Mostrando entradas con la etiqueta ruta de BTT. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ruta de BTT. Mostrar todas las entradas

viernes, 12 de septiembre de 2014

A LAS PUERTAS DE JINETES DE LA RECONQUISTA...DESDE LA DISTANCIa


Presentación del Desafío en Oviedo

Este año amén de las cotidianas rutas sabatinas betetitas bajo la bandera de conveniencia de BTT ASTURIAS, había 3 citas a las que tenían intención de participar:

 La 1ª  fue Los Marineros 2014 que saca adelante cada año  GRUMAR y su alma mater: D Emilio, en la que participé y me gustó y la cual rodé con varios amigos, echando de menos otros... ya pasaré lista..

La 2ª cita  otra interesante fue la Travesía de La Cordillera Cantábrica  que Asturcón BTT lleva montando hace 25 años, y en la cual lo pasé fenómeno, y queda pendiente el relato de esa cita, y de como quedé con un preciosa biker  que me dio plantón y prefirió otras relaciones... y tuve que quedarme con Dani el de Veneranda... ya iré contando la historia..

 Y por último quedaba  la 3 cita  la  famosa y rompedora Jinetes de la Reconquista /Desafío de Oviedo) de la cual ya me habían hablado maravillas  sin olvidar sus desafíos en cuanto dureza  y pendientes a superar.

Esta cita me daba un poco de miedo y pavor pues no estoy como para grandes retos velocipédicos, pero quería comprobar  en mis propias carnes o piernas las habladurías de taller  velocipédico sobre esta ruta, para la cual hay que decir que hay  gente que se la trabaja  hasta de noche y en secreto, algo debe de haber pues se oye mucho rumor de agua.

Aunque creo que los grandes desafíos no están tanto en buscar  rutas duras y exigentes, sino en que sean bonitas y  nos ayuden a descubrir territorios y poder comprenderlos, en esa linea está Jinetes de la Reconquista que al menos le ha dado la espalda al "santón Naranquín" para perderse por otros lares.

Pero la cita de Jinetes de la Reconquista del 2014 me la pierdo, pues ando en estos momentos rodando por las sierras de Madrid, por Robregordo, Rascafría, Sierrra del Rincón, y me es difícil dar un salto a "Asturias" para volver a  los recorridos madrileños  beteteros y culminar con la Feria UNIBKE.

Como además ya me he saltado la cita del Miércoles, y esta entrega llega tambien tarde,  y queriendo  cumplir con los amigos como Aladino Herraiz ,  y no voy hablar de  algo que no puedo hacer y tampoco se trata de inventar... pues dejo como recuerdo de esa ruta que queda pendiente para el 2015, un artículo que escribí para la Ruta de Jinetes de La Reconquista/Desafío de Oviedo, de la cual espero ver las fotos del amigo Aladino.

Os dejo como homenaje a esa ruta lo que se ha publicado en la Revista del evento:

OVIEDO Y SU RELACION CON LA BICICLETA DE MONTAÑA

La relación de Oviedo con la bicicleta siempre fu intensa en tanto que sus amoríos fueron sonados y muy lucidos en relación con lo que ahora los “finolis” llaman el mundo de la «flaca» o sea la bici de carretera, pues no en vano desde el 1941 se venían celebrando las clásicas y míticas  «Subidas al Naranco»  y en cuyos pódiums  se vio mitos de distintas épocas  y calidades como  Trueba,  Loroño, o al mítico Bahamontes, sin olvidar a legendarios corredores como Perurena, Lejarrreta, Pino, Belda, o Cubino, y hasta los autóctonos se subieron al cajón para saborear las mieles del triunfo como Uría,  Chechu Rubiera o Santi Perez etc.

O sea que la «flaca» siempre tuvo las puertas abiertas de la ciudad  y por ella circularon los multicolores pelotones de  las bicis  «nudista» en claro y franco abrazo amoroso.

