Mostrando entradas con la etiqueta Corao. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Corao. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de abril de 2018

Por los Montes de Cangas de Onís

· P1180352

Punto de Salida y Llegada: Cangas de Onís
  • · Puntos de paso: Villanueva-Llueves-La Jabariega-Labra-Corao- La Cruz de Priena- La Riera Soto Cangas- Celorio- Susierra.
  • · Longitud de la Ruta: 38 km.
  • · Horario de la Ruta.4 horas.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1500mts.
· Participantes: Luz Fernández- Javier Paredes- Javier Riestra- Rubén Malgor- José Ramon Natal-Victor Guerra




La zona del Oriente astur y sobre todo hacia el interior tiene unas buenas posibilidades de recorridos, aunque en parte nos estén vedados los que quedan dentro del Parque Nacional de Picos de Europa, en todo caso nos apetecía subir a la Cruz de Priena para ver el Real Sitio de Covadonga a vista de pájaro.


image


A Covadonga se puede ir por varios lugares, aunque el que desfila por los predios de Següenco, para la bici digamos que está impracticable, sobre todo desde la Majada de Soperi hacia Covadonga a su paso por el Monte Estellero, hasta llegar a las praderías de Peñalba, podemos dejar media vida en los barrizales y la lucha por entre escobales y cotoyales.

Por tanto, una ruta interesante es la que coge la cuerda de montes que circundan al Concejo de Cangas de Onís, teniendo como referencias el Pico El Arbolín, la Cruz de Priena y Uñañes.

Y así planteada la cuestión nos congregamos en Cangas de Onís alrededor de las milhojas de la Confitería Covadonga, para luego ponernos en dirección al monasterio de Villanueva, que en su momento fue un buen proveedor del famoso almagre que se llevaba para la Meseta por la ruta del Arcediano y la Saliámica.
20180414_11174820180414_12370020180414_123557

Rodar en plano por la vera del Sella, siempre es una gozada, y en esta ocasión lo hacemos así por aquello de no subir hacia Llueves por la carretera, por lo cual seguimos rumbo Oeste hasta los mismos pies del Monasterio de Villanueva para ya en el pueblo virar al Este subiendo por el pueblo arriba, tomando se supone que el trazado del GR-109, de cuyas trazas apenas vemos marcas.

LO cierto que tras dejar el pueblo de Villanueva atrás la ruta se fue empinando, y tras unos primeros momentos de buen firme, y ganado un pequeño altozano la cosa se puso peor pues la saca de madera de la zona dejó el camino hecho unos zorros. Es increíble la destroza tan impune que se puede hacer a un camino, de cuya gravedad se puede ver en las fotos adjuntas.

P1180363P1180364P1180367

Esto hizo que la ruta tuviese otro perfil, al tener que tirar de forma continuada de las trotonas por dichos barrizales, hasta las puertas mismas del pueblo de Llueves, quedándome la duda de si la traza de nuestro track era coincidente con el camino señalizado del GR 109, pues en todo el trazado apenas si hemos visto una marca o una señal.

Ganado el pueblo de Llueves donde los republicanos celebran al oso regicida que mató a Favila, seguimos en rumbo Este, por caminos muy compactados que nos permiten subir en grupeta hacia las laderas del Pico Arbolín, con vistas sobre el valle cangués, cuya capital apenas si vemos pues la niebla tiene tomado todo el valle.

P1180376P1180392

La ruta va tomando altura, y nos va demostrando que los años no pasan en balde, aun recuerdo cuando hace ya más de veinte años rodaba por estos predios con Calo y Ton de la Escuela Asturiana de Piragüismo, e íbamos como una exhalación y ahora, hay que meter las grandes piñonadas si uno quiere avanzar.

Como los recuerdos no mueven los pedales, me aplico en no quedar muy descolgado del pequeño pelotón que se ha conformado para esta ruta, y poco a poco vamos ganando el Collado de Olicio, donde se me espera y donde nos hacemos unas fotos, pues nuestras rutas son eso, contemplar los grandiosos paisajes por los que circulamos y dejar constancia de nuestro paso con la narración de las rutas y la fotos tanto para el Suplemento Campeones de la Nueva España que se publica todos los Viernes, como para este blog con un relato más pormenorizado y reportaje gráfico, y así llevamos desde el 2007.

