Mostrando entradas con la etiqueta Cangas de Onís. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cangas de Onís. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de febrero de 2019

VUELTA AL MONTE OLICIO (Parres-Cangas)


  • Punto  de Salida y Llegada: Arriondas
  • Puntos de Paso: Terón-Romillin-Vega los Caseros-Villanueva -Las Rozas-Triongo-Margolles-Peruyes-Parda- Olcio-Llueves- Villanuev
  • Longitud de la Ruta: 34 k
  • Horario de la Ruta. 4,30 h.
  •   Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.173 mts.
  • Participantes; Olegario, Manolín de Poo, Victor Guerra, Javier Paredes.



Las zonas de Cangas y Parres, son zonas muy atractivas para rodar y por ellas hemos trasegado muchas veces, aunque ha habido entornos que se nos han quedado atrás, por cuyo motivo hoy aprovechando uno de esos domingos del laicista, y en plan tonto retornamos a recorridos que hace años se hicieron y ahí quedaron sin una triste visita.

El punto de partida es Arriondas, y que mejor que empezar la mañana con un cafelillo que dicen los madriles, lo cual hacemos en el clásico Café Español, donde esperamos a los compañeros llaniscos Lolín el de Poo, gaitero afamado y Don Olegario nuestro particular y singular Spielberg, los cuales ahora ruedan bajo la bandera de conveniencia de BTT ASTURIAS.



La idea es hacer un recorrido en bucle alrededor del Monte Olicio, y para no repetir itinerarios y por aquello de que las cartografiás van perdiendo cada vez más definición nos vamos desde el mismo Arriondas hacia el emplazamiento de Romillín, para lo cual se toma la carretera de Santianes de Terón, cruzando el Sella y ganar altura por una pequeña carretera que sube hacia El Picu dirección a Valdebuerna.

En este punto, dejamos por unos momentos dejamos el eje asfaltado para irnos, por un camino que va a la derecha para  de este modo rodear por la vertiente Oeste la picorota del El Cabezu, camino del núcleo de El Horrón, donde Manolín  presenta los primeros traspiés mecánicos, pues la trotona no cambia bien en la zona de los piñones.




Hasta el desvío que hemos tomado del camino, se trata de una subida que de buenas a primeras se nos atraganta a más de uno, luego la cosa al dar vuelta al Picu, se hace más suave. En el Horrón, ante tales casas se vira para tomar el Camino de la Reina que viene de Romillo, y nada volver a  subir hasta entroncar de nuevo con carretil que habíamos dejado hace unos minutos, se  continua  por él, tomando el ramal derecho hasta el enclave Romillin  con  ermita de San José.

La ruta pasa ahora por detrás de la capilla siguiendo las marcas del GR 105 Camino de las Peregrinaciones, entrando en un bello camino que va a media ladera por el caserío de Los Corros, dejando los ramales a la izquierda que van hacia Sobrepiedra, lo cual también puede ser una buena opción de bajar al pueblo de  Las Rozas.

Pero nuestra ruta continua  desde algo más allá de los Corros se echa ladera abajo hacia el enclave de Vega de los Caseros, para de este modo cruzar la Nª- 625 y pasar a la zona del Monasterio de Villanueva y su Parador Nacional, que podemos visitar.



La ruta prosigue por detrás del ábside del monasterio para tomar una estrecha senda  que se pega al río Sella hasta desembocar en el pueblo de Las Rozas, tramo que puede ser fastidiado para nuestras transmisiones, pues  es un sendero de arena y a poco que revolvamos lo sufrirá la cadena.

El sendero después  de un tramo nos saca al pueblo de Las Rozas, aquí se nos presentas dos opciones una entrar por el viejo camino del pueblo que cruza la Riega del Cojo, y que nos obliga a echar pie a tierra en distintos puntos, ya que este trazado antiguo y en plan calzada  está no solo muy cerrado por la vegetación sino que además es muy empinado.

Existe una mejor opción  y que una vez llegados a Las Rozas, se sigue por la carretera Nª 625 dirección a Arriondas, y a  la altura del Polígono Industrial de El Pinar, entrar a él para tomar una pista que entronca con nuestro viejo camino,  de esa forma se sube a la Collada Odial sin apenas bajarnos de la trotona. Si se sube por el viejo camino de Las Rozas, al llegar a la pista ya veremos que viene del valle se toma el ramal derecho en ascenso hasta la citada collada.



