Mostrando entradas con la etiqueta Valdediós. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Valdediós. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de mayo de 2017

Vuelta al Pico Torres y valle de Valdediós

P1140774
  • · Punto de Salida y Llegada: Villaviciosa
  • · Puntos de Paso: Obaya-Miyeres- Poreñu-Arbazal-S. Pedro Ambás- Casquita
  • · Longitud de la Ruta: 37 km
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso y descenso: 800 mts
  • · Participantes: Rubén Bardera- Javier Paredes- Javier Dolado- Marcos Cernuda- José Ramón Natal- Victor Guerra
  • · Track WIKILOC ruta.
Por circunstancias varias, hubo que buscar una ruta en la zona de Villaviciosa, capaz de satisfacer diversas demandas, como ha sido el regreso de dos viejos amigos como Rubén Bardera y Javi Paredes, que después de un tiempo de «vacaciones» volvían a las lides bikeras, por tanto, sabiendo lo desagradecida que es la BTT, que en cuanto se la deja una semana, sufres lo indecible; y teniendo en cuenta algún que otro inconveniente personal, busqué una ruta no muy larga, entretenida y con buenas vistas, a lo cual el territorio villaviciosino siempre se presta.

image

Así fue como diseñé esta ruta por itinerarios no muy usuales, pero que son una verdadera maravilla, por tanto, una vez diseñado el trazado, y llegado el día indicado y habiéndonos reencontrado todos alrededor de un café en la Confitería-Panadería Viena, nos fuimos camino de Sendero fluvial que une Maliayo con Amandi, y ya desde aquí a La Ferrería (San Juan de Amandi).

Se rueda un trocito por la carretera AS-255, dirección a Cabranes, para tomar el desvío de Valbucar que se dirige hacia Poreño.

Una serie de carretiles que juegan con toda esta zona, y entrando en La Roza y Lavares, donde vimos de nuevo las cruces «patadas» de la iglesia de la Oliva, representadas en el dintel de una puerta. Tras ello seguimos enhebrando la ruta alrededor de la carretera VV-11, a la que se vuelve para rodar por ella un tramo en ascenso hasta encontrar a la derecha el desvío que va a la aldea de Obaya, que son otros 1,5 km., de recorrido asfaltado en leve descenso.

P1140775P1140777P1140779

Al llegar al núcleo de casa de Obaya, nos llamó la atención la cantidad de gente que había en la zona, lo que nos valió un potosí, pues aclaramos parte del trazado en el GPS, el cual no era muy ciclable, pues tratábamos de pasar por un lado del Monte Rodiella, y los buenos vecinos de Obaya, pronto nos dieron la alternativa, o sea bordear el citado monte por la vertiente Norte hacia la aldea de Peruyeru.

Y la verdad es que el recorrido fue muy bonito e interesante, ya que tras un primer repecho luego realizamos por un trazado semiplano, que nos fue llevando hasta un camino que concluyó en un prado que se cruza con precaución, para tomar el camino-sebe medio perdido que nos saca de la finca, y ya por un definido camino nos mete en la traza urbana de Peruyeru, seguimos hasta el desvío de La Viesca, y en entronque con la AS-333, se gira la izquierda pasando por Condarco.

Se sigue mediante un ascenso hacia el desvío hacia Miyeres, donde se dobla a la izquierda para subir un fuerte pero corto repecho que pronto nos pone en el centro de la aldea, donde nos salió un buen vecino a dar charla y a ofrecernos viandas y refrescos, que agradecimos, y tras unas fotos emprendimos camino, esta vez por trazados de tierra, cuyo camino tomamos antes de llegar a la última a casa del pueblo, donde se gira a la derecha casi en redondo y cuya senda va rumbo Este hacia Nucea, presentando en su recorrido algún que otro repecho.

P1140785

Es otro tramo, un viejo camino, que los jabalíes se encargaron de poner patas arriba poniéndonos la cosa más difícil para ciclar, tras ello culminamos la subida ya en plena aldea de Poreñu, que nos dío vistas no solo al Sur sobre la cordal por la cual rodaremos en breve, sino también sobre la Cordal de Peón y su prolongación hacia Pelapotros.

Una vez cruzados los diversos barrios de Poreñu, se sale a la VV-11 para tomar el ramal derecho dirección Sur, cuyo trazado apenas si presenta desniveles significados.