P1180388P1180387

En Olicio el personal pese al track se enfunda valle abajo hacia Celango, teniendo que regresar para continuar por las laderas del Cuetu el Abedul, hasta la cabaña del Artedoxu, donde la actual bandera española con sus flores de lis campea en el cercado de la finca. Seguimos la ruta hacia la Collada Cardés, para ya en descenso ganar otra significada collada, la de Laín, que cruza el carretil que viene de Tresanu y el Molino de Mingo.

Aquí bajamos por la vertiente Sur, por el carretil que va Onao, pero al que damos la espalda en la primera bifurcación para ganar el altozano caserío de La Jabariega, todo ello siguiendo las señalizaciones del GR-109 Asturias Interior, desde aquí se baja por asfalto hasta el impresionante palacio de Labra en cuyo punto nos recreamos viendo las estupendas estatuas con que se adorna el palacio.

5fbc6de2-04ad-4bea-acf8-9844402cf342Foto 14-4-18 11 34 51

Desde el palacio buscamos el centro del pueblo de Labra, para bajar por un viejo camino empedrado por el cual salí por orejas, nada más que una arrastrada, se cruza la carretera AS-340, y se sigue por el viejo camino pasando por delante de la bonita fuente de Piperes, hasta llegar al punto neurálgico de flujos camineros de gran importancia como es Corao, que recibe la Calzada de Riocaliente, la del Almagre que viene por la collada Lain; la que parte por la Senda de Frasinelli que sube hacia los Lagos de Covadonga enlazando así con el GR-202 de la Reconquista, pero también desde Corao se puede ir por Següenco hacia la Senda del Arcediano y proseguir por la famosa Calzada Saliámica, sin olvidar la Calzada de Jana.

En Corao, nos confortamos con una cerveza y un bocata antes de salir ladera arriba hacia la iglesia más importante de la zona como es la de Santa Eulalia de Abamia, que fue sepultura del rey de D. Pelayo y su esposa Gaudiosa.

P1180396P1180383

Tras un descanso se reemprende el ascenso hacia el Cueto Abamia, donde se deja el asfalto para seguir por camino en largo ascenso hacia la majada de La Cañal, que nos aporta impresionantes vistas sobre el valle de Teleña y los Picos de Europa que estar perlados de nieve hasta n o va más.

Nuestra ruta sigue en ascenso hasta ganar la majada de Uporquera, donde su habitante nos recibe de forma cariñosa ya que le pedimos algo de agua, antes de seguir pista adelante hacia la Cuesta la Mujosa, pero antes encontramos un pilón de agua a la derecha , ahí se deja la pista y se toma el camino que va en ascenso hacia la Cruz de Priena, eso sí empujando la trotona hasta la misma cumbre, pues no hay manera de subirse a ella por los firmes y por el matorral, finalmente ganamos la Cruz de Priena, donde la vista es impresionante sobre el Real Sitio de Covadonga, el Monte Auseva, sobre los Picos de Europa. Impresionante

Foto 14-4-18 12 06 50Foto 14-4-18 14 35 31

Como impresionante es el trazado que ahora nos queda para bajar hasta el Repelao, un retorcido sendero estrecho que se echa abajo en vertiginoso descenso, con tramos complicados dada la cantidad de piedra suelta, y como las cerradas curvas, poco a poco cada uno va afrontando la bajada como bien sabe y puede, llegando todos abajo, sin apenas algún pequeño susto que otro, pero sin muchas complicaciones.
Foto 14-4-18 16 19 54Foto 14-4-18 16 11 05Foto 14-4-18 16 11 17

La bajada se aprovecha para gozar de las vistas, dado además del primaveral dia, y también para la colección de fotos que yo precisaré cuando en Mayo, lance la web de Mis Caminos a Covadonga con numerosos caminos de peregrinación hasta el Santuario de Covadonga.

Foto 14-4-18 16 30 50 (1)20180414_135733Foto 14-4-18 12 41 41 (1)Foto 14-4-18 12 42 48Foto 14-4-18 12 41 51Foto 14-4-18 12 42 37

Reunidos todos al pie de la carretera del Repelao, nos echamos sin mucha más dilación hacia el cruce de Soto de Cangas, donde la idea inicial era irnos hacia Següenco, y subir al pico de la zona y bajar por el llamado Martirolo hacia el Llano del Cura, pero dada la hora, decidimos pasar al otro lado del río Gúeña y seguir por su orilla hasta concluir en el mismo lugar del que partimos.

