Mostrando entradas con la etiqueta Senda del Oso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senda del Oso. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de marzo de 2020

Balcones de Trubiecos


·         
       Punto de Salida y Llegada: Trubia
·         Puntos de Paso: San- Andrés-Santo Adrianos de Tuñon- Proaza-Linares-Perlavia-Berejual-Villarín
·         Longitud de la Ruta:  40 km.
·         Horario de la Ruta:  4, 30 horas
Desnivel acumulado de ascenso y descenso:    1.054mts.

·         Participantes:  José Ramón Natal- Luz Fernández-Toño Cuervo-Luis Roza-Javier Riestra- Juan Piñera-Sandra y Victor Guerra



Ya habíamos probado a rodar por la zona con los llamados «mayorinos» de Asturcón BTT, realizando la ruta a la inversa de como hoy la acometemos, y tanta fue su dureza que en la cascada de Guanga nos fuimos valle abajo, en busca de sosiego y buen yantar, aunque la ruta no por ello dejó de darnos buenos momentos que más de alguna cámara recogió y la cual pese a la dureza del principio la gozamos, aunque  unos más que otros..


Esto fue de jueves, y para la ruta del sábado se decidió volver a la zona para rodar esa misma ruta pero con una notable diferencia, hacerla en sentido inverso, tomando Trubia como lugar de comienzo yendo rumbo a al Sur, hacia Proaza y desde allí poder ir cerrando el bucle de vuelta a Trubia.


Pero como siempre antes es menester avituallarse, y eso hicimos tomando unos cafés y pasteles en el único sitio abierto a las 8.30 de la mañana en Trubia, y que tuviera algo para llenar el estómago,  y eso lo hicimos en la  Confitería el Vasco, degustando sus buenos pinchos y pasteles.


Cumplidos los trámites del preludio biker de todos los sábados, nos ponemos en posición de revista para empezar a rodar durante unos buenos kilómetros, y lo haremos por lo que fue el proyecto de recuperación de la famosa vía del tren minero de los Valles del Trubia, que luego tras años de su desmantelamiento serviría para usos senderistas y ciclistas y quedaría bautizada y conocida como la Senda del Oso


Proyecto que pusimos sobre el tapete de la  dinamización territorial asturiana, allá en el año 1987. Un proyecto personal que puse encima la de mesa de las instituciones regionales asturianas, para relanzar la zona y recuperar esta vieja plataforma que estaba abandonada   y dedicarla a usos turísticos deportivos. En este enlace cuento con detalle su desarrollo.

Si bien era un proyecto que empezaba en Santo Adriano de Tuñón, pues las instituciones ovetenses, digamos que pasaban de este novedoso proyecto, ello nos obligó durante años a rodar por la carretera general para llegar a lo que era la cabecera de la Senda, que no era otra que Santo Adriano, más adelante Oviedo se sumaría al proyecto, para lo cual no hizo falta nada que una serie de adecuaciones y par de puentes, quedando la famosa Senda del Oso conectada con la capital ovetense.


Esta obra de recuperación de una plataforma ferroviaria es lo que nos permite hoy realizar nuestra ruta y subir a la balconada trubieca de forma sencilla, pues desde el mismo lugar de Trubia y teniendo como referencia la fábrica de armas de Trubia, en cuyo seno se albergó una logia masónica allá por el último tercio del siglo XIX, a la cual he dedicado un tiempo a investigar, aunque los archivos de la Fábrica han estado cerrados para su consulta, y no deja de ser paradójico la poca querencia de las instituciones fabriles por su propia historia, pues si uno ve como estan los archivos de esa vieja fábrica, se puede caer de culo. Así es como se entiende la defensa de nuestro patrimonio.



Partimos pues de la puerta de la fábrica de armas de Trubia, para rodar de forma tranquila por los primeros predios de la Senda del Oso camino de San Andrés, este primer tramo ya en aquella década de los años 80, en que había desaparecido el tren, quedaba la plataforma medio articulada a modo de zonas de comunicación entre pueblos y fincas, pero en San Andrés se cortaba la continuidad.

Después de este pueblo y una vez se sumó al proyecto Oviedo, la cosa cambió, pues no había puente sobre la carretera ni sobre el río Trubia, por lo cual quedaban zonas muy poco accesibles, esa llegada trajo los puentes sobre la carretera y el río Trubia, pudiendo salvar a estrechez de Peña Escalera y las Garradas por medio de un paseo fluvial cómodo que además se mantuvo bastante intacto y que hoy en pocos minutos nos permite llegar a Santo Adriano de Tuñón.

