Mostrando entradas con la etiqueta Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de febrero de 2019

RODANDO POR LA SIERRA DE TINEO

  • · Punto de Salida y Llegada: LA ESPINA (Salas)
  • · Puntos de Paso: La Pereda-Alto de Casa el Puerto-La Llaneza- Cerezal-Alto de Piedratecha- Tineo- El Pedregal.
  • · Longitud de la Ruta: 32 Km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1200 mts
  • · Participantes Javier Dolado, Javier Riestra, Fernando Torre, Carlos y Fino de Lavio,  Javier Paredes y Víctor Guerra

Volver a las tierras alta de Salas y recorrer desde ellas la Sierra de Tineo, al margen de vanas apuestas tipo Graviti, es siempre una delicia y máxime en estos tiempos tan revueltos, y ya no digo nada si encima nos acompañan los promotores de la Ruta de la Flavius de Lavio, a la que esperamos poder recorrer sus trazados para resarcirnos de no haber podido acudir este año.

Ese fue el marco en que nos movimos hace un par de semana sábado, y en esta ocasión hemos tomado como punto de encuentro el Bar El Cándano en La Espina, que sigue siendo lugar de parada y fonda, antes de echarnos a esos mundos bikerianos, que en esta ocasión desfilarán por las inmediaciones de la bella sierra de Tineo.


Tras la puesta a punto en el Cándano, reavituallando de líquidos y sólidos nos ponemos en marcha dirección Oeste, subiendo hacia La Pereda desde la rotonda al pie del bar subiendo por la llamada Cale de Arriba, que presenta buenas trazas y que nos permite subir sin muchos problemas hacia La Picota.

En un momento dado ya nos sobra ropa, porque el dia esta como tristón, pero no hace mala temperatura ni llueve.
 

Al salir de la Pereda e ir hacia La Picota, ya estamos definiendo el trazado que se desarrollará por la margen norteña de la Sierra de Tineo, que a estas alturas su comienzo lo marca el promontorio de los Altos de la Pereda, a cuya cumbral se sube tras unos cuantos cientos de metros de rodadura y el inevitable porteo por los predios del Monte Casa Cristo, para alcanzar de esta guisa la collada de la Degollada, con apenas 3,7 km.

Ahora se va en plano sobre el valle por cuyo fondo desfila el río de Brañalonga, no tardando mucho, pues vamos disfrutando del dia y el paisaje no hay prisa alguna, se llega a otro significado enclave Alto de la Casa El Puerto, con 6,3 km ya ciclados.

Desde este punto seguimos por la carretera AS.359 que va al Alto de Parafita, pero en nuestro caso nos metemos al punto en el pinar del Monte de Guromayor, por un camino que va en plano y por debajo de la carretera hasta llegar al Chanu y Fuente la Cruz.

Atención a este punto, es importante porque aquí se cambia de rumbo, se viral al Norte, tomando una senda que van por el lateral derecho de la Peñas de Buseabrín, estrecha y casi imperceptible que tras dejar atrás unas abandonadas praderias se pone de nuevo dirección Oeste buscando el viejo camino por la Campachonga y el Campu, donde encontraremos una buena traza caminera, muy vieja eso sí, que nos lleva al pueblo de La Llaneza, donde concluye el asfalto. (10,4 km)

Salimos de La Llaneza por caminos que van hacia el Chanu del Horriu valle abajo, aunque eso tarda poco en cambiar al tener que virar para coger la riega del Caborno, muy arriba e ir hacia el reguero de Penedón, un largo tramo de viejas trazas camineras hoy medio abandonadas que nos van sacando a zonas más abiertas hasta alcanzar el pueblo de Cerezal bastante más grande. (13,4 Km).

Del pueblo, desierto a esas horas, salimos por asfalto y en rampa para dejar de lado su carretil asfaltado e ir al Sur pro una amplia pista que va a cubierto, por debajo de Peña Canteironas y El Chao que muestran sus molinos, paradójicamente quietos, ganamos de esta forma el Alto de Piedratecha, donde nos damos de bruces con las marcas del Camino de Santiago.