Una buena ruta y de buen sabor, y como no, en buena compañía.

Fotos de Victor Guerra- Javier Riestra- Rubén Malgor- José Ramón Natal.

© Victor Guerra

viernes, 3 de abril de 2015

RODANDO POR SIERRA PRIORU Y CRUZ DE PRIENA

  P1040435
Bajando de la Cruz de Priena.
  • · Punto de Partida y Llegada: CORAO (Cangas de Onís)
  • · Puntos de paso: Cuetos Aleos- Teleña-Intriago-Llagarmundi-Tarañodios-Priena-Covadonga-Soto Cangas
  • · Kilómetros de la ruta: 27 km
  • · Horario de la ruta: 4 horas
  • · Desnivel de ascenso acumulado: 1.285 mts
  • · Desnivel de descenso acumulado: 1.288 mts
  • · Participantes: Álvaro Sánchez, Javier Paredes, Víctor Guerra, Noelia Rojo, Pablo Riopedre, Fernando López, Albano Capezzali.
  • · IBP Index: 158
Viene el buen tiempo y es momento de ir viendo nuestra Cordillera Cantábrica o los propios Picos de Europa desde más cerca, y también llega el momento de cumplir deseos de rutas olvidadas, como la que esta semana hemos realizado para el Suplemento Campeones del Diario La Nueva España que se publica todo los Viernes, en la cual el planteamientos es ascender por el viejo camino de Prioru, que en su momento fue un auténtico infierno bajar por dicho camino, pues era todo un sufrimiento del más puro enduro,  y ahora en buenas condiciones de firme se sube muy bien  empata tal camino  con la famosa ruta Frasinelli,  y en vez de bajar a Teleña y Corao, como es costumbre pues bajar por una  variante que casi nunca se hace, como es realizar el descenso desde la Cruz de Priena a Covadonga, y de ahí a Corao.

image

Con esta idea en la cabeza nos plantamos un reducido grupo de ciclobikers en Corao, capital ganadera del Concejo de Onís, y tras un tentempié en el bar  La Casa Nueva, nos pusimos en marcha para hacer esta pequeña ruta que apenas si llega a los 30 km , pero no por ello menos importante o dura, y por supuesto no apta para quien no quiera tirar de trotona al hombro, y esté experimentado en tramos técnicos.

Como los ciclobikers de «pro» solemos huir bastante del asfalto  y sobre todos de  carreteras grandes, de ahí que partamos del mismo Corao, cuya localidad atravesamos longitudinalmente para desviarnos a la derecha  a la altura de la Carbayera, y recinto ganadero de Corao,  y al pie de la columna eléctrica tras la foto de rigor, tomamos hacia  la iglesia y lugar Abamia, por  un carretil que va en descenso a cruzar el río Güeña, y ya desde ese punto y por tramos hormigonados, dando vista a Isongo, subir a la Iglesia de Abamia. Un buen desayuno con rampitas que piden a gritos los pequeños desarrollos con molinillo metido a fondo. para ir ganando metros al GR 105.2

P1040335

Tras ganar altura se llega a la Iglesia de Abamia, donde también llega el acceso rodado, por el cual vamos , tras visitar los Tejos de Abamia, y el conjunto eclesial y funerario de Abamia, (1,6 km) donde se enterró en su día tanto a rey Pelayo, y al  hijo predilecto de Coaro a Roberto Frasinelli, «El Alemán de Corao»: , tras  el descanso cultural  seguimos por el carretil arriba hasta llegar a  la aldea de Cueto Abamia, unos  300 mts., más arriba de la iglesia.

Ante la última casa del pueblo, se toma un desvío se deja el camino principal  pasa pasar por debajo de esta, hacia un viejos lavadero que sirve de almacén y seguir por un camino tomado por los jabalíes y  sus cubetas de baño en medio de la traza, y de esta guisa por tramos de trial, debido a lo embarrado del tránsito  y los numerosos arboles caídos se gana el poblado de Cueto Aleos, (2,9 km) donde apenas si ya vive una familia y sus perros.