Punto que fue importante para la Senda del Oso, ya que fue la cabecera en la articulación de la Senda del Oso, de ahí que se pusiera el centro de Recepción dónde hoy se encuentra la sede de una empresa de Turismo Activo, quedando la Senda sin Centro de Recepción, como tal.


Desde este punto el valle se abre y nos deja una rodadura límpida que pasa de un lado al otro del valle, enhebrando el río Trubia hasta desembocar en la aldea de Villanueva, con su impresionante lavadero y su enorme puente ojival, siempre me han llamado la atención la altura de estos puentes.

De Villanueva a Proaza, la Senda del Oso, tuvo una interesante articulación, ya que en este tramo no solo se pusieron los primeros negocios de bicicletas, sino que se contó con la dinamización que supuso en primer lugar el cercado o sea para Paca y Tola, y el gran área de Bullera, esta zona siempre ha tenido mucha baraka.


Al llegar a Proaza nuestra ruta por la Senda del Oso concluye con casi 15 km, y con la misma la abandonamos para salir a la carretera AS-228 con dirección a Teverga, aunque unos metros más allá de Proaza se toma la desviación que sube a la derecha hacia los altozanos pueblos de Sograndio y Linares. O sea, unos 7 km de subida ininterrumpida, que ponen a prueba nuestras capacidades de adaptación de los firmes de tierra a rodar en subida constante 7 km de asfalto, antes habremos dejado atrás el desvío al pueblo de Bandujo, por el cual tantas veces hemos pasado.


Una vez en Linares, ello supone que nos hemos colocado en la sierra cumbral que da vista  tanto a la vertiente moscona como a la trubieca. Una vez queda atrás el pueblo se deja la carretera que va hacia Castañeo del Monte, para girar a la izquierda por un camino que busca la divisoria de aguas, bordeando primeramente el pico Grandamiana, yendo camino del Pico Meadoriu, se pierde el camino entre fincas. Una portilla nos cierra el paso, y  la solución es ir por la pista de la izquierda que baja para luego  subir hacia la Gargantiella para reencontrar el camino dejado.

Por nuestra parte cruzamos siguiendo la vieja traza para ver su estado, lo que nos obliga a saltar prados y un par de alambradas. Al otro lado de tramo semi perdido de camino, este vuelve a retomar su traza original yendo cumbral adelante rumbo Norte por el cumbral, cuya línea se rompe en La Corredoria con 27 km recorridos.


Aquí se quiebra el pequeño cumbral, por cuyo motivo la ruta se va a la derecha hacia la Peña Castiello para de este modo poder visitar la famosa cascada de Guanga o Buanga, que digamos que nos está muy pletórica en cuenta al caudal de agua, pero cumple su función.

Hasta aquí nos había traído Javier Gómez, el jueves anterior a los «mayorinos de Asturcón BTT«pero realizando la ruta al revés, o sea viniendo de Trubia y subiendo a la cordal al Alto del Sanatorio  lo cual se hizo duro, afrontar de buenas a primeras los fuerte repechos existentes, y cuya ruta se abandonó tomando la bajada trialera hacia San Andrés.  Dejo constancia de esta primera visita.

Lo mismo sucede con la segunda vez que visito estas famosas cascadas que no conocía y que ahora en apenas unos días he visitado dos veces.


Desde el enclave de Guanga/ Buanga se retoma el camino que va a cubierto por la ladera boscosa hacia la aldea de Perlavia, que se encuentra en un rellano del terreno y agrupada en un compacto poblamiento nacido bajo la mirada de la ermita de San Antonio. Aquí se conecta de nuevo con el asfalto, AS-313 que va Sama de Grao, pero se baja hacia la vertiente trubieca  y se rueda  como un 1, 6 km.,  aproximadamente hasta el lugar de Berujal, pudiendo ver Trubia al fondo del valle.



Se deja en Berujal el eje asfaltado que va por encima del reguero Rebeco, para tomar la carretera OV-2 que nos sube hacia a la aldea de Canales, aunque en nuestro caso nos desviamos un poco antes, también se puede llegar a la aldea, y luego salir desde ella, la dirección que termina tomando el camino dirección Norte, y de nuevo subidos a la balconada trubieca, por tramos de senda estrecha vamos camino del Pico Lovio y por la Granda, poder ganar el Alto del Sanatorio, con tramos de grandes charcales de agua, hasta desembocar en el lugar de Las Cruces, cuyo conjunto de dos o tres casas,  y donde se sitúan las viejas instalaciones del Sanatorio Obrero  y que no vimos, aunque tampoco buscamos.


