Mostrando entradas con la etiqueta Oviedo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oviedo. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de junio de 2018

Rodando por el GR-105.1 y el GR-105 LAS PEREGRINACIONES

P1180579
  • · Punto de Salida y Llegada: Oviedo
  • · Puntos de Paso: Manjoya- Bueño-Soto del Rey-Vegalencia-Olloniego-San Frechoso-Tudela Veguín-La Grandota-Covadonga
  • · Longitud de la Ruta: 43 km
  • · Horario de la Ruta. 5 h.
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.024 mts
  • · Participantes: Luis Roza- Javier Riestra-Luz Fernández- Javier Paredes- Jose Ramón Natal- Victor Guerra
  • · Track de la Ruta en Wikiloc
Teníamos como asignatura pendiente poder unir las dos rutas del GR-105 de las Peregrinaciones, por un lado, la que parte de Oviedo, y por otro la que sale de Mieres.

Algunos tramos ya los habíamos rodado, por tanto, hicimos un mix, que creo interesante para hacer un bucle variado y variopinto y unir ambas etapas en un solo recorrido.

image

Para llevar a cabo tal recorrido se parte del barrio santiaguero de Oviedo: San Lázaro para subir por la Bolgachina, pasando por delante de la iglesia de Santiago, y llegados al enclave de El Caserón, abrirnos a la derecha por San Torcuato en franco descenso hacia la Manjoya, pasando por delante del otro templo, una pequeña ermita, dedicada a Santiago, y desde ellas l buscar el cruce de El Caleyu, dejando de lado para otra ocasión el Camino de San Melchor, o Camino de las Reliquias, para de este modo bajar de una forma más cómoda a la aldea de Bueño, todo ello por medio de un recorrido asfaltado.

P1180564P1180566

Se cruza la bella aldea de Bueño cruzamos buscando la vera del río Nalón, ahora rodando al Este, hasta este momento habíamos rodado hacia el Oeste. Entroncamos con el nacimiento de Los Anillos Ciclistas de la Montaña Central, cuyos paneles vemos a las puertas de la térmica.

Salimos a Ferreros para subir por Las Segadas hacia Soto del Rey, y sin dejar por un momento la vera del Nalón, nos vamos por delante de las casitas de Vegalencia, teniendo como permanente referente la térmica de Soto Ribera, y su chimenea cuya humareda nos sirve siempre de referencia en muchas etapas.
P1180571P1180573P1180576

A la salida de Vegalencia tomanos el sendero fluvial que circunda al Nalón, camino de Olloniego,pasando por debajo de las increíbles paredes desplomadas d la Escuela de Escalada de la zona, se deja tan plácido paseo a la altura del PK 8 de la AS-242, tomando esta en dirección a Olloniego, pueblo que se cruza por entero dejando a la salida de este, la AS-242, para dirigirnos por Servanda hacia el Pozo Olloniego, donde paramos unos momentos para observar los restos mineros hoy abandonados, y cuyos cuarteles ya nos indican la importancia que tuvieron estas instalaciones, los cuales se reparten por todo el valle.
P1180588P1180583P1180589

Desde Los Cuartales tomamos el carretil que sube a la vera de la riega de San Frechoso, dejando el río para entrar en la aldea del mimo nombre: San Frechoso, ya casi despoblado y donde charlamos con un natural que nos ofrece agua fresca, seguimos subiendo hasta las puertas de la ermita de San Lorenzo, donde dejamos el carril para girar por un estrecho sendero que nos pasa a la pista que sube al núcleo de Torno, evitando un duro tobogán.

En este punto a las puertas de las casas de Torno se toma un camino que entra hacia atrás, pasando por delante de un cierre ganadero y varios cahabolos, y por ese estrecho sendero dirección Norte, vamos buscando por una abandonada trocha la cordal de Fayeu, cuya cumbral corona el Pico Escobín.

