Mostrando entradas con la etiqueta peregrinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta peregrinos. Mostrar todas las entradas

domingo, 7 de julio de 2019

VUELTA A LA SIERRA DE HOSPITALES


·        
Punto de Partida y Llegada: Borres (Tineo)
·         Punto de Paso:
·         Longitud de la Ruta: 37 Km
·         Desnivel Acumulado: de ascenso y descenso: 1.182 mts
·         Participantes: Javier Paredes, José Ramon Natal, Juan Piñera, Albano Capezzali, Victor Guerra




Si hay una etapa bonita e interesante para la BTT esa es Hospitales, en los confines entre los concejos de Tineo y Allande, y por lo general siempre subimos  por la llamada variante de Hospitales del Camino Primitivo, un camino estival de arrieros y ganaderos por el cual transitan los peregrinos hacia el Puerto del Palo, y solemos bajar por el valle del Nisón , hacia Pola de Allande, pero dadas las calorinas que reinan en estos tiempos preferimos hacerla al revés , o sea guarecernos del calor bajo la floresta del Nisón , y hacer Hospitales a la caída de la tarde.



Y así fue, un largo traslado de casi 1,30 minutos desde Gijón, hasta plantarnos en Borres, pasadas las de la mañana, tras lo cual nos echamos a las trotonas sin más para seguir en plano el Camino Real de Galicia que va hacia Pola de Allande, obviando el recorrido de Hospitales.

Se sale por la carretera AS-219 adelante dirección a Colinas de Arriba , para desviarnos al punto al llegar a Samblismo, donde ya las marcas jacobitas nos echan por debajo de la carretera general , y metidos en plena floresta hasta la aldea de La Mortera  que se cruza a lo largo, para pinchar de nuevo la AS-219 antes de llegar a Colinas de Arriba, y tomando algún atajo que evita el eje asfaltado , hasta llegar a uno de los importantes puntos del Camino Primitivo, aquel que tomo en su cucurrimus, para ver qué pasaba en Santiago, o sea parada para foto en el Alto de Prociles o de San Roque, que es otro de la santos camineros.

Samblismo, o San Brismu,  Porciles con su venta, han sido hitos importantes y como tal, bien lo saben  el Bar San Roque, y casi a la salida del pueblo el singular Bar Casa Boto, donde nos entretenemos viendo la fachada del bar y sus singularidades.

Hasta aquí la ruta ha sido facilona, caminos que nos bajan hasta los cruces de riegas como la de Rioscuro o Porciles, que a su vez nos presentan sus correspondientes repecho para coger altura en este caso para salir al pueblo de Lavadoira y pasar al Alto de Lavadoira con 7,5 Km., rodados.

Vista de la SIerra de Hospitales.

Desde el Alto de Lavadoira arrancaba hace ya tiempo la vieja calzada romana conocida por «Antigua», y que por causas que se desconocen se dejó de usar, aunque su caja sigue presente por la vertiente sureña de la Sierra de los Hospitales.

Paramo un momento para las fotos de rigor, y ya en el Alto de Lavadoira, no queda otra que echarse ladera abajo por entre el hueco que dejan la As-219 y la carretera que va Corcolina, entrando de esta manera en el Concejo de Allande buscando por Suaviza el pueblo de Ferroy, tras el cual se pincha la AS-219 para entrar por un tramo más empinado en Pola de Allande.


Entrar en el arrellanado núcleo de Pola de Allande siempre es un gozada y que ya en pleno centro de la Villa te salga una neña rubia a saludarte y darte los Buenos Dias, ya es algo impagable, por tanto le damos la espalda a la Nueva Allandesa y nos vamos tras la bella sonrisa de la camarera del Café Vitoria, cuya propietaria no sabe la joya que tiene tras la barra.

Allí de forma tranquila nos tomanos una cerveza, mientras pregunto al paisanaje por el posible tránsito de La Antigua, de la cual me dicen que está transitable, aunque yo dudo que esté al menos el 100% del recorrido.


En Allande con 11 kilómetros rodados hasta ahora muy facilones, nos ponemos en ruta hacia el valle del Río Nisón  por el tránsito del Camino Real  de Galicia, señalizado como Camino Primitivo, y la verdad es que la solanera del día con 36 grados, se agradece dejar la carretera que sube hacia el Puerto del Palo, para entrar por Casa Cuervo hacia la vera del río Nisón para pasar por Peñaseita y por debajo de Las Viñas y sin muchos problemas ganar el pueblecito de La Reigada con 15,6 km rodados.