En el cambio de vertientes nos tropezamos con la clásica partida de caza del jabalí, Lolo tiene miedo que le peguen una perdigonada, lo que sería mal asunto para su gaita…Un saludo y dejamos a los de los cochinos rastreando el monte, nosotros seguimos pista adelante dejando los ramales que se abren a derecha e izquierda, nuestra ruta sigue por la pista adelante rumbo Norte, dejándonos caer hacia la vertiente de Triongo por la laderas de Cerro Faes, que presenta en un tramo  una pendiente de bajada tremenda, y sino que se lo digan a Olegario, que bajó a toda pastilla sin poder detener la trotona y le faltó poco para llevarme por delante.

En la bajada nos ponemos a la par del arroyo de Triongo   hasta las casad de Libia y ganar  de este modo la carretera Nª-634, se puede seguir por ella o meternos por Collau hasta desembocar ante la impresionante iglesia de Triong, donde se impone un bocado, antes de subirnos al sillín y seguir dando pedales por unos cuantos momentos más.

Repuestos de hambre y sed se toma la carretera local de Teixidi, la cual se deja casi que al instante para irnos a la izquierda y tomar el carretil que por La Miyar muere tras un tramo bonito en las quintanas de La Huelga, donde el abandono rural está haciendo mella, aunque  por la zona vemos una pareja de inglis  que están intentando instalarse en el alto caserío que preside la zona. No les queda trabajo.



A nosotros nos queda también tajo, subir un tramo hasta las cercanías del Pico Piedrova, una vez ganado el collado nos vamos de nuevo al Norte bajando por la ladera Este de la cumbre de La Cuestona y Picu La Viella hasta desembocar ante Matadero Comarcal, al pie de la recta de Margolles.

Sin apenas tocar la Nª 634 le damos la espalda y no vamos por un estrecho carril que bordea la amplia pradería de La Granda, yendo camino de los pueblos de Cuenco y Peruyes. En este último núcleo surge la duda, pues lo que siempre hacemos es irnos hacia Las Canaliegas y  Covaenes, pero como hacía años que no iba por el ranal de Parda hacia Llueves, pues a la salida de Llueves opto por seguir  ascendiendo en dirección a Parda por asfalto.

Al llegar a El Colladín tenemos los montes de Onao y el Pico El Arbolín justo enfrente, en ese punto  se abren también otras opciones, pero son nos vamos por la derecha en franco descenso por  un camino hormigonado para entrar en el cerrado valle de Brengues, donde se junta un forcón de riegas, el río de Parda, las riegas de Las Llanas  y Bengoes entre  otras.



En el valle se deja sentir la humedad y la frescura de los espacios cerrados del cual vamos saliendo tomando altura desde Brengues hacia los desperdigados caseríos de Olicio, algunos ellos en actual situación de remoce, pero el entorno rural asturiano digamos que toca a muerto, son miles de casas perdidas por los montes y valles y ya no hay quien las repueble.

Desde Olicio, dejando atrás el significado lugar de La Mina, por cuyas estructuras ya en declive se reconoce pronto el lugar. Ahora nos queda un tramo en ascenso que sube tras un par de kilómetros al significado collado de Llueves, punto este de importantes tránsitos entre Cangas de Onís y la costa riosellana a través de Margolles como paso intermedio.

Una vez alcanzado el Collado de Llueves, ante nosotros el gran plafond de los Picos de Europa y los montes de Ponga y Amieva, tras la contemplación nos vamos por el hormigonado camino abajo hasta entrar en el pueblo de Llueves.

Desde el se toma el acceso rodado por el que se baja un tramo para desviarnos a la derecha en la primera curva cerrada del trayecto, un camino medio abandonado que nos baja directamente a Coto Brezo en pleno sendero fluvial del Río Sella.