P1180592P1180591P1180594

Tras pelear con el matorral que ciega vieja traza caminera, se sigue a media ladera, buscando la mejor trazada que no mejora hasta que no se sale a la zona más abierta, desde donde ya se ve la cumbral de la Peña Salve, hacia cuyo entorno hay que girar encontrando en la subida una traza más idónea que nos permite llegar a la zona cumbrera de la sierra de Fayeu, (27,2 km).

Se entronca arriba en el enclave que final al Cordal Feyeu , y el comienzo de la Sierra de Fresnosa siendo la zona además punto de entronque con varios senderos como el PR.AS- 40 y el GR-105-1 de Las Peregrinaciones que viene de Mieres por La Peña.

P1180598P1180601

Una vez gana la alta cota de los 670 mts., nos dirigimos al Noreste rodando por lo cimero de la naciente Sierra de Fresnosa que dejamos al poco (28,4 km), para echarnos por el valle que forma el arroyo Calientes, bajada rápida que pronto se vuelve más calma , pudiendo ver los restos de la Mina el Cesto, ya muy cercanos a la riega a la cual nos pegamos hasta poder entrar sin problemas en Veguín de Abajo, donde se nos hace omnipresente la cementera de Veguín, al cual preside todo el valle. (32,6km)

Salimos hacia la iglesia de San Julián, cruzando el río Nalón, y buscando las duras rampas La Pandiella y Aviño. Repechos duros, eso sí asfaltados y los cuales van buscando la otra línea cumbral por la que circula el sendero principal de Las Peregrinaciones (GR-105). Se hace duro ganar tales repechos de perfil duro, lo cual conseguimos en apenas 2 kilómetros en los cuales hay que ganar unos duros 200 metros de desnivel.

P1180603P1180604

Llegado al enclave de Ventaveneros, concluye el GR.105.1 y se entronca con el GR-105 la ruta deja el rumbo Norte, y se va al Oeste, girando a la izquierda para seguir la línea de sierra hasta ganar la cumbre mítica de la zona como es La Grandota.

El GR-105 va de Oeste -Este teniendo como referentes La Grandota, y Ventaveneros, siguiendo una vez que se encuentra con el GR-105-1 hacia el enclave de Bendición.

Ahora, puestos ay en dirección Oeste ya es todo favorable, desde algunos puntos observamos el valle central asturiano con El Berrón y Pola Siero como referentes poblacionales, más adelante podremos ver sin problemas en toda su extensión la ciudad de Oviedo, y la sierra del Naranco y su Santón.

P1180608P1180611

Dejamos atrás La Grandota para bajar hacia zonas más urbanizadas como La Barraca y Los Llanos, hasta desembocar en la AS-242, en El Caldero, y poder contemplar el punto de inicio de la Ruta de las Peregrinaciones (GR-105) en la hermosa capilla de Covadonga,.

P1180614P1180615

Un poco más adelante nos desviamos a la izquierda para entrar por detrás del Cementerio de San Salvador hacia El Caserón por donde hemos subido para ahora bajar, o sea descender por La Bolgachina hasta el punto de partida al pie del Parque de Invierno.

© Victor Guerra

viernes, 15 de diciembre de 2017

RODANDO POR LAS PEREGRINACIONES (GR.105)

Foto 9-12-17 12 48 14
· 
Punto de Salida y Llegada: OVIEDO
  • · Puntos de Paso: Las Cruces-El Caldero-Los Llanos-La Grandota-Los Veneros-Santo Medero- El Rual- Mieres- Moreo de Limanes- Cerdeño-Abuli
  • · Longitud de la Ruta: 37 Km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 1.15 mts
  • · Participantes: Sandra Alvarez, Toño Cuervo, Javier Riestra, Luis Roza, Angel Luis Truébano, José Ramón Natal, Iván Menéndez, Javier Paredes, Victor Guerra.
TRACK DE LA RUTA EN WIKILOC:https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21537903
image

Oviedo, tiene más territorios para la bicicleta de montaña que el Naranco y alrededores, y por tanto esta nueva cita en las tierras en los predios de Ovetus, personalmente quería que se alejase de los recorridos al uso, y ahora que empieza a difundirse de nuevo el recorrido del GR-105 de las Peregrinaciones, que mejor que lanzar un recorrido de ida y vuelta teniendo como referente este emblemático cordal por el que circula la llamada ruta de las Peregrinaciones a Covadonga, aunque casi todo el personal va por la carretera adelante.