A partir del pequeño grupo de casas de La Reigada, salimos hacia el Alto del Palo, por un sendero que se hace costoso, y nos obliga a echar pie a tierra, aunque los más fuertes ensayan poder remontar los tramos montados, pero los hay que ni con esas, y hay algunos pequeños tramillos que nos obligan a echar pie a tierra  y empujar la trotona cuesta arriba, hasta concluir en la carretera AS-14, muy cerca del PK.36.


Aquí la señalización jacobita nos echa camino arriba por la vera de la riega, pero dada su inclinación y mal firme, trazado por el cual no creo que fuera el Camino Real de Galicia, optamos pese a la calorina por subir por la carretera hasta el PK. 33,5 para poder coger agua en la fuente Les Muyeres, y coronar el puerto de forma tan cómoda.


Durante la subida por los 3, 5 km de trazado de asfalto podemos ver los trazados que va desde La Marta al Palo, o la propia Sierra de Hospitales, con vistas a una parte del trazado de La Antigua, llegamos de esta manera al Puerto del Palo, con 1.147 mts. de altitud.

Cuando llegamos al Puerto, nos pusimos de cara al valle que ocupa Montefurado, para dar  unos bocados a las vituallas, y repartir con una joven coreana que venía de Hospitales, agua y galletas, y detrás de ella venía la niebla.


Me preguntan los compañeros por el nombre del Palo, y lo único acierto a responder son estas consideraciones: «del Palo P´Aca, es decir desde la cima del Palo hacia Pola de Allande, capital del municipio, donde se habla bable, recibían el nombre de "curitos"  (se dice por la relación de dependencia que sus tierras mantenían con la diócesis de Oviedo)

Palo P´Allá,  es decir desde el puerto del Palo hacia Grandas de Salime (cuenca hidrográfica del río Navia) donde se habla una mezcla de gallego y bable denominado farraco, eran considerados gatchegos/gallegos.»



Al ser Hospitales una sierra tan abierta hace que los cambios sean muy radicales, y tan pronto campa un tiempo como en otro, tras unas fotos de rigor nos ponemos en marcha dirección Norte a través del viejo camino de Hospitales, que está jalonado con postes rondinos, ya sin marcas en su seno.

La traza sube a través de la Cordal del Palo, cruzando los picos de El Palo, el de Freitas  y La Casilla, el  camino histórico de los Peregrinos va más a la izquierda y ca directamente de La Marta a Montefurado, hay otro buen camino a nuestra derecha jalonado con una barandilla de madera  que identifico  como el trazado de «La Antigua».

Llegamos en un santiamén al Puerto de la Marta, dejando de lado la carretera ALl. 4 para subir al alto del cordal coronado el Pico La Marta y virando ante el monte Picaratín hacia la sierra que va jalonando los picos Cotón, Hospital hacia la Campa la Braña donde ha es imposible ve nada, En La Marta hemos dejado el rumbo Norte y hemos ido virando primeramente al Este y luego al Noreste, siguiendo las marcas de los jalones de madera, cuya traza se va entreverando por entre picos y collados.


A esta hora del dia, las 3 de la tarde apenas no encontramos peregrinos en busca de su accésit místico por Hospitales, etapa que ya se ha hecho famosa, y que de esta naturaleza poder tener etapas y etapas en el Camino Sanabrés. Se lo aseguro.

A partir de la Campa la Braña (29,3 Km) el camino se hace evidente, antes íbamos por las distintas veredas que marcaban los transeúntes t los ganados, ahora ya estamos en un traza de camino que enfila la vertiente Sureste  del Pico Caborno, aunque la traza histórica va por la vertiente Norte, llegando a encontrarse ambas en el lugar denominado de Los Romeiros.



Y  un poco más allá  pasamos por encima de La Mortera con sus ermita dedicada  a San Pascual. Seguimos por los trazas camineras de Prau Cimeru, bajo el Pico el Cuerno, que nos desvían de Santiago Cerredo con su ermita y su tejo y teja,  y su impresionante iglesia, y por donde presumiblemente debió pasar antiguamente el Camino.

Cuando queremos darnos cuenta ya nuestra ruta ha concluido, la bajada de Hospitales se ha hecho dura pues el terreno estaba duro de tanta sequedad, y los traqueteos son continuos
.

Pero ha merecido la pena hace la vuelta a la Sierra de Hospitales, para de esta manera saber como son la dos trazas, y romper ciertas inercias.