Sin embargo la relación de las «trotonas de ruedas gordas»,  al menos desde la visión de un “playu”,  siempre ha resultado como algo escondido y extraño, y a veces como resultante de ciertas casuísticas, pues no en vano el club decano de la btt astúrica (y yo creo que de todo el territorio nacional) estoy hablando de Asturcón BTT,  tuvo su parto y desarrollo en Oviedo y ahora entrando en la madurez, con 25 abriles de existencia he de decir que pese a su nacimiento regio, el “paisanu de las ruedas gordas con boina” hizo más gala de pertenencia al suelo patrio astur que a la cuna  «carbayona», y tampoco el Oviedín biker aceptó de buen grado esa campechanía playa de  boinas y ruedas gordas, ya que le tira más el boato aunque se aciclista, pero bueno los intentos de disfrazar al paisanin de "Asturcon BTT con casco pues yo creo que  ha virado en estos tiempos modernos, las querencias propias y ajenas,  hacia al regazo «matein»  no tanto por el paisanucu que ya no está en la equipación, sino con  el guiño que  se  deja apreciar  en las actuales equipaciones del club, de hondas raíces "mateinas"

Fuera como fuese, y pese a todo hubo he de indicar que hubo amores furtivos pero también flechazos y apasionamientos  de primer orden, pues no en vano cuando en Asturias nos hacíamos nada más que rutas y competiciones de tres al cuarto, finales de los años 80,  un hijo de la zona central de Asturias y notorio ciclista  como fue Suarez Cuevas hizo que la ciudad, digo la región entera,  y sobre todo del tótem  del Naranco, fuera   el altar del Mountain Bike nacional en cuyo abierto balcón se pudieron ver como se batian el cobre  los líderes de las «ruedas gordas» del momento.

La cosa fue al principio fue como de flirteo, con aquella primera ruta asturcona del 89 que salió de Oviedo rumbo a Las Caldas, y aquella otra modesta carrera del 89 en plan competitivo,  luego hubo algunas otras competiciones que tambien tuvieron como escenario  el promontorio naranquino, hasta que  en  la década del 94 (aprox) vimos como llegaban de la mano de Suarez Cuevas y Last Lap  rompedores equipos como el Coronas del 94 , y  de ahí en adelante la ciudad se enjoyó cada año con el Open Coronas, mostrándonos aguerridos pretendientes   como la total figura de Tinker Juárez, o la prestancia de Paola Pezo, sin menoscabar la importancia de corredores nacionales como Marga Fullana, Iván Gutiérrez o Miguel Martinez,  y sin olvidar a los míticos Notario, Guillermo de Portugal, Comesaña o el fenecido Alberto León...pero la pasión se rompió en el 2011.

En esa época el decaimiento pasional trajo el divorcio y el Naranco dejó de ser el totémico  referente de las clásicas arribada a su mítica cumbre,  y los entornos del «santón» para las evoluciones del Moutain Bike, pero digamos  que la mecha había prendido y las evoluciones del mountain bike se trasladaron  al btt más campechano que muy ojo avizor sobre las moderneces conceptuales, mecánicas  y estructurales de las bicis de montaña, pronto buscó y exprimió el promontorio para sacarle el jugo con senderos cada vez más técnicos y trialeros o endureros, hasta sacar a flote los misteriosos parajes maranquinos como Vietnam u otros ...a base de piruetas, saltos y mucho float..que las nuevas generaciones bikeras y endureras demandan..

No deja de ser meridianamente claro la estela del totémico Naranco eclipsó el resto del territorio para uso ciclomontañero, y ha sido de nuevo un hibrido entre el Mountain Bike y la BTT,  a través del cual las trotonas de «rueda gorda» han asaetado de flechas de pasión ciclomontañera  a la ciudad con su  Desafío de Oviedo,  haciendo rememorar las viejas tradiciones a base de trazados que los  «Jinetes de la Reconquista» con metálicas monturas irán hoyando a la vez que irán confesando que todavía hay nuevos parajes  caminos y senderos, redescubriendo por ejemplo que Oviedo también fue territorio minero, y por supuesto observando que se puede mirar al «santón» desde nuevas atalayas como el Pico Escobín.