Se cruza el Monte de las Cruces adelante encabalgado en la divisoria de aguas y de concejos y al llegar  a las casas de Las Cruces se sale de frente por un camino que sube de nuevo al cumbral para dejar esta como a los 36, 7 km.,

En un momento dado  la ruta se echa ladera abajo hacia el valle trubieco, y lo hace mediante un bajada de muy alta pendiente, ante la cual hay que tener cuidado, dado que el camino está sembrado de palos de ocalito, los cuales nos pueden organizar una liada en el cambio trasero, o en las ruedas, y con esa pendiente es difícil descabalgar de la trotona


Se afronta la corta bajada de apenas 2 km., que nos pone en el entorno con las casas de Villarín por cuyo poblamiento rodamos unos minutos enhebrando casas y casonas como el palacio de los González-Fontayo o Menéndez, para desde ahí dejarnos caer definitivamente en Trubia y concluir la ruta.



© Victor Guerra

viernes, 28 de octubre de 2016

RODANDO POR LOS ALTOS DE ORAL

IMG_1380
RUTA BTT  por TEVERGA, TAMEZA Y PROAZA
  • · Punto de Salida: Puerto de San Lorenzo
  • · Punto de Llegada: La Plaza (Teverga)
  • · Puntos de Paso: Marabio- Caldoveiro- Bandujo-Entrago
  • · Longitud de la Ruta: 40 km
  • · Horario de la Ruta. 5 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 916 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.806 mts
  • · Participantes: Javier Dolado, Jose Ramón Natal, Jose Ramón Orviz, y Victor Guerra
Hacía ya tiempo que queríamos rodar por el Camín Real de la Mesa, empezando por el Puerto de San Lorenzo y yendo hacia los Puertos de Marabio



P1120613P1120620
La espinita era rodar los Altos de Oral para realizar la famosa bajada de Bandujo, que ya hacía muchos años, al poco de fundar Asturcón BTT, con cuyo grupo la había bajado hará 23 años; y con estas dos o tres cosas en la cabeza, y comentando con el grupo BTT ASTURIAS que había una ruta con mucha bajada, pronto nos pusimos en marcha, aunque en esta ocasión solo fuimos al evento un reducido grupo de 4 bikers.


Los cuales nos plantamos en el Puerto de San Lorenzo, tras una visita a los locales típicos de La Plaza; Casa Aladino y Casa Laureano, o sea que nos tomamos con calma la cosa pues la boina de nieblas tomaba buena parte de las sierras teverganas, y aunque había quien planteaba hacer los 10 km de carretera que había desde La Plaza hasta el Puerto de San Lorenzo (Natal), no le hicimos caso y subimos como es pertinente, tras un buen desayuno con un par de coches con los bártulos, aunque ello conllevara complicar la logistica



image

Ya en San Lorenzo, con el clásico manto niebla que poco a poco se iba disipando para dejar pasar unos tímidos rayos del sol, nos pusimos en marcha, tomando el ramal de la derecha que va rumbo Noroeste en leve ascenso por la senda que se abre a través de las praderías, y que paulatinamente deja paso a un sendero que se desarrolla entre escobales y brezos. Seguir la ruta no presenta mucho problema, pues la senda no solo está muy marcada por el uso (compactación de los firmes) sino que las marcas del GR 101, (bandas blancas y rojas) nos acompañaran durante un buen trecho.


Eso sí, nuestro rodar fue con inminentes nieblas que nos perseguían y algunas zonas, sobre todo las grandes praderías, puede haber problemas de orientación.



IMG_1378IMG_1362IMG_1367

Como a los 2 km de arrancar la ruta esta toma un claro rumbo Norte para entrar en la Espina de la Fogaza, prosiguiendo hacia la Naliega rodando por debajo de la Cresta de la Verde hasta alcanzar el Llano Fosgueiro.


A excepción de los ganaderos, apenas si nos tropezamos con otro tipo de usuarios, digamos que en general casi todo el mundo va hacia el otro ramal mucho más famoso y atractivo con sus pallozas y teitos, tramo de San Lorenzo a Torrestío.