Durante la ruta hemos visto señales, por aquí y por allá del programa de Gravity Zone de Tineo, ruta 7 , y la verdad es que no se han matado mucho en el diseño de la ruta, digamos que han ido a lo clásico, sin innovación ni imaginación.



En el Alto, con 17 km rodados, se cierra el bucle sobre la cumbral tinetense, ahora toca recorrer por la margen sureña la sierra en dirección a la capital del concejo, hacia Tineo, por un camino arreglado y señalizado que va por Rumiayor y la Ferita en un descenso tranquilo pasando por encima de Piedralonga, ciñéndonos a la vera de la ladera del pico Navariego y divisando los predios de Tineo, guarecido en el valle sobre el que se descuelgan sus casas. Vamos poco a poco, pues durante el camino por mi parte me he quedado sin freno trasero, y pese a las maniobras de Torre por mejorar la situación la avería se resiste, y detener en los descensos con el freno delantero es todo un peligro.

Pasamos por delante de la cabaña del último mohicano de Filipinas, o sea de Arcadio Rey, el Pana que ha pasado al Oriente Eterno, y cuya morada está dejada de la mano del GADU. Nuestros amigos de Lavio nos van llevando por los vericuetos tinetenses hasta el Campo San Roque, donde se impone un caldo caliente.


Si desde Piedratecha no había problemas, menos los hay desde San Roque, pero serán Carlos y Fino quien nos irán conduciendo en general por el Camino de Santiago cruzando la parroquia de San Eulalia de Tineo, teniendo como referente el polígono industrial de la Curiscada o los molinos de Bodenaya, puesto que vamos dirección Este, cruzando las Tabladas de Rozón y cruzar la aldea de El Pedregal, pasando por delante de pequeños caseríos hasta desembocar de nuevo en La Pereda, y terminar en La Espina, en Cándano tomando sus pinchos boccato di cardinale.

© Victor Guerra

viernes, 18 de enero de 2019

Villaviciosa. Entre ambos caminos: Covadonga y Santiago

 P1190987_thumb1
  • · Punto de Salida y Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de Paso: Coro-Breceña-Buslaz-Sietes-Anayo-Pivierda-San Feliz-Villaescusa-La Vega-La Llera-Priesca -Sebrayo-Tornón.
  • · Longitud de la Ruta: 45 km
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.500 mts.

Desde hacía tiempo tenía la intención de unir dos importantes caminos que parten o llegan a Villaviciosa, como es el Camín de Covadonga, a modo de ida y el Camino de Santiago a modo de vuelta.
image_thumb1

Se parte de Maliayo, la villa principal del concejo de Villaviciosa, tomando el camino de Amandi para llegar ante la portalada de su hermética iglesia, de aquí en vez de bajar a la carretera, preferí irme por la carreterita que sube al par de la iglesia hacia el Llandón, siguiendo las marcas de PR, para bajar por Vitienes, tomando luego en Valbucar el trazado del Camín de Covadonga.

Este bucle se puede evitar, bajando en Amandi hacia la carretera general y yendo por esta hasta el mismo Valbucar.

En todo caso en Valbucar, se toma pues el Camín de Covadonga que bordea la finca La Vega, para entrar en el clásico tramo donde la riega de Puente, inunda los caminos y deja esa pátina resbalosa, que sino tenemos cuidado con ella nos podemos ver con los morros en el suelo.