Las pasiones,  todo el mundo sabe que son fuertes y duras, y no menos lo es la ovetense ofensiva de los Jinetes de la Reconquista y su Desafío, que tiene delante de sí todo un reto como es redescubrir todo un territorio en un durísima prueba «ultratrail»mountainbikero, aunque tambien puede hacerse con un reto «básico» betetero,  no por ello menos duro en ese afán de querer superarse a sí mismos unos y otros querer redescubrir con sus taqueadas ruedas las lindes de este territorio que de nuevo se inhibe de amores futivos para abrazar desde el catedralicio paraje, y  con cariño a cuantos bikeros y betetistas se acerquen hasta su meta .

Desde Madrid con amor a 12 de Septiembre en el Valle de Rascafría

Victor Guerra

viernes, 19 de julio de 2013

EN BTT POR EL PARQUE NATURAL DE SOMIEDO

  • · Punto de Partida y Llegada: Pola de Somiedo
  • · Puntos de Paso: Coto-Coto de Buenamadre-Mumian-Llamardal-Puerto de Somiedo- La Cueta-Lago del Valle- Valle- Urria- Coto
  • Participantes: Ramón Natal; Francisco Javier Paredes, Albano Capezzali
  • · Kilómetros de la Ruta: 45
  • · Horario de la Ruta: 6 horas
  • · Desnivel acumulado de Ascenso: 1.830mts
  • · Desnivel acumulado de Descenso: 1.814 mts
  • INDICE IBP: 158 MTB
DSCN1540
Los entornos somedanos siempre son una lujuria para la vista y para rodar por ellos, aunque a veces su orografía sea muy exigente

Desde la anterior visita el personal quedó entusiasmado con los parajes somedanos, y como la anterior vez no hubo manera de visitar el Lago de Valle, esta vez ideamos una ruta por parajes más al Sur y que al cerrar el bucle pudiéramos contemplar el famoso lago de Valle de Mario Roso de Luna, y su misterios de los Lagos de Somiedo.

DSCN1514DSCN1512DSCN1517
Fotos en Pola de Somiedo, para variar

Y así fue como nos pusimos en marchas, en esta ocasión muy poquitos, apenas si cuatro bikers: Ramón Natal, Javier Paredes, Albano Capezzali y el que suscribe, con la idea de hacer la ruta de Pola de Somiedo-Braña de Mumián-Llamardal- La Cueta- Lago del Valle- Valle y vuelta para Pola de Somiedo. Se puede hacer la ruta bastante menos dura subiendo en vehículo al Puerto de Somiedo y arrancando desde este punto, lo cual supone quitar unos 15 km de ruta y bastante subida acumulada, y otra es subir por carretera el abierto Puerto de Somiedo.

image
clip_image002

Pero nosotros nos metimos entre pecho y espalda la ruta exigente, pues hay que decir que  el recuerdo me desdibujó la subida a la braña de Mumián, pese a haber evaluado y hasta pintado con las marcas de PRs todos estos parajes, pero los recuerdos y la edad no perdonan.

Salimos pues con esa idea de Pola de Somiedo rodando sin mucho problema por la carretera que nos lleva hacia Valle de Lago. Eso sí, no sin antes desayunar en Casa Miño un buen té y un poco de buen bizcocho, como ya viene siendo habitual.

Puestos ya en marcha subimos por la carretera de Urria, dejando el atajo del cementerio para la bajada, seguimos carretera adelante y cuando ya tenemos bajo nuestros pies la población capitalina del valle somedano: Pola de Somiedo, encontramos un poco  más adelante una pequeña explanada,  en este punto dejamos la trepada por la carretera para desviarnos por la derecha en descenso por  un camino que busca la sombra y el cantarín río de Cuevas.