Ahora, ya en lo fondero del valle, no queda más que seguir el río abajo hasta llegar de nuevo a  Villanueva, donde se puede optar o bien  seguir el sendero que ya se cogió unas horas ates e ir hasta Las Rozas para continuar por la Nª -625  hasta el mismo Arriondas,  o en Villanueva salir a carretera Nª 625 y por ella ir hasta Arriondas, tal y como hicimos nosotros, con la paradoja que este recorrido lo hice hace años con los hermanos Calo y Ton de la Escuela Asturianade Piragüismo y mira tu por donde al entrar por las instalaciones me encuentro a Ton metido en faena, unas palabras y un saludo u directamente a la plaza del Cañón.

© Victor Guerra

viernes, 9 de noviembre de 2018

POR LOS VERICUETOS CANGUESES.

IMG_7239
Foto de Jose Ramón Natal·
  • Punto de Salida y Llegada: Cangas de Onís
  • · Puntos de Paso:Aballe-Tornín-Següenco-Torio-Las Balsas-Soto Cangas-Isongo-Corao. Coarain -Sobrecueva-Celango- Onao y Cardes
  • · Longitud de la Ruta: 42,3 km
  • · Horario de la Ruta. 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.268 mts
  • · Participantes: Javier Riestra, Javier Dolado, Luis Roza- Jose Ramón Natal- Albano Capezzali- Javier Paredes-Luz Fernandez-Victor Guerra.
La zona de Cangas de Onís ofrece zonas interesantes para la bicicleta de montaña (btt). No es que haya una cantidad ingente de rutas, pero sí las necesarias para rodar unos kilómetros de forma intensa, teniendo casi siempre como fondo unas espectaculares vistas sobre los promontorios montañosos, como el Sueve, Ibeo, Cuera, Ponga y Amieva, o los inevitables Picos de Europa.

P1190588P1190593

En esta ocasión, vertebramos una ruta que nos parece interesante para dar a conocer parte de esas balconadas sobre sierras, picos y crestones de los que hablo, y para ello que mejor que hacerlo partiendo de Cangas de Onís, desde el Puente Romano de Cangas, tras haber desayunado en la Confitería La Golosa como señores.

Confortada la barriga, nos vamos a las inmediaciones del famoso puente , y tras el restaurante del mismo nombre, cogemos un camino-senda que se pega a la orilla del río Sella, yendo  camino de la Vega de Dego hasta cruzar el pueblo de Aballe, dejando ahora los firmes de tierra para rodar por asfalto un ciento de metros hasta concluir ante el edificio de la Central Eléctrica, lugar donde se deja la carretera que sube a Collado Andrín, para entrar en otro tramo de sendero  tras el edificio.

image

Dicha senda es algo más estrecha, y es la que da servicio a los cotos salmoneros del Sella, y por ella circulamos en plano hasta entroncar de nuevo con la carretera que viene de Tornín a Santianes.

Nuestro destino más inmediato  es Santianes, por tanto se rueda por el tramo de asfalto hasta el pueblo siempre yendo hacia el Sur hasta alcanza la aldea donde concluye la carretera y se cruza el poblamiento hasta desembocar en un amplio camino que se deja unos metros más adelante para cruzar la pasarela colgante sobre el río Sella, presidido el lugar  por un impresionante molino, todo ello ubicado en los entornos de la Mecedura del Dobra (6,7 km.52 mts de alt).

Cruzamos la carretera N-625 que va hacia el Puerto del Pontón, y metiéndonos por el ramal pistero que se pega ahora rumbo Sureste a las orillas del río Dobra, así durante algo menos de 2 km., que es el punto donde el camino deja paso al sendero que llega a la llamada Olla de San Vicente, o sea que nosotros damos vuelta sobre nuestro rodar, hasta llegar de nuevo a la altura del Puente Vieyu, por el cual pasaba el Camín Real de Amieva, cruzamos el apuntado puente para ir hacia la carretera N-625 por la otra orilla del Dobra. Es impresionante la altura que toman estos viejos pontones sobre riegas que en principio parecen inofensivos riachuelos, pero en invierno y en los desnieves la cosa crece hasta lo impensable.
P1190599IMG_7212P1190604

Ya al par de la N-625, se vira a la derecha para bajar por carretera hacia el pueblo de Tornín, el cual se deja atrás, para tomar un poco más adelante una pista que se abre a la derecha, tras haber rodado unos 11,7 km. y con apenas 43 mts., de altitud, pues eso  a la derecha rumbo Este, para ganar la collada de la Jorcada, ubicada en las cercanías del pueblo de Següenco y también  la picorota que lo preside. Serán casi que 6 km de subida intensa en la que hay que ganar unos 500 mts., de desnivel.