Se rueda por dicha carretera dando vuelta al valle de Celada y Valdebarcena, pudiendo ver buena parte de nuestro recorrido. El día es precioso y nos permite tener espectaculares vistas sobre los valles y cumbres de las cordales villaviciosinas.

P1140784P1140789P1140799

Tras un par de kilómetros se gana el desvío denominada Cruz de la Collada, punto que da aguas vertientes a Villaviciosa y Nava, en este mismo cruce sale de frente rumbo Oeste, una pista hormigonada en fuerte ascenso que se va enhebrando el limite concejil, a la vez que va enlazando todos los picos de la zona como Robleu, Piedrafita y Pico Torres. Para nosotros tras un primer tramo fuerte luego viene un recorrido bonito con trazado semiplano por lo cumbrero de la cordal, lo que nos permite tener impresionantes vistas, como la que nos presenta de los arenales del Puntal y Rodiles.

Pasamos por un lateral del Pico Torres, para tomar en descenso la pista que nos encamina hacia un desvío, aún más inclinado y roto, entroncando con el acceso rodado que por la derecha nos lleva hasta Arbazal; dejando así los firmes de tierra para rodar un tramo asfaltado que en suave descenso nos lleva hasta la bucólica aldea de Arbazal, con su reloj pintado y su casa con escudo abacial.

P1140795P1140798

En este punto, se impuso un descanso con «vistas», y el buen olor que desprendía un limonero, que nos vino de perlas para darle un toque ácido al camelbak, como la ruta no era dura y estábamos en su ecuador, nos entretuvimos un buen rato en tan singular enclave, para remprender ruta ahora por la esta alta variante del Camino de Santiago. Un sendero estrecho que se desarrolla por debajo de la picorota de Lloses, y cuyo tránsito nos aporta buenas vistas, sobre la Cordal de Peón, como sobre el complejo monacal de Valdediós, fundido allá, abajo con el valle. Un tránsito por el sendero que resulta interesante y entretenido, el cual nos va llevando rumbo Norte hacia San Pedro de Ambás.

Como digo un trozo bonito un tanto técnico, tanto por la estrechez y algún que otro quiebro, por lo demás sin problemas, una vez se llega al poblamiento de Ambás, y sin más preámbulos nos vamos por el acceso rodado que va en franco descenso hasta el propio Monasterio benedictino y el famoso Conventín de Valdediós, que ahora pueblan unas monjas carmelitas samaritanas.

P1140811P1140807P1140802

Una vez cumplida la visita, nos vamos por el acceso rodado de Puelles, para ir virando hacia Conceyeru y colocarnos dirección Norte, para de este modo entrar en firmes de tierra pasando por La Sota, y entrar de nuevo en los predios jacobeos y cruzando la riega de Rozaes entramos en los predios del molino del Mayorazu, y el Molino de Pico, un tramo bonito por el cual transitan los jacobitas hacia Nievares.

Nosotros vamos en sentido inverso hacia Casquita, donde se empata con la carretera VV-10 hacia el enclave de La Parra, que nos da acceso a la carretera AS-113 con desvío posterior tras rodar por ella unos metros, y poder entrar de nuevo en la Senda fluvial de Amandi que nos lleva de nuevo al centro de Maliayo, punto final de nuestra ruta.

P1140813

Victor Guerra

viernes, 19 de febrero de 2016

Ruta Jacobea DEL NORTE . Villaviciosa a Oviedo

IMG_3324
Catedral de Oviedo. Foto de Juan Piñera
  • · Punto de Salida: Villaviciosa
  • · Punto de Llegada: Oviedo
  • · Puntos de Paso: Ambas- Sariego- Pola de Siero- El Berrón-Colloto
  • · Longitud de la Ruta: 44 km
  • · Horario de la Ruta. 4 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 718 mts.
  • · Desnivel acumulado de descenso: 564 mts.
  • · Participantes. Rubén Vega, Juan Piñera, Javier Paredes, Javier Dolado, Victor Guerra
  • · IBP index: 50
Seguimos con la idea de ir ciclando los diferentes Caminos de Santiago que se dan en nuestra pequeña región asturiana, y mientras el tiempo lo permita pues ahí estaremos
.IMG_3277

En esta ocasión tocaba continuar la ruta costera que iniciamos hace unas semanas en el extremo oriental de la región en Unquera, y que tuvo como final de ruta Villaviciosa, enclave donde el Camino de Santiago se divide en dos, uno que va hacia a la costa, hacia Gijón, y otro que parte hacia enclaves más santiagueros como Valdediós Pola Siero hacia San Salvador de Oviedo, punto central de las peregrinaciones camineras del Norte desde hace unos cuantos lustros.