P1190968_thumb2P1190969_thumb1

Tras ello entramos en las inmediaciones de Villaverde, con su desvío hacia el PR, del Profundu, y el otro que sube por Lugás hacia Peña Cabrera. Sin embargo nuestra ruta sigue de frente por el carretil asfaltado que sube unos cientos de metros hasta el desvío de Cayado, desde aquí los trazados son de tierra firme, por los cuales se va subiendo de forma paulatina, aunque con algún repecho en las cercanías al cruce de la Venta de Coro
.IMG_5719_thumb1

Se cruza la carretera, y se entra por entre las casas en fuerte repecho para tomar el viejo camino que nos lleva hasta la aldea de Moratín, retomando el eje hormigonado se sube hasta el desvío de Cuetobaxo, para de nuevo acometer un trazado en base a una estrecha senda empinada y pedregosa que nos hará tirar de la trotona unos minutos, al menos hasta llegar a un tramo más plano y ancho que da acceso a la carretera AS-332 por la cual se sube sin problemas hacia Breceña, cuyo núcleo se atraviesa, para volver de nuevo a la carretera y tomar más adelante (10,3 Km.) el desvío hacia la aldea de Buslad. El coqueto pueblo y las antiguas escuelas de Breceña bien merecen una foto.

P1190975_thumb1P1190979_thumb1

Una vez en Buslad, se gira a la derecha en redondo para tomar el camino que pasa por el lateral de la capilla de San Juan Bautista, y ya en ascenso se coge el camino hacia el promontorio del Tandión; en algún trozo habrá que echar pie a tierra, por este mismo camino se entra en el pueblo de Sietes, que nos recibe con su monumental y simbólica iglesia bajo la advocación de San Emeterio, y también se puede vistar al paso la placa de Windows y su excepcional programa 7, colocada en el edificio que en su día fuera Casino, y que hoy recoge la memoria histórica etnográfica de esta zona.
 IMG_5723_thumb1

Desde aquí se continua por el barrio de Cotoraxus hacia el núcleo de Perviyao, donde el trazado nos devuelve a la AS-332 a la altura de Fresneu. (13,5 km.).
Desde este punto hasta la Venta de Anayo, no queda otra que rodar por la AS-332, unos 4 kilómetros, para llegar al punto donde perdemos de vista el Camín de Covadonga que sigue hacia Borines para buscar las aldeas de Miyares y Llames de Parres camino de Cangas de Onís y Covadonga.

P1190984_thumb1P1190991_thumb1

En Anayo se toma el carretil que se desvía hacia la aldea de Robledo por medio de una fuerte subida que nos acceso a la aldea, en las primeras casas se busca el camino que sube por Entrecuetos y Monte Grande hacia el promontorio en el que se sitúa la antena de TV, en dicha cumbral se dividen los concejos de Piloña. Villaviciosa y Colunga, esta aislada atalaya es un importante punto de observación tanto sobre la mariña oriental, como sobre la zona interior asturiana, y sus vistas sobre la Cordillera Cantábrica y los Picos de Europa
.
IMG_5756_thumb1

Hasta aquí todo ha sido subida, unos 20 km., ahora resta bajar hacia lo fondero del valle de Pivierda; si hasta Llares toda referencia había sido ir hacia el Sureste, y luego hacia el Este para llegar a Anayo, en dicho enclave se vira a Norte, para bajar desde promontorio de El Cueto por un buen camino hasta la aldea de Fano.

Se atraviesa el poblamiento buscando el camino que baja hacia Casa Benito, aunque hay dos alternativas, por mi parte cogí la de La Casa del Lago que va más al Este, pero los dos ramales se juntan en Casa Benito, para seguir ya un solo camino bajando por la cumbral al paso Casa de Buspapin y la de Goda, camino de Pivierda, a cuyo poblamiento se llega tras un descenso sin complicaciones técnicas, pero muy inclinado. (25,6 km.). Es una zona que además nos da bonitas vistas sobre el pueblo de San Martín del Vallés a la izquierda y al Sueve a la derecha y lo que hay al frente es por donde rodaremos no tardando mucho.