P1190612IMG_7204P1190610

La subida comienza suave, pero una vez cruzada la riega Llavayos, esta se torna algo más dura, sobre todo a partir de la Robellada, donde el trazado nos presenta un duro repecho hormigonado que supera el 28% de pendiente, lo cual  que nuestros “pros” se pongan en fila de a uno, y otros pongamos a mitad del rampón muy dignamente pie a tierra. Son repechos cortos pero muy intensos, salvo este primero, luego la cosa sigue con salteados repechos unos hormigonados y otros de tierra algo más suaves y cortos, a través de los cuales se van subiendo poco a poco, hasta ganar altura y entroncar pasada la Collada Cerezal, con la pista que viene de Cangas de Onís, por el llamado Llano del Cura  situado encima del cementerio municipal.

IMG_7223IMG_7235P1190620

Por este trazado que acabamos de entroncar circula también el GR105 de Las Peregrinaciones, (Oviedo-Covadonga) con el cual se conecta a los 14,8 km, y a 430 mts., de cota. Toda esta zona ha sido bautizada por los bikers de la zona  como el Martirolo cangués, por el cual rodaremos aún unos cuantos metros, no muchos, por tramos que ya nos parecen hasta suaves, los cual nos lleva en primer lugar a la Jorcada, en cuyo collado al dar la vuelta al collado nos encontramos con impresionantes vistas sobre los valles y sierras adyacentes a los Picos de Europa, los cuales presiden el escenario a modo de un increíble telón níveo de fondo.

Desde aquí se baja al pueblo de Següenco, que se cruza rumbo Sur, tomando en la fuente lavadero las aguas medicinales del Carril, para seguir subiendo hacia la bifurcación de la Cueñe. En este punto se toma el ramal derecho que nos presenta un poco más adelante otro ramal (La Teyera) donde se gira también  a la derecha para subir al Mirador de Següenco. Una ascensión continuada hasta concluir en el peñasco que preside un abigarrado conjunto de antenas y parabólica. La cumbre aporta una gran panorámica de 360º sobre la Asturias Oriental.

P1190627IMG_20181103_130150IMG_7254

Desde esta impresionante atalaya nos entretenemos en  la contemplación de las distintas referencias geográficas mientras damos un tiento a los bocadillos. Se retoma la ruta, pero esta vez iremos por la Cuesta, o sea que seguimos la cresta de la sierra dirección Sur, para bajar por las empinadas laderas que han sido desbrozadas y permiten ganar   La Teyera, y desde ese punto al desvío de La Cueñe, casi pisar la pista por la que subimos.

En este punto, la Cueñe, se dobla a la derecha, dejando el ramal pueblo y también él que va hacia la Viga el Carro, por cuyo trazado va la ruta de Las Peregrinaciones hacia las praderías de Peñalba. Nuestro trazado va por el camino que pasa pegado a una hermosa cabaña-casa, tomando  como referencia la pista de concentración parcelaria que cruza toda la zona y por la cual antiguamente iba la calzada de Omedina hacia La Riera.

IMG_7257
Pero la ruta que hemos trazado obvia tan complicada bajada hacia la Riera, para descender hacia el valle  de Torio por las citadas pistas de concentración parcelaria que presentan una bajada total desde la Cueñe de unos 8 kilómetros de descenso, o sea que se pierden de nuevo los 500 metros de desnivel ganados hace un momento. Se pasa en la bajada por la majada de Carbayín, y el pueblo de Torio, aunque este se puede atravesar sin problema alguno, en vez de bordearlo como hicimos nosotros,  y se prosigue la bajada  y cuando queramos darnos cuenta estaremos en el pueblo de Las Balsas, o sea en la carretera de Soto Cangas a Covadonga (AS-262).