P1040344P1040347P1040348

Desde aquí se continúa por el carretil hormigonado que les sirve de nudo de comunicación con la humanidad y que sin problema alguno nos lleva hasta la altozana aldea de Teleña, (3,7 km) que nos aporta las primeras vistas, pese a la niebla, sobre el valle de Intrialgo y buena parte del recorrido que tenemos aún por delante para rodar.

P1040349P1040352P1040353

Tras rodar desde  Cueto Abamia rumbo Este, al llegar al pueblo de Teleña  se altera el rumbo pues ahora viramos al Norte, tomando la  carretera de acceso al pueblo (CO-5) para desviarnos a la derecha un poco más adelante en una curva,  entrando en una pendiente pista de concentración parcelaria que baja directamente a Intriago por el llamado  Collau Barreu hasta desembocar en medio de la localidad de Intrialgo (5 km).

Al llegar a este punto se toma el ramal derecho y se rueda por carretera un tramo hacia el Este  para volver a virar un poco más adelante (5,4 km) también a la derecha en dirección al núcleo de La Picota pero ya con rumbo Sur., comenzando un ascensión que progresivamente será cada vez más dura, con tramos entre medias en plano  para ir ganando desnivel A medida que nos vamos acercando a  la cota de los 300 mts de altitud, ya el asfalto desaparece para dejar paso a los camino y tramos hormigonados.

.IMG_20150328_110655836_HDRIMG_20150328_114653085_HDRIMG_20150328_114634717
Por entre medias tenemos que ganar una clara bifurcación en lo alto de la pradería que ya nos dice que debemos seguir por el ramal de la derecha, unos metros más allá, dando una vuelta, se sube hasta una gran nave ganadera y tras ella un leve rellano permite un descanso.

A partir de aquí de ganar majada de  La Fonfría, donde una sorprendente casa de piedra nos impresiona por su monumentalidad, empiezan los  tramos de dura pendiente, repechos cortos pero duros aunque al estar hormigonadas lo cierto es que  se  suben bastante  bien, eso cada uno a vamos trepando a su ritmo,  algunos nos enseñan las fuerzas de los aguiluchos con alas nuevas en zonas culminantes como Riopedre o Fernando, y otros nos defendemos como podemos por las durísimas laderas de la Sierra de Prioru.

En cada zona  plana o semi-plana , como en el caso de Argeñeu, donde nos detenemos para hablar con el pastor que habita estos lares durante buena parte del año, y como él mismo nos dice «ya luego  subiré para Umartíni» bella majada situada en las cercanías de los Lagos.

IMG_20150328_121610715_HDRP1040357

Así es como entre charla y observación uno va toma resuello a la vez que contempla la gran vega que ha horadado del río Umandi, cuya riega y vega que presenta un aspecto benigno debido a que ya el sol campea por su cauce y las  viejas praderías abandonadas.

A los «compis» de ruta les enseño la zona y les muestro  el camino de vuelta, situado al otro lado de la ladera y  por el donde  transitaba el «alemán de Corao» de regreso de sus correrías por los Picos de Europa.

Las vistas son espectaculares tanto sobre el valle como sobre el entorno.

La dureza de la ascensión no nos abandona hasta llegar al collado de Llagarmundi, donde se deja la vista sobre el valle Umandi dando vista a los pueblos de los Gamonedos y el profundo valle que se abre a sus pies.

P1040357IMG_20150328_122439320_HDRIMG_20150328_124306368

En Llagarmundi (11,8km y 614 mts alt) se sigue por la pista que baja un poco para volver a ganar altura hasta colocarse donde el camino presenta una clara bifurcación: por la izquierda a los Gamonedos valle abajo, y  por la derecha hacia La Frecha, a cuyo pie la pista concluye, desde algunos enclaves del trayecto se da vista a diversos tramos de la carretera de los Lagos.

Nuestra ruta finalmente da vuelta y se pone rumbo Norte ante la Cuenye la Frecha, (11,7km) que de tomarla, nos llevaría directamente a la carretera de los lagos de Covadonga, a la recta de la Huesera. Este es el limite además con el Parque Nacional de Picos de Europa.

En este  punto, en La Frecha, no queda otra que echar bici al hombro y subir por entre las «argomas» ladera arriba para ganar el collado de Tarañodios, (12,4km) lo cual nos lleva unos 15 minutos.