P1190988_thumb4

En Pivierda se busca la carretera AS-330 que nos llevará en primer lugar hacia el Oeste, hasta el desvío en San Feliz, unos tres kilómetros de subida hasta el Cayu, donde se puede tomar el camino real que unía la aldea con San Feliz, en este último enclave la ruta deja el rumbo Oeste para virar al Noreste por una cumbral donde se embute un camino que va hacia Llandón los Moros con tramos muy embarrados y de llenos de charcales, y que nos va llevando primero en plano luego en descenso hasta el cruce de La Capilla, donde parten diversos ramales: hacia El Bucial y Corrales o hacia Santa Eugenia.
.P1200007_thumb1

Nuestro camino tras el tramo pegajoso que se desarrolla entre ocalitales, se echa por abajo por asfalto hacia La Vega, situado en lo fondero del valle de Pernús, pasando antes por Ablaneu y Venta la Anisal.

En la Vega Pernús con 33,8 km., se entronca con el Camino de Santiago que nos va a llevará de forma permanente rumbo Oeste hacia Villaviciosa, cerrando así el bucle de la ruta que estamos recorriendo.

P1200002_thumb1P1200003_thumb1

Ya colocados en la carretera, en la Vega de Pernús ya no queda otra que seguir por esta en una lenta ascensión hacia el bonito núcleo caminero de la Llera, donde nuevo cruzamos la línea concejil, para entrar en descenso hacia Priesca con su encantador nuevo albergue de peregrinos y la hermética iglesia con elementos prerrománicos.

A su pie nos vamos por el camino de las Animas que nos permite ir directos a la parte baja del valle, a la Vega Priesca, pudiendo contemplar la fuente lavadero, la casona palacio y al otro lado la fuente. manantial, que jalonan el paso del Camino Jacobita.

Al pie del Palacio y la fuente, el camino jacobita se embosca en bello trazado que se desarrolla a la vera de la riega de Sebrayo, llegando tras apenas dos kilómetros al pueblo de Sebrayo, dejando atrás un interesante pontón de piedra y el desvío hacia su impresionante ermita

.P1200005_thumb1P1200008_thumb1

Se cruza todo el pueblo de Sebrayo, que se abre a lo largo del eje jacobita, para pasar una vez más por debajo del viaducto de la A-8 y remontar en corta pero intensa subida hacia el caserío de El Fresno, donde encontramos el área de descanso del Peregrin Cansau, de ahí ya por Tornón en leve ascenso para entrar de nuevo en trazados de tierra que nos llevan en volandas hasta la rotonda de La Estrada, la cual se pasa por un lateral para irnos por Carda, y desembocar de este modo en Villaviciosa, con un recorrido interesante e intenso.
@Victor Guerra





















viernes, 25 de mayo de 2018

Vuelta a los Monte Cubera y Fario.

  • P1180563·
  • Punto de Salida y Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de paso: Amandi- Valbucar- Venta Coro-Breceña-Ceyanes- Solares- Paniceres-Llugarón- La Prida-Sebrayu-Tornón
  • · Longitud de la Ruta: 27, 6km
  • · Horario de la Ruta. 3, 30 h.
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 694 mts y descenso acumulado :713 mts.
· Participantes: Francisco Javier Paredes, Luz Fernández Victor Guerra y Jorge

TRACK DE LA RUTA EN   WIKILOC


image

No había ganas de salir muy lejos pues el tempo como casis siempre manda, por tanto rodar por la tierra en la que uno habita, y conoce pues permite que los recorridos se puedan ir variando a la vez que uno comprueba su estado de forma y técnica contrastando es recorridos, esfuerzos, y tiempos, aunque en nuestra ruta eso es lo que menos importa, pues lo que realmente interesa en BTT ASTURIAS en el entorno, la naturaleza, el paisaje y los amigos, aunque sabemos que tenemos amigos enfrentados a un gran reto en Ronda, con los 101 Km de la Legión, como son Luis Roza y Javier Riestra.