Por nuestra parte nos acercamos a la rotonda de Cangas para tomar un repositorio líquido en La Palmera , en el caso de Albano Capezzali y del que suscribe más bien una buena botella de sidra, y el resto del grupo le da a al caldo de trigo y cebada, y otros al gua cristalina con sales …

La imagen puede contener: bebida

Desde la rotonda  retrocedemos hasta el núcleo de Soto Cangas, a cuyo pueblo entramos para coger el camino que por la Priva nos sube hacia Isongo, aunque los antes citados, en un momento dado nos vamos por un sugerente camino que nos deja ante la AS-114, mientras el resto del grupo sube al pueblo de Isongo para desde él bajar a la citada carretera, y todos juntos entrar en el enclave caminero de Corao,con 31 kilómetros rodados.

Ahora queda el regreso a Cangas de Onís, tras salir de Corao, cruzando la AS-114, se toma el viejo camino del Palacio de Labra, aunque el trayecto lo dejamos un poco antes de la fuente de las Piperes, para cruzar la riega por un pequeño puente que nos coloca en la carretera AS-340, que cruzamos para entrar hacia el lugar de Corain tramo asfaltado que presenta también algún que otro importante repecho hasta alcanzar una gran casona con su ermita al lado, dedicada a Santa Eugenia construida entre los siglos XVII y XVIII, en cuyo lugar dicen que ya había un templo, ya citado en tiempos medievales.

P1190638P1190644P1190642

Se sigue subiendo hacia Srobrecueva, donde se gira por un camino a la derecha que nos lleva al poblamiento de Paroro, donde ya solo queda en pie un viejo palacio.

Por lo que he podido averiguar esta primera casona que nos hayamos con capilla anexa, era la casa solariega de los García Labra, que trajo al mundo a Damián Cornejo, que nació en Palencia. El edificio fue construido a fines del S. XVIII. La parte más interesante es la fachada lateral en la que se colocan dos escudos junto a las ventanas arquitrabadas del piso alto.. parecen aludir dichos escudos, según dice a las armas del Obispo Damián Cornejo, pues de esta casona parece haber sido su padre.

IMG_7282IMG_7289IMG_7283

He aquí una décima picantona de fray Damián Cornejo (1629-1707), en, Décimas a una dama, II:
Lo que en esta vejación
mi discurso más atolla,
es que me lleva la polla,
jugando al hombre, un capón.
De ti ningún galardón
ya, Lisis, mi fe no espera;
con tu Fabio en caponera
puedes holgarte del todo,
y no hay que dudar del modo,
que él buscará manera
;

Aquí nos dice el autor que trabaja sobre los textos del obispo, que el tal Damián juega con los equívocos polla (moza, pija, determinado juego de naipes) y juego del hombre (cópula con la mujer y el juego de naipes que dicen pilla); obsérvese que lo que el hablante entiende como ‘vejación que atolla su discurso’ es que sea precisamente un capón quien le gane la polla (juego y moza y, en este caso, pija)».

El resto del poblamiento de Paroro está totalmente destrozado y aunque parece haber  visos de haber querido arreglar alguna de las viejas casonas el empeño ha quedado en ese, pues supongo que la crisis,  la vegetación y el olvido se lo va comiendo todo a bocados
.P1190648P1190655P1190651

De Paroro, se sale por el camino que se entrevera entre las viejas construcciones, para lo cual hay que empujar un rato la bici, hasta que al poco uno ya puede ciclar dejándose caer hacia la aldea de Perlleces,  conectando con el acceso rodado que recorre estos montes, en cuyas laderas se enclavan pueblos como Onao o Cardes, en este último pueblo parte del grupo, los pro, se van carretera abajo, pasando del track establecido, yéndose directamente hacia Cangas de Onís.

Por nuestra parte, el resto de la grupeta coge el camino de la Cueva de Buxu, cuyos paredones calizos, nos indican su proximidad, ante ellos viramos a la izquierda dejando el amplio camino hacia el Buxu, para empujar por unos minutos la trotona tras dejar atrás la riega Entrepeñas, y subir empujando la bici  por en medio de una antigua calzada  que nos muestra partes de su entramado constructivo, hasta  ganar el alto de Las Roces. Indicar que todo la subida esta presidida por la línea eléctrica Soto-Penagos.