P1120629P1120632   

En todo caso, nosotros seguimos con nuestra marcheta por la Cuendia la Celada, por cierto llena de equinos, y donde viramos hacia el Noreste, paralelos a la Sierra la Espina, entrando en las amplias praderías de Cueiro, en fue pertinente una parada para contemplar las amplísimas praderías desde el Alto de la Casa, con cierto nerviosismo por parte de Javier Dolado, pues veía avanzar tras nosotros la niebla, pues el día también iba virando a peor, y aunque la niebla es un factor preocupante, digamos que con track fiable instalado en dos GPS, una ruta señalizada, y pintada por mí no hace muchos años, esto me daba una seguridad como para afrontar el resto de la ruta con cierta tranquilidad, aunque no es lo mismo hacerla con buen tiempo, que con amagos de este tipo.

Nos levantamos de nuestra plácida contemplación y seguimos ruta rodando un tramo al Este para virar luego al Norte para ganar otras características praderías como las de Vicenturo, ya con 10,5 km rodados
.P1120636P1120637P1120626

A partir de este momento ya entramos en los predios de Los Altos de Oral, en cuyo punto encontramos un perro de los que siguen el rastro de los jabalíes, y que ya no se despegó de nosotros en todo el camino, o sea que lo llevamos a nuestra cola por El Caldoveiro adelante hasta cruzar la carretera de Marabio, la cual une las tierras teverganas con Tameza.


Con cierta tristeza lo dejamos allí pues para llevarlo hasta Bandujo era mucho terreno, ya que el pobre animal estaba agotado de tanto andar perdido por los montes de Marabio, y al menos lo dejamos en una zona de fácil recogida y tránsito de vehículos



IMG_1385IMG_1340IMG_1348

Seguimos por la carretera un trocito para desviarnos por la derecha hacia Palmeán y la Casa Don Paco en dirección Este, que pronto cambiamos por el rumbo Norte, emprendiendo una serie de pequeñas subidas por Teixera para ganar los enclaves marcado por sendas lagunas: Tambaisma y Barrera, muy mermadas por la sequía, y de este modo fuimos pasando de los predios del Caldoveiro para entrar en los puertos de Bandujo, empezando a bajar a partir del Alto de Santiago y comenzando a cerrar, de este modo, el bucle sobre los Altos de Oral. 


A los 22,5 km., Alto de Santiago, ya en los Puertos de Bandujo se entra en un largo descenso, que primeramente desfila por firmes de tierra, para desembocar en una empinada pista que por Pandu entra en la aldea de Bandujo tras haber rodado un total de casi 30 km. Hay un camino paralelo a la pista hormigonada, pero el tiempo no paraba de empeorar y mejor ganar terreno a la luz.



P1120639P1120654P1120641

A partir de la aldea de Bandujo enclavada en un entrecruzamiento de laderas que la protegen de vientos dominantes, teniendo su torre fortaleza símbolo del poder local de los Alvarez de Bandujo como permanente vigía, lo cual le da al pueblo un aspecto imponente, como así lo muestra además el aprovechamiento del espacio, como vimos con el empotramiento en las empinadas riegas de sendos molinos, a cuyos conjuntos les echamos unas fotos, aunque el cambio climatológico que nos pilló en los Puertos de Marabio, lo estamos pagando aquí por la falta de luz.



P1120649P1120647P1120656

Aun así, con todo y sabiendo que la mitad del equipo no está muy versado en los descensos trialeros (Dolado y Natal) buscamos el viejo camino que se abre a la vera de la riega de Badujo, yendo ambos riega y senda vertiginosamente ladera abajo a buscar lo fondero del valle al pie del rio Teverga y de la Senda del Oso.



P1120660P1120661

La bajada trialera de Bandujo, es factible para aquellos que estén duchos en este tipo de bajadas, aunque tiene tramos en los que se unen la dificultad técnica y una gran pendiente, lo cual digamos que en conjunto acojona, y lo que para alguno de nosotros fue digamos que “pan comido”, sin dudarlo más fácil para los de las bicis «dobles» que pueden arriesgarse un poco más, para los de las semi-rígidas debemos afinar un poco más, aunque si el tramo está mojado el descenso se pone muy peligroso para todos , amén de que hay revueltas donde la trotona, aunque sea una 26” tiene sus dificultades dar los revirados giros que hace la senda por encima la riega, sin olvidar los tramos de lienzo de piedras lisas y pulidas que se las traen. Mojado el tramo he visto poca gente afrontar la bajada, sin dejar de mencionar que no es el primero que se accidenta en la zona.