P1180516P1180517

Tras el té y bizcocho en la Confitería Viena, como siempre nos vamos preparando en medio de una climatología que nos amenaza con mojarnos, aunque eso no nos amedrenta, ponemos como siempre las trotona tumbo Sur, cruzando todo el casco urbano de Villaviciosa camino de Las Colominas, donde como ya es habitual tomamos la senda de Parque inusualmente llena de gente caminando hacia Covadonga.

Pasamos a Sam Juan de Amandi, para ver su lavadero y preciosa iglesia para seguir por la carretera AS-255 hacia Valbucar, donde nos desviamos a la izquierda tomando por el camino perimetral de la finca La Vega, la idea era subir hacia Arpandi hacia Lugás pero viendo como estaba el terreno después de llover por la noche bastante me decidí por el recorrido clásico de tirar hacia el Este, pasamos el tramo de la riega que inunda el camino, con sus resbalosas llambrias, y gran cantidad de gente con el objetivo de llegar a los pies de la Santina.

Pasamos por delante del caserío de Villaverde, y ya por el camino adelante marcado como Camín de Covadonga se gana ya por pista el monte de Cayado, habiendo dejado atrás la ruta de los Molinos del Profundu.

En rampa se llega al cruce de la Venta de Coro, cuya carretera seguimos en ascenso leve para dejarla una vez cogemos el desvío de Moratín, donde se impone una parada en su fuente lavadero.
P1180519P1180521P1180524

Seguimos en nuestro rodar pasando por Cuetobaxo, para ganar el entronque con la carretera de AS-332 a la altura de Breceña, unos metros por ella para antes de entrar en San Pedro de Breceña desviarnos por la izquierda hacia la aldea de Ceyanes con su invitación a bebernos una sidra, pero no encontramos quien nos la dé, por lo cual nos vamos camino adelante hacia Sienra e ir cruzándonos por bellos tramos camineros hacia Solares, dejando a la izquierda la bella iglesia de San pedro de Coro, sita en lo que fue el antiguo Camino Jacobeo de Priesca por Bayones hacia Fuentes.

En Solares nos vamos a la nace-caserío de Paniceres, para tomar el camino que con una leve subida se pone en plano camino del Llugarón, dando vista o bajo la sombra del monte Solares o del Monte Cubera, y ya con el agua casi que encima, pero aguantando al igual que nuestro nuevo compañero que va atrancado, pero no es para menos, pues viendo los desarrollos que lleva colocados en la bici.

P1180526P1180527

Al llegar a Llugarón, pues como hacia tiempo que no recorríamos la ruta hacia Sebrayo, siguiendo el río Vega y luego cuando se junta con el Nabla, nos fuimos a ver el faro radiante de la iglesia de Miravalles, parta irnos hacia el caserío de San Blas y echarnos por el camino de la riega abajo, que después del desastre de la matarrasa, ahora el camino está más que tomado por la vegetación hasta el punto de desaparecer carcomido por la vegetación mejorando al llegar a La Cotariza.

P1180531P1180533

Desde La Cotariza ahora ha mejorado el camino que sube hacia el núcleo dela Prida, entroncando con el asfalto que nos permite llegar hasta el palacio de La vega Priesca donde nos topamos con el Camino de Santiago, (nuevo) que va a la vera del arroyo de Sebrayu, por caminos planos y cómodos, hasta ganar en primer término la capilla de las Ánima de Sebrayu, encrucijada de riegas que nos llevan como un solo río hacia al aldea de Sebrayu donde se sitúa el albergue de Peregrinos.
P1180538P1180545P1180560

Y desde Sebrayu, ya se contacta con el asfalto, pasando por debajo de la autovía A-8 a la altura del PK.358 para subir por el Fresno (Peregrín Cansau) hacia Tornón, siguiendo las marcas jacobeas hasta entrar de nuevo en Villaviciosa.