La logística como sucede con estos casos es complicada, aunque un tanto más sencilla que en las etapas anteriores pues había dejado un coche el día anterior en Oviedo, y como además el número de asistentes a la propuesta de esta semana es menor, por tanto, la complejidad logística disminuyó.

Por otro lado, la ventana climatológica de este pasado sábado nos permitió realizar la ruta de forma confortable, hasta casi concluirla secos, salvo en los últimos momentos al entrar en Oviedo que nos pilló el agua haciendo eso sí juegos malabares con los rayos de sol.

image

Para llevar adelante la ruta nos juntamos los ya citados en la Cafetería Viena de Villaviciosa, para dar cuenta de alguna de sus delicatesen, y tras llenar la panza ponernos en ruta rumbo Oviedo. Ante nosotros un trazado más bien facilón, sin apenas complejidades técnicas ya que la ruta jacobita se desarrolla en base a un itinerario mixto entre biker y cicloturista.

Salimos pues de Maliayo para tomar el paseo fluvial que se coge a las afueras de Villaviciosa en el barrio de Las Corominas, el cual nos permite colocarnos en un santiamén en el cruce de la Parra, parroquia de Amandi, tras cruzar la carretera AS-113 y yendo un tramo por ello se toma un desvío a la derecha hacia Casquita, en cuyo punto se presenta la disyuntiva de todo peregrino, ¿Sí ir hacia Gijón, o hacia Oviedo?

P1080427

En nuestro caso resolvemos pronto la duda optando por hacer caso al refrán e visitar al criado o al señor, por tanto, ponemos rumbo a San Salvador que para eso es el señor. O sea que carretera adelante por la carretera que va tomando altura por Camoca hacia Castiello, tramo todo asfaltado sin opción alguna de tomar variante.

En Castiello al pie del cimero repechón que se sube como casi siempre con el desarrollo trancado, y lugar coronado por una bella quintana con palmera, se nos presenta de nuevo otra variante, o bien bajar hacia Valdediós, para luego subir por Vallina Oscura camino de Sariego, o por el contrario coger la variante, algo más desconocida, que es la de Arbazal.

P1080448IMG_3292

Optamos por esta última, para lo cual se enfila hacia el Sur, al faro radiante que viene a significar la iglesiona de San Pedro de Ambas, ubicada al pie de la AS-113, hasta la cual subimos por un «atajo, no sin trabajo», que circula por duros repechos hormigonados que trepan por La Venta, hasta desembocar ante el Cementerio de Ambás, y un poco más allá el cruce con la carretera AS-113.

Cruzamos con precaución la carretera con precaución para entrar en el pequeño poblamiento de Ambas, siguiendo las marcas jacobitas, que pronto nos ponen por encima de la carretera citada, por un trazado de caminos y sendas, que poco a poco nos van permitiendo alcanzar la aldea de Arbazal
.IMG_3288

El primer tramo se deja ciclar, pese al viento y lo mojado del suelo, hay una pequeña capa de barro sobre la cual vamos rabilando como podemos, hasta que el camino se convierte en senda y entre lo estrecho del camino y sus obstáculos pues nos obligan a echar pie a tierra para ir ganando la parte alta del recorrido que nos da unas bellas vistas sobre el Monasterio de Valdedios, y los valle que se van abriendo hacia el Noroeste hasta concluir al pie del Mar Cantábrico, las vistas son impresionantes, pues el día acompaña y se puede ver en toda su dimensión la cordal de Peón, y sus diferentes enclaves, así como los pequeños núcleos de población que salpican todo este territorio villaviciosino.

IMG_3273P1080454

Cuando se corona la pequeña ascensión, entramos en un tramo de media ladera, desde el cual a nuestra derecha se ve en lo fondero el monacato benedictino de Valdediós. ¡Impresionante!

Seguimos nuestra ruta, hasta entrar en la altozana aldea de Arbazal, a cuya placita se asoma la iglesia parroquial, la casona abacial con su escudo, y una vieja casa con su reloj de sol. Nos damos un respiro para tomar unas imágenes de tan bucólico lugar lleno de encanto y patrimonio cultural y artístico, y de paso dar un bocado, buscando los golosos rayos de sol que nos ofrece la ventana climatológica de este fin de semana, que se está portando.