 IMG_20150328_125320587IMG_20150328_125032834_HDRIMG_20150328_134333010_HDR

El collado y majada de tan raro nombre bien merecen una foto y un descanso para contemplar lo espectacular de la ruta y el paisaje, por tanto dado que el sol reina en la zona a golpe de mallete digamos que dan comienzo los trabajos de masticación.

IMG_20150328_133340003P1040376IMG_20150328_133344180

Una vez cumplido el trámite de reponer energías, el grupo ciclobiker da la vuelta a la cabaña de Tarañodios y sigue las marcas del PR de la famosa ruta de Roberto Frasinelli, «El Alemán de Corao», el tránsito por la zona nos obliga a seguir un buen tramo tirando de la trotona, pues los barrizales y lo destrozado del camino por el paso del ganado por las zonas con fuerte afluencia de agua pues forman unos enlodamientos que nos impiden progresar adecuadamente.

Tras pasar este tramo pestoso seguimos dirección Norte, por un camino estrecho en bajada pero sin dejar de dar pedales para llegar al collado de Severa, donde nos queda bajar por el bosque de La Cárcoba, se emprende la técnica bajada a través de la Cuesta de la Mujosa, dando algún tumbo que otro. Pasada la cabecera del río Umandi (13,5 km) ya el camino mejora pues por el han metido hace unos años una «traída de aguas» y presenta mejor aspecto, en todo caso no hay que quitarle un ojo al camino pues irnos ladera abajo es un momento.

P1040380P1040383P1040395

Al lado opuesto por el que bajamos podemos observar con pasmo los rampones que trepan por un lateral de la Sierra de Prioru, y por cuyas trazas hemos subido apenas si hace una hora.

Seguimos pues con nuestra bajada dirección Norte, hasta dar con una naciente pista que nace a los pies de la Mujosa camino de la majada de Uporquera, que presenta los primeros tramos hormigonados, y donde encontramos un desvío a la izquierda que va a una cabaña (16,2 Km). En este punto si se va muy cansado el regreso a Corao es fácil, se sigue por la pista en descenso hacia Abamia, pasando por encima de Teleña,. En nuestro caso en este desvío la ruta toma por la izquierda y al llegar a la cabaña la pista desaparece.

P1040403P1040408P1040404

De nuevo toca empujar la bicicleta ladera arriba por un camino malo y mal definido que nos sube al definido collado, desde ya vemos el promontorio de Priena y  entronque con el camino que baja de la Cruz de Priena punto más alto de la ruta con 725 mts.

Las vistas son impresionantes miremos para donde miremos, aunque nuestra vista queda prendada de los farallones cubiertos de nieve como presentan en estos momentos los Picos de Europa.

IMG_20150328_151855099IMG_20150328_152016522IMG_20150328_152101364_HDR

A partir de la Cruz de Priena , queda lo más peliagudo de la ruta, bajar por el zig-zag de Priena en dirección a lo fondero del valle, donde se asienta la basílica de Covadonga..

Es una bajada un tanto técnica que hay que hacer con sumo  cuidado, pues estamos ante un sendero muy estrecho y tallado en la ladera muy pendiente de Cuesta Ginés, y ante cualquier problema lo fácil es irse ladera abajo. Eso impresiona, pues según vamos bajando y mirando nuestra rueda vemos delante la basílica de Covadonga allá abajo.

P1040417P1040418P1040428

Poco a poco vamos bajando las diversas retortas hasta ganar lo fondero del valle entroncando de este modo con la carretera de Covadonga con 19,3 km rodados, como siempre Albano y Paredes les gana el descenso y abren espita y como el rayo que no cesa se plantan abajo en un santiamén. Había una vieja y descocida opción de ir por el Gurgú y Sotebes hasta Llerices. Pero para ello no había que bajar tanto....

 P1040433P1040434P1040436

Desde Covadonga, no queda otra que bajar por la carretera AS-262 hasta Soto de Cangas, a cuyo pie de la rotonda, 25,1 km, abandonamos la carretera para tomar el camino interior que nos permite ganar el núcleo de Celorio y desfilar rumbo Este hacia Corao, por un camino interior que acompaña al río Güeña entrando de este modo de nuevo en Corao, con un acorta ruta pero muy intensa en emociones.

P1040437
Víctor GUERRA 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...