Fotos y texto © Victor Guerra

viernes, 12 de mayo de 2017

Por Montes y Vericuetos de Villaviciosa y Cabranes

Vuelta al valle de  Viacaba
Foto de José Ramón Natal
  • Punto de Salida y Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de Paso: La Parra- Camoca de Abajo-Peruyeru- Mogovio- Pico Torres- Naveda. Alto la Encrucijada- Torazo- La Molinera-Llares-Sietes-Breceña- Solares-Miravalles-Sebrayu
  • · Longitud de la Ruta: 58 km
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1731 mts.
  • · Participantes: Javier Dolado, Luis Roza, Jose Ramón Natal, Victor Guerr
TRACK DE LA RUTA WIKILOC

Villaviciosa y Cabranes, como ya indiqué más de una vez, ofrecen en su retorcida geomorfología una serie de itinerarios de gran belleza y dureza, y uno de ellos, es este que he enhebrado uniendo varios recorridos como son los tramos del Camino de Santiago, tramos del Maratón de Villaviciosa, algunos otros recorridos que he ido  publicando en este mismo blog., bajo el sello de  Villaviciosa

clip_image002

He de indicar que estamos ante un trazado mixto, compuesto de carretiles hormigonados y asfaltados, aunque se pueden hacer variantes, metiendo más camino y por ende más dureza, pero creo que ahora el recorrido tiene la gradiente perfecta, entre longitud y dificultad. 

Además, es una ruta que nos puede aportar, no solo diversas variantes de recorridos, sino también variadas escapatorias  en caso de fatiga u otras necesidades, además de unas más que excelentes panorámicas.

Articulado el posible track de la ruta recorrer a modo de propuesta, nos pusimos en marcha, tras un tranquilo café y pastel en Cafetería Viena, punto de reunión de los bikers y ciclistas que suelen rodar por estos predios maliayeses. 

P1140830P1140832

La ruta busca pronto desde el centro de la Villa la senda fluvial de Amandi, que se toma al par del barrio de las «Corominas» en la zona de la fabrica  Nestlé, y cuyo tránsito está marcado como Camino de Santiago, y por el cual vamos a seguir con las marcas jacobeas  que nos llevan al cruce de la Parra, carretera AS-113, para luego desviarnos por el ramal jacobeo de Oviedo, el cual nos lleva hasta Camoca de Abajo, donde dejamos por un momento el asfalto para entrar hacia  una imponente casonas y por un camino en continua ascensión se llega a la Bustariega, de nuevo el asfalto que no perderemos durante un buen rato. 

Se entronca con la carretera AS-113 por la que se rueda en sentido ascendente para entrar al poco, hacia el desvío de Peruyeru, siempre por tramos urbanizados, salvo el cruce de un camino por un prado.

El valle de Celada deja poca opción a recorridos fuera de los carretiles hormigonados, ya que los viejos caminos o están muy perdidos o en malas condiciones, lo cual nos obliga a rodar por tramos hormigonados, que no por ello dejan de presentar sus importantes repechos, sobre manera en la zona del Condarco para subir al Cueto.

Vuelta al valle de  ViacabaVuelta al valle de  ViacabaVuelta al valle de  Viacaba

Se puede tomar otra variante más caminera como la de Obaya- Peruyeru, y una vez en Condarco pasar el Cueto, donde se prosigue con el track propuesto, tomando en este punto el ramal de Mogovio, punto este ultimo en el cual se cruza el pueblo para subir a la Rasa de Arbazal, para lo cual debemos salvar un importante desnivel, siempre rumbo Sur.

Se gana la pendiente para entrar  en un viejo camino empedrado que por La Albariña y la Casa del Monte, nos permite ver desde lo alto todo el valle de Valdebárcena y Celeda, y luego ya en la cumbral, se puede observar el valle de Valdediós, y el enclave poblacional de Lluaria con la cordal de Peón de fondo, a la cual prácticamente no le perderemos cara en gran parte del recorrido.