Aunque el día previsto era el mejor, pues ya los pronósticos climatológicos nos avisaban de que habría agua durante casi toda la ruta, pero tal avisó no nos estorbó para conjuntar un interesante grupo que estuvo presto a la ruta una vez convocado en el barrio de San Lázaro, desde cuyo enclave cogimos la carretera AS-242 de Las Cruces, por la cual fuimos en lenta ascensión sobrepasando tanto el famoso cementerio ovetense, como la ermita de Covadonga ubicada en la vertiente de bajada y que marca el inicio del GR-105 de Las Peregrinaciones.

Foto 9-12-17 10 54 44Foto 9-12-17 10 56 09Foto 9-12-17 10 55 01
Foto 9-12-17 10 56 48Foto 9-12-17 10 56 56Foto 9-12-17 12 46 21

Un poco más allá en El Caldero, el GR-105 entra a la izquierda por un carretil asfaltado que pronto nos muestra cómo será el desarrollo de la ruta, zonas planas alternando con fuertes repechos, de muy distinta longitud y pendiente, y es aquí en este giro donde el personal se reunió para afrontar ya la ruta que dejaba el rumbo Sur, para virar al Este que será la dirección que mande hasta empezar en las inmediaciones el cierre del bucle, virando al Norte para después encarar la ruta hacia el Oeste hasta concluir de nuevo en Oviedo.

Ya tomado el desvío subimos por el repecho a Los Llanos, desde cuyo emplazamiento ya tenemos una estampa que se repetirá a lo largo del recorrido, una bonita vista sobre Oviedo, con el impresionante edificio del UCA en primer término y el Naranco de fondo y los horizontes gijoneses perdidos en la bruma.

P1170502

La primera subida nos deja ante la carretera que va a la Llovera, aunque nuestro recorrido persiste en el rumbo Este, hasta ganar la base la picoreta de La Grandota, a la que subimos desde las casas de La Ventuca, en ese punto nuestra ruta deja el tramo asfaltado y vira para coger el camino de tierra de la izquierda, que va en mantenido ascenso, ante cuya estructura remolonea el personal metiendo finalmente todo el desarrollo, al final todos vamos entrando en vereda por el camino arriba el cual nos va poniendo a todos en fila de a uno, pues la pendiente y los firmes son los causantes de que a veces tengamos que echar pie a tierra.

Con esa subida vamos rodeando La Grandota por la vertiente norte, cuya imagen con las antenas será una permanente referencia, tanto a la ida como a la vuelta.

De la Grandota con la lluvia acariciando nuestras ropas salimos por Los Veneros parea cruzar el Picu Cuervu, aunque la nubosidad es tan baja que no nos permite ver los valles laterales, tanto la planicie de Siero a la izquierda, como los territorios de Tudela Veguín y Riaño a la derecha.

P1170497P1170499

El camino por él que rodamos se va desarrollando a lo largo de la cumbral, por la derecha nos llega el ramal del GR-105.1 procedente de Mieres, nosotros en nuestro ciclar seguimos enhebrando tramos asfaltados alternados con otros de hormigón y firmes de tierra, aunque estos son de menos entidad y cuantidad, pues en general esta parte de la cumbral se haya muy urbanizada.

Dejamos atrás el desvío de La Paranza que baja por la izquierda hacia el núcleo de La Collá, empezando una larga subida que culmina en Santo Medero, ya metidos en plena Sierra de la Paranza, seguimos pegándonos con el agua y la coronación de la subida hace que tengamos que a veces empujar las bicis dados los barrizales, y así vamos forzando tramos hasta el collado de Santo Medero, que reconoceremos por su mesa y bancos, aunque la cosa no está para sentarse a descansar tras el esfuerzo.