Fotos de Víctor Guerra, Albano Capezzali, José Ramón Natal y Juan Piñera

Víctor Guerra

viernes, 8 de abril de 2016

Camino de Santiago en BTT Por Asturias:Pola de Lena-Oviedo

. P1080969
  • · Punto de Salida: Pola de Lena
  • · Punto de Llegada: Oviedo
  • · Puntos de Paso: Samtullano- Mieres-Padrún-Olloniego-
  • · Longitud de la Ruta: 34 km
  • · Horario de la Ruta. 3 horas
  • · Desnivel acumulado de ascenso: 553 mts
  • · Desnivel acumulado de descenso: 604 mts
  • · Participantes: Azu, Luz, Roberto, Paredes, Dolado, Luz, Montes, Orviz,  y el que suscribe
La ruta del Camino de San Salvador, toca a su fin
Tras realizar la etapa transfronteriza entre Pajares y Pola de Lena, lo cual nos sitúa en el fondo del valle del Lena- Caudal, el recorrido no solo se hace más llano y cómodos, tal vez  bueno para los peregrinos andariegos, pero aburrido en los técnico para los ciclo-bikers, como es nuestro caso, puesto que un 90% de la ruta se desarrolla por tramos asfaltados, aunque eso no siempre debió ser así, pero la ruta reúne otros atractivos.

image

Llegamos a la capital del Concejo de Lena en el tren, para no tener que afrontar el tema de la compleja logística de las idas y venidas, porque pese a la pretendida vocacionalidad ciclista de la Administración astur, aún no se cuenta con infraestructura¡, por ejemplo de taxis como para que estos puedan transportar nuestras bicicletas, por poner un ejemplo.

Tras el refrigerio matutino con cierto retraso de alguno en la llegada nos incorporamos a la dinámica de  los saludos y  preparación del equipo para dar cuenta de tan bonita y cómoda ruta, a la vez que aprovechamos para ir besando entusiásticamente a la «nueva» incorporación al grupo, la cual ha llegado de la mano de Luz, en este caso contamos con la ciclo biker Azu, que se incorpora a  esta extraña banda de bikers que cada fin de semana trota por los territorios astures, como no es señora, pues se nos olvidaba también se incorporó Orviz de Bimenes, al que no besamos.

Puestos ya en situación, nos ponemos en marcha y vamos atravesando la trama urbana de Pola de Lena, hasta la última rotonda del pueblo, dirección Norte, donde cogemos el camino asfaltado que va hacia la gasolinera de Villallana, y cuyo camino asfaltado va paralelo a la A-66.

IMGP8040IMGP8052IMGP8061

Este tipo de recorrido nos permite ir de francachela, pues las dificultades son nulas, y ello  nos permite ir disfrutando del paisaje que como es lógico  y natural en nuestras rutas, entiendo que esta parte del recorrido  ha sido muy modificado por los años, y la acción del hombre en la conquista del espacio y de sus «tesoros» como fue el preciado carbón.

En Villallana, al llegar a la gasolinera, aquí divergen los dos caminos, por la derecha  el que va hacia la ladera derecha del valle, por el acceso de Carabanzo, marcado como GR Vía de la Plata, y por la izquierda  el Camino de Santiago marcado como tal, y que se desvía hacia el pueblo de Villallana, y por la vieja carretera AS-242 se sigue rodando hasta poder desviarnos más adelante girando a la derecha por el puente de la Senniella que nos permite cruzar sin mucho problema el río Lena. A nuestra espalda va quedando la cordillera y el valle lenense.

P1080922P1080962P1080929

Una vez cruzado el río nos colocamos en la parte derecha del río siguiendo rumbo Norte, hacia el polígono de Sovilla para entrar en las explanadas que se hayan en la zona de Ujo,  hasta concluir  en el entramado de sendas fluviales de Mieres, que nos facilitan el ir penetrando este otro abierto valle de Figaredo, Santullano  para ir acercándonos  a la trama urbana de la  la villa peregrina, como es Mieres, cuya villa se atraviesa una vez cruzado el río Caudal,

Una vez se deja atrás la mierense plaza sidrera de Requejo, ya antes el grupo recibió los olores sidreros al poner pie en la villa mierense, pero aún así con todo este personal no es nada sidrero, por tano seguimos nuestra ruta que enfila la salida hacia el pueblo de La Peña  en cuyo lugar hoy existe un moderno albergue. Sería interesante saber el desenvolvimiento de los peregrinos por estos parajes mineros en los viejos años de los peregrinajes y sobre todo en el XIX., si es que había peregrinos

