos de bruces con la carretera FR-2 que nos permite cruzar el Porcía y subirnos a la AS-24, y por su ramal derecho subir lentamente pero de forma constante hasta la Roda, desde donde se baja hacia Mántaras entrando por el lateral de su iglesia parroquial dedicada a San Antonio y ya sin más se cruza la N-634 para entrar por el Camino de Santiago de nuevo en Tapia, donde tomar un pincho fue toda una apoteosis, para no contar que esto nos pase en Tpia, aunque sea en febrero.

P1170958
Fotos de Victor Guerra y Albano Capezzali.

© Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...