Desde aquí seguimos rodando por asfalto por Santo Medero, Fontañán y Bovia, pequeños núcleos o caseríos aislados que jalonan la cumbral de la sierra, y por la cual con este día no transita ni dios, salvo las cuadrillas de cazadores y algún que otro solitario ganadero.

P1170522P1170523

Se sigue rodando hasta tener que doblar a la izquierda, dejando el ramal que baja a L´Azorera, para tomar un camino de zahorras sueltas, por cuyo trazado se corona la zona del pico Cadaval con sus 513 mts de altt.

De nuevo los trazados de hormigón nos llevan al caserío de Los Umeros, un poco más allá nuestra ruta vira de rumbo, pues es hora de ir cerrando el bucle para ir encarando el regreso a Oviedo.

Y lo hacemos antes de llegar a Molleo, girando a la izquierda, yendo ladera abajo por la Berizosa hasta la Casa de les Chanes, la lluvia arrecia y nos vamos en este punto por la izquierda por la Grijera para pasar por debajo el viaducto de las AS-17, y será en las casas de los Molinos de Rual, donde nos cobijamos unos minutos para degustar las delicatessen de Toño Cuervo, el brownie de quinoa, echando de menos el Prieto Picudo en bota de Roza, y la petaca de Albano que se ha quedado en la cama, tras una noche de farra, todo eso lo hacemos encima de una carro de vacas matriculado en El Entrego en 1955.

Foto 9-12-17 12 06 25Foto 9-12-17 11 25 36

Desde aquí, empieza un itinerario inédito, aunque ya nos advierte Toño Cuervo, que estos son territorios por los que ha estado surcando las rutas de la Colloto Bike Race. Para mí es una primera noticia, pues nunca he rodado alguna de sus ediciones, por lo cual es toda una casualidad coincidir en los recorridos, luego ya en casa, y ante el ordenador veo que hay coincidencias en algunos puntos. No dejo de tener buena opinión de la zona para posibles rutas para este invierno, teniendo Colloto como punto de partida.

Concluida la pitanza, de nuevo a las trotonas para seguir hacia el desvío del caserío del Rual, para desde él subir por un camino que va paralelo a la riega de Somberón y empatar de este moco con el acceso rodado que baja de La Collá, donde se dobla hacia el Norte para pasar por delante del Molino de Abundio hacia Santa Marina, será en este punto donde demos vuelta hacia El Campu, por caminos y trazados un tanto laberínticos que nos permiten ir dirección Oeste, camino de Oviedo, aunque en muchas ocasiones sin saber muy bien donde estamos.

P1170513P1170514

Esta es una ruta para hacer con gps, pues los giros son constantes, y si bien en la zona de la cordal de La Grandota y Sierra La Paranza se cuenta con la ayuda de la señalización, aunque deficiente de la Ruta de las Peregrinaciones, en esta otra parte del recorrido no hay nada que nos ayude, o sea que hay que fiarse del gps y de la intuición, pues los desvíos, cruces son constantes.

En El Campu, se gira al Sur, como si de nuevo quisiéramos ir hacia el Picu La Collá, pero se dobla a la derecha para entrar en un camino que cruza la riega de Fuensanta que nos permite llegar al núcleo de casa de El Rebollín, donde de nuevo recobrar la dirección Sur, para alcanzar un camino travesero que va hacia el Canto del Carbayín, y de esta manera ganar la trifurcación de las Regueras en las cercanías de la localidad de Mieres.