Desde la Peña no queda otra que atacar la subida del Padrún, pues no hay otra opción salvo  que se  tome en Mieres  el GR 100 de Ruta de la Plata, que por Baiña y Sardín  para subir al Alto del Padrún, por otro lado del valle.
P1080936P1080935P1080919

Pero las marcas jacobitas nos echan por la carretera adelante por la AS-242, que nos pone en fila de a uno, ya que esta subida no cuenta con arcén. Poco a poco vamos ganando altura por Copián, unos más que otros, pues enseguida me quedo atrás por una triple rotura de cadena, y eso me retrasa mogollón, pero nadie baja a ver que pasa, por lo cual arreglada la avería sigo ascensión arriba, ahora si suena el teléfono, pero paso pues tengo gana de llegar al Alto del Padrún, EN la subida obtenemos unas vistas obre el valle de Baiña y el valle del Caudal, y las sierras que lo contienen, y ya en el Alto, que es límite concejil, vemos la otra vertiente y los picos y sierras que circundan el paisaje..

En el mismo Alto, tras baja un poco nos echamos a la derecha, que es por donde además circula el  Anillo Ciclistas de la Montaña Central, para entrar hacia el pueblo de Casares, desde el cual damos una alegría al cuerpo pues tocamos camino-sendero  que por cierto en esta parte del recorrido todas las señales las hemos visto reventadas, o sea que el vandalismo es potente. Pregunto a quien coño le molesta la presencia puntual de señalizaciones de senderos

P1080957P1080943P1080927

Desde Casares bajamos con unos tramos técnicos, donde algunos compañeros/as terminan rodando por el suelo. sin graves accidentes. Un poco más abajo pinchamos de nuevo la AS-242 y proseguimos en descenso hasta llegar a El Alcantarillón , parando en un lugar idea como es la  fuente de Los Locos, aunque atrás hemos dejado otras bellas fuentes y lavaderos
.P1080960P1080941P1080945

Desde aquí se pasa por debajo de la vía del FEVE para colocarnos al otro lado de la A-66 y poder atravesar sin problema alguno la población debidamente rectilínea  como es Olloniego, cuyos rincones en  algunos momentos nos puede remontar a los viejos tiempos peregrinos.

Pero nuestro bicigrinos ocasional sigue la ruta  por la misma AS-242, siguiendo las marcas y pintadas del Camino de Santiago  que nos lleva hacia el Alto la Manzaneda, al cual no se llega,  pues nada más cruzar el Nalón por el  gran puente del Portazgo, el Camino Jacobeo abandona la carretera y se echa  ladera arriba por el poco hueco que deja la pared del promontorio de Corona de Hierro, que nos impone en algunos tramos el subir a pie sendero arriba hasta ganar la aldea de Pico Lanza, eso sí con un camino con trazos  de conservar el sabor de los siglos de antaño , o sea  caleyas andariegas de antaño.

El grupo disfruta de la ruta, pese a estos tramos resbalosos, ya que la dificultad es mínima pero  el tiempo acompaña y el personal va un poco como en Verano Azul, a su bola, momento de relajo que hay quien está sugestionando al personal rodante para darse una pitanza en el jacobita Ovetus.

IMGP8059IMGP8062

De Pico Lanza se van enhebrando algún que otro trozo de camino que  nos va echando  hacia la Venta del Aire  para ganar  la aldea de San Miguel donde de nuevo dejamos  los carretiles locales para seguir hacia el Norte, bajando hasta poder cruzar el  reguero de la Ceprosa y subir hacia la Venta, donde se conecta de nuevo con el asfalto y tras recorrer un par de kilómetros  , se cruz a la carretera de Las Cruces por debajo del Cementerio de San Salvador, para de esta manera entrar por la Manjoya hacia la Bolgachina, hacia  San Lazaro , y ante el petreo Santiago nos hacemos una foto de grupo, y ya sin problema alguno y por las calles peatonales entramos hasta el corazón del destino jacobita: la catedral de San Salvador de Ovetus

.P1080964P1080967

Las fotos de rigor, y ya el personal ha sucumbido a los encantados de Don Javier, acabamos comiendo la Cazuela de la Abuela, o sea huevos con chorizo como auténticos ciclo bikers, aunque solo hayamos hecho unos 35 escasos kilómetros y una pijada de metros de desnivel acumulado.

P1080972
Pero es lo que hay, para la próxima semana será más duro.
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...