Una vez coronado el alto, ahora vemos con total nitidez la zona de Següenco, y gran parte del recorrido traído hasta aquí.

IMG_7301IMG_7306IMG_7311

Volvemos a montar en las trotonas bajando por caminos per guapos hasta llegar a las puertas del pueblo de Celango, donde se conecta con el acceso rodado que baja por la aldea de Helgueras hacia el barrio hacia Cangas de Onís a través de la carretera de Llueves y el barrio de Contraquil , dando por terminada nuestra ruta tras una merienda en la pastelería Covadonga.

IMG_7247

Fotos de Javier Dolado, Victor Guerra y José Ramón Natal.

© Victor Guerra

viernes, 12 de octubre de 2018

Rodando por el Camino Real de Amieva

IMG_6639
Foto de José Ramón Natal
  • · Punto de Salida y Llegada: Cangas de Onís
  • · Puntos de Paso: Dego-Aballe-Pte. Dobra-Santillán-Camporriondi-Ceneya-Amieva- San Román-Vis
  • · Longitud de la Ruta: 43 km.
  • · Horario de la Ruta: 6 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 976 mts.
  • · Participantes: José Ramón Natal y Víctor Guerra
Tanto la Senda del Arcediano, que en parte ya hemos recorrido e alguna otra ocasión, tramo Oseja de Sajambre -Puerto del Pontón, como el Camino Real de Amieva, continuación todo ello de la famosa Calzada Saliámica, que también hemos rodado este verano, son una tentación insoslayable para todo ciclobiker.
El problema de este histórico recorrido es que parte de él está en dentro del Parque Nacional de Picos de Europa, por ejemplo, el tramo que va desde la Portilla de Beza o del Tarabicu hasta la Collada de Angón está restringido, quedando libre para circular el tramo que va desde Angón hasta su finalización que puede ser la mecedura del Dobra o Cangas de Onís, que es lo que os propongo realizar.

image

La llamada Senda del Arcediano, es parte del Camino Real de Amieva. Este era el gran eje comercial de Asturias con Castilla, el cual a partir del Puerto de Pontón tenía su continuación en otros ramales y calzadas que travesaba León hacia el centro de la meseta castellana, granero interesante para Asturias, desde cuyos puertos pesqueros (Lastres y Ribadesella) iban desde las salazones al almagre (mineral férrico).

Sabiendo los problemas de continuidad de la ruta, nos planteamos hacer esta ruta partiendo desde Cangas de Onís, lo cual hace que dicha ruta sea muy factible para muchos practicantes.

Se parte de Cangas de Onís, donde se toma el llamado Camino de la Reina, que tiene su continuidad por los predios del Concejo de Parres, en este caso desfila por la orilla izquierda de rio Sella. Dicho camino se toma justo detrás del famoso Puente Medieval de Cangas de Onís, donde se toma la carretera de Aballe, nada más entrar en ella, se abre a mano izquierda un camino que se pega al río Sella y que va en plano rumbo Sur.

IMG_6583P1190354

Se van cruzando las localidades de Soto de Dego, que se pasa por un lateral, dejando de lado el esparcido pueblo de Dego y sus diversos barrios hasta desembocar en el núcleo de Aballe. Como compañeros llevamos a la izquierda el río Sella, y a la derecha todo el farallón del Porrón, lo que confiere a la zona un protegido clima y unos caminos interesantes por los que circular.

Una vez en Aballe, se continúa carretera adelante hasta llegar al edificio de la Central Eléctrica, tras la cual, se vuelve a la compañía del Sella. Hasta ahora hemos estado rodando por caminos más o menos amplios, compartidos con senderistas y paseantes, ahora en cambio entramos en un sendero más estrecho, el cual utilizan los pescadores de los cotos salmoneros aledaños al recorrido, por lo cual hay que extremar las precauciones.
Se rueda por este tramo de senda, unos escasos 2 km., los cuales requerirán nuestra atención pues los firmes presentan alguno que otro tramo en mal estado.