Este será nuestro más próximo destino para poder ir virando al Oeste por El Vallín quedando a los pies de la cerrada cantera entre Vallín y Moreo de Limanes, donde quedamos con cara de tontos, pues los caminos han desaparecido, por cuyo motivo, cruzamos la barrera y subimos por el carretil que cruza la cantera arriba, para de este modo poder coger un ramal asfaltado que nos lleva a Moreo de Limanes.
P1170515P1170516P1170517

Desde aquí enfilamos hacia el diseminado casco urbano de Roces para enfilar hacia Cerdeño, cruzando la A-66 y por Abuli, pasando por delante del palacio de Labra, donde veraneaba el gran Rafael Maria de Labra; y de esa manera ganar la zona de Fonazendi y por Otero volver al parquing de San Lázaro, dando por concluido este singular bucle, que tiene como dos partes bien diferenciadas, un primer tramo lineal que va dirección Este y marcado como GR-105; y luego el regreso desde Molleo, que se realiza por un laberinto de carreteras, carretiles y caminos que van variando el rumbo de forma constante hasta llegar de nuevo a Oviedo

.P1170528

Fotos de José Ramón Natal (Foto de Portada), Iván Menéndez y Victor Guerra
 y VIdeo de Ivan Menéndez de la Ruta: https://vimeo.com/247468340

Victor Guerra

viernes, 3 de febrero de 2017

SIERRA DEL NARANCO Y LLUBRIÓ

P1130689_thumb5_thumb

  • · Punto de Salida y Llegada: La Florida (Oviedo)
  • · Puntos de Paso: Toleo-Pico Paisano-Contriz-Ladines-Las Cabañas-Venta de Brañes- Escamplero-Gallegos-Lloriana
  • · Longitud de la Ruta:36
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: .1200 mts
  • · Participantes: Javier Dolado- Luis Roza-Albano Capezzali
image_thumb1_thumb

Hacía ya tiempo que no «naranqueábamos, ya que el Monte Naranco, parque periurbano de los bikers ovetenses, con sus interesante recorridos y senderos lo hemos ido cambiando por recorridos un tanto más exóticos y aventureros, y claro meterme en los predios «particulares» de grupos como Intensos BTT, trazasurcos, los llamamos, pues recorren de cabo a rabo toda su amplia geografía, y tantas veces pasan por los mismos senderos, que me los imagino haciendo surcos en el recorrido de los diversos trazados que surcan este promontorio.

Bromas aparte, ya se sabe que a la Capi hay que darle su diezmo, y por tanto en nuestro improvisado calendario metimos una ruta que diera la vuelta al bulto que le ha salido a la geomorfología ovetense, y allí nos vimos en La Florida, tras una convocatoria un tanto esquiva, ya que los presentes, a excepción de Albano y yo mismo, el resto como que lo de las bajadas o pasos técnicos, como que poco y graduado.

P1130617_thumb1_thumbP1130678_thumb1_thumb

Salimos el grupeto por la trama urbana desde La Florida, hasta poder alcanzar el arranque de la Pista Filandesa, y sabiendo los problemas que hay de compatibilización nos fuimos por la senda paralela para ir rodando por la soleada vertiente Este, hacia el desperdigado núcleo de Toleo, donde la pista pierde su identidad como tal y prosigue por caminos para el disfrute de paseantes y caminantes.

El trazado salvo algún repecho es plano y se deja ciclar bien, al menos hasta Cuyences de Arriba, donde se deja el camino principal para entrar por una senda a la izquierda que pronto nos permite subir por el Monte de Toleo, no sin esfuerzo hacia la parte alta del Naranco. Es un tramo de giros y trazados que va trepando por la ladera ya más norteña, la cual presenta varias alternativas, y trazados más endureros, que vamos cruzando en nuestra escalada para al final entroncar con la carretera general que sube al Pico del Paisano

P1130687_thumb1_thumbP1130688_thumb1_thumb

Una vez en lo alto del Área Recreativa con aspecto muy urbano, se sube hacia la zona de la estatua santoral de la zona, por el camino lateral que culmina en la cima del Pico del Paisano, donde las vistas son más excelentes, y también los recuerdos, cuando corríamos los Coronas por estos lares, a otros ritmos menos sandungueros, como los que hoy nos despachamos.
Al pie del Santón la foto clásica, lugar donde además Asturcón BTT, hizo uno de sus primeros posados con equipación.