Video de unois compañero bajando por Bandujo, ya que apenas tenemos fotos ponemos este video:
<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/2iwHtzLnasc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


La bajada no está exenta de peligro, y hay que ir asegurando los tramos, tanto fue así que cada uno fue haciendo su bajada y quedaron pocos testimonios gráficos de la bajada de cada uno. Jose Ramón y yo, bajamos el 95% del sendero en la trotona y Dolado y Natal pues prefirieron hacer los tramos a pie y no tener ningún percance.



P1120664

La verdad es que nos supo a poco, pues cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la Senda del Oso, en cuyo punto doblamos a la derecha con 32 km rodados, y nos fuimos hacia La Plaza por la mítica Senda cubriendo los 6 km de separación entre ambos puntos, y cerrando este bucle sobre los Altos de Oral.
Victor Guerra

viernes, 13 de mayo de 2016

VALDEMURIO -SENDA DEL OSO-CIENFUEGOS

2015-06-18 13.16.10
  • · Punto de Salida y Llegada: Embalse de Valdemurio (Quirós)
  • · Puntos de Paso: Arrojo- Bárzana- Santa Marina. Enguil-Cienfuegos
  • · Longitud de la Ruta: 30 KM
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 1.417 mts.
  • · Desnivel acumulado de descenso: 1.168 mts.
  • · Participantes: Polchi, y Albano Capezzali
Quirós ya lo he comentado alguna que otra  vez, Quirós es una especie de paraíso para las rutas de BTT, el año pasado fuimos publicando varias de ellas, todas ellas  de muy distinta naturaleza,y dureza, y hoy tramemos par este pizarrón, una ruta fácil y no muy alta de kilómetros y sin dificultades técnicas y que podemos calificar de iniciación para aquellos que un día quieren llevar  a los compañeros/as un poco más avezados a dar una vuelta por el monte.

Para realizar esta propuesta que podemos aligerar o sumar kilómetros a conveniencia, pues al utilizar la Senda del Oso como pasillo para rodar este n bucle sobre la localidad de Cienfuegos, pues el punto de partida y llegada lo podemos ubicar donde nos plazca y tenemos toda la Senda del Oso para tomar un punto, el que queramos.

image

LA RUTA
En nuestro caso la colocamos en el Embalse Valdemurio que cuenta con los servicios mínimos de parking y restaurante para dejar nuestros bártulos y poder luego a la vuelta pues darnos un pequeño homenaje. Eso sí hay que tener en cuenta de que el bar de Valdemurio no madrugan y en la zona no mucho, o sea que habrá que rodar hasta Bárzana para desayunar. 

  La ruta sale por la famosa Senda del Oso dirección Sur, camino del pueblo de Bárzana, lo cual en cuanto salgamos del coche pronto nos toparemos con la señalización que indique la dirección a coger y la distancia que se sitúa en torno a los 6 km aprox y que se cubre fácilmente pues la propia Senda es un carril perfecto para una ruta de este tipo de tranqui.

2015-06-18 10.38.222015-06-18 10.48.27

En el trasiego hacia Bárzana, nos podemos salir como a medio camino y desviarnos unos cuántos metros para visitar la iglesia de Arrojo, que bien merece la pena, una vez visitada se se retorna al punto de abandono pasando por delante del Albergue de Arrojo, para seguir el camino sin salirnos de la Senda que va pegada al río Trubia, hasta la capital del concejo quirosano: Bárzana

En Bárzana nos podemos desviar de nuevo para desayunar o tomar un tentempié, nosotros siempre lo hacemos en algunos de los bares de la zona, aunque los hay más madrugadores unos con otros, y también más salerosos.

Habiendo dejado la Senda por unos minutos, para el piscolabis, retornamos a ella para emprender la ruta hacia el otro punto divisorio del bucle que es la localidad minera de  Santa Marina, cuyo destino pronto reconoceremos pues atravesaremos la AS-230 por medio de un largo y estrecho túnel, en cuyo extremo sureste nos deja ante una carretera, por la que se continua unos metros para dejarla por la derecha para tomar otros tramo nuevo de la Senda del oso, el tramo de Ricabo.

UN TREN TURISTICO PARA QUIROS
Santa Marina era el punto final de la plataforma de ferrocarril que atravesaba los valle del Trubia, que tenía además un ramal a Teverga, formando esa característica Y que tiene la Senda del Oso,  que recuperamos mediante un proyecto hace ya años. 