IMG_6595P1190360

Una vez concluyen estos casi 2 km., de senda, la ruta queda ante el puente que da acceso al pueblo de Tornín, ubicado al margen de la Nª-625, pero nuestra ruta sigue de frente para seguir por un amplio camino, que un kilómetro más adelante nos ofrece la acción obligatoria de salir hacia la mecedura del Dobra, cruzando la pasarela colgante sobre el río Sella, para concluir ante la desembocadura del río Dobra y la misma Nª -625, con 7,5 km rodados.

Desde aquí el Camino Real de Amieva, que carecía de paso puesto que el desfiladero de Los Beyos, más allá de los colgados senderos sobre las paredes que caen sobre el Sella, no dejaba una traza adecuada para un camino carretero, motivo por el cual, en la mecedura del Dobra, el trazado del Camino Real subía al pueblo de Vis para cruzar todo el Conejo de Amieva y llegar a la Comarca de Sajambre.

P1190365P1190367

Todavía está queda la rede sendas que van pegadas al Sella por la misma margen que veníamos rodando pasando por Pervís, y Santillán y cruzar el puente de Los Grazos y seguir hasta Precendi. Pero es un tramo estrecho, hoy desbrozado en su mayor parte, pero su realización conlleva varios porteos y pasar por zonas expuestas, cuya realización nos llevará bastante tiempo.
IMG_6601IMG_6602IMG_6607

Por mi parte, aconsejo que una vez se ha llegado a la mecedura del Dobra, se continúe rodando de forma tranquila y con cierta precaución, por la Carretera de Castilla, la Nª 625, durante unos 10 km., hasta Ceneya, donde se deja el citado eje por el cual veníamos rodando en leve ascenso. Se toma el desvío para de este modo subir hacia la capital del Concejo: San Juan de Amieva, unos 4 km., en continuada ascensión, con un desnivel de ascenso de casi 400 mts., de desnivel.

P1190370P1190378P1190379

Subida que como digo, hay que tomársela con calma, ya que esta no concluye en San Juan de Amieva, sino que sigue subiendo hasta el carril hormigonado que viene de la Collada de Angón y ésta a su vez enlaza con la Senda del Arcediano. Una vez en San Juan Amieva, nos recibe el templo parroquial y la vieja escuela, así como un bar de pueblo donde merece la pena realizar un descanso y contemplar estos escondidos valles colgados de los farallones del Sella.

En Amieva se puede subir hacia lo alto de carril por donde circula el Camino Real de Amieva, y se puede hacer o bien por el GR de la Senda del Arcediano, aunque se retrocede algo o bien siguiendo nuestro track que va por El Barrial, aunque también se puede buscar el trazado hacia el colgado mirador de Amieva que veremos a nuestra derecha al Norte, eso sí este trazado presenta algún tramo algo más duro y con y firmes de tierra. Tener cuidado, pues se circula por una zona de Concentración Parcelaria, y nos todos los caminos tienen salida.

O sea, un total de 6 km., de subida rumbo Este, cuyo trazado nos irá dando bellas estampas durante la ascensión con vistas sobre los predios amievenses y ponguetos.

P1190369

Con 24, 5 km., de rodadura nos habremos puesto sobre el carretil por el cual circula el Camino Real de Amieva, ya sobre él, se gira a la izquierda, al Norte, pasando por debajo de la majada del Siete rodando a la sombra de la Sierra de Amieva, la cual nos separa de la vertiente del Dobra. Tras unos metros se llega a la collada de Amieva con su mirador volado, que nos pone cara al Sur pudiendo contemplar los parajes por los que viene tanto la Senda del Arcediano como el Camino Real de Amieva, que en realidad son el mismo camino, por el cual circulaban reatas de caballerías y carros con los cargamentos correspondientes bien se viniera de Castiella o de la costa y valles asturianos.

Desde el collado Amieva, el carretil asfaltado se echa hacia San Román de forma desaforada cruzando el pueblo que nos muestra al paso su vieja capilla y el fontarrón de cristalinas aguas para seguir por el acceso rodado en ascenso hacia el collado de Pandozoso, emprendiendo una leva bajada hacia la Colladina con 28,8 km., rodados, y con unas increíbles vistas sobre los concejos de Amieva y Ponga.