Un poco más allá cruzamos la riega y trepamos a su lado rumbo Sureste dirección al pueblo del Coto. Es un sendero que se deja ciclar todo el en buena lid, salvo algunos pequeños tramos o saltos, mientras vamos subiendo vemos entre la floresta  la empinada carretera en la otra ladera, y como esta  trepa hacia Urria y Valle.

1064988_10201466707219755_927131548_o 1008796_10201466713819920_1906632225_o
Carretera de subida a Coto Buenamadre.

Ya en el pueblo de Coto subimos hacia Coto de Buenamadre, y trepamos pueblo arriba siguiendo las desdibujadas marcas de PR.AS.11 que sube hacia el Sur con destino al Pico Miro de 1.472 mts. Ya la salida del pueblo nos va ir dando la pauta de lo que nos esperan en la subida, que se hace a través de una pista bastante buena, pero no exenta de repechones que alguno de nosotros nos obligó a echar pie a tierra dada la dureza y la vagancia pues el calor reinante y el sofoco del bosque es grande.

Son unos 3 km  de ascenso  con algunos repechos importante; no hay nada más que mirar el perfil de la ruta para sopesar su dureza. Tras las últimas rampas aparece  una fuente pilón que sació nuestra sed y calmó nuestras calenturas estivales, la cual está coronando  la subida. Se renta pues la subida  dejando el Pico Miro a la derecha dando vista a la otra vertiente en la cual se asientan las primeras pallozas de la extensa braña de Mumián

DSCN1527DSCN1535DSCN1537

Nos acercamos al pie de ellas y  de la nevera de Mumian, donde los somedanos metían hielo para enfriar y conservar sus alimentos;  al pie de este viejo invento de las "neveras" nos echamos braña abajo por un sendero zigzagueante que por debajo de Peña Gúa que  va al Canto Mostachal para ganar la braña de Llamardal donde esperaba ver a las hermanas Berdasco que en su momento fueron mis alumnas en el módulo de Guías de Montaña. Una vez salimos de las primeras pallozas vemos en toda su extensión la braña que está orientada toda ella al Sur.

El sendero  que une  Mumián con el Llamardal, es de esos senderos estrechos y algo escabrosos.. para otros ¿endureros..? ni puta idea… para mí  senderos de toda la vida enfocado a la BTT. Un sendero colgado de la ladera donde hay que tener cuidado de no caer ladera abajo,  ya que tiene algunos punto delicados.. con algún que otro salto y extrañas revueltas, pero sin mayores complicaciones para mí y mi YETI ARC con Horquilla FOX que se desenvuelve bien en estos parajes y terrenos.

DSCN1541DSCN1543DSCN1542
Braña de Mumian

La verdad es que es un tramo donde tanto Albano como Javier Paredes, y yo mismo nos divertimos, mientras Natal iba bajando un poco más  cauto con su BTT 29”, y la verdad es que no es para menos dada la inclinación de la ladera.

Por otro lado desde este sendero se ve toda la subida del puerto, con las brañas de Llamardal en primer lugar y al fondo la braña de la Peral. Desde el Canto Mostachal el sendero se relaja en dificultad y entramos de esta manera en la braña-pueblo de Llamardal, para entroncar un poco más abajo con la carretera AS-227 que sube hacia el Puerto de Somiedo en tranquila progresión.

DSCN1547DSCN1560DSCN1551
Sendero de Mumian al Llamardal, Albano y Paredes en acción

Una vez ganada la cumbral del Puerto, donde la braña de verano también ha pasado de ser residencia estival a residencia permanente durante todo el año, en este punto fronterizo nos relajamos en su  bar  con una cerveza, pero solo hasta cierto punto, pues el tiempo va virando a turbio y las tronadas ya se oían por encima de las cumbres de  Babia y la Omaña.

DSCN1561

Apuramos la cerveza y tomamos el camino del Cementerio del Puerto de Somiedo inaugurado en 1954,  dejando la carretera AS-227 y virando al Este por suaves lomas camino del pueblo leonés de La Cueta, pues ya estamos metidos en tierras León.