Para este ramal de Valdemurio a Santa Marina, que fue de los ultimo que se acometió, estuvimos trabajando como Sestur Consulting, para que este tramo de plataforma a recuperar pudiera tener una un tratamiento diferente  por un laco se trataba de lanzar una replica del tren origina, que funcionara en Verano y fines de semana. Se hicieron todos los estudios y costos, y se buscó el material adecuado de la época, pero la voluntad política fue floja, y Quirós perdió la posibilidad de “singularizar” su tramo, pues estaba previsto que pudiera funcionar el tren y poder pasear por la Senda de forma ambivalente y que en los viejos Hornos de Quirós hubiera en Agosto espectáculo histórico a modo de la leyenda del Castillo de Alba , al modo de como se hace en Francia con espectáculos de luz y color… ^Pero nada de todo eso se hizo…Nunca entendí porqué eso funciona en Francia y no en España

Se hizo lo que hoy conocemos, y desde Santa Marina el programa Caminos Naturales hoy desaparecido  pues acometió prolongar la Senda en lo que hoy se llama el tramo de Ricabo, que presenta otro perfil distinto, en cuanto a desniveles, pero que nos da la posibilidad de recorrer este otro valle.

Por estos mismos lares viene el famoso y olvidado Camino de Las Reliquias, un viejo Camino de Santiago, muy vetusto del cual se ha perdido  la memoria

SEGUIMOS RUTA
Una vez en el nuevo tramo de Ricabo, se coge un poco de altura sobre Santa Marina en un pis-pas para pasar ante el tubo que recoge para la central las aguas del canal de la zona de Ricabo, y donde podemos encontrar a un gran mastín plácidamente echado en la senda, tan feliz como una perdiz, tranquilos que no hace nada, es como una alfombra peluda sobre la senda.

Se sigue por la senda adelante la cual en un momento cambia de pendiente y realiza un giro a la izquierda presentando  un repecho de aquí te espero, los más aguerridos lo subirán en bici y otros pues algún tramo a pie de la forma decorosa posible.

2015-06-18 10.52.532015-06-18 10.57.30

En la parte alta del repecho nace el punto de encuentro del bucle que vamos a efectuar, unos 8,5 km. hasta este este enclave.

Si queremos ir hacia Cienfuegos directamente  por la izquierda, o de lo contrario si se quiere seguir por el trazado que proponemos, seguimos rectos por la Senda adelante hasta dar con una amplia pista en cuyo punto abandonamos la senda para girar la izquierda y subir por la amplia pista ya en continua ascensión.

Hasta este punto llevamos  de giro llevamos unos 9 km de ruta de muy fácil realización, salvo el repechón de marras. En dicho punto estamos a unos 558 mts de altitud y en unos 3,5 km de longitud debemos ganar la cota de los 1000 mtros.

Es una subida que va bordeando el monte Roneiro cogiendo altura hacia Pandoto, subida sin más problema que meter desarrollos, o sea mover los grandes piñones y avanzar poco a base de pedalines para con un poco de paciencia ir ganando  lo alto de la subida hasta la zona de El Enguil.

P1050358P1050357

La vista es impresionante, pues según vamos tomando altura se asoma  encima de la tupida arboleda toda la extensión del valle quirosano abriéndose hacia el Norte, y presentando sus hitos más importantes como la Ermita de Alba o los crestones del Aramo.

A partir de este momento nuestra ruta da la vuelta y se encara al Este para ir virando al Norte por la Oxa la Guía y emprendiendo luego el descenso hacia la localidad de Cienfuegos, aunque quien tenga ganas y fuerzas puede seguir por la pista adelante dirección a Peña Rueda, y concluir donde más le plazca y retornando luego por el mismo camino hasta el punto en que hemos dado la espalda al bucle propuesto.

Como digo nuestra ruta en Oxa- Enguil enfila valle abajo hasta llegar al pueblo de Cienfuegos con 15,4 km., de rodadura;  se cruza en toda su extensión el poblamiento  hasta tomar el acceso rodado que desemboca en la carretera QU-4

P1050362P1050365

Al conectar con la carretera a los 17 km, ya a la vera del río Lindes, se toma un camino que nace a  par   izquierda de la que carretera y que por la Roza va tomando altura sobre el valle y daño vuelta al monte Roneiro, por un camino, un poco herboso, y alguna cierre, pero muy bonito y entretenido también muy plano hasta desembocar de nuevo en la Senda del Oso, tramo de Ricabo. Para llegar a nuestro destino no tenemos que hacer otra cosa que desandar el camino traído desde Valdemurio.

11760045_893373420732865_1442181434312199453_n
Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...