IMG_6626IMG_6632IMG_6633

En la Colladina se nos muestra a la derecha un desvío que se toma en ascenso y que nos obliga a abandonar el acceso rodado que baja a los pueblos de Carbes y Sames. Nuestra elección sigue ahora por el Camino Real de Amieva por trazados de tierra, subiendo hacia el Collado Sañín, para afrontar una bajada corta hasta llegar a la collada de la Viga el Carro con sus portilleras y . 30,5 km., rodados

Aquí se nos abren dos posibilidades, la que se prefiera o bien bajar por el Camino Real de Amieva, siguiendo en esta significada encrucijada el camino que va de frente y que pasa por el collado de Posadorio. Camino ancho en perpetuo descenso hasta el pueblo de Vis, dando vista siempre a la vertiente que riega el rio Sella.

O bien en dicha Colladina, girar a la derecha para acometer un rápido descenso hacia la cabecera del valle de Cueries, esta es la opción que nosotros tomamos, o sea bajar en rápido zis-zas hasta La Brañona, donde se deja el rumbo tomado en la encrucijada, virando al Norte para rodar ahora más calmos a lo largo del Valle de Cueries, llevando la Sierra e Vis con el Porru los Monteros a la izquierda, y la gran entalladura del río Dobra a la derecha. Se pasa por Trambisierres, hasta rebasar el canto que baja del Pico Val de la Teya, tras cuyo marcado collado se abre el valle de Vis pueblo al que se llega no sin antes dejar atrás Valdarañes y la Batuda, a las puertas del pueblo se ha instalado un mirador sobre el rio Dobra y su famosa Poza de San Vicente, a este mismo punto llega en fuerte pendiente el Camino Real de Amieva que viene por Posadorio.

IMG_6635

En dicho mirador podemos ver frente a nosotros la Cuesta de Uñañes con su picorota coronada de antenas, y un poco más a la izquierda los Puertos de Cangas haciendo frontera con el Pre- Cornión.

Del mirador al núcleo de Vis un zapatazo, ya en el diminuta y empericuetada aldea merece la pena buscar los dibujos que hay en varios hórreos del pueblo, así como visitar la altozana iglesia de Santiago. Hasta aquí son 34,3 km.

Desde Vis, el trazado del Camino Real de Amieva cambia de semblante, si hasta el pueblo hemos venido por un trazado amplio, ahora se nos presenta un trazado que en su día debió ser ancho, pero ahora ha quedado reducido a un simple sendero muy factible, pero ojo, hay tramos donde todavía quedan restos de la vieja calzada empedrada del Camino Real, y en seco pues genial, pero con tiempo húmedo o mojado dichas lajas nos pueden dar un susto.
Es un descenso interesante, si exceptuamos el par de zonas empedradas que existen y que precisamente están en los más pindio del trazado, esencialmente para ayudar a los animales a superar tales pendientes y que el trazado no se rompiese por la fuerza de tracción y las escorrentías.
IMG_6639IMG_6647IMG_6648

En un momento dado, en La Jorcada el sendero se bifurca, un ramal va hacia la derecha presentando una entrada bastante mala , y cuyo trazado se dirige hacia el llamado Puente Vieyu, que permite cruzar el Dobra y ya por pista llegar a la Mecedura del Dobra, en cambio sí se quiere un bajada más tranquila es continua por la izquierda por un camino mucho mejor, el cual sigue en descenso hasta el núcleo turístico del Buxil, quedando encima de la Nª- 625, y con 35,6 km de rodadura. Desde aquí hasta la mecedura del Dobra, apenas si hay un kilómetro.
IMG_6667IMG_6662IMG_6670
Con unos fans de mi persona en la Mecedura del Dobra.

Desde este punto, Mecedura del Dobra, o bien se puede bajar por la carretera a Cangas de Onís (Nª -625) o repetir el camino traído hasta el Dobra, y que iría ahora al otro lado del Sella , completando así un interesante es histórico trazado como es el Camino Real de Amieva, que en este caso continuaba por el trazado que ocupa hoy la Nª 625.

Fotos de Victor Guerra y José Ramón Natal

© Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...