P1080453IMG_3297

Tras el descanso retornamos a los firmes de asfalto, tomando el acceso sur del pueblo que nos va sacando por lo alto de la ladera, hacia La Campa, donde ya los vientos soplan de madre, pero sin llegar a ser un incordio y sin que la lluvia se haga patente.

Tras tocar la carretera AS-357, que viene de Nava, en pleno Alto de la Campa con 12, 9 km de ruta, nos metemos por un tramo, en plan atajo que nos devuelve a la AS-113, la cual se cruza yendo por encima de ella por un camino que se abre en su margen derecho hacia la aldea de Figares, ya en la vertiente saregana y dando vista al valle que riega el naciente arroyo del Nora.

Se vuelve a cruzar la carretera que ahora cambia de denominación AS-267, para entrar por la aldea citada, entrando en un descenso hacia Pedrosa por Fuente Gallegos hacia La Cárcaba, cruzando de esta manera la capital el Concejo de Sariego: La Vega, que cruzamos llevando el viento de cara, aunque la lluvia nos respeta de momento y el ritmo sigue siendo el de siempre, tranquilidad y buenas fotos.

P1080464P1080461P1080462

A este respecto estoy contento pues el IBPindex, tras consultar con unas 3000 rutas de parecida índole a las nuestras, no sigue situando en la cola del pelotón, no conseguimos salir de grupo de los 10 últimos, o sea que de 100 este prestigioso programa nos da el puesto 90. Y es que el programa no se ha enterado que de lo nuestro no es la velocidad sino la tranquilidad y las fotos, amén de disfrutar del paisaje. 

Una vez en la parte bajera del valle de Sariego, entramos en un entramado de pequeñas carreteras locales, o caminos asfaltados, los cuales vamos encadenando siguiendo tras las marcas jacobeas hasta llegar a El Castru con 20 km rodados, en cuyo punto entramos en otra sucesión de caminos hasta cerca de El Rebollar de Careses, donde cruzamos la AS-331 para encadenar una serie de bellos caminos al par del río Seco, del cual nos despegamos para subir hasta la bucólica ermita de Nuestra Sra. de la Bienvenida (23,7 km), con su saludo peregrino, y en cuyo lugar se impone otro descanso, en ese trascurso vemos aparecer otro grupo biker, en plan pelotón que también ponen el pie en el suelo a pesar de sus trazas «por» eso sí se gastan algo más de prisa pues no se detienen casi que ni saludan y siguen camino adelante.

IMG_3301IMG_3315

Recobramos el camino y seguimos por las sendas hasta desembocar en Curuxeo, donde ya el nuevo rumbo es Oeste, retomando los trazados asfaltados hasta atravesar en toda su dimensión Este-Oeste el núcleo de Pola de Siero, (27,2km) camino del Morralín, para de este modo alcanzar el enclave estratégico de El Berrón (31,4 km).

Desde el Berrón la senda jacobita va camino de Fonciello para llegar hasta el Palacio de Meres con su impresionante porte, pero cuyo interior apenas sí se puede contemplar, y un poco más allá un problema con la salida de estampida de un perro al que casi llevo por delante, pero dada su envergadura libramos ambos de acabar magullados, por lo cual proseguimos nuestra ruta dando gracias por no acabar en el suelo.

Parece que el tiempo empeora a la altura de Colloto, donde perdemos al amigo Paredes que acaba de encontrar su media naranja paseando por la zona, Rubén Vega va tirando como puede pues la fatiga le puede y el resto pues nos agrupamos para cruzar el puente romano de Colloto para atravesar toda la población para ir hacia la Tenderina.

IMG_3319IMG_3320

Es una ruta que en su parte final es poco atractiva pues además de que la ruta se vuelve tremendamente urbana hace aparición la lluvia envuelta en fieras ráfagas de viento en cuyo transcurso llegamos a perder las marcas jacobitas, subimos por Tenderina arriba , por cuya entrada queremos ganar el centro de la capital de la región, subimos y rematar la ruta en la Plaza de la catedral de San Salvador, punto final de esta ruta , lo cual conseguimos con unos rayos de sol, jugando a realizar a un arcoíris urbano en las calles peatonales de Oviedo, lo cual recoge muy bien nuestro amigo y compañero Juan Piñera.

P1080467
Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...