Pasamos el Alto de Buenmártir y las praderas de Braña Quemada para entrar por una pista hormigonada en el pueblo de La Cueta, que ahora presenta un aspecto muy remozado, y como siempre, el track marcaba una cosa y mi memoria me decía que por otro, al preguntar en una casa salió un viejo alumno de los tiempos de la BTT en el PDM de Gijón, casi 25 años …, es increíble donde uno encuentra a los conocidos.

En La Cueta, en vez de irnos por la senda del río nos fuimos por la pista que arranca desde el mismo pueblo acompañando al Barranco de las Borras ganando las praderas del Sub y luego las de LLerá, aunque la niebla entrante y ya con la tormenta encima, me hizo dudar si entrar a la Braña de Sousas girando a la izquierda,  o irme por la derecha hacia la Braña de Murias Chuengas girando al Este primero y doblando luego  sobre la Peña Sobre el Agua y el Pico Paredina.

DSCN1565DSCN1564
Camino de La Cueta

Una cosa que he notado en todo el trayecto que llevamos ciclado es el poco ganado que hemos visto, un puñado de vacas aquí y allá… y poco más… así es como el felechal y los brezales se lo van comiendo todo a grandes bocados. Tampoco vimos las ovejas merinas que pastan por estas altas tierras leonesas.

En Llerá optó al final por irnos hacia Murias Chuengas y le indico a Albano  que tome el sendero existente pero cuando  nos dimos cuenta nuestro adelantado avistador, que no sabe si está en Asturias o en la Patagonia , hablo de Albano Capezzali, tomó el sendero que le indiqué y cuando nos dimos cuenta a poco más y ya estaba en Murias Chuengas.

¡Qué recuerdos me trae esta zona y a mi memoria viene cuando en el año 90-91 atravesábamos por primera vez con nuestras BTTs haciendo la Travesía de la Cordillera Cantábrica, estos parajes…veníamos de Campa de Tormaleo e íbamos al Pico Tres Provincias ¡Cuántos recuerdos¡ Al final alcanzamos a nuestro "experto" eso sí echado en la zona del límite provincial esperando nuestra llegada a través de esa marcada  senda trialera que arrancando  en la  LLerá. junto a los nuevos chozos  concluye por encima de Murias Chuengas para  coger la pista que nos lleva valle abajo hacia Valle.

DSCN15691071264_10201466712819895_1517340621_o
Senda hacia Murias Chuengas, y la citada braña desde lo alto

Pero antes de coger el camino de Murias Chuengas,  nos asomamos sobre el valle en que se asienta la braña  antes de que la niebla lo tape todo. Nos echamos raudos y veloces sobre la braña  para seguir ya por una pista en mejores condiciones, que comienza al pie de las pallozaa, un poco más abajo  dejamos el camino del Canal de la Braña, pues la niebla y la amenazante tormenta nos hizo desistir de acercarnos al Lago de Valle, por lo cual seguimos bajando para ya encarar en la Pradera de Valle el camino a Valle, pasando también de tomar el camino viejo que va al pueblo y que también se  se encara ladera abajo hacia Coto de Buenamadre, tomando desde  Murias Chuengas  rumbo Oeste.



Lago que nunca hemos podido ver por varias y variadas razones

La tormenta sobre nuestras cabezas cada vez  sonaba  más fuerte y más amenazadora, y la incitadora abajada desde Valle por carretera  hasta Pola hizo que Albano y Paredes se fueran ya directamente hacia Pola de Somiedo, mientras Ramón Natal y el que suscribe  una vez pasada Urria tomamos el desvío a Coto y  nos fuimos por el viejo camino de Coto a Pola, por el cual habíamos subido unas horas antes.

1074788_10201466708939798_1608225821_o

Toda una gozada el poder bajar por estos bonitos y solitarios caminos reales los cuales en esta ocasión nos devolvieron sanos y salvos a Pola de Somiedo.


@Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...