Tras nuestros peculiares posados, seguimos la ruta que continua por Canto del Borbotón hacia el Alto de la Rasa, entrando de un tramo de senda estrecha, que a estas alturas del invierno, a pesar del buen tiempo, son trazados sinuosos, con tramos de afloramientos calizos muy pulidos y que precisan de un peculiar técnica de rodar por estos lares, un tanto técnica que tanto Albano con su doble, como yo como mi semirrígida Yeti ARC vamos rodando como mejor sabemos.

Salimos a un carril de acceso más amplio que va de la Ribera a la Contriz, y que empatamos un poco antes de este último núcleo, seguimos por el acceso rodado dirección Norte hasta desviarnos de nuevo a la izquierda entrando en un trazado sinuoso y técnico, que no gusta nada a Luis Roza y Javier Dolado pero que salvan dignamente el tramo a pie a través del monte de El Fayeo y los Barrosos, lo cual nos permiten alcanzar la aldea de Ladines, donde contemplamos la incipiente maniobra de demolición de una casa. ¡¡¡¡Increible¡¡¡¡

P1130691_thumb1_thumb

Desde aquí, de nuevo no internaremos en una amplia senda que busca la riega de Fonsagrada la cual se cruza para emprender una larga subida por entre La Peña y el Rellano, hasta casi tocar el poblamiento de La Manzanal, por zonas poco transitadas, y que nos sacaron al núcleo central de rodadura de El Naranco, y la verdad es como si estuviéramos a cientos de kilómetros de cualquier lugar habitado.

La ruta una vez llegada a las proximidades de Las Cabañas entra en otra vertiente que va pegada a la Sierra de Llubrió y por cuyo acceso rodado se rueda durante unos kilómetros hasta La Venta de Brañes, y a la altura de la finca, cada vez más desmadejada de La Torre se deja el asfalto para entrar valle abajo y cruzando el río Nora por un impresionante pontón, tras cuyo paso viramos dirección Este, siguiendo el curso del río.

Lo que se abre ante nosotros es una larga pista en ascenso, dejamos invitadores caminos que buscan la orilla del río Nora, para seguir cogiendo altura por entre la zona de La Huelgona, Marinas y el Monte del Medio, para coronar el alto y ver allá al fondo, en un amplio recodo mesetario del Nora, el llamativo caserío de Casa Villa, dejamos pues las señalizadas pistas que van hacia las parroquias de Biedes, para ir cerrando el bucle hacia la Venta de Escamplero.

P1130695_thumb1_thumbP1130699_thumb2_thumb

En la Venta se entra en otro tramo que vuelve al seno del río Nora, marcado como Camino de Santiago el cual en sentido de la bajada se pasa por delante de la puerta del Molino de Los Quintos, para seguir bajando hacia el citado río Nora, tan cantarín como siempre, y con una subida no muy intensa hasta coronar en Gallegos, entroncando a su vez con la AS-232, y seguir por el Camino de Santiago por ella, hasta Requejo donde se deja la carretera para subir a la altozana aldea de Loriana, trepando por el clásico cuestarrón que corona la zona.

P1130705_thumb1_thumb

La idea era seguir el Camino de Santiago por Llampaxúa y Lampaya, pero las menguadas fuerzas y que ya había gente con prisa y un tanto fatigados des rodar por los vericuetos naranquinos, nos hicieron desistir de un esfuerzo más, y buscamos el cobijo de la AS- 232, por cuyo eje rodamos por Ponteo y Las Mazas, ya de camino al punto de partida de la esta bella ruta que da una vuelta completa al Pico el Paisano y las Sierras del Naranco y Llubrió por un trazado exigente, lleno de repechos y tramos técnicos e intensos.

Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...