Vuelta al valle de  Viacaba

Una vez en lo alto del promontorio, pasamos por encima el acceso rodado de Arbazal, para dejar el rumbo Sur e ir virando al Este, por un fuerte repecho que nos deja ante el cierre de una granja que se bordea para de este modo subir por la cordal de La Parea del Fario y de Taruco, dejando a un lado el Pico Torres.

Se sigue rumbo Este hacia el Collado Degollada para concluir en la Cruz de la Collada, entronque y cruce de carreteras. Todo este tramo desde Mogovio es una suerte de camino-pistas de buen firme.

En la Cruz de la Collada, se toma la carretera VV-11, la cual se deja a la altura de Arceyonu, para virar por la derecha hacia Cabranes por un carril hormigonado que va primeramente a Naveda, y que nos da acceso al Alto de La Encrucijada, por cuyo enclave pasamos como un rayo para desembocar por medio de la AS-334 en la villa de Torazo, donde se impone un merecido descanso y una reconfortante cerveza, pues son unos 27 km., con unos casi 800 mts., de desnivel acumulado, aunque con trazados muy rodadores y factibles de realizar.

P1140840P1140839P1140841

De Torazo poca opción hay de poder ciclar por caminos hasta La Molinera, punto de entronque con la carretera AS-332. Por este  motivo  se rueda por la BC-10 que va por la Sinariega y el Peralín hasta dicho cruce ( La Molinera) donde se toma el ramal izquierdo de la AS-332, hasta la aldea de Llares. Aquí concluye el recorrido asfaltado de unos 10km., que ya traíamos desde la Cruz de la Collada.

Ahora toca otro tipo de recorridos, digamos que iremos por territorios más asilvestrados  y por los cuales desfilaron las distintas ediciones de la Maratón de Villaviciosa, hoy ya fenecida.

Vuelta al valle de  Viacaba

En Llares, la ruta abandona la AS-332, para entrar hacia la aldea y rodar unos cientos de metros,  hasta un camino que entra a la izquierda hacia el valle de Perviyao, cuya vaguada presenta un aspecto imponente. 

El recorrido desfila por una pista/camino maderero que se adentra mediante varias revueltas hacia el centro del valle, hasta cruzar la riega central del valle, para de este modo empezar empujando la bici por un camino que se va convirtiendo en senda y que cogiendo altura poco a poco a medida de que la traza mejora,  y presenta un mejor estado para ciclar, lo que nos facilita poder subir montados dando pedales hasta ganar el caserío de Comeñes, por cuyo acceso se llega rumbo Norte a la mítica aldea de Sietes, en la cual Microsoft dejó su huella en una placa conmemorativa cuando sacó al mercado el Windows 7, y donde se impone un foto de grupo. 

 Cruzamos la aldea de Sietes, con un integrante menos, pues Dolado se nos fue por la AS-332 con destino a Maliayo, pues al día siguiente quería subir en bicicleta e carretera al Puerto de la Cubilla.

Tras una parada ante el extraño pórtico de la Iglesia de Sietes, con su simbólico sol y luna a cada lado de las columnas que franquean la puerta del templo, nos vamos, pero eso quedamos  impresionados por toda esta extraña simbología religiosa, en la cual vemos un barbudo pantocrátor y sus angelotes.

P1140855P1140853P1140856

Tras la contemplación, ahora nos queda ganar el repecho asfaltado del Campón, el cual nos da paso a la zona alta de la aldea, donde se toma  el camino que nos lleva directamente hacia la aldea de Buslad. Un camino con sus pasajes técnicos con zonas empedradas y algún que otro salto, que se nos antoja corto una vez concluido el tramo y habiendo llegado a la cabecera del río Profundu: Buslad. Por esta zona veremos en sentido inverso a nuestra marcha la marcas del Camin de Covadonga.

Desde Buslad se sale por el único acceso rodado, el cual busca entroncar de nuevo con la AS-332, casi que a las misma puerta de Breceña se abandona la carretera para entrar hacia la aldea de Pandu, ya en franco rumbo Norte; y antes de la primera del pueblo a mano izquierda se abre un camino hacia atrás, que esta escombrado con restos de placas de hormigón de mal ciclar, luego la ruta mejora y van en plano hasta hollar con nuestras trotonas en la minúscula aldea de Ceyanes, desde cuyo entorno ya vemos el minarete de la iglesia de Miravalles, toda una referencia visual a la que debemos llegar.

P1140839

Seguimos rodando,  para enlazar por el itinerario el caserío de la Sienra, y concluir ante la bifurcación de la iglesia de Coro, donde se gira hacia el conjunto de casas que vemos enfrente: Solares, 

Cuando apenas si tocamos el poblamiento se entra para tomar por la derecha el camino que nos baja al arroyo de La Vega, subiendo por la otra vertiente hasta el núcleo de Paniceres, con sus ladradores perros.

Desde este punto, se coge un camino en leve ascenso que pasa por la granja de Paniceres, después de sobrepasarla, se sigue por la derecha en plano, por una senda que va bordeando el promontorio de Solares hasta llegar a la aldea del Llugarón, desde donde se baja hasta la iglesia y cementerio de Miravalles, puerta de entrada al sendero que desfila por la riega de La Vega y Ñabla , que comúnmente llamamos de Sebrayu 

P1140860P1140845P1140846

En Miravalles, se toma el camino del palacio, que se deja para bajar por el camino lateral que va hacia la Capilla de San Blas, un poco más allá se termina el acceso rodado el cual deja paso al camino que baja hasta el mismo cauce de la riega, o sea que rodaremos por una traza que cada vez se va estrechando más, hasta quedar en algunos puntos reducida a un sendero, quien hoy ve esta zona después de tanto desaguisado maderil queda impresionado lo que capaz la  naturaleza astur

 Recorrer el sendero que se abre a la par de la riega es toda una delicia, aunque lo cierto es que la fronda se está comiendo casi toda la caja del camino, y hasta va cubriendo cosas tan interesantes como el pontón o el molino de Mestres, que están al par de la riega.

El sendero  nos deja ante la encrucijada de caminos de La Cotariza, donde tenemos  uno viene de Cueli y el otro el de Gancedo, este último parece que fue en su tiempo el original Camino de Santiago, y que subía por Bayones hasta Calamúa y por Paniceres pasaba por la aldea de Coro hacia Fuentes. 

Trayecto que curiosamente no se recoge  en el estudio histórico del Camino Histórico  que se hizo   en 1994  y que coordinó María Josefa Sanz Fuentes. ¡Cosa curiosa¡.

Nuestra ruta sigue dirección a La Prida, pero cuando arranca la subida nos vamos por la izquierda para ciclar un camino que pronto se echa abajo buscando el cauce del río La Vega-Nabla el cual se cruza unas tres veces hasta concluir ante la hornacina  sin imágenes, y que se conocen como Petos de Animas, enclavada al par del llamado lPozu de las Procesiones.

P1140864P1140867P1140872

Estamos pues, en el Camino de Santiago, el que ahora se ha marcado, y que recoge como tal el estudio histórico,  el cual viene Pernús hacia Priesca.

Aquí en el Pozu de las Procesiones, ahora sí que estamos a la vera del río Sebrayu se coge rumbo Oeste, para ganar, tras rodar unos cientos de metros, y cruzar el puente de Carboneu la aldea de Sebrayu, con su escuela albergue jacobita. 

El trayecto hasta Maliayo está marcado por las inefables marcas amarillas del Camino Jacobeo, las cuales no abandonaran el asfalto hasta ganar el repecho de Tornón, donde de nuevo nos desviamos a la derecha para tomar el recién arreglado camino que va hacia La Cuesta, y ya por asfalto entrar de nuevo en Villaviciosa. En el trayecto podemos ver la ría de Villaviciosa y el molino de mareas de la Ensenada, y la fábrica de sidra El Gaitero.

Vuelta al valle de  Viacaba
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...